Categorías

Relatos Eróticos

Lesbicos

Mis primeros juguetes eroticos

Publicado por Anónimo el 30/11/-0001

Hola me llamo Mariana tal vez algunos de ustedes ya me conozcan, soy aquella niña lesbiana que le gusta contar todas sus intimidades ya que al escribirlas me excito bastante.


Bueno hace poco les conté como es que me inicie como lesbiana, desde ese entonces me han ocurrido muchas experiencias sexuales con chicas que por lo regular tienen igual o menos años que yo para ser exacta de 15, 16, y 17, como mi pareja, mi prima y otra amiga que conozco, a las cuales me las he cogido por separado, claro sin que se de cuenta mi novia ya que me mataría y valla que es difícil conseguir pareja lésbica por aquí y sobre todo de su edad por que las demás son bisexuales y la verdad eso no me gusta.


Desde hace aproximadamente un mes vivimos juntas Arleth y yo en un pequeño departamento aquí en México ella apenas va cumplir 17 años y yo casi 18. Ella decidió huir de su casa por que su padrastro nos descubrió besándonos en su cuarto y casi casi la mata si no es por que intervino su hermano.


La verdad vivimos felices desde entonces ella trabaja en una tienda de ropa de mujer y yo en un centro comercial de cajera, diario cogemos excepto cuando alguna de nosotras estamos en nuestros días incluso a veces invito a mi prima Linda. Pero tiene poco tiempo que mientras cogiamos y le metía el dedito a su vulva Arleth me comento que ya tenia muchas ganas de utilizar un consolador como lo hacen en la películas pornográficas, cosa que me excito mucho pero le dije que yo había intentado conseguir uno en los sexshop pero no me permitían pasar por que era menor de edad.


A día siguiente recordé que mi prima contaba con uno de eso juguetes y que en una ocasión me había invitado a utilizarlo pero no accedí ya que era muy feo y de solo pensar por cuantas colas ya habrá pasado me dio asco ya que ella se acuesta con cualquiera incluso me llego a contar que penetro a un hombre con él cosa que me dio asco, así que le pregunte que donde había conseguido tal aparato, me dijo que era una tienda de lencería en la cual también venden esos productos pero que estaba hasta el otro lado de la ciudad y que ahí dejaban pasar a cualquiera, le dije que la distancia no importaba y que me diera la dirección.


Al llegar al depart le comente todo a Arleth y nos propusimos ir al siguiente día saliendo del trabajo y así sucedió, pase por ella a la tienda y de ahí tomamos un taxi que no llevo al lugar; al llegar ahí me di cuenta que mi prima nos había engañado ya que no era una tienda de lencería si no una verdadera sexshop yo estaba furiosa pero Arleth me calmo y me dijo que ya que estábamos ahí hay que intentar entrar, la verdad yo no tenia esperanzas que nos dejaran entrar pero lo intentamos y al subir por las escaleras nos dimos cuenta de que nadie vigilaba y quede maravillada al ver un letrero que decía "Acceso solo a mayores de 16 años" casi me moría de la emoción y bueno no dirigimos hacia dentro y que de impactada con la variedad de juguetes que había ahí dentro y bueno entre lo que yo compre fueron tres dildos y una canicas que veía en las películas que se introducían en los orificios la lesbianas y que siempre desee uno de esos además aproveche para comprar lubricante y algo de lencería súper sexy mientras que Arleth no se imaginan la cantidad de cosas que adquirió; ya en la caja quedamos al pasmadas las dos con el precio de los productos, nos habíamos gastado todo lo de una semana y le dije que no importaba que iba a valer la pena.


Tuvimos que irnos en autobús ya que no teníamos dinero para el taxi yo ya estaba súper excitada al igual que ella, se notaba húmeda de su panocha. Cuando llegamos al depart no dudamos ni un segundo para irnos a disfrutar de aquellos productos lo primero que hice fue irme a probar la lencería en el baño mientras ella ordenaba un poco la habitación ya que estaba hecha un desastre y bueno decidí dejarme la ropita mas sexi que era mi clásica tanguita de seda con un camisón también de seda rosa ya que soy fanática de la seda. Al salir a mostrarle mi ropa pensé que ya estaría masturbándose con esas cosas pero no fue así se encontraba aun ordenado, ella me vio y quedo como pasmada al verme así se acerco a mi y me dijo que me estaba esperando me tomo de la cintura y me recargo en la pared empezó a besar y poco a poco me bajo el camisón y quede solo con mi tanga nueva, me lamió los senos y despacio fue bajando hasta mi vulva me hizo a un lado la tanga y absorbió los jugos que ya escurrían de ahí. inmediatamente tomo uno de aquellos artefactos lo saco de su empaque y lo empezó a lubricar con su boca mientras yo me masturbaba sola de placer, acerco el dildo a mi boca para que lo chupara lo moje muy bien luego le aplico el lubricante, era un dildo bonito rosado como de 25cm ya estaba ansiosa por que me penetrar con él le dije que lo hiciera, así que lo tomo y primero me lo froto fuera de mi concha y poco a poco lo empezó a introducir, nunca había sentido tanto placer sentía esa enorme cosa en todo el cuerpo le dije que lo hiciera mas rápido y así lo hizo hasta que me saco un hermoso orgasmo decidí que era su turno así que la acosté en la cama y la empecé a desnudar solo le deje su tanguita igual que yo tomo un juguete nuevo era uno transparente azul lo lubrique muy bien pero primero le di una probadita a su vulva.


Para que se pusiera blandita tome el dildo y se empecé a introducir suavemente mientras ella gritaba de placer me sorprendió que le cupiera todo y al llegar al fondo de su vagina pego un grito como nunca, así hasta su orgasmo.


Luego le retire aquel dildo y chupe todo el jugo que se desprendió de su vagina yo ya estaba de nuevo súper excitada de mi pucha escurría liquido de a cántaros así que le puse mi cola en su cabeza para que me limpiara mientras yo le limpiaba la suya en pocas palabras hicimos un 69 así estuvimos unos cuantos minutos hasta me acorde de aquellas canicas que había adquirido me separe de ella un momento y mientras ella se masturbaba con el dildo yo me fui a buscar la bolitas esas cuando las encontré le pregunte a Arleth si sabia usarlas ella interrumpió un momento su masturbación y me dijo ¡claro que si Mariana! Las saque de su envoltura, eran 5 bolitas transparentes de color verde yo ya había visto como se utilizaban el las películas pero deje a Arleth que hiciera lo que sabia, así que le dije que las utilizara con migo; me dijo que me quitara la tanga y que abriera mis piernas hacia ella, así lo hice la tanga aun lado y me acosté frente a ella abrí mis piernas y comenzó a meterme los dedos en mi vagina par que lubricara un poco y ya que estaba bien húmeda empezó a introducirme las bolitas una por una, mi vulva cosa que me volvió loca de excitación y luego le dije que las sacara lentamente así lo hizo y mientras me las sacaba caía con ellas un chorro de liquido vaginal que desesperadamente Arleth me lamía con su boca y me introducía su dedo por el ano suavemente y así llego mi segundo orgasmo. Decidí recompensarla tome las bolitas y me dijo que ella quería por su ano, así que accedí y las tome, un con sabor a mi y las lubrique con mi saliva puso su cola hacia mi y ahí estaba aquel hermoso ano rogando que lo penetraran tome algo de liquido vaginal de Arleth que le escurría y lubrique bien su ano, me da tanta excitación ver su ano que tome el dildo rosa y me lo metí a mi vagina, así poco a poco le fui metiendo bolita por bolita a su lindo ano cosa que era demasiado excitante para mi era delicioso aquel jugo que surgía de su ano y su olor mas que excitante y así hasta que me dijo que parara que me iba a mostrar otro de sus juguetes, era un dildo de dos cabezas una en cada extremo, me lo puso en la boca para que lo chupara de lado a lado, después me dijo que me pusiera de a perrito y me lo metió hasta el fondo parecía que pertenecía a mi cuerpo por el color tan parecido con mi piel, ella se coloco en la misma posición que yo así quedamos cola con cola y poco a poco se introdujo el otro extremo en su concha y así quedamos unidas por aquel dildo vagina con vagina con perros apareados, comenzamos a hacer movimientos era un placer liadísimo no quería parar de tanto placer así estuvimos como 10 minutos unidas una a la otra posteriormente lo hicimos por el ano. Y no recuerdo más, ya que dormida y al despertar en la madrugada, aun estábamos unidas cosa que me excito bastante y así quede dormida unida a ella toda la noche.

 

¿Ganas de SEXO? No desesperes, descubre quien más quiere sexo en tu zona!