Categorías

Relatos Eróticos

Lesbicos

Conversaciones calientes de una esclava sexual con su ama - Parte 2

Publicado por Isabela el 01/11/2015

Conversación de septiembre
(Todo comienza cuando la esclava advierte la llegada de su ama y entonces, la llama…)

Esclava: titi, ¿estás ahí zorrita?

Ama: Aquí estoy putita mía. Y tengo muchas ganas de follarte, así que ve poniendo tus tetas en mi boca mientras mis dedos perforan tu vagina de zorra ramera, quiero empujar mis dedos con fuerza adentro de ti y acabarme tus tetas tragándomelas con mi boca.
Luego quiero que me entregues tu coño, quiero manosear lo que es mío, puta zorra, quiero hacerte sentir mis dedos dentro, metértelos muy rico, empujarlos muy adentro, írtelos enterrando en el rico coño que tienes.

Esclava: Mi coño es tuyo, tómalo, hazlo a tu gusto, penétrame, perfórame y ve sintiendo la humedad que sale de mi interior gracias al placer que me das, ahora tómalo en tu boquita, chúpalo...

Ama: Pues para que te mame ese rico coño que tienes, ábrete bien de piernas y deja que me lo coma con la boca, que chupe, que lama y hasta que muerda ese coño jalando con mis dientes tus ricos labios vaginales. Hasta degustar tus ricos fluidos vaginales, quiero chupar y lamer tu vagina tan intenso y tantas veces que sientas que estoy haciendo mierda tu vagina que ya está roja de tanta chupada y lamida.

Esclava: Hummmmm mami que rico tu follas, eres mía, eres mi fiera, eres la que me destroza y me hace mierda el coño. ¡¡¡ME ENCANTAS MAMI !!!

Ama: Voy a mamar bien rico metiéndome en tu coño y te lo voy a morder, voy a dejar mis dientes marcados alrededor de tu coño. Y mientras te muerdo perra, voy a clavar en tu ano uno de mis dedos hasta el fondo, completamente en el fondo de tu culo.

Esclava: Ahahhhhh me vengo niña!!!!!!

Ama: Sí, córrete mami, pero dame ese coñito una vez más que quiero acabármelo con la boca, tragármelo todo y lamerlo metiendo mi lengua, lamer tu hoyo bien profundo y hasta adentro, jalar tus labios vaginales mordiendo, succionar tu clítoris, tocarlo con mi dedo en círculos, meterte ese mismo dedo en tu coño hasta bien adentro, clavarlo, removerlo, sacarte los jugos y dártelos a probar rica perra mía, eres solo mía.

Esclava: Acabalo mami, porque tú eres mi dueña, te pertenezco y mi cuerpo es solo tuyo, mmmm deliciosos mis flujos.

(Y todo acabó en una corrida interminable)


Este relato es parte de mi libro digital “CONVERSACIONES CALIENTES DE UNA ESCLAVA SEXUAL CON SU AMA” las interesadas en leerlo completo sólo deben pedírmelo a: isabela.4102@gmail.com

No olviden pedirlo por el nombre del libro y por favor solo chicas.

 

¿Ganas de SEXO? No desesperes, descubre quien más quiere sexo en tu zona!