Categorías

Relatos Eróticos

Sadomasoquismo

Mi esposa es una sadica y masoquista

Publicado por Ruben el 16/08/2015

La primera vez que quise tener sexo duro con mi esposa fue causa de mi divorcio y que me tacharan de loco degenerado mi fantasia siempre habia sido practicar el sadomasoquismo y cundo lo intente valio todo paso un tiempo y subi un relato con mis fantasias varios correos me llegaron y entre todos contacte una mujer de 27 años despues de un tiempo nos conocimos personalmente era mas bonita y mas delgada de lo que parecia al principio la veia muy fragil y demasiado pasiva y buena honda al paso del tiempo hicimos vida de pareja pero en la cama por mas que lo intentaba era muy frigida no lograba hacerla que se viniera siquiera pero yo la queria mucho y no buscaba la manera de calentarla de pronto ella empezo a cambiar su caracter se hizo muy fuerte y agresiva y queria mandart en todo al principio era paciente con ella pero poco a poco me fue colmando hacia mil cosas por sacarme de quicio una noche no aparecia por ningun lado yo estaba enojadisimo casi al amanecer llego borracha con un chupete en el cuello y retadome perdi los estribos y la empeze a cachetear sacado de quicio le pegue con mi cinturon hasta dejarla tirada en el piso la vi tan fragil en el piso que arrepentido me agache a levantarla ella me tomo por el cuello y me beso ardientemente mientras me decia asi papito pegame mas duro y cogeme rico no lo podia creer excitado al naximo la jale del pelo hasta la cama mientras la seguia cacheteando ella calientisima pedia a gritos ser cogida cuelgame de las manos y sigueme dando en la madre papito chulo la lleve al baño y con un cordel la colgue de la regadera mientras mis dedos golpeaban sus tetas vuelto loco de placer asi colgada levante sus piernas sobre mi cintura y se la empeze a meter su cuerpo temblaba mientras le mordia con fuerza los pesones sentia como sus liquidos caliente fluian a chorros de tal manera que no sabia si se esta viniendo o miando el cordel no aguanto rompiendoze y cayendo de espaldas sin inmutarse seguimos cogiendo como locos nunca pense que detras de aquel cuerpo tan fragil se escondiera tanta locura sexual exaustos quedamos tirados la lleve a la cama se veia tan tierna y tan cariñosa a pesar de las huellas del castigo al la que la habia sometido a otro dia muy temprano se levanto feliz agradeciendome que por fin la ntendiera yo sali a mi trabajo y por la noche la sala estaba a media luz ella estaba sentada en la sala completamente desnuda en la mesa vi una gran cantidad de pinzas de ropa unas velas encendedor ligas y un pequeño latigo de tres puntas una silla alta del comedor ella se levanto melosa su mrada lujuriosa era el preambulo de lo que gozariamos yo me estremeci de placer cuando ela se sento en la silla poniendo las manos atras ponme las ligas en las muñecas me dijo yo vibrando de placer la ate me pidio encender las velas gruesas velas y acercar la punta de la flama para calentare los pezones con manos tmblorosas de deseo se las empeze acerca a la punta de las tetas lo caliente del fuego hizo arrancarle gemidos de placer mas cerca papito chulo mas cerca los gritos de placer y los gemidos aumentaro al acercar mas la llama vi sus pezones erectos duros como una piedra enrojecer por la llama ahora mamalos y vuelvelos a calentar asi lo hacia mi verga me dolia de tan dura que estaba vacia la cera caliente en mis tetas dijo jadeante la cera ardiente y derretida caia sobre sus blancas tetas aumentando sus gritos gritos que me excitaba la cera caliente empezo a cubrir por completo sus tetas desde la base hasta los pezones era un verdadero espectaculo verla asi cuelgame papi pidio la colgue de las manos y y me pidio colocarle las pinzas empezando por sus labios sus orejas su barbilla y luego sus tetas cada pinza que le ponia era un estremecimiento en mi cuerpo abrio sus piernas al maximo totalmente mojadas le puse las pinzas en sus labios vaginales mientras ella se retorcia de placer y de dolor su vagina goteaba liquidos abundantemente haciendo un charco en le piso meteme una vela en el culo la mas gruesa pidio sin lubricarla ni nada se la empeze a meter sin compasion sus pequeñas nalgas se cotraian mi verga escupio semen a chorros pero no perdi la ereccion me coloqe entre sus piernas y se la meti las pinzas lastimaban mis bolas y estiraban sus labios vaginales violentamente se la metia y se la sacaba causandonos dolor y placert hasta que ella completamente desmadejada aflojo todo su cuerpo mientras se venia copiosamente la solte y su cuerpo quedo tendido en el piso entre sus jugos y mi semen poco a poco le retire las pinzas y la cera mientras ella debilmente reaccionaba quedamos los dos tendidos en nuestra cama por varios dias la he dejado recuperarse hoy es domingo y mañana volveremos a hacerlo solo de pensarlo me vengo solito que nuevas cosas me pedira hacerle no se pero creanme que pronto todos ustedes lo sabran que estamos locos ? Quizas pero somos felices hasta pronto queridos lectores

 

¿Ganas de SEXO? No desesperes, descubre quien más quiere sexo en tu zona!