Categorías

Relatos Eróticos

Lesbicos

Mi primera exploracion

Publicado por Anónimo el 30/11/-0001

Me llamo Alaín y tengo 20 años, yo nunca me había masturbado hasta que cierta vez decidí hacerlo. Estaba en período de exámenes y estaba muy cansada de estudiar, así que decidí bañarme porque me asaba del calor que hacía, así que decidí llenar la tina con agua tibia y coloqué un jabón líquido olor a lavanda, me desnudé y me sumergí en la tina. Me relajé y comencé a enjabonarme con una esponja de baño cuando recorrí los senos con ella sentí de pronto una enorme excitación y no pude detenerme la sensación era deliciosa, recorrí la esponja entre los muslos, el cuello, vientre y caderas para luego salirme de la tina y secarme. Fuí al cuarto y saqué un consolador y comencé a pasearlo por mis partes íntimas antes de insertarlo por mi vagina cuando lo inserté la enorme excitación me ahogaba y no aguanté más, me sacaba y metía el consolador mientras me tocaba el clítoris hinchado la sensación era deliciosa me dejé llevar hasta que sentí mi orgasmo llegar, me detuve, me saqué el consolador y fuí directo al baño tomé la ducha telefónica y coloqué el agua tibia para luego pasarme el chorro por mi clítoris la sensación era tan placentera que el orgasmo no tardó en llegar, era como dejar por un segundo de existir. Desde ese día lo llegué a hacer esporádicamente, incluso en una ocasión me tocó masturbarme con una amiga, me quedé durmiendo en su casa y estaba tan caliente que esperé a que se acostara para poder tocarme, mis débiles gemidos la despertaron y me preguntó enciendiendo la luz:


-¿Qué haces?


-Me masturbo.-le dije.


-¿Puedo ayudarte?


Yo accedí gustosa, ella se me acercó, metió la mano en mi cosita y empezó por acariciar mi clítoris hinchado suavemente, luego con la otra mano me tomó la mía y la llevó hasta su cosita y me dirigió para que supiera qué presión usar, empezamos suavemente y en la mitad cuando sentimos que llegaba nuestro orgasmo aumentamos el ritmo para luego acabar deliciosamente. Después de experimentar la masturbación, nos reuníamos en casa de ella para poder experimentar con el sexo oral pero ese es otro relato que luego contaré.

 

¿Ganas de SEXO? No desesperes, descubre quien más quiere sexo en tu zona!