Categorías

Relatos Eróticos

Primera Vez

Su primera vez

Publicado por Anónimo el 30/11/-0001

Sucedió cuando tenia 21 años, en ese tiempo trabajaba en unos videojuegos, en la ciudad de Monterrey Nuevo León México, el local estaba en el área del centro y era frecuentado por muchos jóvenes, ya que cerca había varias escuelas e institutos, un día llegaron dos chicas a pedir el baño, ya que estaba dentro de el área de la caja, eran de un instituto cercano, al terminar nos pusimos a platicar amenamente, una de ellas se llamaba Evelin, morena, algo rellenita y agradable, la otra se llamaba Cony, rubia y preciosa, las dos tenían 18 años, empezamos a platicar de tonterías y otras cosas y nos caímos bien, después iban seguido a platicar conmigo, tenían como 1 mes de ir, cuando de repente un día llego Cony sola, me dijo que su amiga no había ido a la escuela y nos pusimos a platicar, eran como las 6 de la tarde, me empezó a platicar que hacia unos días había visto una película pornográfica en casa de una amiga y que le dio mucha curiosidad, me empezó a preguntar cosas que pasan en las películas y seguimos hablando de las relaciones sexuales y cosas por el estilo, ella me confeso que era virgen y nunca había tenido novio, me empezó a preguntar acerca de los besos y yo le dije jugando que si quería le enseñaba a besar, para mi sorpresa me contesto que si, me sorprendió porque como dije era preciosa y tenia una cara angelical y sus labios eran carnosos, como invitando a ser besados, en ese rato eran como las 8 de la noche y le pregunte si tenia que llegar temprano a su casa, a lo que me contesto que había pedido permiso de llegar a su casa a las 11 de la noche ya que iba a ir a una fiesta en casa de una amiga, yo cerraba el local como a las 9, pero estaba muy flojo de gente en ese momento ya que era viernes, le pedí esperara un momento, avise a los 3 chavos que estaban que ya iba a cerrar y les regrese el dinero de sus fichas, apague las maquinas y cerré primero la persiana de acero y luego la puerta de vidrio, regrese a la caja y le dije a Cony que ahora si ya nadie nos iba a molestar, que el dueño nunca iba los viernes, con algo de nerviosismo me acerque a ella y lentamente comencé a besarla, comencé con un beso sencillo, solo de labios y poco a poco nos besamos cada vez con mas pasión, era una excelente alumna porque aprendió muy rápido, seguimos besándonos y acariciándonos, hasta que le dije que parara porque ya me estaba excitando mucho, me dijo que ella sentía cosas muy extrañas y no quería que parara, le pregunte cuales y me dijo que sus pezones estaban duros y muy sensibles y con pena me dijo que estaba húmeda de su vagina, le conteste que ese liquido era un lubricante natural para prepararla para la penetración, me dijo que sus amigas le habían contado de sus experiencias y que tenia mucha curiosidad de lo que ellas llamaban el orgasmo, pero que ella no quería dejar de ser virgen, yo le conteste que había algo que se llamaba sexo oral y que si quería se lo podía hacer para que experimentara el orgasmo, me contesto que si, que le agradaría mucho, en el baño había regadera, así que le dije que si quería nos metiéramos a bañar, para que hubiera mas higiene, con una sonrisa coqueta comenzó a desvestirse lentamente, se quito primero su chaleco, luego comenzó a desabotonarse lentamente la blusa y se la quito, desabrocho su falda y cayo al suelo, se quito el sostén y luego el panty, hasta la fecha, es la imagen mas excitante y evocadora de toda mi existencia, la describiré ya que cada detalle quedo grabado en mi memoria, tenia pelo rubio, lacio y largo, ojos grandes y largas pestañas, una nariz respingadita, una boca pequeña con labios carnosos, todo englobado en una cara de diablilla, hombros blanquísimos, unos senos no muy grandes, cabían perfectamente en mis manos, unos pezones pequeños y color rosa, una cintura que casi abarcaba con mis dos manos, y poco de vello púbico de color café claro, piernas blancas y torneadas y unos pies pequeños y delicados, me desnude y ella se sorprendió y me dijo que nunca había visto un pene.
Nos metimos a la regadera donde comencé a bañarla con mucha delicadeza, la saque al local, encima de la maquina de pinball, comencé a besarla lentamente y luego comencé a besar su cuello, luego lentamente a sus senos, comencé a lamer y mordisquear sus pezones, luego fui besando su abdomen y separe delicadamente sus piernas, comencé a besarle por el interior de sus muslos y llegue a su vagina, húmeda y hermosa, comencé a lamer su clítoris y alrededor metiendo un poco mi lengua en su vagina, comenzó a retorcerse y gemir de placer, hasta que con un gran grito, supe que estaba teniendo su primer orgasmo seguí chupándole y lamiendo hasta que encadeno tres orgasmos seguidos, quedo sin fuerzas tendida en la maquina, saboreando el momento, yo estaba a reventar y comenzaban a dolerme los testículos, después me dijo que si el orgasmo por penetración era mejor y le conteste que si, me pidió que la penetrara, que ya no le importaba y que quería perder su virginidad conmigo y me dijo que no importaba que no usara condón, que esos no eran sus días fértiles, que ya le habían enseñado eso, la baje y tome las llaves para poner muchos créditos en otra maquina llamada air hockey, que era como una mesa con miles de agujeritos que lanzaban aire, para hacer flotar un disco y jugar hockey, subimos ahí y comencé a besarla por todo el cuerpo lentamente, me dijo que quería saber como sabia el pene y me dijo que había visto en la película, que hacia una chica el sexo oral, comenzó a hacerme el sexo oral, primero torpemente y luego un poco mejor, me acosté y le pedí que subiera al revés, entonces comenzamos a hacer el 69, estuvimos así unos 10 minutos hasta que sentí que ya estaba lo suficientemente lubricada, la voltee y le pregunte si estaba lista, me contesto que si y se acomodo y puso mi pene en la entrada de su vagina, que para ese tiempo estaba chorreando. Comenzó a introducirla lentamente, de repente sentí que algo impedía la entrada y al hacerlo lentamente le dolía, yo había leído que tiene que ser un poco fuerte, así que la tome de las caderas y le di un jalón hacia abajo, sentí como cedió y se clavo casi hasta el fondo, dio un grito de dolor y pidió llorando que la sacara, le dije que se quedara así un momento y que pronto pasaría, se quedo así y poco a poco, empezó a moverse y luego a subir y bajar un poco, me dijo que ya no sentía dolor y comenzó a subir y bajar mas rápido y después de unos minutos, con un grito me dijo que ya estaba teniendo otro orgasmo, en ese momento me apure y con una explosión eyacule dentro de ella, con un gozo increíble, ya que estaba viendo la expresión de ella y si era hermosa normalmente, con esa expresión de placer, se veía infinitamente mas hermosa y excitante, se desplomo en mi pecho agitadamente, nos levantamos y la lleve a la regadera, me sorprendió un poco ver mi pene con sangre, nos enjuagamos y la lleve al sillón que estaba en el área de la caja, la acosté y le penetre de nuevo, hasta que volvimos a tener otro orgasmo, se hinco en el sillón y volví a penetrar su vagina, esta vez por la parte de atrás, mientras apretaba suavemente sus pechos y pellizcaba sus pezones, tuvimos de nuevo otro orgasmo, nos metimos a la regadera y lo volvimos a hacer allí ahora de pie, salimos, nos vestimos y la lleve a su casa.

Quedamos de vernos después y así fue, tuvimos muchas sesiones de sexo enloquecedor tanto en mi casa, como en los videojuegos de nuevo, aunque la primera vez fue excepcional, ya que saber que una hermosa chica me había escogido para que la hiciera mujer y que conmigo había gozado por primera vez del sexo y que le había encantado, era un sentimiento de satisfacción y orgullo que hasta ahora todavía tengo. Aunque lo divertido fue al siguiente día que fui a trabajar, no sabia como explicarle a mi jefe porque había sangre en la maquina de air hockey : )

 

¿Ganas de SEXO? No desesperes, descubre quien más quiere sexo en tu zona!