Categorías

Relatos Eróticos

Intercambios

Sorpresa en el parking

Publicado por Anónimo el 30/11/-0001

Ana llegaba de pasar la noche con unas amigas cuando aparcó el coche y se dirigía al ascensor vió luz en el coche de su mejor amiga y vecina, se acercó sin ser vista por si acaso era algún ladrón y observó que era el hijo de su amiga y que por la cara que tenía no estaba solo, la picó la curiosidad y acercándose hasta estar encima de la puerta del coche, miró dentro del coche y vió a una chica que le estaba haciendo una felación a Jose que así se llamaba el joven, la chica se levantó un poco y Ana apreció que el chico estaba bien armado una polla casi del tamaño de la de su marido pero un poco mas gruesa calculó.

Cuando ya se iba a marchar los chicos la vieron y pararon con lo que estaban haciendo, Jose como tartamudeando la pidió disculpas y que no se lo contara a su madre, ella le aseguró que no lo haría. Ella se marchó y toda esa noche no paró de pensar en como se sentiría con esa polla dentro lo que hizo que desease tenerla para si. A la mañana siguiente se lo contó todo a su marido e idearon un plan para tener un trio con el chico y que Ana tuviera lo que hace tiempo deseaba probar : la doble penetración.

Ana llamó a Jose por la mañana, sabía que su madre no iba a estar en todo el fin de semana porque la mañana del viernes la había dejado encargada que vigilase un poco a su hijo, lo que iba a hacer y de que manera, iba a estar completamente encima de él.

Le dijo si la acompañaba al centro comercial a hacer unas compras a lo que él accedió, en el centro después de llenar el carro con un monton de productos pagaron y antes de llevarlo al coche ; a Ana se le antojó entrar en una tienda de lenceria y comprar alguna cosa, se probó un par de tangas y algun conjunto y antes la sorpresa del chico le preguntó su opinión de como le quedaban con lo que consiguió una erección en el muchacho. Fueron a casa, dejaron las cosas y le invitó a pasar el fin de semana al chalet que tenía en la sierra que distaba apenas 20 kms de su residencia, que por supuesto Jose aceptó muy gustoso sobre todo después que ella le dijera que su marido llegaba el domingo.

Llegaron al chalet, dejaron todas las cosas en las habitaciones y desde su habitación vió como Ana bajaba a la piscina a tomar el sol y se tumbaba en la hierba con un bikini en el que la braguita era un minusculo tanga que hizo todavia que la erección que traía de la tienda de lenceria creciera todavia más. Se puso él tambien un bañador, estilo boxer muy pegado al cuerpo de color negro y descendió a tomar el sol con ella, estuvieron largo rato cambiando cada cierto tiempo de postura hasta que ella con la escusa del calor se tiró a la piscina, nadó unos cuantos largos y le salpicó con agua para que se uniese a ella.

Jose se zambulló de cabeza en la cristalina agua y estuvo nadando con ella un largo rato hasta que cansado se sentó en el borde de la pileta. A Ana se le iluminó la cara, ya era donde ella quería tenerle, se acercó y tendiendole la crema solar le indicó que la pusiera un poco en la espalda a lo que Jose no se negó y cumplió perfectamente con un suave y prolongado masaje mientras Ana aprovechaba para quedarse en Top-less.

Veo que se te ha animado tu arma—dijo Ana No me extraña con ese cuerpo, lo raro es que estuviera dormida—respondió el joven

Sin previo aviso y de un tirón Ana le bajó el boxer y se lo quitó, él intentó protestar pero antes de que pudiese decir nada ella empezó a masajearle la polla que ya estaba completamente dura, entonces con sus labios empezo a chuparle los huevos como si de dos bombones se tratara mientras habilmente con la mano le descapullaba para meterse la polla en la boca lentamente haciendola deslizar en su boca y mientras entraba acariciandola con la lengua,estuvo largo rato jugando con ella en un suave mete y saca mientras con su dedo jugaba con el culo del joven.

Jose de un salto se metió en el agua y colocandose a su espalda e inmovilizandola contra el borde de la piscina le bajó de un golpe lo que le quedaba de biquini y le acarició las nalgas y el ano metiendole un dedo, se lo sacó y acariciando el coño con su mano, cogió sus flujos y los extendió por su culo hasta que su dedo resbalaba bien dentro de ella, luego metió un segundo dedo y un tercero, cuando consideró el momento oportuno apoyó la polla en el culo y fue empujando mientras entraba toda.

Ayyyyyyyyyyyyy ! AAAAhhhhhhhhh !--gritaba Ana en una mezcla de placer y dolor.

Siguieron un buen rato en esa misma postura mientras él con sus manos acariciaba y apretaba sus pechos mientras sus bocas intentaban besarse mutuamente, Jose con una mano también la masturbaba el clitoris lo que hacía que Ana estuviese a punto se explotar, cosa que hizo cuando él la apretó en el clitoris yendose en un largo orgasmo apretando con su esfinter la polla del chaval y logrando que eyaculara.

Salieron de la pileta, se ducharon y se tendieron en el cesped, ella sabía que la llegada de su marido estaba próxima, así que se puso de rodillas entre las piernas de Jose y se metió toda su polla en la boca dandole pequeñas lenguetadas en el glande y pequeños mordiscos para elevarsela otra vez, no necesitó mucho tiempo para lograr otra erección del muchacho.

Ana entonces se puso a horcajadas sobre él y se clavó toda la polla en su vagina, se echó hacia delante, sus bocas se juntaban, sus labios jugueteaban y su lengua quería acariciar la de su joven amante, en éste polvo estaban cuando aparece por la puerta de la casa Antonio completamente desnudo y con la polla erecta.

El marido haciendo como que no sabe nada, le grita al chaval que como es que se está follando a su mujer a lo que el chaval reacciona intentando quitarse de encima a Ana, lo que ella impide y acariciandole el pecho le dice :

Tu tranquilo, disfruta como lo has hecho antes y hazme gozar—Le grita Ana, completamente fuera de si.

Antonio aprovecha mientras para sentarse sobre las piernas del chaval y echando a su mujer hacia delante coge y acaricia el culo de su mujer y metiendola un dedo lo hace girar para que el agujero se adecue a su proxima invasión. Coge su polla y empieza a clavarsela, cuando está toda dentro empieza a follarsela suavemente mientras le dice al oido lo que le gusta tenerla de esta forma.

Cabrones, follarme duro—pide Ana que tiene un orgasmo mientras ellos todavía no han acabado, ellos se la sacan, entonces sucede lo no previsto, Jose coge a Ana y poniendola a 4 patas se la clava en el coño mientras Antonio hace que Jose se la mame corriendose en la boca del muchacho, cosa que hace que de la excitación el chaval eyacule en el coño de Ana.

 

¿Ganas de SEXO? No desesperes, descubre quien más quiere sexo en tu zona!