Categorías

Relatos Eróticos

Infidelidad

Mis amantes son mejores que mi esposo

Publicado por Adela el 27/04/2016

Mi nombre verdadero es Adela y animada por mi colega y amiga y viendo que aquí cuelgan hechos que nos suceden me he animado a contar una historia donde no voy a dar nombres ni lugares verídicos, esta es una larga historia que ya llevo más de dos años que empezó a sucederme y uno tras otro han ido los acontecimientos.

Yo era una mujer como todas, pero que recuerde una sola vez con mi esposo llegué a tener orgasmo, pero que después que conocí a Jaime un policía padre de familia separado, que llegaba siempre al colegio a indagar por su niño que yo le enseñaba, todo cambió, él era muy colaborador y activo, nos hicimos amigos, yo prestaba especial interés por su hijo, un día mi amiga me dice oye cuidado que las colegas andan con comentarios sobre ti y el padre de familia Jaime, yo me reí, pero eso hizo que despertara en realidad mi corazón.

Él siempre me llamaba hasta cuando estaba en mi casa y yo tenía que disimular fingiendo que es una amiga, un día me invitó a salir a tomar un café, no sé por qué pero le consulté a mi esposo, él me dijo ve nomas, me reuní con el fuimos a un bar no a tomar café sino unas cervezas y un piqueo, yo entre mi decía boca come culo paga y fue cierto ese dicho.

Cuando íbamos a salir él me dijo vamos a un hotel un momento hasta que te pase el licor, creo que yo ya estaba enamorada que no opuse ninguna resistencia, mi corazón latía muy rápido era primera vez que iba con un hombre que no era mi esposo a un hotel.

Cuando llegamos a la habitación yo me tiré a la cama, no sé pero estaba muy caliente no me importaba nada, se acostó a mi lado y me abrazó, luego comenzó a abrazarme yo solo atiné a decirle que haces, tú sabes que tengo mi esposo y dijo por mí tendrás que dejarlo, comenzó a besarme y a sacarme el polo, me gustaba y comencé a corresponderlo, el miedo se me había ido, tenía una sensación muy distinta, luego metió su mano por mi pantalón y sentí la punta de sus dedos en mi raja que creo estaba muy mojada ya que resbalaban muy suave, rápidamente se bajó el pantalón y llevó mi mano a su verga, si les digo que el sentirla solamente me comenzó a desesperar era muy pero muy suave, gruesa y mucho más grande que el de mi esposo, me sacó el pantalón y yo me saqué mi ropa interior mientras él se desnudaba completamente, subió sobre mí era un cuerpazo a diferencia del de mi esposo que era delgado y pequeño, por primera vez sentía un tremendo cuerpazo trigueño, llevó su verga hacia mi vagina mojada y sentí como si algo me fuera atorando, entraba ajustado pero sin dolor, llegó al fondo lentamente hasta chocar ahí se fue moviendo hacia los costados hacia unas cosquillas maravillosas, me dije este es el hombre a mi medida, luego comenzó a meter y sacar yo le abría las piernas y las levantaba, en cada empujón que daba me habría más y se iba más al fondo, luego me hizo ponerme en cuatro fue ahí cuando sentí que me orinaba y me acorde de una amiga que me decía que su amante le hacía mear, comprendí que eso sucedía cuando una más lo disfruta, llevé mi mano hacia atrás por debajo y toque sus bolas en eso nuevamente se me vino y no aguante más y grite, él también se movió muy rápido y sentí que se la mandaba hasta el fondo y luego se quedó quieto, solo sentía adentro caliente y palpitando, luego sacó su verga estaba un poco flácida pero húmeda, la cogí y la metí en mi boca y ahí se la tuve hasta que se volvió más pequeña.

Desde ese día hacia maravillas para poder encontrarnos y tener sexo, mi esposo sospechaba pero no me decía nada, y como él trabajaba hasta las once de la noche yo salía después que él y regresaba a eso de las diez y media, creo que estoy loca por él, porque cuando mi esposo me hace su mujer no siento nada, su pequeña verga entra muy floja y peor aún me quedo dormida y últimamente el ya no tiene sexo conmigo y yo tampoco se lo pido, mientras que Jaime durante el tiempo que estamos me está haciendo mataperradas, que me ha hecho acostar con dos de sus amigos y el juntos, pero yo no me he opuesto porque me gusta, pero esto les contaré luego como fue y finalmente les diré que me ha propuesto que nos acostemos con cinco de sus amigos y que me van a pagar y yo le he dicho que si es con pago no me importa con diez a la vez y él me ha dicho que soy una putita pero que así me quiere y no me va a dejar, yo quisiera irme a vivir con él y que haga conmigo lo que quiera, todo por el amor que le tengo y porque me hacen feliz con su sexo.

 

¿Ganas de SEXO? No desesperes, descubre quien más quiere sexo en tu zona!