Categorías

Relatos Eróticos

Sadomasoquismo

Disciplina en el sexo

Publicado por Anónimo el 30/11/-0001

Sonó el teléfono, era la persona que menos esperaba y mas ilusión me produjo, era AmaSara, una ama que había conocido hacia tiempo y que me ofrecí a ser su esclavo pero nunca obtuve respuesta hasta este mismo día, Fue muy breve me dio una dirección y una hora y no dude en ningún momento en presentarme a esa cita.

Tras un pequeño viaje me presente en la dirección que me había dado, estaba situada a las afueras de la ciudad y parecía una casa grande, llame a la puerta y me abrió AmaSara, es una Ama preciosa y muy atractiva, no podía creer la suerte que yo tenia al poder estar en su presencia, me invito a pasar a la casa , tras un largo pasillo llegue a una habitación y tuve una inesperada sorpresa , no estaba sola , había otra mujer, era una mujer mucho mas mayor que AmaSara, rondando los 50 años, era una mujer obesa con caderas anchas al igual que sus brazos y piernas, y tenia un aspecto serio en su rostro, iba vestida con una bata de seday estaba sentada en un sillón.

- Estaes Gloria, y a partir de ahora será tu nueva Ama, si me entero que no la has complacido no volverás a saber nada demi- , dijo AmaSara, - ahora tengo que irme espero que te guste tu nueva Ama- , AmaSara abandono la casa y me dejo a solas con aquella mujer. Pensaba que tendría la ocasión de servir a AmaSara pero no fue así me entrego a otra Ama.

- Preséntate esclavo- me ordeno mi Ama, yo la conteste con mi nombre y edad, a propósito mi nueva Ama me doblaba en edad pero ahora me alegro de haberla conocido. Muy bien esclavo quiero que te desnudes y te pongas de rodillas- obedecí a mi Ama, AmaGloria se levanto yse acerco a mi con unas esposas en la mano,se puso detrás mía y me cogió mis manos y me las puso a la espalda, y me esposo las manos a la espalda, las esposo con fuerza, las esposas me hacían daño en las muñeca, - no quiero ni una sola queja- me reprocho mi Ama, mi Ama cogió varias cuerdas y siguió atándome con ellas, me ato con una cuerda por encima de las esposas, si ya hubiera sido imposible liberarme de las esposas aun mas con la cuerda, y después me ato con otra cuerda ala altura de los codos, la cuerdas y las esposas mordían mis brazos con presión.

- túmbate en el suelo esclavo ella me cogió los pies y empezó a atarme los pies con otra cuerda e hizo lo propio con otra cuerda a la altura de las rodillas, ahora estaba inmovilizado de pies y manos, - de rodillas esclavo- a duras penas conseguí ponerme de rodillas, en aquella posición me apretabanaun mas las cuerdas, - ¿estas cómodo?-, me pregunto mi ama, era una pregunta retórica a la que no conteste, al instante recibí una violenta bofetada en la cara, - contéstame esclavo- note su carácter y la dureza de su brazo en mi cara, - siama- , al instante volví a recibir una segunda bofetada, - ¿eso es todoesclavo?, -pues dame las gracias-y volví a recibir otra fuerte y sonora bofetada , - creo que voy a tener que enseñartemucha disciplina- , la cara me escocia con las bofetadas recibidas, se me ocurrió pedirla perdón , pero eso fue peor, otra nueva bofetada se estrello en mi cara, - no se te ocurra hablar sin mi permiso o no volverás a hablar mas,- me cogió por el pelo con agresividad - ¿ has entendido esclavo?- y yo muy torpe volví a equivocarme- si ama, pero nome abofetee mas – una contestación impropiaque no pensé, ella se enfado aún mas y me contesto que me abofetearía cuanto quisiera ellay que no volvería a abrir la boca.

Se acerco a un cajón y de el sacó cinta de embalar, se acerco a mi y se puso delante de mi, se quito la bata y se quedo con un liguero negro con medias negras que acababan en unas sandalias de tacón, se desabrocho el liguero y se quito las bragas, y empezó a restregárselas por su trasero y ano, me las acerco a la nariz y me ordeno que las oliese, olían a su trasero,

- abre la boca – yo obedecí y empezó a introducirme sus bragas en mi boca , corto varias tiras de la cinta de embalar y me las pego en la boca , se aseguro que pegaba bien la cinta en mi boca, - ahora no volverás a molestarme y recibirás todas lasbofetadas que yo desee-mi Ama volvió al cajón y regreso con unos guantes de gomadomésticos, aquello me dio miedo no sabía que pretendía pero pronto pude saberlo, mi ama se puso delante mía y empezó a ponerse los guantes, se ajusto los guantes despacio y cuando termino recibí una fuerte bofetada, y sin darme tiempo a recuperarme de esta recibí otra,empecé a recibir una lluvia de bofetadas, la goma de sus manos se estrellaba en mi cara una y otra vez, con una mano me levantaba la barbilla y al instante recibía la bofetada, no se cuantas pude recibir, pero la cara me escocia, recibí muchas bofetadas con fuerza, comprobé la fuerza de su ancho brazo, ademásmi Ama se burlaba de mi, - solo tienes que decir quepare y paro- yo solo emitía unos gemidos de mi mordaza, y mi ama burlándose de mi decía que no oía nada y seguía estrellando su mano en mi cara.

Por fin termino de abofetearme, pero no termine de recibir disciplina, mi Ama cogió un paddle de plástico duro, me cogió por el pelo y me lo enseño – ahora voy a darle color a tu trasero- mi ama se reía , se notaba que estaba disfrutando, mi ama me cogió por el pelo e introdujo mi cabeza entre sus anchas piernas, cerro las piernas y me presiono con fuerza con ellas, entre la mordaza y la presión de sus piernas sentíauna sensación de asfixia, se inclino hacia mi trasero y recibí un fuerte azotey tras el vinieron muchos mas, en la habitación tan solo se escuchaba el sonido de el paddle contra mi trasero y algunos gemidos de mi boca,tras recibir una buena y dolorosa azotaina me libero mi cabeza - ¿ quieres recibir otraigual?- mi respuesta fueron solo gemidos desde mi mordaza, y burlándose de mi,mi ama volvió a presionarme la cabeza entre sus piernas y volví a recibir otra azotaina mas dolorosa, el trasero me ardía y debía de tenerlo completamente colorado y marcado, pero tuve que soportar todos los azotes que ella quiso darme.



Mi ama se sentó en mi pecho, tras volver a abofetearme varias veces, acerco su mano a mi nariz y la tapo, empezó a asfixiarme, me soltó cuando estaba exhausto, y apenas tuve tiempo de coger aire cuando volvió a taparme la nariz, mi ama practico técnicas de asfixia conmigo, mi ama se enfado cuando aparte mi cara para que no pudiese taparme la nariz, se inclino sobre mi cara y puso mi rodilla en mi cuello impidiendo mover la cabeza y siguió asfixiándome apenas dándome tiempo a recobrar el aire, practico asfixia con su trasero, se sentó en mi cara , colocando su ano en mi nariz y tuve que soportar su olor y el peso de mi ama, durante un largo rato mi ama continuo humillándome y practicando asfixia conmigo, hasta que por fin me quito la mordaza y respire aliviado, - ahora quiero sentir como lames mi trasero esclavo o te amordazode nuevo-se sentó en mi boca y con mi lengua empecé a lamer su trasero, mi ama se introdujo un dedo enguantado en su ano y lo metió en mi boca - chupalo esclavo- y continuo metiéndose el dedo y dándomelo a chupar . Me daba repugnancia lamer su dedo que había sido introducido en su ano pero tuve que lamerlo repetidas veces. Mi ama me felicito por lo bien que me estaba portando y me dijo que obtendría mi premio, se puso en cuclillas sobre mi cara y mi premio fue su orina, mi ama no paraba de reírse y humillarme , su orinaempezó a mojarme toda la cara , mi ama me tapo la nariz para que abriese la boca y me entrara su orina, cuando termino de orinar mi rostro, estaba completamente mojado, ella me seco la cara con sus manos enguantadas y al terminar se quito los guantes y me los introdujo en la boca y volvió a pegarme cinta de embalar .



Ya había soportando numerosos castigos y humillaciones pero ella continuo, mi sorpresa fue cuando se puso un pequeño dildo alrededor de su cintura, me levanto y me apoyo sobre una mesa, sentí su gran cuerpo sobre mi espalda, y empecé a notar su dildo introduciéndolo en mi ano, mi ama lo sacaba y lo metía en mi ano, fui sodomizado por mi ama,mi ano me dolía y también mi trasero después de las azotainas recibidas. Mi ama continúo humillándome y castigando durante un largo tiempo, - ahora dejare que descanse y cuando vuelva continuaremos- se marcho de la habitación y me dejo allí atado, amordazado, pasaron horas hasta su regreso, y en su ausencia me dolía todo el cuerpo por las cuerdas y los castigos sufridos, y mi boca sabia completamente a goma y orina, no podía dejar de pensar en el dolor y en mi ama. Hoy estoy completamente agradecido a mi ama por permitirme ser su esclavo.

 

¿Ganas de SEXO? No desesperes, descubre quien más quiere sexo en tu zona!