Categorías

Relatos Eróticos

Lesbicos

Conversaciones calientes de una esclava sexual con su ama - Parte 3

Publicado por Isabela el 04/11/2015

Conversación de una febril noche de finales de septiembre

Ama: Hola mi puta, ¿cómo está lo que es mío, ese tu rico coño?

Esclava: Como a ti te gusta, mi coñito está que hierve, deseando a su ama.

Ama: Tu coño es insaciable perra, ¿quieres que te lo muerda?

Esclava: Sííí ¡¡¡muérdelo bien duro!!! :)

Ama: Zorra cachonda eres mía así que ve tirando ese sucio calzón y abriendo tus piernas para mostrarme eso que te hierve y que es mío, dámelo, entrégamelo como la puta que eres.

Esclava: Nooo, ya no quiero, oblígame, a ver si eres tan mujercita y me obligas jajaja.

Ama: ¡Carajo! ramera de mierda, tú vas a entregarme lo que es mío, vas a entregarme tu sucia vagina así tenga que arrancarte con mis dientes ese sucio calzón que andas asqueando de los flujos que has derramado todo el día como perra en celo.
Así que voy a traerte de los cabellos y voy a tirarte sobre la cama. Te voy a arrancar ese calzón y voy a agarrar tus piernas y las voy a abrir tirándolas a los costados para que tu coño de prostituta se abra.

Esclava: Mmmmm de eso estaba hablando, eso es lo que quiero, saber quién mierda manda y quien es la zorra que se quiere comer mi vagina carajo.
Venga, ahora me follas bien duro, que me duela y grite como una perra maldita.

Ama: Te voy a singar puta de mierda. Pero primero te voy a comer el coño a mordiscos, voy a mordisquear tus labios vaginales, los voy a jalar con mis dientes, voy a morderlos a mi gusto, y al soltarlos voy a lamerte encima. Luego voy a abrir tu hoyo y voy a escupirte en medio, perra sucia, y voy a darte bofeteadas encima de tu coño.

Esclava: Ufff exquisito lesbianita de mierda.

Ama: Perra maldita, te voy a hacer gritar pero de placer. Voy a morderte el coño y voy a estirar tu piel, mirándote a los ojos para que me mires como jalo la piel de tu coño con mis dientes. Y luego voy a tirar la piel de entre mis dientes como si fuera nada. ¿Ves cómo te miro? ¿Cómo te mira tú ama, zorra? te lastimo por puro gusto, te muerdo porque me da la gana, porque eres mi perra y yo tu dueña.

Esclava: Sí, te miro, y me encanta lo que haces, me importa un carajo el dolor, porque el placer lo tapa. Mmmmm mamita que rico.
Ama: Eres una hija de puta mal parida y por eso te voy a romper el coño ahora mismo, ¿te gusta sentir mi mano metiéndose a tu coño hasta romperte ahí dentro, ah?
¿Ah, perra sucia? Pues ahora te voy a meter mis dedos, todos, sin compasión, te los voy a encajar en el coño y te los voy a meter a la fuerza, no me importa que sufras, que maldigas y grites como una maldita prostituta.

Esclava: Mierda, carajo, maldita, zorra, abusadora... Síngame así... que te siento pegada a mi coño.

Ama: Voy a follarte con mis dedos, con los cinco, para dejarte bien abierta, te los voy a meter todos hasta sentir mis dedos muy dentro de tu coño llenándose de tus fluidos; voy a meterte a la fuerza aún más adentro y no me importa porque voy a hacerte mierda. Voy a dejarte hecha mierda puta ramera, deseo morderte, quiero acabar con tu vagina, no solo metiendo mi mano sino mordiendo la piel de alrededor de tus labios vaginales, mordiéndote los pelos sin importarme arrancarte unos cuantos con mis dientes. Voy a sumergirme más en tu vagina y morder tu clítoris con ganas de reventarlo, como te estoy reventando la vagina con mi mano.

Esclava: Me vuelves locaaaaa, me desquiciasssss. Mmmmmm que rico mami, mi coñito se chorrea.

Ama: Y voy a empujar más mi mano ahí dentro de tu hoyo, voy a darte palmadas encima del clítoris y no voy a parar de singarte, de meterte toda mi mano en el sucio coño que tienes, y cuando ya te tenga bien jodida como perra pariendo de dolor, te voy a sacar mi mano de un solo jalón y voy a escupir dentro de tu coño partido.

Esclava: Si carajo, ya me duele. Mmm pero me sigue gustando.

Ama: Luego te vas a incorporar y te vas a poner de cuatro como la perra que eres y vas a separar las piernas para que tu ama siga divirtiéndose con tu asquerosa vagina.
Meteré mi mano por detrás entre tus piernas, voy a agarrarte de los cabellos y voy a jalártelos para poner tu cabeza firme hacia arriba, tu espalda curveada y tu culo bien salido hacia afuera con mi mano en tu coño. Quiero empezar a frotarlo bestialmente, y frotaré tan duro que voy a jalar tus labios vaginales, haré una pausa, sacaré mi mano de tu coño, tomaré impulso y estrellaré mi mano con una fuerte bofetada encima de tu coño ya adolorido por la frotada que te he dado. Luego tu ama escupirá tu espalda y seguirá frotando tu coño asqueroso a su gusto hasta dejar como trapo sucio tus labios vaginales.

Esclava: Sííí mami, porque soy tu esclava y haces conmigo lo que te salga de ese rico culo que tienes y que es mío.

Ama: Voy a juntar mis dedos, y todos juntos van a ir a parar dentro de tu coño, te los meteré sin piedad reventándote el coño, sin detenerme voy a forzar a que tu coño se abra para recibir todos mis dedos ahí dentro, te penetraré y someteré a mi antojo. Quero encajarte mis dedos muy dentro, y cuando mis dedos ya hayan recibido suficiente humedad de tu coño, voy a sacarlos todos juntos y así, todos juntos, los meteré en tu ano, voy a encajarlos al igual que en tu coño, partiéndote sin clemencia el ano, para que te quede bien claro quién es tu dueña y hace contigo lo que quiera, quiero jalarte los cabellos y encajar mis dedos dentro de tu ano.

Esclava: ¡¡¡Ahhhhhh mierda que me haces coño, eso duele fiera!!!

Ama: Encajando lo suficiente mis dedos en tu ano, voy a acomodarme de rodillas para acercarme a tu culo. Al ver mi mano metida en tu ano, muy excitada voy a morderte las nalgas muy cerca de tu entrepierna, quiero morder duro. Luego voy a ir mordiendo una y otra nalga imprimiendo mis dientes, para dejarte llena de mordidas esos glúteos.
Y después de haber metido lo suficiente mi mano en tu ano, voy a sacarla. Y jalándote lo cabellos voy enderezar tu cara y voy a encajar mi mano en tu boca, esa que tenías en tu culo ahora te la encajo en tu sucia boca.

Esclava: Que rico sabor de mi culo, pruébalo conmigo, pero de mi boca, préndete en mi boquita, chúpamela mami, juntemos nuestras bocas para sentir mi sabor.

Ama: Dame tu boca, bésame, dame tu lengua. Y para que no te quede duda de quién es la que manda y hace contigo una miserable mierda excremento de mi culo, voy a jalarte de los cabellos hasta tenerte en el piso, y poniéndome delante de ti, voy a mearme soltando un grueso chorro en el piso y haciendo una pausa a mi meo, te jalaré de los cabellos y voy a obligarte a lamer mi meo directamente del piso, con fuerza restregaré tu cara en mi meo y te voy a obligar a tragártelo sucia perra de mierda, cuando te lo estés tragando, voy a abrir mis piernas encima de tu cabeza y mearte encima para que así, a la vez que tomas mis meos del suelo te empape la nuca, los cabellos, la cara toda, voy a orinarte como el excremento que eres, eres mi inodoro. Traga sucia.
Esclava: Si lo soy y me queda bien claro que tú eres mi ama, mi dueña y señora, y yo soy la esclava puta. Ahora bien mojadita de tus meos me abrazas y te acuestas a dormir conmigo, ¿quieres?

Ama: Si, yo también estoy exhausta después de haberte follado rico putona mía, tírate en la cama como sea, el caso es que quiero que me abraces con una brazo y tu coño me sirva de almohada toda la noche.

Esclava: Mi cuerpo es todo tuyo y gracias mi ama por singarme tan rico.

Ama: Ya sabes que te doy tu rico sexo todo el día nena, ahora abrázame y deja bien abiertas tus piernas, quiero acomodar mi cabeza ya sabes dónde, buenas noches mi putona.

Esclava: Si lo sé. Ahora a dormir, buenas noches mi amor.

Este relato es parte de mi libro digital “CONVERSACIONES CALIENTES DE UNA ESCLAVA SEXUAL CON SU AMA” las interesadas en leerlo completo sólo deben pedírmelo a: isabela.4102@gmail.com

No olviden pedirlo por el nombre del libro y por favor solo chicas.

 

¿Ganas de SEXO? No desesperes, descubre quien más quiere sexo en tu zona!