Categorías

Relatos Eróticos

Infidelidad

Fui infiel en una noche de copas

Publicado por Infieles el 19/04/2015

Hola amigos, soy Rocio de 25 años, casada hace ya dos años con un hombre muy liberal, dicen que tengo un cuerpo muy sensual y me encanta vestir muy sexy, pues me exito mucho cuando me lanzan piropos en la calle. Mi esposo y yo dia a dia aumentamos detalles que hacen crecer nuestros deseos sexuales. leiamos revistas porno mientras bebiamos algunas copas y después a tener intensas cogidas imaginando ser los protagonistas de los relatos. después mi esposo traía a casa videos porno, generalmente de trios o de intercambios de parejas, también los veiamos bebiendo algunas copas pero ahora lo haciamos en la sala sentados en el sofá totalmente desnudos mientras los veiamos, nos acariciabamos mutuamente y hasta comentando las acciones del video. incluso mi esposo me preguntaba si me gustaban los chicos actores y sus miembros que por lo general son enormes y gruesos. mi respuesta era que eran guapos, y habiles para el sexo y que si me gustaban, mientras el comentaba que las chicas estaban bien buenotas y que eran muy golosas. Todo esto llevo a mi marido a preguntarme si a mi me gustaria coger con alguien parecido a los actores, quedé sorprendida por su pregunta, pero aquella noche ya estábamos ebrios y calientes por el video que estábamos viendo, asi que le respondí que sería rico que me cogiera alguien así y le hice yo la otra pregunta natural, que si a el no le molestaría que yo cogiera con otro, el me dijo que para nada, que me amaba tanto que le gustaria que yo disfrutara mucho mi sexualidad y que eso no deberia afectar nuestro matrimonio, al contrario eso incrementaría nuestr pasión. mi respuesta nos sobrecalento a los dos y esa noche cogimos mas intensamente que nunca.
Ya no hubo mas comentarios al respecto. Fué una tarde del jueves que recibi una llamada de una gran amiga de la universidad me invitaba al otro dia viernes a una reunión con las excompañeras de la facultad, que todas irian solas sin parejas, para estar mas agusto y que sería en un bar a las orillas de la ciudad, yo le contesté que me encantaría pero que tenia que consultarlo con mi esposo. ok me dijo, si te animas me llamas para reservar los lugares.
Por la noche cuando llegó mi esposo le comenté sobre la invitación y me dijo que no había problema alguno, que me divirtiera y que el me esperaria en casa.
Así que el viernes muy temprano llamé a Viky para decirle que asistiría y que pasara por mi a casa como a las 8:30 de la noche, así quedamos.
Ya a las 7 de la noche me bañe y me arreglé muy coqueta tangas de hilo dental color blanco con una minifalda muy sancona y ajustada, un top muy esotado, zapatillas muy altas y me alboroté mi cabellera, me pinte un poco mas de lo común,
mi esposo aún no llegaba a casa y como ya eran las 8:15 le dejé un recado diciéndole que me iba con mis amigas y que con ellas me regresría a casa.
Tocaron el timbre de casa y salí, era Viky, nos dimos un gran abrazo, pues teníamos mucho tiempo sin vernos, luego nos subimos a su auto y nos dirigimos al bar. En el camino platicamos de muchas cosas hasta que llegamos al bar, nos recibió el capitan de meseros, Viky le dijo de la reservación y nos llevó a unas mesas donde ya estaban varias amigas. nos abrazamos y nos pusimos muy contentas de volvernos a ver.
Empezaron las copas y la plática era muy animada, luego saliamos a bailar entre nosotras y asi estuvimos casi tres horas y sin notarlo ya estábamos ebrias casi todas. Nuestras ex compañeras se fueron retirando pues como tenian a sus hijos los irian a atender. hasta que quedamos en la mesa solo Viky y yo, siempre fuimos las mejores amigas de la Uni, después nuestra plática se tornó mas personal, Viky era divorciada y al igual que yo no tenemos hijos, me platicó lo frustante que resultó su matrimonio, pues su exmarido era muy mujeriego y la humillaba mucho, le decia que era muy mojigata y que por eso la engañaba, hasta que Viky se cansó de esa situación y lo mandó a volar. Viky quedó traumada, asi que acudió con psicologos para que la ayudaran, retomó su autoestima y como para demostrarse lo contrario a lo que su marido le reprochaba, empezó a vivir relaciones sexuales con otros hombres y que le resultaron gratas. Pero pasó de un extremo a otro, su vida sexual la hizo muy intensa, con muchas parejas diferentes con quienes nunca formalizó nada, me platicó con lujo de detalles sobre hombres que la hicieron bibrar mucho. Su plática tan abierta, me provocó una fuerte exitación y cuando Viky me preguntó sobre mi matrimonio, le contesté que yo era muy feliz, que entre mi esposo y yo habia una comunicación muy abierta, nuestras relaciones sexuales muy intensas, vaya que hasta le platiqué sobre las revistas, los videos y nuestros deseos, vaya que bien por tí de tener un marido así, te felicito. Seguiamos bebiendo y Viky me invito a bailar las dos, fuimos a la pista de baile y por los movimientos de mi forma de bailar, mi faldita se me subió hasta casi dejar solo cubiertas mis nalgas, pero lo noté hasta que nos fuimos de regreso a la mesa, nos sentamos bebimos otras copas, hasta que llegaron a nuestra mesa dos chicos muy guapos y varoniles. nos preguntaron si podían sentarse en nuestra mesa, yo iba a decirles que no, pero Viky se me adelantó y les dijo que si, ellos se sentaron en la mesa y nos preguntaron si ibamos solas, que estábamos muy guapas para estar solitas, en fin esa fue su entrada. Platicamos cosas sin sentido, pero ellos insistían en que eramos muy guapas, que les gustábamos mucho y nos invitaron a bailar, cuando accedimos y ya en la pista, la música cambió de rock a románticas, asi que el chico que estaba conmigo, me abrazó de la cintura, luego me jalo hacia su cuerpo hasta quedar muy repegados, no dejaba de chulearme, luego sus halagos fueron a mi cuerpo, que tenía muy buen cuerpo, unas nalguitas muy ricas redonditas y paraditas, me empezo a besar una oreja, el cuello y yo sentí un escalofrío ya conocido de exitación, además el chico olía muy rico, asi bailamos dos piezas mas, el bar ya estaba semioscuro, Raúl, siguió chuleandome, y yo mas exitada, con sus besos, sus palabras, hasta que empecé a sentir que Raúl bajaba sus manos de mi cintura a mis nalgas, fue muy rica la sensación, asi que lo dejé y me repegue mas a el, me encantas mami, estás buenísima mi reyna, por lo juntos que estaban nuestros cuerpos, empecé a sentir en mi vientre un bulto, era su erección y mi reacción natural, fue moverme de un lado a otro como rozandole su pene. Terminando la pieza, nos fuimos a sentar a la mesa donde mi amiga ya estaba a beso y beso con su pareja, mientras su amigo le acariciaba las piernas. Orales les dije, no desaprovechan el tiempo jajajja rei y Viky me contestó diciendome que nosotros tampoco, que bailamos como si estuviéramos cogiendo. no cabía duda, ya estábamos muy ebrias y cachondas. Nos sirvieron otras copas que bebimos mientras ellos nos abrazaban y acariciaban las piernas, nos besaban el cuello exitandome aún mas, luego Raúl preguntó, ¿que les parece si seguimos la fiesta en un lugar mas intimo? yo ya no estaba tan segura de negarme, pero como siempre Viky se me adelanto y dijo que si, luego volteó a verme y acepté, nos alimos del bar y nos subimos los cuatro en el auto de Viky, manejo hasta llegar a una zona departamental donde ella vivia. Entramos y nos sentamos en la sala, Viky sirvió unas copas y puso música. continuare en otro relato

 

¿Ganas de SEXO? No desesperes, descubre quien más quiere sexo en tu zona!