Categorías

Relatos Eróticos

Intercambios

Llego el intercambio

Publicado por Anónimo el 30/11/-0001

Pasaron algunos meses desde que habíamos jugado a las prendas con Eduardo y Sandra, como novedad Sandra estaba en embarazo, tenia tres meses, por lo que no habíamos vuelto a tener ningún acercamiento de tipo sexual. Se acercaba el día del cumpleaños de Gloria y quería darle una sorpresa mejor que la que me había dado ella el día del padre.

Visite a Eduardo en su sitio de trabajo y le conté que había estado pensando en celebrarle el cumpleaños a Gloria de una forma diferente, por lo que deseaba que se lo celebráramos junto con Sandra y él, Eduardo me pregunto que cual era mi idea y le explique deseaba que la atendiéramos entre los dos para continuar lo que habíamos iniciado anteriormente. Eduardo me respondió que por él no había ningún problema pero que no sabia que diría Sandra teniendo encuentra el estado en que se encontraba y que ya se le notaba la barriguita; yo le manifesté que si era el caso le comentara que yo no tendría relaciones con ella para que no hubiese problema y además que la idea era atender a Gloria, dijo que lo consultaría con Sandra y me llamaría para tenerme la razón, le recordé que era una sorpresa y le dijera a Sandra que no le comentara nada a Gloria.

Al día siguiente Eduardo me llamo y me dijo que Sandra estaba de acuerdo y que ella también participaría activamente pues no pensaba solo mirar que la pasáramos bien todos menos ella. Quedamos en que pasarían a recogernos el sábado en la noche en nuestra casa. Mientras llego el sábado yo le dije a Gloria que ese fin de semana íbamos a salir con Eduardo y Sandra a divertirnos.

Cuando llego el sábado se vistió con un vestido blanco que le dejaba notar su ropa interior y además era tipo minifalda lo que la hacia ver muy sexy. Ya cerca al momento de que pasaran a recogernos Eduardo y Sandra tal vez notando mi nerviosismo me llamo Gloria y me dijo que si la idea era hacer algo parecido a lo que había sucedido la vez anterior ella no lo pensaba hacer, por lo que me toco contarle la verdad, que había hablado con Eduardo y Sandra para realizar un intercambio, que la idea era experimentar cosas nuevas, Gloria continuo diciendo que no quería hacerlo y por lo tanto no saldría con nosotros, entonces le dije que no había problema que cuando llegaran Eduardo y Sandra les diría que ella no quería y que simplemente fuéramos a bailar. Cuando sentí que llegó el carro de ellos y me dirigía a abrirle la puerta de la casa Gloria me llamo y dijo que estaba de acuerdo en hacer lo que le habíamos preparado. Le di un beso y la anime diciéndole que no se arrepentiría.

Cuando entraron a la casa Sandra y Eduardo les comente que Gloria se me estaba arrepintiendo Sandra subió a la habitación donde estaba Gloria y Eduardo y yo nos quedamos hablando en la sala. Eduardo me dijo que lo mejor era ir a bailar un rato para ir entrando en confianza y luego si ir al motel, yo le manifesté que no estaba de acuerdo puesto que a donde fuéramos a bailar seguramente nos iríamos calentando y posiblemente habría caricias y acercamientos con la otra pareja que al ser vistos por alguna persona que nos conociera seria bochornoso, que lo mejor era ir directamente al motel alquilar un cuarto que tuviese pista de baile y yacuzzy. Cuando bajaron de la habitación Sandra y Gloria les comente lo que habíamos hablado con Eduardo y dijeron que les parecía mejor lo que yo proponía.

Cuando llegamos al motel nos sentamos en unas sillas que habían en la habitación cerca al yacuzzy e iniciamos a hablar sobre el tema del intercambio, les manifestamos que hacia algún tiempo lo habíamos hablado con Gloria pero que no había pasado de ser simplemente una fantasía, Gloria le pregunto a Sandra que si se acordaba que ella le había comentado alguna vez que yo (Jairo) había mandado un e-mail a una pareja que no nos respondió.

Sandra comento que ella le había propuesto a otra compañera de trabajo que si les gustase hacer un trío con ellos pero que le respondió que con él si pero con ella no; Que otra vez habían ido a una taberna y habían acordado con Eduardo hacer algún levante cada uno por su lado pero que se puso a pensar que sin saber con quien iba a ir a la cama la había hecho desistir de la idea.

Total que la charla giraba en torno a estos temas hasta que Eduardo comento "pues nosotros venimos preparados, como será que Sandra no trae pantys" y procedió a subirle la falda del vestido dejando ver que efectivamente no los traía, yo les dije que Gloria si los traía y le subí la falda del vestido para dejarle ver los pantys blancos de encaje que llevaba puestos, por cierto se le veían muy bien. Sandra dijo que si íbamos a jugar nuevamente a las prendas Gloria tenia ventaja por lo que debía quitarse también los pantys, yo propuse que por que no girábamos la botella y que al que señalara se los quitara, todos estuvimos de acuerdo. Sandra me dijo al oído que si Gloria se disgustase si ella se los quitaba a lo que le dije que no se preocupara que Gloria era fresca, en la mirada se le notada que deseaba hacerlo. Gloria hizo girar la botella y al detenerse señalo a Eduardo, note que Sandra lamento no haber sido ella la afortunada.

Gloria se levanto y se hizo delante de Eduardo que ya se encontraba de pie, este procedió a subirle la falda del vestido hasta la cintura y procedió bajarle el panty, poco a poco nos fue dejando ver la hermosa entrepierna de Gloria, en cierta forma fuimos más afortunados Sandra y yo que la vimos de frente puesto que Eduardo al estar atrás de Gloria le veía era las nalgas claro esta que muy cerca su cara de ellas. Después iniciamos a bailar intercambiados haciéndonos un poco retirado una pareja de la otra, yo le pregunte a Sandra que si se había dado cuenta en la salida anterior que yo le había tocado la vulva cuando estábamos en el yacuzzy respondiéndome que claro pero que se había cortado pensando en que Gloria se diera cuenta y se disgustara, esta respuesta me calentó y procedí a meter mi mano por debajo de su vestido hasta hacer contacto con su vulva e inicie a introducir mis dedos entre su vagina, acariciándole su clítoris, Sandra se pegaba más a mi y suspiraba lo que me demostraba su excitación también empezó a acariciarme el pene por encima del pantalón.

Gloria y Eduardo no perdían el tiempo puesto que después me comento que Eduardo también la estaba acariciando. Después pasamos nuevamente a las sillas y continuamos con el juego de la botella. Lógicamente las mujeres fueron las primeras que quedaron desnudas y cuando siguieron perdiendo les pusimos penitencias tales como besarle la vulva la una a la otra.

A la primera que le toco besarle la vulva fue Sandra, Gloria saco las nalgas hacia la orilla de la silla para que Sandra pudiera ubicarse en medio de sus piernas y dejarle acercar más fácilmente la boca hacia su vulva, después sucedió lo mismo con Sandra, notamos con Eduardo que las dos lo disfrutaron, tanto el besar como ser besadas, posteriormente cuando todos quedamos desnudos le toco a Gloria la penitencia de besarle el pene a Eduardo, este se sentó en la orilla de la silla y Gloria le tomo el pene que no estaba del todo erecto y poco a poco lo fue acercando hacia su boca hasta que se lo metió del todo y procedió a chuparlo, después Eduardo también la beso en la vulva y la verdad sea dicha el espectáculo me estaba calentando sobre manera, después Gloria y Eduardo salieron a bailar nuevamente y Sandra y yo nos quedamos sentados besándonos y acariciándonos mutuamente, Sandra jadeaba emocionada, me tomo de la mano y me llevo hacia la cama, diciéndome que me hiciera de bajo para que no le hiciera presión en el estomago, yo me acosté boca arriba y ella se sentó sobre mi pene e inicio a cabalgarme mientras me besaba, también le besaba los senos y nuevamente sollozaba de la emoción, pude ver cuando se acostó a nuestro lado Gloria y luego sobre ella Eduardo en la posición del misionero, con esta nueva vista rápidamente logre mi orgasmo y Sandra se saco mi pene de su vagina y empezó a chupármelo hasta que nuevamente me lo hizo poner erecto y nuevamente se sentó sobre el y empezó a cabalgar, Eduardo y Gloria continuaban en la posición del misionero hasta que Eduardo logró su orgasmo dentro de ella y se levanto.

Cuando Sandra y yo terminamos Sandra se levanto y se fue hacia el lado de Eduardo y se pusieron a hablar, Gloria me decía que le dijera a Eduardo que viniera nuevamente donde ella (estaba emocionada), yo le dije a Eduardo que Gloria lo llamaba y Sandra le decía que fuera que no la hiciera esperar pero Eduardo no fue, después supimos que el motivo era que no logro nuevamente la erección.

Cuando fui nuevamente a la cama junto a Gloria esta me dijo nuevamente que llamara a Eduardo y le respondí que ya lo había hecho, y como continuaba excitada procedí a acariciarla en la vulva tocándole el clítoris y dándome tiempo a que se me pusiera duro mi pene, cuando lo logre procedí a penetrarla hasta cuando logramos nuevamente el orgasmo, Eduardo y Sandra se acostaron a nuestro lado y Sandra inicio a hacerle el sexo orar y a acariciarlo pero no logro que se le pusiera erecto el pene. Después procedimos a bañarnos nos vestimos y nos fuimos hacia la casa de Sandra y Eduardo, yo conduje el vehículo debido a que Eduardo estaba bastante tomado, por lo que decidimos que yo les dejara en la casa de ellos y que me llevara el carro para mi casa, para que Eduardo no tuviera que manejar.

Debo confesarles que fue muy emocionante ver a mi esposa teniendo relaciones con otro hombre y verla compartir sexualmente con otra mujer.

 

¿Ganas de SEXO? No desesperes, descubre quien más quiere sexo en tu zona!