Categorías

Relatos Eróticos

Intercambios

Esos hoteles con todo incluido, realmente lo son!!

Publicado por David&kiara el 11/10/2015

Esos hoteles con todo incluido, realmente lo son!!
Tuvimos varias semanas de mucha tensión laboral y stress ambos, ya casi ni tirábamos, así que estaba claro que necesitábamos un buen relajo y este llego de la mejor manera, nos fuimos a un hotel Hedonism, en la isla de Saint Maarten, en el caribe, un lugar de ensueño, para tirar y ser tirada!!!
Llegamos a registrarnos en el hotel, luego de una buena cantidad de horas de viaje en avión, menos mal que el aeropuerto está a 10 minutos del hotel, nos registramos, este es un hotel del tipo “all inclusive” y efectivamente fue así, (con todo literalmente incluido!), bueno les cuento, ni bien llegamos al hotel, me di cuenta que un tipo vestido muy a la moda que parecía ser una especie de supervisor, se me quedo mirando, era bien parecido pero nada más que eso, yo obviamente ni lo mire o me hice que no lo mire, estaba con mi marido, él no se pone celoso cuando me miran, pero no era el momento ni la oportunidad, terminamos nuestro registro en el hotel que es, muy grande, muy lindo, piscinas, jacuzzis en las habitaciones y en diversos sitios del complejo, playa, discotecas, ah y los bares, todo muy in, pasamos nuestra primera noche en una beach party, a orillas del mar, con licor y carnes a la parrilla, al principio muchas parejas, en un momento cada vez menos, algunos se retiraban a sus habitaciones otros se ponían a hacer el amor en discretos lugares cerca a las palmeras, bueno nos fuimos a la habitación y a tirar, lo hicimos muy rico, a la mañana siguiente fuimos a la piscina, y me cruzo otra vez con el tipo “el supervisor”, me saludo, me pegunto amablemente si todo estaba bien, a lo cual correspondí amablemente como una verdadera dama, esa noche nos fuimos al bar y a la disco, buena música eso si los tragos de estos “all inclusive” tienen muy poco o mejor dicho nada de alcohol, de eso nos dimos cuenta rápido con mi marido, así que teníamos que tomar varias copas para ver si nos calentábamos, como era de noche y calurosa, voy con vestido mini, y sandalias de taco alto 9 u 11, no puedo evitar no darme cuenta de las miradas lascivas de los tipos cuando camino con mi marido por los ambientes del hotel en la noche, o cuando estamos subiendo a la habitación, esta vez también vi al tipo en cuestión, quien al día siguiente me volvió a saludar amablemente, pero esta vez mas conversador, en un momento que fui a traer unos tragos de unos de los bares, me lo cruzo, y seguimos conversando, esa noche había discoteca, con mi marido empezamos a tomar desde temprano, pero esta vez tomamos vino, pues era lo único que tenía alcohol, seguimos en la habitación nos destapamos una botella de blanco, nos bañamos y nos cambiamos, me puse un vestido bien corto, mis tacos 11, el recibió un correo de un cliente, y me dice anda nomas pues tengo que escribirle a este pesado y creo que voy a tener una conferencia por skype, así que anda yendo y me guardas sitio, yo estaba súper caliente, tenía ganas de tirar pues todo el día no habíamos tirado, así que me fui al bar-discoteca, me siento en un lugar, obvio que cuando entre sentí muchas miradas de hombres y también de mujeres, me pedí un trago, y se aparece el tipo este “supervisor”, me empieza a conversar y bueno estuvimos conversando, me miraba las piernas cuando podía, a mí no me importaba, me reía hacia disfuerzos y mi vestido se subía aún más con las piernas cruzadas, notaba que esta acalorado y excitado, pues en una de esas cuando me paro para ir a los servicios, me hace la cortesía de pararse también y note que estaba con la verga al palo, lo cual me causo mucha gracia, en eso recibo un msg. del celular de mi marido que me dice que ya no tenía ganas de salir que la conferencia telefónica lo había agotado y varias tonteras más, y que si quería me quedaba, a lo que le dije, ni loca, me voy de acá a tirar a la habitación, me esperas, le dije, me despido del tipo y él se ofrece a acompañarme, en que bloque estas me pregunto, le dije en el coral (así se llamaba nuestro bloque) ah ya, te acompaño, y me dijo por acá es más cerca, y empezamos a caminar por una senda, en eso sentimos unos quejidos y lamentos, clásicos de una mujer que la están haciendo feliz, nos quedamos calladitos y caminamos hacia el lugar, era un jacuzzi, que estaba en una parte del complejo en medio de plantas, me pare en la vereda, no se veía nada, pero me subí un poco más por una especie de montículo de grass, desde donde sí se podía apreciar la escena y veo una pareja tirando en el jacuzzi, a ella la tenían contra el borde del jacuzzi y tipo estaba que se la tiraba de lo más bien, me moje todita, mi acompañante se había parado detrás mío, pude sentir su respiración, en mi oreja estaba justo detrás, yo que intento dar un paso atrás y no podía pues él estaba ahí parado y por la diferencia de altura mi colita quedaba exactamente a la altura de la verga del tipo, la cual sentía bien parada, el me agarro la cintura, y empezó a empujarme y sobarme, a lo cual yo no decía nada, y me dejaba llevar, me estuvo sobando un rato y yo solo esperaba que la saque y me la meta, pero una parte dentro de mi dijo no!, y me aparte, le dije ya vámonos, y seguimos caminado, hasta que llegamos, me dejo en la puerta de mi habitación, al entrar totalmente caliente veo a mi marido que estaba dormido, carajo, me dio una rabia, de haberlo sabido dije, bien pude haber hecho el amor con tipo aquel que estaba súper dispuesto y prometía buen sexo, ni más me la hace otra vez, este huevon, pensé, bueno me dormí también bien mojada y pensando que casi me tiran esa noche, al día siguiente me lo vuelvo a encontrar, y me dice ¿a qué hora estas libre?, y él me dice yo me desocupo entre las 2 y las 5, te voy a estar mirando cuando te dirijas a tu habitación te sigo, me dejo pasmada, él estaba seguro que yo le haría caso, bueno la verdad es que no pensé en otra cosa todo el día, a eso de las 3 mi marido me dice me voy a echar en la hamaca que está en las palmeras de frente a la playa, ok, le dije, yo voy a comprar a la tienda algunas cosas, me voy camino a la habitación y veo que me empieza a seguir con discreción, llegue a la puerta y la deje entre abierta, él se mete a la habitación, yo estaba totalmente dispuesta, mojada, el me empezó a tocar, a besar, yo me empecé a sacar la parte de arriba de mi bikini, él se abalanzo a besar mis senos, me pasaba la lengua y me bajaba la trusa, en un momento me quede sin trusa me tendió en la cama y empezó a chupar mi concha, y con sus manos me agarraba los senos provocándome un placer enorme, yo me sentía cada vez más remojada, no aguantaba, y le dije mételo ya, no me dijo, dale una chupada, estaba tan excitada y deseosa de tirar que le hacía caso en todo, me volví una mujer sumisa! se sacó la verga era una cosa enorme con la cabeza roja, y se la empiezo a lamer, besar, mamar, o lo que sea, el me agarraba el cabello y la cabeza y me metía y sacaba la verga, yo le pasaba la lengua por la punta y me chupaba el líquido preseminal que le salía, se le ponía más roja y más dura hasta que me cargo, me echo a la cama abrí mis piernas y empezamos a tirar, el tipo me dio una embestida me lo metió con todo, con una fuerza con unas ganas, la puta madre de rico, y empezó a meter y sacar, me empezó a dar vueltas, hacíamos el perrito, el me cargaba y me tiraba cargada, luego contra la pared, luego yo lo cabalgaba y el me agarraba los senos, y seguíamos, nada de venirse y yo uff, ya creo que estaba por el tercero y seguíamos, obviamente no le iba a decir que pare ni loca, en eso me pone en posición de perrito pero me pone unos cojines debajo de mi pelvis, me acomodo bien, Dios mío, la embestida que me empezó a dar, yo ya me deje llevar y empecé a gritar, y lamentarme, pero le decía sigue, sigue, en una de esas saca su verga, me volteo y le digo, sigue, no me dice, y vi las intenciones que tenía, me arrodille en la cama, el agarro su verga me la puso en la boca, yo la abrí y empecé a chupársela, mientras el me empezó a dedear, me empezó a hacer venir, mientras se lo chupaba, que rico me hizo venir, hasta que empecé a sentir que se ponía más dura la verga que tenía en la boca y en el instante siguiente empieza a bombear su leche, la cual salió con una velocidad y en una cantidad, que por más que me la tragara, se salía por los costados de mi boca, su leche, súper caliente, súper espesa, uff que rico, habremos tirado casi dos horas, hasta que terminamos, quedamos en vernos a la misma hora al día siguiente, como despedida, ya que esa sería la última noche, así que todo fue rutina durante el día, igual a eso de las 2 me desaparecí con el cuento de que me iría al spa, camino para mi habitación y lo veo, continuo, caminando ingreso a mi habitación, deje la puerta entre abierta, igual, que la tarde anterior, empezamos a besarnos, pero esta vez yo fui la que se lanzó contra ese pedazo de verga, grande y rojo le empecé a lamer la cabeza, a tragármelo todo, mientras el me metía su dedo a mi concha, que disfrute más grande, me estaba dedeando como lo había hecho la tarde anterior y me vine en ese momento, me quede como paralizada, le dije espera un momento, ya me vine, se rio, pero todavía no lo he metido me dijo, espera ya lo vas hacer, dicho esto me saque la ropa y me tire al borde de la cama, con las piernas recogidas y abiertas, para que entre todo y efectivamente todo me estaba entrando, el me besaba yo lo besaba, yo gemía, cerraba los ojos, arrugaba la sabana que tenía entre mis manos, cuando veo a mi marido mirándome!, y agarrándose la pinga, lo mire a la cara, me miro y me asentó la cabeza en señal de que no pasaba nada, sigue disfruta me dijo, el tipo que me estaba tirando volteo a mirar, sigue le dije yo, agarrando su trasero fuertemente para que no me lo saque, mi marido dijo, sigan, yo veo, y eso fue lo que me dio más ganas, lo empecé a tirar al tipo, (mi marido empezó a tomarme fotos con su celular) me empecé a mover, con más y mayor intensidad, le dije un perrito, me arrodille encima de unas almohadas en la cama para que él tenga una mejor posición y en eso empezó a embestir, y le decía a mi marido, vez a si me gusta, aprende, él se agarraba la pinga y se estaba corriendo la paja viendo la escena.

 

¿Ganas de SEXO? No desesperes, descubre quien más quiere sexo en tu zona!