Categorías

Relatos Eróticos

Primera Vez

Como perdí mi virginidad

Publicado por Anónimo el 30/11/-0001

Soy una chica alta, de cabello oscuro, diría que bien proporcionada y un buen sentido del humor; mi amigo es de mi estatura, moreno y un trasero envidiable. Gustavo (era mi amigo), desde que tengo memoria, ahora ya tiene 21 años y aun no la llevamos súper bien. Vivía muy cerca de mi pero hace como 6 meses se mudo un poco lejos, así que cuando viene, acostumbra a quedarse en mi casa.

Ese día él llego a mi casa, para el cumpleaños de mi mamá, vino con su hermana y sus padres... Como siempre entro a mi habitación y empezamos a hablar de nuestras cosas. Le conté sobre mis planes y él hablo sobre su novia y lo bien que iba en sus estudios. Bajamos a hablar con la gente que estaba allí y tomamos un refresco, nos quedamos hasta tarde y poco a poco la gente se fue, sus padres y su hermana se tenían que ir mas temprano por una reunión importante y mi mamá y mi papá iban a una cena así que sugerí que Gustavo se quedara acompañándome ya que no me gusta quedarme sola, de lógica él accedió y muy pronto quedamos solos en casa.

Fui en busca de unos refrescos para sentarnos en la sala y seguir charlando, propuse ver una película así que me levante para buscarla en el cajón, había una película que yo aun no había visto y además no tenia titulo, así que la tome y la lleve a la sala para verla, cuando la película comenzó trataba de una de esas pornos donde hacen mil y una cosa explícitamente, yo me coloque roja y saque la película inmediatamente y el se empezó a reír en vista de lo sucedido. Ofrecí mejor ver fotos familiares para recordar viejos tiempos, busque los álbumes y nos juntamos para observarlos juntos, nos reíamos y hacíamos constantes bromas cuando sin querer derrame sobre toda su ropa refresco, le ofrecí subir a mi habitación para que se cambiase, llegamos y el se quito la camisa y el pantalón, quedando solo en bóxer, tenia realmente tiempo sin verlo así y me quede con cara de apenada el pregunto si me molestaba y le dije que no, que iría a buscar alguna ropa de mi hermano.

Cuando regrese él estaba acostado en la cama viendo la tele, me reí un poco nerviosa y le di la ropa él me echo sobre la cama y empezó a juguetear conmigo sobre el césped. Muy pronto lo tuve demasiado cerca de mí y sonriendo me dijo, que haríamos algo que me encantaría! y pregunto si yo aun era virgen, le respondí que claro que lo era y él dijo que quien mejor que él para cambiar eso; el realmente me quería y yo a el además él me gustaba un poco intente alejarme y levantarme pero me excito demasiado sentir su polla apenas separada de mi vagina por unos trozos de tela él comenzó a besarme muy suavemente y me susurro al oído que no me haría daño, jugaba con mi lengua y poco a poco comenzó a desvestirme, la blusa la saco magistralmente de un jalonazo muy suave y siguió besándome luego me desabotono el pantalón y comenzó a bajármelo, hasta que solo quede con mi panty y mi brasier, el me dijo:

- Te prometo que esto será lo mejor de tu vida, te quiero bonita.

Mientras yo simplemente lo miraba a los ojos siguió besándome y llevo su mano lenta pero directamente a mi panty y coló su mano por ella para empezar a acariciarme, lo hacia muy suavemente, tocando cada parte incluyendo mi clítoris haciendo que me retorciera de placer, luego me quito el brasier y la panty que ya estaba súper mojada y riéndose me dijo:

- Nunca pensé que haría esto contigo amor.

El mientras se despojaba de su bóxer, pego su polla ya erecta a mi vagina y empezó a lamerme los senos, me los estrujaba y jugueteaba con mis pezones que note habían crecido y estaban de puntita, luego bajo hasta mi vientre y daba algunos lengüetazas a mi clítoris mientras me estrujaba los pezones, luego me abrió las piernas y coloco la punta de su polla en mi vagina y poco a poco la introducía hasta que lo hizo de un golpe, me dolió mucho sentía que me desgarraba la carne por dentro y se me salieron algunas lagrimas así que el sin moverse pregunto si me encontraba bien asentí con la cabeza y el prosiguió con un mete y saca, sentía sus testículos rozándome y su polla gigante dentro de mi, luego sentía como derramaba su leche dentro de mi y también mi primer orgasmo y el saco su pene, me rodaban por las piernas sangre y jugos, él empezó a hacer un 69 para limpiarnos y me hizo venir por segunda vez no podía ni moverme.

Luego nos dimos una ducha juntos, él limpiaba cuidadosamente mi vagina porque me dolía mucho, introducía su mano con jabón y la sacaba lentamente luego nos vestimos y dormimos juntos abrazados en mi cama, por la mañana el se levanto y se fue a su casa. Tal vez la historia no sea muy interesante pero la hemos repetido algunas veces

 

¿Ganas de SEXO? No desesperes, descubre quien más quiere sexo en tu zona!