Categorías

Relatos Eróticos

Sadomasoquismo

Una aventura sadomaso

Publicado por Anónimo el 30/11/-0001

Pues verán, una noche salí con una amiga, que desde hace tiempo no veía, y como fue platicamos horas y horas de todos los temas posibles, hasta ya entrada la noche nos fuimos a mi departamento, y seguimos charlando, hasta que llegamos al tema del sexo, y empezamos a confesarnos una que otra aventurilla, después de eso ella me dije que tenia tiempo, que donde vivía practicaba el sado, yo le dije que es eso, y ella me explico, la verdad me excito un poco saberme sometida a alguien, bueno todo paso, nos fuimos a dormir, pero antes de acostarnos me dije que también siempre le he atraído, así que para no terminar mal la noche, tuvimos sexo, me encanto por cierto, la forma me chuparme mi clítoris y como me tocaba los senos, fue algo hasta cierto punto dulce, me gusto bastante tuvimos sendos orgasmos llenos de placer, y así transcurrió el tiempo, y gracias a Internet, tuvimos mas contacto por vía mail, entonces un día me invito a la boda de uno de sus primos y como era en viernes, solo tenia que pedir permiso en mi trabajo a partir del viernes al medio día, y me quedaría con ella todo el fin de semana.
Hice mis maletas y llegue el viernes por la noche directamente a la fiesta, la pasamos super, bailamos, comimos y nos divertimos un montón, ya era la madrugada cuando nos fuimos ella y yo a su departamento, ya no vivía con sus papas, era mas bien una pequeña casita retirada de la ciudad, le pregunte que si no le daba miedo, vivir tan lejos, sin vecinos, y ella sola, me dijo que al principio pero después se acostumbro, entonces le dije sabes voy a bañarme de tanto bailar estoy super sudada, entonces me metí al baño y después de unos instantes ella entro al baño desnuda, y se metió en la regadera conmigo, nos enjabonamos, nos acariciamos, nos dimos dedo mutuamente, en fin fue una ducha espectacular, ya en la cama, ella abierta de piernas acostada mientras que yo jugaba con mis dedos y mi lengua en su rajita, me empezó a hablar y a comentar, que sino me interesaba ser dominada y humillada, la verdad yo creí que era solo un juego, así que le seguí la corriente, después de un rato terminamos en un majestuoso 69 y nos quedamos dormidas, al despertar a la mañana siguiente, me dijo que íbamos a comer con sus papas, entonces nos arreglamos y nos fuimos, fue otra fiesta la comida, y cuando nos dimos cuenta eran las 7:00 de la noche ella me dijo que si íbamos al cine le dije que si, pero antes de salir ella hablo por largo rato por teléfono, bueno fuimos al cine y salimos ya tarde, nos dirigimos directamente a su casita de la pradera como digo yo, entonces como la noche anterior nos dimos un baño, al ir a la cama me dijo, que te parece si te amarro, yo sonreí y le dije que si, entonces ella me ato a las patas de la cama, fuertemente no me podía mover, ella empezó a tocarme todo el cuerpo, a pasarme su lengua desde mi boca hasta mis pies, de repente puso apago la luz de arriba y dejo varias lámparas que al parecer solo iluminaban la cama, de repente ella se enderezo y de muy cariñosa se transformo, me pego dos cachetadas, me insulto, me pellizco durísimos los pezones, y sin compasión me metió cuatro dedos por la vagina, le dije que no siguiera, que ya basta, pero no me dijo nada y siguió martirizándome, de momento se detuvo, y dije por fin me dejara, entonces si dirigió a una de las puertas, del corredor y la abrió, no lo podía creer, eran tres tipos, que parecían viciosos, y se dirigían hacia a mi.
Los insulte primeramente, y después trate de soltarme pero todo era en vano, hasta que uno de ellos me empezó a golpear, en todo el cuerpo y los hacia de una manera tan especial que me dolía mucho, pero no me provocaban moretones, entonces, le decía que no me pegara, y siguió haciéndolo, hasta que dije la palabra clave, que era: No me peguen y haré lo que ustedes me digan.
después de eso me soltaron, y me llevaron al baño al estar ahí, vi que mi amiga estaba en el baño, ella le chupaba el pene a otro de los tíos, me llevaron hacia la regadera y me sentaron en el piso de momento mi amiga se levanto de donde estaba, se dirigió hacia a mi, y en ese momento se dio la vuelta alzo su trasero en dirección mía, y me empezó a orinar, todos ellos sonrieron, y uno a uno fueron orinándome, solo el ultimo hizo que abriera la boca, y dentro de ella me hecho una meada larguísima e increíble, me sentía súper humillada, no me podía defender, de momento uno de ellos me tomo del cabello y me dio la vuelta de manera brusca, me abrió las nalgas y me metió uno de sus enormes dedos en mi ano, me dolió, entonces yo seguía toda bañada de orines, mi amiga se levanto, y se puso a chuparme el ano turnándose con el tío que me metía los dedos, de repente sentí un dolor super intense, algo me taladraba mi ano, el tipo cambio, de un dedo a la boca de una botella de vino, que me la metió sin compasión y yo grite como loca, cosa que le molesto a uno, llego y de un solo golpe me saco la botella de vino del ano, también me dolió, y me dijo ahora si vas a gritar, terminando de decirme eso, me incrusto su pene en el ano, pero durísimo y mas grueso que el cuello de la botella de vino, y mucho mas largo, yo trate de safarme al sentir la cabeza del pene tocando mi ano, pero lo otros dos me sujetaron, entonces me la metió, sentí que algo adentro de mi había tronado, fue un dolor impresionante, de un solo golpe hasta los testículos, me dolió mucho, después de estar largo rato, empezaron a cambiar de turno, primero uno, luego otro y otro, los tres me penetraron por el ano de una manera salvaje, hasta que finalmente eyacularon llenándome los intestinos de semen, pero cada vez que iban a acabar se empujaban los mas duro posible adentro de mi, yo no dejaba de gritar y en ocasiones tampoco de llorar.
Me dije por fin termino todo, pero no eras así, entonces me volvieron a llevar a la regadera y todos me orinaron nuevamente, pero yo siempre con la boca abierta recibiendo los orines, ya estando ahí, me empezaron a escupir y a insultar, yo me sentía morir, de repente mi amiga nuevamente llego a donde estaba, ella solo había sido espectadora, entonces me orino primeramente, y después empezó a cagarme encima de mis senos, y dos de ellos se encargaron de embarrarme todo el cuerpo, me dijeron si te mueves te va mal quédate ahí, los tres se dirigieron al cuarto y se llevaron a mi amiga, solo escuchaba golpes, de cinturones y los gritos como loca de mi amiga, y siguió y siguió todo aquello, después de un rato ceso todos los gritos de mi amiga y entonces apareció por la puerta del baño, toda roja de las nalgas y con la cara llena de semen, me vio sentada en el piso, y me sonrió, no lo podía creer quería matar a la desgraciada en ese mismo instante, en eso llego uno de los tíos y me dijo báñate, así lo hice creo que me gaste todo el jabón para quitarme todo el excremento de mi amiga, y ya después de bañada me llevaron a la habitación, ahí al entrar vi a mi amiga, que uno de los tíos le metía la tranca hasta el mismísimo fondo de la garganta, haciéndola vomitar varias veces, pero ella lo disfrutaba, los otros dos me tumbaron en la cama y uno se puso abajo de mi y me metió su tranca en la vagina y el otro en mi ano, empezaron a moverse sacándome todos los gritos de dolor que podían, después al voltear vi a mi amiga ya comiendo semen, al terminar de comérselo se dirigió hacia donde estábamos nosotros tres, en eso el chavo que estaba en mi ano dijo que iba a eyacular, mi amiga acerco su cara a mi espalda donde el me penetraba, y justo cuando empezaba a eyacular mi amiga se metió la tranca de este tío en la boca y el eyaculo dentro de su boca, no dejando escapar ni una gota de semen, el otro chico al ver eso me la saco y me acostó boca abajo, cuando vi que mi amiga se acercaba a mi, y me di cuenta que tenia en su boca todo el semen del chico anterior, retenido en su boca, entonces me abrió ella misma la boca y soltó todo el semen dentro de mi boca obligándome a tragármelo y como si fuera poco ella empezó a escupirme en mi boca abierta, repitió la misma operación con el otro chico, y volvió a soltarme todo el semen en mi boca, y siguió escupiéndome en mi boca, después de eso nuevamente me llevaron al baño, y todos incluyendo a mi amiga me orinaron nuevamente en mi cara y en mi boca.
No supe cuando me quede dormida, al despertar estaba en cama de mi amiga yo sola, totalmente limpia y fresca, al tratar de levantarme, sentí un dolor tremendo, lo que pasa es que me lastimaron mi ano, de una manera increíble, lo tenia todo abierto todavía a pesar del tiempo que había transcurrido, me dolía el abdomen, en fin todo el cuerpo y me sentía súper humillada, y jure no volver a hacerlo, de hecho una vez que salí de la casa de mi amiga no he vuelto ni a hablarle.
Espero que les halla gustado.

 

¿Ganas de SEXO? No desesperes, descubre quien más quiere sexo en tu zona!