Categorías

Relatos Eróticos

Orgias

CONOCIENDO A MI FAMILIA 2

Publicado por CAMILA el 05/06/2014

Continuando con mi visita a San Juan.

Mi tia vive en un barrio bien posicionado, donde la mayoria son parejas jóvenes con hijos pequeños, mi tia debe ser una de las muy pocas solteras que quedan por ahí. Siempre se escucha música hasta tarde en los entornos.
Lorena tambien comenzaba a sentir la necesidad de un hombre, por lo que cada vez que saliamos no dejabamos de mirar diferentes ejemplares.
Un día decidimos salir temprano a correr por la periferia del barrio donde llegabamos hasta una plaza, mi tia tenia la costumbre de ir al gimnasio a la salida de su trabajo. Al llegar a la plaza, cerca de las 10 de la mañana (por el frio antes era imposible) nos encontramos con unos jovenes de nuestra edad. Venian a jugar al voley en un campeonato y estaban conociendo la ciudad.
Logicamente, con nuestros cuerpos no pasamos desapercibidas. Aprovechamos y nos quedamos ahí a estirar un poco, ocación que no desaprovecharon y se acercaron a nosotras.
Nos topamos con unos santafesinos, que se albergaban en un club muy cerca de donde estabamos. Entre charla y charla acordamos con un par de muchachos en juntarnos por la siesta ya que ellos jugaban recien por la noche. Le dimos la dirección y nos marchamos.
Sabiamos que nuestra tía regresaba a almorzar y volvia al trabajo. Siempre llegaba pasada las 20 hs. ya que se quedaba en el gym o con sus amigas solteronas.
Llegaron como a las 14:30, ya no eran 2, eran 5 muchachos. No mostramos ningun tipo de molestia por eso, ni sorpresa tampoco, simplemente los dejamos pasar y nos ubicamos en la sala de estar. Entre charlas les mentimos que estabamos radicadas ahí desde hace poco tiempo, no le pensabamos decir nuestro verdadero origen.
Mientras charlabamos, las miradas se cruzaban y el ambiente comenzaba a tomar temperatura, tanto ellos como nosotras, cambiamos la música que estabamos escuchando por algo mas atrevido, que nos permitiera bailar con roces, vinieron juegos con ello y comenzó el descontrol al momento de las prendas.
Entre regalos de besos y quitas de ropa, no paso mucho hasta que por medio de trampas (apañadas por nosotras) nos quedamos en ropa interior. Ellos en su mayoria tenian su pantalon excepto uno, supuestamente el mas tímido que ya estaba en calzones.
Al bailar Lorena con él, fué inevitable que desplazara sus manos por sus pechos y le rozara su pedaso que comenzaba a tomar volumen por su nalgas, situación que provoco la entrega de Lorena. Uno mas se apego a ellos no sin antes quitarse el pantalon.
El resto hizo lo mismo y se avalanzaron a mí. Empezamos a besarnos mutuamente, me quitaban lo poco que me quedaba y tomaron mis pechos como juguetes. Al comenzar mis caricias sobres sus miembros me vino a la mente el día anterior donde me clave por todos mis agujeros sintiendome la mas puta y deseada del mundo. Me sente en un sillon y les comence a mamar sus mienbros de forma alternada. Con toda la energía del mundo a nuestra edad, ellos terminaron rápido en mi cara, pero sus miembros siguieron firmes.
Seleccione cual iría a cada agujero. El mas alto de todos tenia una exelente pija para mi trasero así que tome a uno y lo hice sentar montandome sobre él. Al de pene mas pequeño lo hice poner frente mio para otra mamada mas exclusiva e inolvidable. Al grandote no hizo falta decirle nada. Untando el gel intimo que vino con los preservativos en mi agujero, asento su glande y lo introdujo un poco torpe. Mientras me estocaban con sus miembros y yo mamaba, mire de reojo a Lorena y vio como ella estaba recostada de espalda sobre uno mientras el otro levantaba sus piernas y le cogian los 2 agujeros. Como ella no llego a hacerlos terminar con la boca, se vinieron rápido junto con ella que estaba muy exitada. Me encanto verla terminar, me proboco mucho e hizo que yo tambien me viniera junto al pene que estaba en mi boca tragando todo sus jugos. Solte mi cuerpo pegandolo al que estaba abajo y dejando que ellos me sigan dando mas placer con sus estocadas. El grandote empezó a gemir y a golpear mas fuerte hasta que me lleno el culo con su leche. le pedi que no la quite, que esperara a que su compañero terminara. Pasó muy poco tiempo y tomo fuerte mis nalgas descargando todo dentro de mí.
Nos acomodamos y relajamos. El grandote siguió jugando con mis pechos, yo tome su tranca y la comence a masajear nuevamente, reacciono rápido pero intervino unos de los muchachos que estaba con Lorena. Simplemente me volteo y me comenzo a perforar la concha. El grandote se dirigió a mi prima, puso sus piernas en sus hombros y se la introdujo por el culo, y el de pene chico que no cogia a ninguna se fué hacia Lorena, la giraron y por fin pudo cogersela. Mi macho se ve que tenia energía para rato, ya que me daba con fuerza y mucha velocidad, lo estaba gozando mucho, me hizo girar, se ubico bien y me comenzó a bombear mas fuerte aún mientras me mordía los pechos. Me puse a mil, el otro que estuvo con mi prima se acerco y me metio su pija en la boca para que dejase de gemir fuerte. Se la mamaba al ritmo de su amigo, el cual se vino de golpe dejandome con toda la temperatura arriba. Lo quite e hice que su compañero se recostara ya con su verga bien dura por mi mamada, lo monte y la salvaje esta vez fuí yo al cabalgarlo con fuerza, metiendomela toda, los otros dos se acercaron y mamban mis pechos. Logramos terminar juntos, quedando por lo menos yo exausta.
Al abrir los ojos miro hacia mi prima y tambien ya habian terminado. Estabamos todos quietos y en silencio. Hasta que sono el telefono de uno de los muchachos, los estaban llamando a juntarse con el equipo. Nos despedimos muy sensualmente pero no acordamos ningun otro encuentro.
Con Lorena nos fuimos a bañar en silencio y a descansar un rato. Esa noche pasó desapercibida y tranquila viendo peliculas con mi tía.
Al día siguiente nos damos con que mi tia tenia franco laboral y decidio quedarse en la casa. Pasamos la mañana juntas y despues del almuerzo ella prefirio quedarse en la casa mientras nosotras no fuimos a conocer un lugar turistico cercano a la ciudad.
Volvimos cerca de las 6 de la tarde y 3 cuadras antes de llegar vimos a nuestros muchachos que volvian de esa dirección muy contentos, pero ahora eran 8 jaja.
Nos ocultamos con unos arboles para que no nos vieran y llegamos a la casa un poco nerviosas por lo que le pudieran haber insinuado a mi tia.
La encontramos recostada, despeinada y con cara de muy cansada. Lorena disimuladamente me indico donde todavía quedaba por pedazo del envoltorio de los preservativos. Ya se podran imaginar el resto. La que hereda no hurta... soy cachonda de sangre.

 

¿Ganas de SEXO? No desesperes, descubre quien más quiere sexo en tu zona!