Categorías

Relatos Eróticos

Intercambios

MI PRIMERA PAREJA

Publicado por Quijotebuscadulcinea el 02/12/2010

MI PRIMERA PAREJA


Hola queridos lectores, les voy a presentar una historia que me pasó, fue el comienzo de mis relaciones con parejas.
La historia que acontece, como todo, ocurrió sin esperarlo; me encontraba en una fiesta de fin año en una concurrida sala de fiestas, había asistido con los amigos de siempre y lo estaba pasando bien. El alcohol, la música el ambiente eran agradables. Estaba bailando con una amiga cuando el cantante de la orquesta ordeno un cambio de parejas, era un baile tipo años 60, me enganche a una mujer rubia, alta y con un escote imposible de no mirar. El traje blanco de noche tipo Marilyn, con guantes incluidos, le favorecía mucho y el escote hacia muy bien su función de llamar toda mi atención. La chica me sonrió, se le veía muy alegre, yo también sonreí y las miradas dijeron algo más. Otra risa, quizás tonta, pero con un significado suficiente, hizo saltar una alarma en mi cerebro. El cantante volvió a solicitar un cambio, un chico muy puesto y trajeado me arrebató al bombón de las manos, pero en un acto de torpeza me cogió a mí y continuó bailando conmigo, puse cara de circunstancia, él se rió, le comente que prefería al bombón del traje blanco. En ese momento la música ceso y la gracia del cantante propuso que esa seria su nueva pareja para este fin año e incito a que se besaran. Yo volví a decirle al chico que prefería a la rubia del traje blanco, el volvió a reír, me cogió de la mano y sorprendentemente me llevo delante de ella. Cuando llego le dio un beso en la boca y le dijo te presento a mi pareja de baile de fin de año. Ella rió más intensamente, aún recordaba mi baile con ella, mi cara de sorpresa lo decía todo.
- -Me llamo Lola, mi marido es Luís, y me encanta la pareja que hacéis ja, ja
- -Cariño me ha dicho que te prefiere ti, Ja ja.
- -Pues yo, si pudiera elegir lo tendría difícil, creo me quedaría con los dos jajaja -dijo ella.
No sabía que decir, solo reía, la mirada de la chica me tenía fascinado y embobado
- -Bueno y os habéis dado ya el beso, jaja –Dijo ella.
Desperté del trance que me tenía su mirada, me propuse darles juego a esta pareja que se estaban riendo de mí. Agarre a Luís por la cintura y dije:
-Si te hace tanta gracia, me lo llevo un rato al baño, y te lo devuelvo en diez minutos.-dije con voz desafiante, su cara cambió pero su mirada se hizo más picara.
- -De eso nada, si vas has hacerle algo a Luís tengo que estar yo delante, para eso es mi maridito- E intento cogerlo por la cintura, yo ya lo tenía y fui más rápido, en un acto de tontería le plante un beso en la boca, si quería guerra yo se la iba dar. Le pille por sorpresa y no reaccionó, se dejo hacer y nuestras lenguas se juntaron, fue poco pero suficiente, cuando separé mis labios él me miro serio y me dio un pico. Ella había cambiado su risa por una cara de uffff
- -Eres un chico más decidido de los que esperaba.-Ya no se reía pero estaba alegre.
- -Esto no es nada.-Dije yo con seguridad, yo si voy; voy hasta el final de las consecuencias. Luís estaba flotando, no sé si por nuestro beso o por el alcohol. Y su mirada me tenía encendido. Las miradas entre los tres fuero desafiantes y hubo un silencio. Tenía la batalla ganada pensé.
- -¿Os apetece una copa? Rompí con el hielo
- -Vale yo la necesito.-Dijo Luís
- -Yo también.
- -Por cierto, aún no nos has dicho tu nombre.
-José Antonio y soy bisexual. –Era mentira, nunca había tenido este tipo de relación. Ahora sí que les cambió la cara, y yo estaba empezando a pasármelo bien.- Pídelas que voy al baño y vuelvo -Necesitaba un tiempo muerto para organizarme, el juego me había hecho mucha gracia, querrían cazarme y yo había conseguido ser el cazador. A la vuelta pensé que me darían esquinazo, que la gracia habría acabado, además tenía otro plan para esa noche. Volví y estaban aún en el mismo sitio. Estaban besándose y acaramelados. Pensé, bien¡ enseguida me deshago de ellos. Algo me paro en seco, ella estaba impresionante, el traje blanco largo y ese escote era…. lo mejor que había visto en mucho tiempo.
- -Bueno pareja ¿donde esta mi copa?
- -Estuvimos hablando de la fiesta, la música… cuando Lola pregunto
- -José Antonio ¿has estado antes con muchas parejas?
- -Alguna que otra, pero soy muy reservado y no suelo hablar de estas cosas.-dije seriamente. Luís me dijo:
- -Sabes que a Lola le has impresionado.
- -Gracias, ella también me ha impresionado, tienes mucha suerte Luís de tener una mujer así.
- -¿Te apetece bailar? -Corto ella
- -Si -Su mirada era de otra forma, más desafiante, mas picara, su escote me volvió a atrapar. La cogí por la cintura y la atraje más hacia mí, ella se dejaba.
- -Me has puesto celosa, a Luís no le veía así desde que éramos novios.
- -No tienes que temer, el celoso debería de ser él. Jaja
- -¿Tu no tienes pareja?
- -Ahora no pero si te apetece podría presentarte a una amiga tan espectacular como tú jaja
- -No gracias de momento contigo tenemos de sobra jaja Gracias por lo de espectacular.
Esa risa me empezó a mosquear, creo que me estaba metiendo en un jardín un poco espeso. Decidí hacer jaque mate.
- -Bueno, la noche es joven y tú una mujer impresionante y Luís esta muy bien, si os apetece me llamas, y le dí un beso en la boca al tiempo que le acariciaba el culo.
- -Quieto vaquero.-Me separo, se dio media vuelta, puso su culo cerca de mi y empujo hacia atrás - Jaja aquí las reglas las pongo yo.
- -Ok bombón estoy en tus manos jaja.
- -Eso seguro.-dijo mientras miraba de arriba a bajo hacia atrás.
Me gusto el calentón que me había dado, pero todo quedo ahí.
- -Creo que me podrías gustar -Y se fue. El calentón era mutuo, me lo había pasado bien y me dedique a mis planes. Estos no me fueron bien, todo hay que decirlo. La noche decaía e iba a peor, decidí poner rumbo a casa. Salí de la sala y fui a la parada de taxis. Paró un coche delante.
- -Hola vaquero te llevamos a algún sitio.
- -A donde tú quieras.
- -Pues sube. -Dijo Lola.
No lo pensé ni un segundo, esto me gustaba. Ya en el coche Lola comento que le había ganado una apuesta a Luís y que hoy se iba a dar un homenaje. Riéndose.
- -Y ¿en consiste la apuesta?
- -Ya lo sabrás, pero tú eres el premio.
El camino a su casa se hizo ameno, Lola me contó que tenían por costumbre apostar por cosas y luego cobrárselo en juegos de cierto tipo.
- -Por ejemplo hace unos meses en verano perdí una apuesta y Luís me dijo que le encantaría hacer un trío con una mujer…. y lo hicimos; contratamos a una prostituta y lo pasamos bien. Él sobre todo. Otro día que apostamos, volví a perder yo y me pidió sexo anal con azotes incluíos, y también él lo paso muy bien, hoy he ganado yo la apuesta y tú eres el premio.-Repitió.
- -Y Luís ¿que opina?
- -Tranquilo, él también tendrá su premio.- y le dio un beso.
Llegamos a su casa un pequeño y acogedor apartamento, sirvió unas copas y le dije que como quería el show.
- -Tranquilo amor. Me ha encantado ver como os besabais, quiero un show solo para mí, besaros y desnudaros.
- -Ok. -Hice de tripas corazón, solo pensaba en tener sexo con esa mujer, aunque el precio a pagar fuese Luís.
-
Luís era dulce se dejaba hacer y besaba bien, tenía buena planta, Nos pusimos manos a la obra el permanecía inmóvil y yo lo iba desnudando, olía bien cuando saque la camisa vi su pecho depilado, me gusto y los bese, la temperatura estaba subiendo.
- -¿Te está gustando? -Preguntó Luís
- -Siiii -Contestamos Lola y yo a la vez, fue entonces cuando repare en Lola, sentada en el sofá con una cara vicio e interés increíble. Seguí en lo mío, le bese el pecho luego lo gire y le bese la espalda, mientras le besaba el cuello le desabroche el pantalón y lo empuje hacia abajo. Vi unos bóxer de marca dando forma a un bulto ya crecido. Seguí por su espalda depilada hasta llegar a su cintura, Luís estaba quieto y disfrutando, volví a mirar a Lola, también la veía encantada, se había llevado la mano a un pecho y se acariciaba por encima del vestido blanco. Me gire hacia ella y le dije:
- -Ahora pagas prenda si quieres que continúe.-Quería ver su cuerpo.
Ella se río, se levanto del sofá, metió las manos bajo la falda y me tiro un tanga blanco mientras se recostaba en el sillón. Me hubiera encantado oler aquella prenda pero tenía que pagar mi precio. Gire a Luís y le empecé lamer su bulto por encima del bóxer, estaba caliente y se movía como queriendo salir de ahí, me recree en su culo. Luis empezó a mirar al techo y a suspirar. Lola me dijo, seria y con falta de saliva en su boca.
-José Antonio lo estas haciendo muy bien. -Se seguía acariciando el pecho. Con mis manos acaricié el culo de Luís, los calzoncillos estaban mojados por mi saliva y Luís en la gloria. Le volví a girar expuse el culo hacia Lola y baje el bóxer poco a poco mientras lamía su glúteos, Luís me ayudo a quitárselos, ya no podía más. Le seguí chupando al tiempo que acariciaba los muslos por dentro y me acercaba a sus testículos. Me gusto el sabor de piel, estaba relajado y disfrutando. Luego mirando a Lola que tenía los ojos como platos le acaricie el culo, y le puse las manos en el pene, y empecé a acariciarlo. Fui dando pequeños mordiscos bordeando su cintura hasta encontrarme con su él. Tuve valor, tome aire y lo bese, lo lamí y me lo tragué, al mismo tiempo que acariciaba sus glúteos. Puesto en materia he de decir que estaba suave y caliente, pensaba que iba a ser peor, me sabía hasta bien. Lola se metió la mano por dentro del vestido hasta acariciar su pecho, la otra mano inconscientemente la bajo hasta su sexo, se dio cuenta de lo puesta que estaba y dijo:
-Ahora te toca a ti Luís y espero que lo hagas tan bien como él.
Saque el pene mi boca y le di un mordisquito en la punta, Luís estaba rozando la locura. Ayude a Luís quitándome la camisa; yo no tenía el pecho depilado como él. Se abalanzo y me chupo los pezones, estaba bastante excitado, luego subió a mi cuello y volvió a besarme en la boca. Esta vez fue distinto que la primera vez, estaba excitado y eso se notaba. Luego bajo sus manos a hasta mi culo y me lo apretó. Me dejé hacer, yo solo miraba a Lola, lo estaba pasando bastante bien. Luís me desabrocho el pantalón mientras me besaba el cuello, tiro de mi pantalón y deje expuesto mi tanga a Lola, puso cara de sorpresa no se lo esperaba, tampoco Luís que apretó mis glúteos hasta exprimirlos. Luís estaba a cien y no podía parar, me dio la vuelta y beso mi culo, al tiempo que apretaba mis testículos. Me separé, me quité los pantalones y el resto de la ropa.
-Lola, necesito un trago.
-Si chicos vamos a tomar un trago y luego pasamos al dormitorio. La noche promete.
- -Deseo pasar antes al baño
- -Si esta ahí.
- En el baño me deshice del tanga y me limpie exhaustivamente, me lo volví a colocar y salí.
- Los encontré en la barra de la cocina muy acaramelados.
- -Ahora puedes pasar tu Luís.
- -Ven acércate -Dijo Lola dándome una copa, luego le di un beso a ella, lo disfrutó. Fue entonces cuando le acaricié el pecho por primera vez.
- -José Antonio prometes mucho.
- -Espero no defraudar. -La cogí por la cintura y la subí al banco de la cocina, me agache y levantando la falda, me encontré con su sexo depilado y con muchas ganas. El primer lametazo fue a la cara interior de sus piernas, el segundo lametón a la otra antepierna y el tercero lo recibió a deseo. Cogió mi cabeza con sus guantes mientras mi lengua trabaja a gusto. La oía suspirar, eso me animo a seguir con más esmero.
- Yo seguía en lo mío cuando al rato, Luís apareció por detrás, me bajó el tanga al mismo tiempo que yo salía de debajo de la falda. El comenzó a comerme mi pene. Mientras Lola, se había quitado el nudo del cuello del traje y me mostró sus increíbles pechos. No tarde ni un segundo en ir a por ellos, los desee, los acaricie y los lamí. Luís estaba haciendo su trabajo muy bien, se conocía la anatomía masculina, sabia donde aplicar la fuerza y el gusto.
- Lola dijo:-Chicos vamos al dormitorio -Nos cogimos de la cintura, ella con sus pechos al aire y el vestido en la cintura, nosotros desnudos y totalmente empalmados, nos entro un poco de risa, se veía que lo íbamos a pasar bien. Cuando entramos en el dormitorio ella se sentó en el borde la cama y nos puso a los dos frente a ella, cogió nuestros penes con los guantes, uno en cada mano y dijo:
- -No se…, primero probare este, dio pequeños mordisquitos, luego probo el de Luís, mientras seguía acariciándolo. Así estuvo un par de minutos.
- -Luís trae las gomitas del cajón y tú prepárate José Antonio. -Se reclinó en la cama mientras se quitaba el vestido, Luís me paso un preservativo, lo abrí y me lo puse. Mientras, Luís puso un poco de crema con sabor a fresa en la entrada de la vagina de Lola. Al mismo tiempo que daba lametazos. Yo con el preservativo puesto me acerque y comencé también a lamer el cuerpo de Lola. Cuatro manos y dos bocas. Uffff Lola extendió sus manos hacia detrás y se relajó. La boca de Luís y la mía se volvieron a juntar cerca de su vagina, desde aquí nos separamos y la suya se fue hacia el ano, Lola jadeaba y su respiración se aceleraba.
- José Antonio por favor…, métemela yaaa!!!!.
Aparte a Luís y me puse encima me aproxime despacio, apunte y entro suavemente. Luís se centro en los pechos y en su boca, mientras yo entraba y salía al ritmo de dos hombres y un destino………..
Lola tuvo un orgasmo.-No pares.. no pares.. por favor.-incremente el ritmo, cerró los ojos y puso cara de fuerza. Paré un poco para que se recompusiera, la saque. Luís estaba mirando alucinado a su mujer, la beso, la beso y la beso. Sus besos fueron apasionados.
-Ahora tú, cariño, ponte. –dijo ella.
Luís se separo y se puso de espalda a mí, su ano estaba depilado y se puso la crema de fresa, yo ayude a extendérsela y con la erección que aún me duraba empuje, fue fácil. Le cogí por la cintura y me puse a moverme, Luís se tenso abrió la boca y se derrumbo en la sabanas, continué mi metesaca durante un rato, Luís se arqueo, su mujer metió la mano por el lateral, apenas le toco mancho el guante blanco, siiiiii
Yo pare un poco, saque y me quede frente a los dos con caras de satisfechos.

Me sonrieron, Lola me quito el preservativo y se la metió en la boca, Luís se unió a su mujer, se besaban con pasión al mismo tiempo que me la chupaban, me tumbe y goce de las dos bocas. Lola se puso encima poniéndome su sexo cerca de mi boca, no perdí la ocasión, de chupar y acariciar mientras era devorado por esta pareja. Les avisé que mi orgasmo era inminente y acentuaron más el ritmo…..

Abrí los ojos, Lola y Luís estaban a mi lado, se acaban de limpiar mutuamente mi orgasmo y yo estaba inmóvil. La experiencia había valido la pena.

-José Antonio -Dijo Luís -¿Tienes algo que hacer la semana que viene?

Sugerencias a quijotebuscadulcinea(arroba)gmail.

Pd Nunca digas de esta agua no beberé.
-

 

¿Ganas de SEXO? No desesperes, descubre quien más quiere sexo en tu zona!