Categorías

Relatos Eróticos

Primera Vez

Mi primera leche, mis primeras experiencias sexuales

Publicado por Blanca el 02/04/2016

Hola, después de hacer tantos videos xxx amateurs con mi esposo y calentarme subiéndolos a estas paginas del Internet, ahora he querido escribir mis mas calientes recuerdos y compartirlos de la misma forma, es decir por Internet, solo espero que al leer mis memorias sexuales, se tomen la molestia de darme sus comentarios pues es algo que me calienta muchísimo mas y me motiva a hacer mas videos y a escribir mas.
Dicho esto, empezare a narrarles lo que viví en mis primeras experiencias sexuales.

Ese día todo era normal, yo era una adolescente de 16 años y ya había tenido novio, no había pasado a más de besos y escarceos sobre la ropa, pero en esos días ya no tenia a mi novio, estábamos a fines del mes de Mayo y los exámenes finales ya estaban en la puerta, somos una familia mediana, tengo dos hermanas, menores que yo y dos hermanos mayores que yo, y por estos días siempre se llena la casa de todos los amigos de nosotros por que nos reunimos a estudiar para los exámenes, pero el día de hoy fue algo especial, pues vinieron varios amigos de mis hermanos y dos de ellos atrajeron mucho mi atención, y ya para terminar la tarde uno de ellos se puso a platicar conmigo y me gusto mucho, puedo decir ahora con certeza, que mas que gustarme, me atrajo muchísimo sexualmente, muchísimo!!! A tal grado que solamente platicando mi cosita latía y se humedecía pidiendo atención! Al irse todos cenamos y nos bañamos para dormir, pero al estar en la cama no podía yo dormir, estaba muy inquieta y nerviosa, varias veces me estremecí con escalofríos y no lograba conciliar la calma para poder dormirme, así que me decidí a ir a hablar con mi hermano, el que había invitado a sus amigos, para preguntarle de Manuel, que me contara de el, quería yo saber mas de el.

La recamara de nosotras se conecta a la recamara de mis hermanos a través del Baño, así que estaba yo por entrar al baño para pasar a la recamara de mis hermanos cuando en la oscuridad del baño alcance a escuchar algún sonido, parecía una respiración agitada, entonces abrí cuidadosamente y en absoluto silencio la puerta y vi. a mi hermano Luis, sentado en la tasa del baño, pensé que estaba haciendo lo que se hace ahí, pero fue entonces que vi bien lo que hacia, se estaba masturbando, o como dicen ahora, lo vi chaqueteandose, me quede fría como el hielo, no pude separar mi mirada de su verga!!! Yo lo había visto desnudo una que otra vez, pero nunca lo había visto así!!! Que cosa mas grande!!! Se le veía como una torre!!! Se le veía enorme!! Y el seguía masajeándoselo, subiendo y bajando sus manos alrededor de su verga!! Y de pronto me di cuenta de que sin hacerlo yo intencionalmente ya me estaba acariciando con mi dedo medio mi clítoris, estaba yo súper ensopada, mi dedito se deslizaba suavemente sobre mis pegajosos jugos, mis caderas se comenzaron a mover al ritmo de mi dedo y tuve que morderme los labios para no gemir de placer, me quite el calzoncito que traía y abrí bien mis piernas para poderme acariciar a gusto, sentí como empezaban a correr las gotas de mis fluidos por mis piernas y eso me calentó mas, de pronto mi hermano comenzó a gemir ahogadamente y se sacudió violentamente, pude ver como saltaban los disparos de su leche, salían en todas direcciones por sus movimientos descontrolados, yo también sentí venir mi orgasmo, trate de quitar mi dedo de mi clítoris para no venirme, pero no pude, seguí tallándome deliciosamente y comencé a sentir mi abdomen contraerse y temblar, después fueron mis rodillas las que perdieron fuerza un delicioso calor se fue apoderando de mi, pronto mi cuerpo sintió cientos de minúsculos calambres y descargas eléctricas, mis ojos temblaron en un interminable tic mientras yo me trasladaba al paraíso, ya casi ni me tocaba el clítoris, pero el placer seguía creciendo, las gotas de mis jugos fluían y fluían en mis piernas, con la otra mano me tuve que sostener de la pared, sentía que el corazón me latía tan fuerte que todo el mundo me escucharía, de pronto todo mi cuerpo se tenso y descargue todo mi placer, volví a ver hacia mi hermano y estaba tratando de limpiar si salpicadero de semen, yo solamente me eche dos pasos para atrás y chupe mi mano para saborear mis jugos, estaba empapada!! Escurriendo!! Jamás había tenido un orgasmo tan fuerte y tan intenso!! Me fui a sentar a mi cama, me limpie con las sabanas y ya me iba a dormir, pero sentí unas inevitables ganas de ir al baño, así que me pare como si nada y fui, al entrar, ya no estaba ahí mi hermano, así que me senté a hacer lo que tenia que hacer y al terminar, me acerque al lavamanos, me enjuague las manos y al apoyarme en el borde del lavamanos sentí que me embarre de algo! Mi hermano no había limpiado todo su batidero, prendí la luz y puse los seguros de las puertas y me dedique a buscar mas balas perdidas de mi hermano! Encontré tres!! Y los estuve estudiando con la mirada, los toque, sentí su viscosidad y no lo pude evitar, me dio mucha curiosidad saber cual era su sabor, aso que con un dedo levante una muestra y lo probé!!! El sabor era algo raro, no encontré con que compararlo, no sabia mal, pero tampoco sabia bien, con mi lengua lo paladee y al darme cuenta de lo que estaba haciendo me dio mucho morbo!! No lo pude evitar, con el mismo dedo levante las otras dos gotas de leche y me los comí, eso me volvió a calentar y me senté en el baño a darme otra sesión con mi dedito, fue algo muy rico, mientras me venia, seguía saboreando la lechita en mi boca.

Espero que les guste este relato y me den sus comentarios.

 

¿Ganas de SEXO? No desesperes, descubre quien más quiere sexo en tu zona!