Categorías

Relatos Eróticos

Orgias

Nuestro Primer TRIO

Publicado por David&kiara el 11/10/2015

Nuestro Primer Trio
Somos una pareja, como muchas otras, al principio vivíamos nuestro amor y nuestra relación en forma intensa, pero poco a poco nos dimos cuenta que empezamos a llegar a la rutina, así que decidimos por el bien de la relación hacer un giro de 360 grados, de tal modo que esta es nuestra historia, son varias historias de nuestras vivencias las que hemos decidido contar, son nuestras experiencias en tres relatos y acá va el primero.

Kiara;
Llevo 7 años con mi marido y el sexo para nuestra relación es fundamental, lo hacemos, y muy bien, hemos tenido nuestras altas y bajas en el sexo, como cualquier otra pareja, mi marido siempre me sugería tener un trio con otra chica, y yo no quería, a veces medio en broma medio en serio, le decía ya hagamos un trio pero con dos chicos y él me decía ya pues, pero era algo que yo no estoy dispuesta hacer, pues me sentiría incomoda que él esté presente, viéndome como me hacen el amor, así discurría nuestra vida sexual sin ningún problema, hasta que un día, como casi siempre en los fines de semana, nos fuimos a una disco a bailar y a tomar, es normal que me miren con deseo (lo cual no me llama la atención) soy delgada, buena figura, siempre me preocupo de estar bien arreglada y con buena ropa, sin embargo esta vez fue diferente, aparte de que estábamos tomando y me sentía como se diría alegrona, a ciencia cierta no me emborracho, tengo mucho control, y cuando bailamos es normal que otros tipos me observen con lujuria, uno de ellos me estuvo observando durante casi toda la noche, como es normal de tanto tomar y bailar tuve ganas de ir al baño, bueno pues la cola para entrar al baño es larga, como en muchas discotecas, así que fue la oportunidad que esperaba este tipo para abordarme, se para a mi lado y empieza a conversar, cosas triviales, graciosas, me coqueteaba con los ojos, con su mano me tocaba haciéndose el que lo habían empujado, me miraba fijamente, la verdad me empecé a excitar más de la cuenta, sentía mis flujos que caían por mi pierna, palabras van, palabras vienen y me dice para bailar a lo que le digo déjame que entre al baño salgo y bailamos, en el baño me toco la concha y la siento muy mojada,(solo para confirmar lo que ya sabía) salgo del baño y el tipo me esperaba, nos ponemos a bailar un perreo, y ustedes saben los tipos de movimientos y cercanías que hay en ese baile, bueno pues, el tipo como es obvio en el baile estaba detrás mío, yo haciendo el movimiento hacia atrás con mi cola levantada, muy sugerente, el me agarra de las caderas y me empieza a sobar su verga (que estaba totalmente al palo), al ritmo de la canción en mi cola, a lo que yo totalmente excitada le correspondía y empujaba hacia atrás como pidiendo más, (en realidad quería que me la metiera) y estuvimos así, hasta que termino la canción, fue cuando el tipo me dijo, quiero metértelo toda mamita, a lo que le digo, está bien yo también quiero (fue algo que me salió tan natural, ni siquiera lo pensé) espera un momento ya vengo, le dije, y me voy donde mi marido a contarle las novedades.
David
De pronto veo que mi mujer se acerca con una sonrisa en el rostro y me dijo, mi amor, se va a cumplir tu sueño, se va hacer realidad me dice, a que te refieres le digo, haciéndome el tonto, pues algo intuía, por la demora que tuvo en el baño, aunque desde mi posición no podría haber visto nada, me dijo hay un tipo que me quiere tirar, y pensé que podríamos hacer un trio, me comento, y yo le dije, estas segura?, eso es lo que quieres? (entre mi decía, que diga que sí!) si quiero hacerlo me dijo, (esto es el equivalente del ahora o nunca!) el tipo me gusta y se siente que es un pingon, porque lo dices, le dije, he sentido su pinga, ya veraz que estoy en lo cierto, acepte de buena gana y lo fue a buscar,

Kiara
le digo al tipo, ok vamos, pero estoy con mi marido y queremos hacer un trio, el tipo lo pensó y dijo, bueno que más da, igual te voy a tirar rico, así que también aceptó, y yo mojada!
David
Salimos de la disco, nos fuimos a la habitación del hotel que disponíamos, pues cada vez que salimos de fiesta nos quedamos en un hotel, nos parece más romántico eso, entramos a la habitación, yo me fui al baño cuando regreso casi no podía creer lo que veía,(nunca pensé ver a mi mujer de esa manera, tan dispuesta) mi mujer sentada al filo de la cama, con su vestido animal print ceñido que se le veía toda la conchita (eso sí, ella no usa ropa interior, “pues se marca en el vestido”) y el tipo parado con el pantalón abajo, agarrándose la verga, mientras ella le miraba su verga con una cara de placer y tenía los ojos que le brillaban, él se empezó a poner el preservativo ella sin mediar palabras, totalmente entregada, se echó para atrás abrió y recogió las piernas, esperando la estocada de la gran verga que tenía, en eso si estaba en la razón mi mujer, el tipo la tenía grande, y empezó a embestirla con una fuerza, con una rabia, eso ya no parecía un trio, pues, yo era un simple espectador, es más me dedique a mirar, como se tiraban a mi mujer, ella se depila la conchita y el tipo al penetrarla hasta el fondo daba la impresión de que mi mujer era bien velluda, cuando lo que se apreciaba eran los vellos del hombre para que se den una idea de lo dentro que se la metía, mientras esos dos se tiraban a gusto, a cada estocada que le daba el tipo, mi mujer respondía con un movimiento acompasado, y con unos gemidos cada vez más fuertes, dado que mi mujer tiene un cuerpo delgado y lo tiene muy cuidado, no es de esas gordas panzonas o gruesitas, en la cama se mueve bien, el tipo le da vuelta y se la comienza a tirar de perrito, una pose irresistible para mi mujer, yo me acerque por la cama para que chupe mi verga que estaba recontra parada, pero ella ni caso me hizo, estaba tan ensimismada con lo que le estaban haciendo, y pegaba unos gritos, hasta que poco a poco se fueron calmando, pues el tipo y mi mujer se vinieron casi en simultaneo, el tipo saco su verga, con el preservativo lleno de leche, y mi mujer me dijo, ahora si amorcito te toca a ti, es que quería sacarme el gusto, me dijo, yo empecé a tirarla por donde había terminado el otro; por el perrito, mi mujer tenía la concha tan lubricada que entre directo hasta el fondo, el tipo se estaba lavando en el baño, regreso y se puso frente suyo, mi mujer empezó a chuparle la verga, mientras yo la tiraba con todas las ganas, le agarraba sus nalgas y le hacia el movimiento hacia adentro y afuera, mientras ella se movía, hasta que por fin me vine dentro de ella, mi mujer con la verga del tipo en la boca, ya le estaba sacando el líquido pre-seminal, saque mi verga y me quede exhausto mientras mi mujer se volteo y se echó boca arriba, el tipo se pone otro condón y la agarra le levanta las piernas y le hace un piernas al hombro, de nuevo tirando como un par de animales, el tipo le daba unas estocadas cada vez más fuertes, la cama se movía, ella gritaba de desesperación y con sus manos agarraba las sabanas estrujándolas, se demoraron un buen rato antes de terminar, nunca pensé que mi mujer tuviera un comportamiento tan liberal, luego de acabar ella se tendió en la cama y empezamos a descansar unos minutos, se podía escuchar los latidos de los corazones y el jadeo, así como sentir el sudor, el tipo dijo me voy a bañar, me acompañas le dijo a mi mujer?, ella no dijo nada, más bien se trepo encima mío y me empezó a cabalgar, como solo ella sabe hacerlo, yo ya estaba totalmente rendido mientras ella se movía como una licuadora, el tipo sale del baño, se para a un lado de la cama y mi mujer le empieza a correr la paja al otro tipo, que ya casi no se le paraba la verga pues a estas alturas estaba extenuado, luego de cabalgarme y terminar ambos, nos acostamos y quedamos rendidos.
Al final nunca supe cómo se llamaba el tipo, pero si supe que mi mujer descubrió otro mundo con las experiencias de tríos, y me dijo, ya vez mi amor, así me gusta ser tirada.
David & Kiara
Si quieres comentar algo, o escribirnos,

 

¿Ganas de SEXO? No desesperes, descubre quien más quiere sexo en tu zona!