Categorías

Relatos Eróticos

Lesbicos

Mi segunda vez con mi cuñada

Publicado por Anónimo el 31/01/2007

Ya antes había escrito sobre mi primera vez, esta ocasión les contare sobre mi 2da. vez con mi adorable cuñadita. Empiezo diciéndoles que mi cuñada no es la octava maravilla pero si tiene unos senos grandes y antojables. Ella es esposa de mi hermano.

Mi relación con ella no es muy estrecha, simplemente es un trato cordial y listo, pero no puedo negar que me atraen sus senos.



Ayer por la tarde, ellos regresaban de la playa, y mi cuñada venia con una blusita delgadita y se le resaltaban sus pezones grandes y paraditos, instantáneamente me quede observándolos y empecé calentarme solo de pensar lo rico que seria comérmelos, pero opte por acostarme en la cama y ver algo en la televisión para quitarme esos pensamientos.



Pasado un rato, mi hermano comento que tenía hambre y que irían a comprar comida y algunas cosas más, mi cuñada le dijo que fueran ellos que porque estaba cansada y que prefería dormir, así que se fueron y mi cuñada se fue a recostar al lado mió nos pusimos a ver televisión un rato, y yo no podía apartar mi vista de sus senos, me decidí y empecé a jugar a hacerle cosquillas.



Ella siguió el juego, así estuvimos un rato hasta que me arrodille en la cama y me puse sobre ella, pase rozando sus pezones y ella gimió poquito, le pregunte que si le daba cosquillas y ella me dijo que sentía toquecitos eléctricos, así que volví a hacerlo y esta vez volvió a gemir y cerro sus ojos, obviamente se estaba calentando y eso era lo que yo quería. Me decidí y puse mi boca sobre su pezón y se lo empecé a lamer sobre su blusa, hasta empapárselo, ella gemía un poco mas fuerte, empecé a pellizcarle su otro pezón hasta que mi cuñada me tomo de las caderas.



Así que le subí la blusa y por fin tuve ante mis ojos lo que me gustaba de ella "sus senos". Se los empecé a lamer, a acariciar con mis manos, le mordí suavecito un pezón y el otro lo apretada con mis dedos, era delicioso estarme comiendo sus senos, yo estaba súper caliente, estaba muy mojada y no me importaba absolutamente nada.



Subí a su cara y la bese en la boca mientras le seguía acariciando los senos, le dije al oído que siempre había querido sus senos y que solo me dejara hacer lo que yo quería, cuando ella quiso decir algo, le volví a dar un beso y le di a mamar mi dedo y le dije al oído que lo mamara bien porque era el dedito que la iba a hacer gozar. Empecé a besar su cuello, sus hombros, en medio de sus senos, bese su estomago, su vientre y ella cada vez se retorcía mas y mas de placer-



Volví a subir lamiendo y mordisqueando todo, me acerque a su oído y le dije que se abriera todo lo mas que pudiera porque la iba a hacer mía con mi lengua y mi dedito, y así lo hizo, se abrió lo mas que pudo, olí su cosita y ese aroma era excitante para mi, vi su cosita mojadita y era evidente que chorreaba de caliente igual que yo. Seguí oliéndola y diciéndole que tenia una cosita que se antojaba comerla y limpiarle esos juguitos con la lengua, solo acercaba mi lengüita para rozarla lo mas mínimo en su rajita y mi cuñada gemía como una loca.





Yo tampoco podía mas, así que por fin empecé a comerle su cosita, lamí toda su rajita, limpie ese juguito que escurría, abrí sus labios y fui metiendo poco a poco mi lengua hasta limpiársela, mi cuñada aruñaba las sabanas de la cama y eso me excitaba porque sabia que le estaba gustando, pero yo quería que lo disfrutara de a poco, seguí lamiéndosela despacito para que deseara cada vez mas sentir mi lengua en su cosita...





Llegue a su clítoris y empecé a lamerlo suavecito, suavecito, hasta que lo metí en mi boca y se lo empecé a chupar y a chupar cada vez mas rápido y fuerte, mi cuñada me apretaba la cabeza con las piernas, gemía y gemía sin parar y yo le comía ese pedacito como si fuera lo mas rico y delicioso del mundo empecé a meterle mi dedo que me había estado mamando mientras le pasaba mi lengua por todos lados de su cosita empecé a meterle mi dedito mas rápido y mas fuerte y a mamarle al mismo tiempo su clítoris con el mismo ritmo hasta que mi cuñada con su mano tomo mi cabeza y me pegaba mas a su cosita.



Empecé a sentir como temblaba y saque el dedo para poner mi boca y recibir toda su venida... Mmmm fue lo mas delicioso que he probado, ese sabor saladito es riquísimo... después de eso ella quedo totalmente relajada en la cama y yo le di otro beso en sus labios y me fui a bañar...luego paso otra rica experiencia pero se las contare en otra ocasión... Espero que les haya gustado, porque al menos a mi me encantó vivir esa experiencia!!!!

 

¿Ganas de SEXO? No desesperes, descubre quien más quiere sexo en tu zona!