Categorías

Relatos Eróticos

Sadomasoquismo

Violacion y la fantasía de una puta casada

Publicado por MIK GROSS el 21/03/2016

Sandra estaba sola en el chalet que la compañía de su hijo,unos días vacaciones. En cuenta que a cambio su ex marido ,estaba de vacaciones con su fulana 20 años mas joven que el. Así que Sandra se había ido sola con su hijo .


Sandra era una rubia de bote, de pechos muy bonitos y trasero respingón.
A sus 38 años era una preciosa mujer de rasgos típicos para una española . Allí había conocido a su ex marido, Y con él se mudó a Madrid .Era la una de la madrugada y Sandra estaba viendo una película erótica. Un porno suave del llamado “para mujeres” donde un hombre atractivo y musculoso acababa de atar a una mujer a la cama (las cincuenta sombras de GREY). Se había tomado ya media botella de CAVA viendo la película que la había medio emborrachado y ahora su mano estaba bajo sus bragas jugueteando con su clítoris. Solo las bragas y un TOP azulado bastante sexy era lo que llevaba. Lo había metido en la maleta cuando aún había posibilidades de que su marido la acompañara. El sexo con su EX marido no estaba mal. Normal. Pero ahora mismo le vendría de perlas que estuviera con ella. Así que esa noche había decidido darse un homenaje.


Oyó un par de ruido de pasos. De esas que se usan para llamar la atención. Se giró y vio a tres hombres que flanqueaban la puerta del salón copando la salida. Sandra tardó en reaccionar más de lo recomendable pues estaba algo borracha. Salto y se escudó en lo primero que encontró. El televisor que proyectaba la película erótica que estaba viendo.Los tres hombres tenían rasgos extranjeros. Posiblemente de africanos. Los tres eran musculosos y su corte de pelo les daba un aire marcial. Casi diría que parecían unos típicos y tópicos malos de una película americana. Uno de los hombres junto a la puerta acababa de montar un poner en marcha una cámara en un trípode.


“Vaya vaya. ¿Interrumpimos algo?” se mofo el que parecía llevar la voz cantante. Hablaba bien español, tal vez con un tono arabe pero era claramente un hombre de marruecos. Sandra apenas balbuceaba palabras sin sentido. “De hecho venimos a hacer realidad eso que estás viendo... Si te portas bien no le pasara nada a tu hijo que está arriba atado ”


Sandra al fin pudo reaccionar. “¿Que? ¿Mi hijo?TU hijo esta atado. Por favor no lo toquéis ,os daré dinero lo que sea pero no nos hagas daño...


La sorpresa de Hansann era manifiesta. Había preparado este safari, el número 10, como tantos otros. Habían recopilado información sobre Sandra y habían estado vigilando la casa varios días. Había visto un coche salir pero solo habían visto a un chiquillo que no era su hijo, el hijo de Sandra de 14 años estaba arriba . Pero a saber si estaba jugueteando con su amigo en el coche, tirado, y por eso no lo Hansann hizo una señal a Omar un negro imponente que de un salto corrió escaleras arriba. Durante varios segundos hubo un tenso silencio solo roto por los falsos gemidos de la actriz de la película. Cuando bajó Hansann le confirmó, que tenia hacer ahora. Habían refinado la técnica de amedrentar a madres amenazando con cortar los dedos de sus hijos o bien el pene, como en la pelicula(perros callejeros). Una madre dispuesta a salvar a su hijo es tremendamente complaciente pero ahora, sin esa amenaza... tenía que tomar una decisión.


“Ha... habéis venido a violarme”


Hansann meneó la cabeza con condescendencia. “Pues si.”


“¿Solo eso? ¿Ni a robar, ni a matarme ni nada permanente?”idioma, que efectivamente la habitación del hijo estaba en su cuarto inmovilizado. Lo de ‘solo’ le sorprendió a Hansann. Se sentía algo descolocado por la situación. “Si. ‘Solo’. De dinero vamos sobrados y solo matamos si nos pagan” Hansann estaba hablando casi en automático, sin importarle mucho lo que decía. Decidiendo que iba a hacer. La violarían, por supuesto. A la vieja usanza ya que no podían coaccionarla. Su ADN y sus huellas no se encontraban registrados en ningún sitio. Como siempre habían entrado en Europa con su velero amarrado en un pueblecito costero del sur de España , con un coche alquilado con nombre falso. Podían hacer lo que quisieran que sabía quedarían impunes.


“Pues... adelante”


Ahora si que Hansann. prestó atención.Adelante.” la combinación de excitación y alcohol estaban haciendo que Sandra fuera imprudente. “Tuve un... romance cuando era joven con un africano. Me enseñó e hizo algunas cosas... que no me atrevo a pedirle a mi marido. Solo os pido que no me hagáis nada permanente” Sandra se imaginaba escenas con esos tres hombres como en las películas que veía. Le atarían, la cubrirían de besos, la follarían hasta extenuarla... todo con un toque romántico.


Hansann soltó una risotada. “Pues claro. Adelante” Y hizo un ademán a sus hombres que la rodearon y la capturaron, cogiéndola de su cabellera pelirroja y sus brazos. Hansann se colocó en el sofá delante del televisor donde hace un momento se encontraba ella y sus hombres la colocaron delante de él.


La cara de Sandra era una mezcla de miedo y excitación. Hansann le cogió por la mandíbula y le giró la cara a un lado y al otro. Como quien examina una... cosa. Bajo su mano hasta el cuello del negligé y con tremenda facilidad lo rasgó hasta hacerlo desaparecer. Sandra respiraba forzadamente presa de la excitación. Eso lo había visto en mas de una película de las que le gustaba y siempre le había excitado. Ahora solo las braguitas, Un triángulo azul delante y detrás unidos por un hilo era lo que le cubría. Pero inmediatamente Hansann lo destrozó también de un tirón dejando a la vista un pubis de pelo bien cuidado. Un monte rojo claro que casi no se distinguía de su piel, pudiendo incluso inducir al error de pensar que Sandra se depilaba por completo.


Hansann le metió los restos de las bragas en la boca. “Toma. Mejor muerde esto... como no podemos coaccionarte y jugar contigo... iremos directamente a la parte en la que te reventamos”


Sandra mordió sus propias bragas mientras se preguntaba que querían decir con reventarla. Recordaba ese amante alemán que la ataba, la provocaba, la excitaba con azotes juguetones y palabras sucias.


Hansann bajó los pantalones y se sentó en el sofá. Dioses. Que miembro se adivinaba bajo su bóxer. Hansann cogió como pudo del corto matojo que era ese pubis y obligó a ella a avanzar un paso, mordiendo las bragas por la pequeña oleada de dolor y Hansann terminó de quitarse los bóxer mostrando un miembro descomunal. Más dioses, pensó Sandra. No sabía si sería capaz de recibir semejante monstruo. Ya podían ponerle lubricante en su rajita para que le cupiere.


“Ya sabéis chicos” Y Omar y Adul el mas joven apenas llegaba a los 18 años , sabedores de lo que venía ahora, obligaron a Sandra a darle la espalda a su jefe y luego a sentarse hacia el.


ELLA escupió sus bragas. “Eh! Esperad. Tengo algo de lubricante arriba... no se si eso me va a caber en... mi rajita”


Tanto Omar como Adul se rieron a gusto. “¿Rajita? Tranquila. Te prometo que no te hará daño en la rajita” le contesto Omar con una mirada lasciva, preámbulo de lo que iba a suceder. “No deberías haber escupido las bragas”


La manaza de Hansann la sujetó por el abdomen mientras bajaba y enseguida la madura mujer se dio cuenta de a que se referían. Noto el glande de la monstruosidad apretando contra su ano. Pocas veces lo había hecho, nunca le había gustado y nunca recientemente. Su ex marido nunca se lo había pedido.¿Que? Nonononononono no. Por favor. Venga... no es necesario... de verdaARRRRRGGGGGG!!!!”


Hasann la empujo con fuerza de un hombro, obligándola a bajar y haciendo que su ano ardiera al notar todos y cada uno de los centímetros de ese monstruo empalándola en el culo.


ELLA se despertó de su ensoñación. Estaba cachonda, algo borracha y tenía una visión algo idealizada de lo que podía haber sido esto. Pero ahora era muy consciente de la realidad. Del error que había cometido. Estos hombres no querían jugar a seducirla, a excitarla... Iban a follarla pero bien!ntento retorcerse y escaparse pero ahora que estaba empalada Hasann la inmovilizó haciéndole una llave pasándole sus recios brazos bajo las axilas y uniendo sus manos en la nuca. Y en esa posición Hasann aún era capaz de hacerla saltar con solo los golpes de su cadera. Tenía claramente la fuerza de una bestia.


“No! Basta!” Ordenaba ella “Esto no es lo que quería” a lo que le contestaron solo con burlas y risas. “¿Tu novio alemán no te metía tanta caña como nosotros?” Hasann y Omar un negro musculoso estaban buscando algo en una bolsa de deporte que habían traído mientras que los envites de las caderas de Hasann enviaban al aire una y otra vez el cuerpo de Sandra que gritaba y sollozaba con cada golpe. Cada vez que caía y sentía esa polla rasparle el ano le ardía como si fuera una barra rusiente.


El primero en volver fue Adul y trajo una fusta. Sin presentación alguna empezó a azotarle las tetas, apuntando sobre todo a sus pezones. Sandra gritaba y se retorcía con cada golpe y lo único que conseguía es que Hasann disfrutara aún más de su sodomización. Omar llegó poco después con un vibrador de un tamaño como de la polla de Hasann . Aún estaba siendo sodomizada y azotada cuando sintió como su coño, que al menos aún estaba algo húmedo por su anterior, y ahora perdida, excitación, se abría para dejar sitio a ese mecánico invasor. Molesto, pero ni de lejos la tortura que sentía detrás. Pero cuando sintió ponerlo en marcha dio un respingo. La vibración no era suave como la de los vibradores que había tenido. Era fuerte, potente, hasta molesta. Parecía un martillo neumático. “Genial. Puedo sentirlo a través de sus entrañas” dijo Hasann con la voz llena de satisfacción. “Sisisis....” Carmen empezó a sentirse mareada por la mezcla de sensaciones. La brutal sodomización, la tortura de los azotes de Adul o la invasión de su coño por un vibrador de potencia descomunal y que sin ningún miramiento Hasann estaba usando para violarla. Había pasado de nada a todo prácticamente en un instante.Los quejidos de Sandra iban apagándose así como su resistencia iba desapareciendo. Y cada vez se oía más sollozos y menos alaridos. Omar dejo la fusta y busco algo más en la bolsa. Saco una cadena con pinzas a cada lado que enseguida procedió, sin ningún miramiento, a pinzar en sus pezones. Sensibilizados por los azotes Sandra soltó un sentido quejido. También saco un par de cuerdas y pronto los tobillos de Sandra estaban atados a las patas del sofá, obligándola a abrirse de piernas.


Omar se había desnudado mientras tanto y mostraba un pollon negro también de buen tamaño. Sandra deseaba que no fuera tan grande como el de Hasann y, por suerte para ella, así era. Hasann se tumbo un poco hacia atrás y Omar se colocó frente a su expuesto coño. Cogió la cadena que colgaba de sus pezones y tiro. “Voy a cabalgarte como a una yegua hasta dejarte exhausta, zorra” Y sin ninguna pleitesía la polla de Omar entró de golpe directamente hasta golpear su cerviz mientras tiraba con fuerza de esas riendas atadas a sus pezones. Con la habilidad que da decenas de violaciones anteriores Hasann y Omar se sincronizaron y la corneaban con sus pollas a la vez.Adul no iba a ser menos y aún quedaba un agujero libre. Ya desnudo se subió al sofá y agarró por el pelo rubio a Sandra, forzándola a encararlo... más bien a encarar la polla que estaba a la altura de su boca. Sin dejarle siquiera decir nada Adul le llenó la boca de polla y no espero ni a que se la chuparan. No era eso lo que buscaba. Con rítmicos movimientos de cadera Adul empezó a follarle la boca como nunca antes había sufrido. Las arcadas, la falta de aire, la desagradable sensación de que su boca era solo un coño más, se adueñaron de los sentidos de Snandra.


Apenas habían pasado diez minutos desde que empezó la violación y ya tenía el culo destrozado, el coño dolorido y la boca usada como nunca debería haber sido usada. Y así aún estuvo un buen rato más. Con los tres usándola como si fuera un pedazo de carne con agujeros. Con la adrenalina agotada y la sensación de impotencia manifiesta Sandra desfalleció. Aún consciente no mostraba ninguna resistencia. Hasann pudo entonces liberar su llave y pasó a disfrutar de los grandes pechos de Sandra. Mientras Hasann los estrujaba Omar tiraba de la cadena como si fuera unas riendas y estiraba los pezones como si fuera a arrancárselos. Sandra daba algún manotazo al aire sin ninguna fuerza como últimas muestras de vacua resistencia.Después de lo que a ella le pareció una eternidad pero que en realidad solo fueron veinte minutos... los primeros de muchos... Omar el negro tiro aún con más fuerza de lo normal. Sandra hubiera permitido que su cuerpo siguiera la cadena pero como las manos de Hasann el jefe arabe la estaba sujetando, más bien estrujando los pechos solo pudo emitir un quejido ahogado por la polla de Adul el otro magrebi, que golpeaba su campanilla una y otra vez al sentir como estiraban sus pezones. “Si! Zorra. Toma mi semen. Que gozada de puta estas siendo!” Y ella noto como Omar apretaba sus caderas contra ella y algo caliente la llenaba por dentro. Por un momento lo único que pudo pensar SANDRA es “Por favor, que no me quede embarazada”. Poco después fue Adul el que le llenó la boca de esa desagradable sustancia. Durante un rato, escupitajo a escupitajo, Adul le fue llenando el paladar de semen y cuando al fin sacó su polla en seguida tapó la boca de ella con su mano. “Traga, guarra” Sandra, casi como un autómata, trago la que sería la primera vez de muchas. “Bien hecho tragona. Que no te lo tengamos que volver a repetir. Trágatelo todo”


El jefe empujó a ella hacia delante que cayó sobre la mesita del comedor. Aún con sus tobillos atados terminó de rodillas, tumbada sobre la mesa y con Hassan aún por terminar de encularla. Poco después Omar le apretó las tetas como nunca, haciéndola gritar otra vez mientras él se corría a gusto en sus entrañas.
Se levantó y la rodearon allí, alrededor de la mesa, esperando alguna reacción de SANDRA pero como imaginaban estaba totalmente rota. Exhausta. La adrenalina la había quemado por dentro y ya no tenía fuerzas más que para soltar algún que otro quejido o para sollozar. Y para levantar un momento la cabeza y ver a la actriz de la película “disfrutar” de su violación. Y una mierda...


Una vez confirmado que Sandra estaba rota desataron sus tobillos y siguieron violándola a gusto. Entre que los tres hombres estaban en expendida forma y cierta ayuda de pastillitas azules la violación duró cerca de tres horas.No podía creerlo. Empezaba a sentirse excitada. Ahora que el terror del momento era un recuerdo su mente se recreaba en las sensaciones de lo que realmente disfrutaba y empezó a sentir como su coño, dolorido y hasta hace un momento seco, empezaba a mojarse. Giró como pudo hasta poder ponerlo cerca de sus manos esposadas y sus dedos empezaron a trabajar con fricción su clítoris, su vagina... le dolía... y aún así la mezcla de dolor y placer la estaba volviendo loca. Aumentó el ritmo y ambas sensaciones, dolor y placer, se entremezclaban haciendo imposible diferenciar uno del otro. Así estuvo, rememorando la sensación de suciedad, de abuso, de ser usada, de pasiones primarias y salvajes hasta que tuvo el mejor orgasmo de su vida.


Su cuerpo se relajó y se quedó tumbada como un saco en el suelo. Empezó a sollozar. ¿Que le pasaba? ¿Estaba loca? Acaban de destrozarla. Le dolía todo el cuerpo. Podían haberla matado o hacerle algún daño permanente y aún así... acababa de tener el mejor orgasmo de su vida. Se quedó sollozando en el suelo, acurrucada, sintiéndose culpable y extasiada a la vez.


Después de un rato volvieron sus violadores satisfechos, tanto de sexo como de comida. “Bueno putita. Lo siento pero vamos a tener que irnos ya. Primero nos haremos unas fotos de recuerdo y luego te dejaremos en paz. No nos olvides y no te masturbes mucho pensando en nosotros” Lo último lo habían dicho por herirla sin ser conscientes de que realmente había sido así.Subió al que tenía que haber sido su dormitorio y se metió en el baño, sin ventana, donde pudo verse en el espejo. No había dormido muy bien así que se encontraba cansada. Notaba como tenía el cuerpo cubierto de semen seco. Sobre todo entre sus piernas y en la comisura de sus labios. Su pelo era un desastre. Parecía una puta barata después de una larga noche de trabajo. Y otra vez esa sensación de suciedad, de degradación, que tanto le excitaba le calentó la entrepierna. Esta vez se la sacudió de la cabeza. ¿Que le pasaba? ¿Se estaba volviendo loca? Si el día de hoy era como ayer podría acabar en el hospital. Pero si... parecía una cualquiera. Tendría que arreglarse... ¿Otra vez? ¿Estoy loca? Estoy pensando en ponerme guapa para que me violen!


Después de una ducha relajante se sintió mucho mejor. Se arregló el pelo y salió a la habitación. Estaba sola pero da igual. No podía escapar. Las ventanas estaban enrejadas para no dejar entrar a nadie... bufo una risotada. No han funcionado que digamos y ahora no la dejaban salir a ella. Encima de la cama había algo de ropa preparada. Parecía que habían descubierto las prendas que había traído pensando en su marido. Encima de la cama había una medias negras de las que llegan a medio muslo con encaje y s de adorno además de un liguero. Un tanga negro con lacitos rojos que por detrás parecía que fuera desnuda y un sujetador a juego. De media copa de los que dejan los pezones al aire. Junto al sujetador estaba la cadena con las pinzas que tanto la había atormentado anoche. ¿Esperaban que ella misma se la pusiera? En el suelo los zapatos de tacón de aguja más altos que tenía. También en la cama tenía algunos utensilios de maquillaje entre los que destacaba un lápiz de labios rojo pasión. Lo había traído todo pensando en su ex marido y ahora iba a servir para que disfrutaran sus violadores.No podía creer lo que iba a hacer pero no sabia que otra cosa podía hacer sino. Así que se vistió como esperaban sus violadores, incluyendo las pinzas en los pezones. Al menos poniéndosela ella mismo no era tan doloroso. Y se maquillo. Antes de bajar se miró en el espejo. Si antes parecía una puta buscona ahora parecía una puta de lujo. Se veía genial. Cualquier hombre se volvería loco con verla... y sabía que así iba a ser... locos hasta violarla sin freno alguno.


Bajo al piso inferior y dudo un momento que hacer. ¿Huir? Estos tacones hacían un ruido de traqueteo que la habían delatado seguro. Miro desde las escaleras la mesita del recibidor donde debería estar uno de los teléfonos inalámbricos y vio que faltaba. La puerta de la entrada estaba cerrada y las llaves que dejó ayer puestas no estaban. También aquí abajo las ventanas estaban enrejadas... imaginó que huir era imposible.¿Y ahora que hacemos para divertirnos?” Los tres hombres la miraban como perros mirando un hueso. Así estaban en un incomodo silencio para Sandra,Hasann sonrió amplia mente y dijo a Omar que algo y salió de la cocina en busca de algo. Bajo con su hijo adolescente desnudo .Puta folla con tu hijo puta ,estrenado y desvirgarlo ,el chico temblaba de miedo . Y recuerda. Estas sola. Aquí no pasa nada”.¿Mamá?” La voz adolescente de su hijo ,estaba asustado. “Si... Hola Hijo” haz lo que dicen y no pasaa nada...¿Te ha puesto cachonda que te folle mientras hablabas con tu hijo? Vamos arriba” el jefe la cogió por la cadena y se la llevó arriba. ella lo seguía como un perrito faldero. Una vez arriba la metieron en la habitación que usaba su hijo Mik. Omar ya estaba allí. “Te va follar aquí. Y tu vas a llamarnos Mik y a decir guarradas como ‘Dale polla a tu mami’ . SI NO te cortamos los huevos chaval..le ataron los huevos con un cordon y los huevos del chaval estaban rojos como un tomate su polla erecta ,. o ‘Como me gusta que me folles hijo’ Quiere que nos hagas creer que quieres que tu hijo te folle” Hasann lanzó de un empujón a Sandra en la cama. Mik su HIJO se puso delante de ella y empezó a masturbarse. “Adelante puta” le espetó Hasann desde el quicio de la puerta. ELLA dudaba de que hacer. No estaba segura y ante la falta de reacción Omar le cruzó la cara con una bofetada que la tumbó en la cama. Pronto se irguió de nuevo porque Omar le tiró de la cadena hasta ponerla delante de su cara “A ver zorra, o podemos jugar contigo o podemos follarte hasta reventar como anoche. Tu decides”.


ELLA se acariciaba la cara donde había caído el golpe. Tendría que reaccionar y darles lo que querían o seria peor. Tomo aire, cerró un momento los ojos y se llenó de resolución.


“MIK... Ven con mama y dale lo que quiere” Hasan sonrió satisfecho,y su hijo se acercó. La madre se tumbó en la cama y con las manos animaba a chico a subirse. Pronto lo tenía entre las piernas. Con un tanga tan escueto solo tenía que apartar un poco de tela para tener su rajita disponible. “Vamos Mik. Fo... fóllate a tu mamá”


“Claro Mami. Te voy a dar lo que me pides” y le metió la polla... pero Sandra se sorprendió que no fue de la forma abrupta a la que le habían acostumbrado. Su hijo empezó rítmicamente a follársela pero no tan salvajemente . Hasann le susurro al oído ”Sigue puta o le corto la polla .... Que me lo crea”


“Hummmm.... Sigue hijo. Como me gusta. Sigue...” y de repente Sandra soltó un genuino y verdadero “OH” de placer. Ahora que se la estaban follando, más que violando, debía reconocer que tenían una polla estupenda, que sabía usarla cuando quería y que su cuerpo la estaba traicionando al disfrutar del momento. La cara de satisfacción de su hijo la mortifico. “Sigue”


“Huuummmmmm si... Hijo mío. Que bien follas. mas -mas quiero tu leche dentrooooooooooo......”


“Más. Humíllate” le susurraba Hassan .Sisisi” el clímax de Sandra estaba llegando. “Si. Dale a la puta de tu Madre lo que quiere! Fóllame a gusto hijo mío. SISISIS Joder!” Sandra con sus piernas el cuerpo de su hijos. No era consciente de lo cachonda que estaba. Esas sensaciones que tanto le abrumaban y excitaban cuando no estaba aterrada como cuando se masturbo en la noche estaban volviendo otra vez. Empezó a mover las caderas como loca “Tu madre es una puta! Fóllatela! Fóllame Mik! Fóllame! Como me pone cachonda tu polla!”


Tanto Sandra como su hijo no duraron mucho más. Que sandra había disfrutado del polvo era más que aparente. Luego ella le mortifico que había sido el mejor polvo de su vida en meses. Su ex marido no era tan bueno ni de lejos. Cuando hijo acabo se saco su polla y la acercó a la cara de su madre. “¿Quieres limpiarme la polla?” Sandra dudo un momento. Estaba avergonzada. ¿Como podía haberse corrido con algo así? Violada y se la follaba su hijo. Quería morirse. Al menos no era tan duro como había sido la noche. “Si MIK. Te limpiare la polla, hijo mío” Y se la trago entera y la sacó succionando con sus labios alrededor de ella hasta dejarla limpia.


“¿Te ha gustado MAMA?” Le preguntó SU HIJO. “¿Te ha gustado DESVIRGAR a que tu hijo te follase”


Ella asintió. Lo peor de todo es que era cierto. De alguna forma esa idea sucia, pervertida, le había puesto cachonda. “S... si. La verdad es que si. Me ha puesto cachonda que... que mi hijo.UN CHAVAL de 17 años .. me follaba” No sabía muy bien si lo que decía era por seguir el juego a Hasann o porque realmente lo sentía así.Lo llevaron a su cuarto y lo ataron de pies y manos y taparon su boca con cinta adhesiva, a su hijo


“Y corten” dijo Hasann. Sandra no entendió lo que decía. “Ya podemos irnos.” Y cogió una cámara que había estado grabando. “Hasann. Coge el ordenador de esa zorra y envíale el video a todos sus conocidos”


“¿Que?” musito Sandra. “¿Que? ¿Lo habéis grabado?”Si. Te hemos grabado diciendo que te gustaría que tu hijo te follase. Y ahora se lo vamos a enviar a todos tus conocidos. Solo por joderte”


“NO!” exclamo SANDRA que se tiro a los pies de Hasann “No! Por favor. No hagas eso. Te lo ruego”


Desde luego que Hasann no pensaba hacerlo pero esperaba esa reacción. “¿Porque no?”


“Te lo ruego. No lo hagas. No voy ni a denunciaros. Podéis hacer lo que queráis pero no hagas eso!”


Hasann soltó un falso “hummm” como pensando. “Bueno... podemos quedarnos más rato y si nos divertimos nos quedaremos el video solo para nosotros. ¿Vas a ser una puta obediente y vas a jugar a todo lo que queramos?”


“Si!” exclamo asustada “Si!”


Hasannn soltó otro falso suspiro “Soy un blando. Vale. Nos quedaremos a violarte más rato vuelve a la cama de tu hijo. ¿Sabes lo que es un bukake?”


“N.... no” temiéndose que iba a ser algo tremendamente doloroso. Pero como un perrito apaleado obedeció y se sentó en la cama.


Le pasaron un slip que sacaron del cajón de su hijo. “Toma. Límpiate el coño, guarra” Le parecía del todo inapropiado usar un slip de su hijo para limpiarse el semen que le chorreaba del coño pero no veía otra que obedecer.


“Ahora lámelo”


“¿Qu... que?”


“Que lo lamas. Que limpies la lefa de hijo del slip de tu hijo que has usado para limpiarte... sobre todo en la parte del paquete”


ella estaba consternada. Los tres hombres alrededor, con sus miembros en la mano, habían empezado a pajearse apuntando todos hacia ella.


“Venga guarra. Y mientras mastúrbate para nosotros. Ábrete bien de piernas para que te veamos como te metes el dedo mientras lames esas guarreria del slip de tu hijo. O si no... Ya sabes. Nos vamos. ¿Quieres que nos vayamos... con todo lo que eso significa... o nos quedamos aquí a jugar contigo?”Sandra estaba subyugada... lo del video podría destrozarla. Termino de subir las piernas a la cama y las abrió de par en par. Con una mano la metió en el tanga y empezó a hacerse un dedo... con la otra se llevaba ese slip a los labios y lo lamía como le habían ordenado.


“¿Serás guarra? ¿Que pedazo de zorra hace eso con los slips de su hijo? Me parece que te has poniendo cachonda con todo este jueguecito. Venga. Métete ese dedo que ya te hemos visto como te corres y queremos volver a verte hacerlo. Si no... Tu no quieres defraudarme zorrita”


ella se sonrojo. Intento no pensar en lo que estaba haciendo... pero justo al hacer eso empezó a sentir lo sucio que era todo... No es que quisiera acostarse con su hijo pero la sensación de depravación, de suciedad de ese acto empezaron a excitarla. Empezó a jugar con su clítoris con mas entusiasmo. Sin darse cuenta empezó a lamer el slip con largos lametones que le daban un aspecto de guarra impresionintentaba concentrarse en lo poco bueno que le quedaba del día y siguió a lo suyo. Dejo bien limpio el slip y con mas facilidad de la que le hubiera gustado acabo corriéndose de forma aparente para regocijo de sus violadores.


“Bien follahijos. Ahora le bukake. Trae la cara aquí. Acércate...”


Sandra empezó a entender lo que era un bukake. Que varios hombres se le corrieran en la cara. O eso parecía. No tardaron mucho en correrse todos, uno tras otro, y llenarle cara y pelo de semen hasta cubrirla. Ella aguantaba estoicamente. Dentro de lo que podía ser era de lo menos malo.


“Anda. Mírate en el espejo. Estas preciosa con ese maquillaje”


Y la llevaron hasta el baño donde se vio en el espejo. Era asqueroso. Toda esa masa blanquecina recorriendo su cara. Le daba un aspecto muy bajo, muy tirado. No se percató que habían traído mas slips, ¿Todos?, de su hijo. “Toma. Ya sabes como va. Te limpias y los lames. Cada vez que le prepares al colada a tu hijo y veas estos slips tendrás algo que recordar” Y se rieron. ella cogió uno, se miró en el espejo derrotada, y procedió a limpiarse y lamer los slip uno tras otro.


La dejaron en paz un rato. A lo largo de la mañana la pillaron para alguna follada suelta pero poco mas. Ver el canal de deportes mientras ella la chupaba, vendarle los ojos y que la follara Hasann o Adul y que lo adivinara. Si fallaba Omar la volvía a encular...






Llego la hora de cenar y SANDRA se quedó de nuevo, esperando en el salón, muerta de hambre, a que los violadores acabaran. Cuando acabaron la llamaron a la cocina. “Si quieres comer algo y para que veas que somos buenos ven a la cocina” Escucho. Cuando carmen llegó vio varias zanahorias y pepinos pelados en la mesa lo que le extraño.


“Primero gánatelo.


Una vez acabado decidieron pasar al siguiente juego.


“Sube arriba, dúchate y vístete. Nos vamos de marcha” le ordenó Hassan.


SANDRA subió y allí encontró la ropa que le habían preparado. Solo unas sandalias con tacón alto y una mini falda y una camiseta blanca. Tanto la falda como la camiseta las habían recortado burdamente con tijeras. La falda apenas le cubriría dos dedos de pierna bajo el pubis y la camiseta colgaría directamente de sus pechos y apenas los cubriría. No vio ropa interior sobre la cama. Se dio una ducha rápida, se vistió con la escueta ropa y se arreglo. Se miró en el espejo. Parecía una de esas dieciocho añeras putonas que iban provocando.


Bajo por las escaleras donde encontró a sus tres captores. “Joder. Pareces una guarra de las que se emborrachan y acaban folladas en cualquier rincón. Me gusta”Adul -tu te quedas vigilando al chaval si no volvemos le cortas la polla......


“¿Donde... donde vamos? No quiero que en este pueblo me vean así”


“Puta estúpida. A ver si entiendes que haremos lo que queramos pero tienes suerte. Este pueblo familiar no tiene marcha. Iremos a una disco a unos 30 minutos de aquí” La conocían porque sabían que el dueño era un mafioso de la droga que trabajaba para el mismo jefe que ellos, .


Montaron en el coche de ella, ella detrás con Hasann al que nada más sentarse tuvo que darle una mamada. Todo el trayecto hasta la discoteca estuvo Sandra doblada con la polla de Hasann en su boca hasta que le llenó con su semen. Y una vez más se lo trago. Y pensar que hasta ayer nunca había hecho algo así... y ahora había perdido ya la cuenta.


Llegaron a la discoteca donde había cola para entrar. A la mayoría les sacaba entre diez y veinte años pero enseguida noto como se fijaban en ella. Sabía que seguía siendo atractiva y tal como iba vestida... empezó a sentir algo de vergüenza.


Fueron directamente a la puerta. Nada más llegar, el portero les miro y les paro. Se quedó fijamente mirando los pechos de Sandra sin ningún disimulo. Ella mismo les dio un vistazo y vio que con su propia transpiración y algo del calor del ambiente hacían que la camiseta traslucía un poco y sus pezones ya podían adivinarse. Carmen se tapó instintivamente. “Me temo que debéis hacer cola como todos” dijo el portero.


Hassan le dijo algo en francés que no comprendió a lo que el portero se mostró algo perplejo pero enseguida les flanqueó el paso a los cuatro saltándose la cola. Al entrar Omaro le dio un par de golpes en los brazos a Sandra para que se destapara. Algo que hizo avergonzada.


La disco era atronadora. Era un lugar masificado donde sobretodo se practicaba el turismo de borrachera. Cientos de jóvenes extranjeros, ingleses y alemanes principalmente, bailaban y bebían sin parar.


Ni se molestaron en pedir bebidas. Directamente se metieron en la pista de baile y la rodearon entre los tres, llevándola cada vez más hacia el interior de la muchedumbre. Hasann llevaba una cámara e iba grabando todo.


“Vamos putita. Hemos venido a divertirnos. Baila. ¿No es esto mejor a que te estemos violando en tu casa, Estúpida?”. ella intento seguir el ritmo. Era esa música machacona y no sabía muy bien como bailarla. Sus dos captores tampoco eran muy buenos bailando pero parecía no importarles. Pegados a ella podía sentir como sus manos, de vez en cuando, se perdían bajo su falda o camiseta y jugaban con sus intimidades. En mitad de la pista sin ningún recato. “Pero muévete golfa. Sube los brazos cuando bailes. Menéate. Contonéate” Sandra. Asustada y aún recordando el video que tenían obedecía. Empezó a contornearse y a subir los brazos. La camiseta subió y apenas le cubría sus pezones dejando ver claramente la mitad inferior de sus amplias tetas. La falda también se subió un poco y por muy poco nole cubría el pubis se le veia la parte inferior de los labios vaginales ... Pero a menudo tenía una mano descarada de alguno de sus captores en su culo, coño o tetas. Sin ningún pudor, delante de todos.


Una panda de jovenzuelos borrachos ingleses que los rodeaban se percató de la presencia de SANDRA. Difícil no hacerlo con su aspecto de guarrona y empezaron a vitorearla. “Wow! WHORE !WHORE ! WHORE ! Enseña tetas! Enseña Tetas!” el jefe le susurro al oído “Ya lo has oído. Dales una alegría” Carmen le costó aún unos segundos conseguir el valor necesario pero al final obedeció. Se subió la media camiseta y sus pechos se mostraron en todo su esplendor. Los ingleses empezaron a jalear algo en inglés que no entendió y antes de que pudiera darse cuenta tres o cuatro manos se abalanzaron a magrearle los pechos. Sandra se asustó, se bajó la camiseta y dio un paso atrás para golpearse contra Hasann. “¿Que haces estúpida? Les has enseñado las tetas. ¿Que esperabas que hicieran? No seas mal educada y déjate magrear”


Los ingleses empezaron a jalear otra vez “Enseña tetas!! Enseña tetas!!!” ella, tremendamente asustada inspiró hondo y volvió a mostrarlas. Ahora otra vez varias manos se abalanzaron pero esta vez SANDRA aguanto el tipo mientras oía todo tipos de comentarios en inglés que no entendía pero que claramente adivinaba soeces.


Alguien sacó un móvil y se disponía a hacer una foto cuando Omar, rápido, de un manotazo, lo estampo contra el suelo. El asalto de los pechos de Sandra paró y los ingleses no sabían muy bien como reaccionar. Eran como una docena pero crios y Hasann y sus hombres parecían bestias. Al final uno de los ingleses que posiblemente era un macho alpha tuvo el valor de dirigirse a Omar en inglés recriminándole. Pero fue Hasann quien le contestó. Intercambiaron unas frases que ELLA solo podía entender por las expresiones de ambos. Parecía que el inglés recriminaba algo a Hasann, este le contestó tranquilo algo a lo que el inglés se mostró perplejo. Pareció pedir confirmación porque luego miró a Sandra con una sonrisa de oreja a oreja y les dijo algo a sus amigos mientras negaba con el dedo. Todos los amigos jalearon, respondieron afirmativamente a lo que fuera que les estuvieran diciendo y miraron a Sandra encantados.


Pronto Sandra se vio otra vez rodeada pero esta vez por los ingleses. Empezaron a bailar a su alrededor pero también a refrotarse, a meterle mano, las manos jugaban con su pubis y su falda ya había subido tanto que era solo un cinturón. La camiseta aún cubría a duras penas sus pezones erguidos y la iban empujando de un lado a otro.


Pronto se dio cuenta Sandra que los empujones no eran casuales. Poco a poco la habían empujado hasta llegar a una de las paredes de la disco. Justo junto a un gran y sonoro altavoz que formaba un rincón casi escondido con la pared.


Una vez allí por primera vez desde que entró en la pista tuvo apenas medio metro de libertad y vio que estaba atrapada allí, con el paso cortado por una docena de jóvenes ingleses medio bebidos que la miraban con deseo. Además de sus tres captores que estaban entre ellos,Omar en primera fila grabándolo todo.


El joven que se había atrevido a encararse con Hasann se adelantó y la cogió por la cintura “Mujer española mucho puta tú!” Sandra miró desesperada a Hasann que solo le contesto con una afirmación. El joven bajó sus manos hasta el culo y apretó su paquete contra el pubis desprotegido. Pero en cuando vio que no había resistencia enseguida se sacó el miembro, apunto a su destino y ella sintió un nuevo miembro entrar en su interior. El inglés era como un conejo. Empezó rabioso, furibundo, rápido mientras que todos sus amigos coreaban una palabra “MILF! MILF! MILF!” coreándolo mientras se la follaba. No tardó mucho. Poco más de cinco minutos. Cuando acabó sus amigos lo celebraron como si hubiera marcado un tanto o algo así y el se alejo con los puños en alto y sacando pecho mientras gritaba de satisfacción.


Pero no hizo más que apartarse que otro inglés tomó su lugar. Pero este le dio la vuelta a Sandra. Enseguida vio que iban a por su agujero trasero. No era ni de lejos la tortura del miembro de Hasann pero seguía siendo algo desagradable. Y más teniendo en cuenta que seguía con la tónica de su amigo. Follándola rápida y furibundamente. Buscando correrse lo antes posible. Así fue. También en poco más de cinco minutos se corrió en su culo llenándola con su leche caliente. Cuando se dio la vuelta vio que a su último violador le estaban ofreciendo un rotulador y le señalaban la pared. Allí vio lo que parecía un dibujo esquemático de un coño con un palito al lado, debajo lo que parecía un sol y debajo lo que parecía una boca. Su violador dibujó una raya junto a lo que parecía un sol y ella entendió. Era su ano. Iban a registrar las veces que se la iban a follar.


Un tercero tomo su lugar pero este la obligó a arrodillarse. Enseguida su polla estaba frente a sus labios buscando entrar en su boca. Fue una mezcla de felación y follada bucal. Sandra esperaba acabar lo antes posible. No podía creerlo. Estaba en un local con cientos de personas, la estaban violando y nadie decía o veía nada. Otra vez el joven acabó bastante rápido y cuando el resto vieron como Carmen, obediente, se tragaba su corrída jalearon el gesto con alegría coreando “Mucho puta! Mucho puta!”


Así se fueron turnando todos y algunos hasta repitiendo. Mas que follarla la estaban usando para masturbarse. Solo buscaban correrse lo mas rápido posible en ella. Como dos horas duró la orgía. El único incidente fue que uno intentó sacar un móvil y hacer una foto. Esta vez Omar , en vez de golpear el móvil, directamente le partió la cara al chaval. Cuando el inglés que parecía llevar la voz cantante lo vio se encaró con su amigo que estaba en el suelo he incluso le dio una patada para luego hacerle un gesto a Hasann de ‘aqui no pasa nada’. En eso llegó el portero que hacía las veces de seguridad al oír la pelea. Se acerco y pregunto en ruso a Hasann algo a lo que este le negó con la cabeza. El portero miró donde estaba SANDRA, escondida junto al altavoz, apoyada contra la pared con las piernas sujetas en el aire por el joven que se la follaba. Sandra le imploro con los ojos e incluso estiro su mano pidiendo ayuda. El portero, impertérrito se dio la vuelta y los dejó allí.


Dos horas después Hasann decidió irse lo que fue coreado con un ‘noooo’ por los ingleses pero que lo aceptaron. Cuando Hasann la cogió para sacarla de allí pudo dar un vistazo a la pared. Su boca había sido la menos usada con diferencia. Y su coño había ganado por una rayita. No le dio tiempo a contarlo pero en total habían sido 17 corridas las que había soportado. Así como iba saliendo aún tuvo que soportar unos últimos manoseos por parte de los ingleses a modo de despedida.


Ya en la calle podía ver que su camiseta estaba empapada y apenas ocultaba sus pechos. Estaba exhausta y dolorida. Le habían gastado toda su parte baja con tanto uso sin descanso. En la salida se despidieron del portero con el que intercambiaron algunas palabras en ruso de las que Sandra solo pudo entender un ‘Da’ de Hasann acompañado de una afirmación mientras se giraba para mirar a Sandra sonriente.


La llevaron hasta el coche casi en volandas. El cansancio le mataba y eso que no había hecho nada. Se lo habían hecho casi todo. Pero cuando llegó al espacio entre los coches aparcados la empujaron y la tiraron al suelo. No se había dado cuenta que el portero los había acompañado y ahora estaba entre los coches con ella, desabrochándose el pantalón mirando alrededor en busca de curiosos indeseados. En cuando se bajó los pantalones se abalanzó sobre ella. Boca abajo como estaba enseguida se dio cuenta a por que agujero iba. Al final sus dos agujeros iban a empatar esa noche. Allí, en el suelo de un aparcamiento, entre dos coches,Sandra fue sodomizada una vez más. Pero ella solo se sentía como una muñeca rota que se dejaba hacer. Sus pezones frotándose contra el asfalto con cada empujón en su culo.


El portero agradeció el regalo y se fue. La metieron en el coche y volvieron a casa. Esta vez al menos la dejaron en paz en el camino de vuelta y pudo descansar algo y recuperar fuerzas. “Joder que guarra que eres. Como has aguantado con todos. Esperaba que te hubieras desmayado” Y Sandra también lo hubiera deseado. “Algo así solo se aguanta si estabas cachonda por lo que te ocurría .Serás puta!” no se atrevía ni a contestarle. Solo sonreía estúpidamente y se encogía de hombros temerosa de que fuera cierto. De que en el fondo le gustase. “No te quejarás. Hemos protegido tu honor. No te han hecho ni una sola foto... solo lo que ha grabado Omar . ¿A que amigos quieres que lo enviemos como recuerdo de tus vacaciones” Esta vez ella si reacción. “No. Por favor. Eso no....” Se rieron. “No te preocupes. Te has portado bien Si no nos das razones para joderte la vida estos videos se quedan para nuestra colección”


Llegaron a casa y Sandra ya imaginaba que alguna tortura aún le esperaba pero no fue así. Hasan la mando a ducharse y que se volviera a vestir con la lencería de la mañana. La ducha la revitalizó y la calmo. Empezó a recordar lo que acababa de pasarle. Una jauría de ingleses rabiosos se había abalanzado sobre ella y la habían usado como si fuera un pedazo de carne. Durante dos horas uno tras otro se la habían follado a toda prisa buscando solo correrse en su interior. Se sintió sucia, usada, degrada, excitada... ¿Excitada? Otra vez, al rememorar lo sucedido y aislarse de lo peor empezó a disfrutar de la esencia que sí le gustaba. Se estaba dando cuenta que era una pervertida. Le excitaba todo los prohibido, lo oscuro, aunque el dolor y el miedo del momento la mataban luego, mas calmada, recordar lo que le había pasado le estaba poniendo cachonda.


Esta vez, más cansada, ni intentó alejar esos locos sentimientos. Buscaba un atisbo, un rayo de sol de felicidad entre los nubarrones que había sido su dia. Se relajó, busco su clítoris, y mientras se duchaba se masturbo vigorosamente. Fue increíblemente rápido y obtuvo un tremendo orgasmo. Justo después la lucidez llegó a ella. Se arrodillo en la ducha y sollozo al darse cuenta lo loca, lo pervertida que era. Realmente lo pasaba mal mientras la violaban. El dolor, el miedo... pero luego....


Cuando se recompuso, salió a vestirse y arreglarse como le habían ordenado. Volvía a parecer una puta de lujo. Abajo le esperaban sus captores con una cámara de fotos. Le explicaron que como estaba de safari querían unas fotos de recuerdo de su presa. Ella. Así que cada uno posó con ella en una pose pornográfica y luego imprimieron las fotos con una impresora portátil. Así le obligaron a dedicárselas con comentarios obsceno como si ella fuera una buscona que hubiera disfrutado de la experiencia.


Luego la mandaron al piso de arriba. Le dijeron que se tumbara en la cama que ya irían subiendo a follársela a lo largo de la noche. SANDRA subió, se tumbó en la cama, espero y... se durmió. Estaba exhausta.A ella la habían drogado


Al día siguiente se despertó. No había subido nadie durante la noche. No sabía muy bien que hacer pero al final bajó, aún vestida con solo su lencería sexy.


“¿Hola?” pregunto pero nadie le contestó. Dio un vistazo rápido por la casa pero no encontró a nadie ellos . Sus llaves volvían a estar puestas en la cerradura. Los inalámbricos en su sitio y ella estaba sola en la casa con su hijo .


Se dejó caer en el suelo. Sollozando. Era libre al fin pero estaba loca. No entendía lo que le pasaba. Lo mal que lo pasaba mientras la violaban y como disfrutaba recordándolo. Así estuvo un buen rato hasta que se recompuso. Había pasado ya y esperaba que no volviera a pasar. Estas sensaciones contradictorias la estaban destrozando por dentro.


Subió a su habitación y se vistió de una forma más recatada. aún tenía todo el cuerpo dolorido. Intento enumerar las veces que se la habían follado por sus distintos orificios y no pudo ni imaginárselo. ¿20 veces tal vez? ¿En un solo día? Paso a la habitación de su hijo y se quedo durmiendo a su lado de su hijo, lo habían drogado con somníferos .


“Hola mamá. ¿que hacemos con lo que pasado?”


Sandra que contestar con un sincero “No lo se”mejor no decir nada a nadie hijo mio .......................................

 

¿Ganas de SEXO? No desesperes, descubre quien más quiere sexo en tu zona!