Categorías

Relatos Eróticos

Sexo Virtual

Eva y su amo del Chat

Publicado por Anónimo el 30/11/-0001

Eva se encontraba sola en su casa ansiosa de un momento de placer. Su pareja Jorge, arquitecto desocupado consiguió nuevo trabajo como agente de seguridad de una empresa multinacional. Con lo cual Eva pasa la mayor parte del tiempo sola en su casa. Las ansias por un momento de placer compartido la estaban colmando hasta que me llamó por teléfono para decirme lo que iba a hacer. Eva es una chica común con sus 27 años a flor de piel... No podía ser posible que se pasara todo el día sola o con su pareja durmiendo durante el día agotado por trabajar turnos nocturnos. Si bien él es un hombre 15 años mayor que ella; estaba dotado como para complacer a cualquier mujer. Pero ella quería algo más; y en ese preciso instante. Así que se conectó a Internet y como quien no quiere la cosa y entró a chatear en una página para calmar sus ansias sexuales. Escribió su nick “Eva” y al momento se conectó al chat. Eva es mi mejor amiga de toda la vida. Le dije; - Eva, no sé si está bien lo que vas a hacer, por qué no miras algo en la televisión o lees un libro; piensa en Jorge (llamémoslo así para evitar problemas) es un buen tipo, no puedes engañarlo así... Lo que no sabía yo era que ese tipo de conductas eran normales en ella

- Eva: hay alguien para compartir un momento de placer? - envió su mensaje a la sala.

- Amo-Busca: hola Eva, cómo estas? - le respondió, ansioso por llevarla a catear en privado.

- Eva: hola, bien y vos?

- Amo-Busca: qué buscas Eva?

- Eva: un momento de placer para compartir.

- Amo-Busca: cuántos años tienes, describite.

- Eva: tengo 27 y soy tez mate, cabello castaño claro casi tirando a rubio, ojos verdes, tamaño de estructura mediano y caderas sugerentes.

- Amo-Busca: mmmm, muy buena y excitante... eso me calienta más.

- Eva: cuántos años tienes? Y de dónde sois?

- Amo-Busca: tengo 39 y soy de capital, y vos?

- Eva: soy también de capital, casado?

- Amo-Busca: de tribunales y viudo

- Eva: Oh!!! la mataste? Sois abogado o juez?

- Amo-Busca: no a nadie, soy ingeniero, vos de qué barrio?

- Eva: en qué rubro?

- Amo-Busca: agro

- Eva: soy de microcentro, te gusta el campo y los yuyos, mmmm...

- Amo-Busca: me gustan más los yuyos... con vos al lado.

- Eva: fantástico.

- Amo-Busca: sois casada?

- Eva: soltera

- Amo-Busca: me gusta el sado-maso suave, te va?

- Eva: si, muy bien.

- Amo-Busca: lo practicaste antes?

- Eva: no, pero intentémoslo.

- Amo-Busca: te gusta el sexo oral?

- Eva: si, me encanta.

- Amo-Busca: bien...; darlo?

- Eva: darlo y recibirlo... me fascina.

- Amo-Busca: bien, mmm, me gusta eso.

- Eva: qué te gusta a vos?

- Amo-Busca: me gusta que me huelan primero y luego me laman.

- Amo-Busca: imaginate atada.

- Eva: atada de manos y boca tapada? Mmmm, me gusta.

- Amo-Busca: mmmm, bien eso me gusta, me gusta que me laman la pija hasta llegar a las bolas.

- Amo-Busca: qué estas haciendo?

- Eva: me estoy tocando.

- Eva: mmmm... me gustaría chuparte las bolas, seguro sabrían muy ricas.

- Amo-Busca: qué estas haciendo? - insistió en preguntarle.

- Eva: me estoy tocando.

- Amo- Busca: dónde?

- Eva: me acaricio las tetas y presiono mis pezones.

- Amo-Busca: mmmm, como me gusta eso... qué más?.

- Amo-Busca: bajá la mano y tocate la conchita.

- Amo-Busca: Cómo está? Cómo la sentís?

- Eva: mmm... muy húmeda y caliente.

- Eva: como me gusta esto.

- Amo-Busca: a mi también.

- Amo-Busca: seguí tocándola, abrí los labios, como los sentís?

- Eva: no puedo escribir y abrirme

- Amo-Busca: Cómo están?

- Eva: muy mojados, inflándose... mmmm... que rico papito.

- Amo-Busca: soy tu Amo y vos mi esclava

- Eva: Si...

- Amo-Busca: tócate los pezones y apriétalos bien fuerte

- Eva: si, aaahhhh.

- Amo-Busca: qué sentís ahora?

- Eva: un calor que sube por todo mi cuerpo, estoy muy mojada y mi vulva se está tensando cada vez más.

Eva estaba por demás caliente y excitada, jamás había vivido una situación así con una persona de aficiones sado-masoquistas; aunque bien ella gozaba del sexo y de toda su exploración...

- Amo-Busca: qué haces ahora?

- Eva: tengo la conchita tan mojada que me estoy metiendo los dedos.

- Amo-Busca: cuántos?

- Eva: me meto dos dedos.

- Amo-Busca: metete 3, metete 3 dedos.

- Amo-Busca: obedece.

- Eva: si papito.

- Amo-Busca: soy tu Amo; obedece.

- Eva: no puedo 3, metí 2.

- Amo-Busca: dije 3

- Eva: no puedo, no entra y me duele.

- Amo-Busca: me gusta el sado; hay placer y dolor... eres mi esclava, obedece.

- Amo-Busca: meté el tercero, la puntita del tercero, presiona que entra.

- Eva: no, me duele...

- Amo-Busca: abrí grande los labios y mételo!!!

- Eva: no puedo soy estrecha

- Amo-Busca: vamos que puedes, míratela, cómo la ves? Está roja?

- Eva: si, mucho e inflamada y muy caliente.

- Amo-Busca: muy bien quiero que te veas la conchita como una estrella porno

- Amo-Busca: está muy mojada, inundada de tus jugos? Quiero saborear tus jugos mientras te chupo la concha y mordisqueo tu clítoris.

- Eva: siiii... me gusta, dame más.

- Amo-Busca: Qué haces ahora?

- Eva: me acaricio y fricciono el clítoris

- Amo-Busca: bien, ahora levántalo y apriétalo, levántalo bien; siéntelo.

- Amo-Busca: cómo está?

- Eva: Tenso e inflamado parece que va a explotar...

- Eva: aaahhh, mmmm, que rico, lo fricciono bien fuerte, mis labios están tensos, duros, el calor es intenso.

- Amo-Busca: mmmm.... como me calienta.

- Eva: como tienes tu verga?

- Amo-Busca: dura y erecta.

- Eva: mmmm... que rica para chuparla toda.

- Amo-Busca: voy a pasártela por la conchita y jugar con tus jugos hasta el ano y meter mi dedo en tu culo bien profundamente.

- Eva: sííí... mmmm... como me gusta y me calienta.

- Amo-Busca: qué sentís?

- Eva: escalofríos y temblor, empiezo a sentir contracciones.

- Eva: aaahhh, no puedo escribir con una mano, espera.

- Eva: mmmm... aaahhh, cada vez son más fuertes.

- Amo-Busca: seguí.... sentí mi pija entrando y saliendo, movete, sentí las contracciones.

- Eva: aaahhh, mmmm... aaahhh, por Dios, que es esto.

- Amo-Busca: metete el tercer dedo, vamos hacerme caso.

- Amo-Busca: duele?, eso me gusta, sentís como si se rajara la vagina; no?

- Eva: aaahhh, sí, duele.... imagino tus dedos entrando y saliendo de mi.

- Eva: sentís la rugosidad de mi vagina?

- Amo-Busca: sííí... y como me gusta y me calienta.

- Amo-Busca: cúbrete la concha con una mano y apriétala bien fuerte

- Eva: sí, lo estoy haciendo, aaahhh.

- Amo-Busca: cómo la sentís? Aprieta más, presiónala todo lo que puedas.

- Eva: la siento muy caliente y palpita, está tensa.

- Amo-Busca: mirate la concha como la tienes roja y ansiosa pidiendo por mi pija. Cómo son las contracciones ahora; ¿fuertes?

- Amo-Busca: metete los tres dedos, ahora!!! Cómo la sentís, sentís que tela meto?

- Eva: sííí!!!, aaahhh, metela bien profundo.

- Amo-Busca: seguí jugando Eva, frótate el clítoris bien fuerte. Sentí mi lengua jugando y succionando tu clítoris, sentí como lo mordisqueo cada vez más fuerte, mientras te meto el dedo en el culo.

- Eva: sííí, así, si más, quiero más, aaahhh, mmmm... estoy temblando voy a explotarrrr!!!

- Amo-Busca: sentirme Eva, como te meto la pija en la boca, te gusta?

- Eva: sííí... imagino lo sabrosa que está, lo dura y calentita; mmmm... qué rica está.

- Amo-Busca: cómo me la pusiste Eva.

- Amo-Busca: quiero acabar en tu boquita.

- Eva: sííí..., voy a acabar, aaahhh, mmmm...

- Eva: que orgasmos mas fuertes e intensos, por Dios... aaahhh... aaahhh

- Amo-Busca: toma mi lechita Eva, toda, sentí que rica está, amor.

- Eva: mmmm... sí, rica calentita y pegajosa, mmmm... sí así, más quiero más, dámela.

- Amo-Busca: ahora amor te beso la boquita toda llena de mi leche, mmm...., qué rica está, te gustó?

- Eva: sí, mucho

- Amo-Busca: vamos Eva, más otro poco

- Eva: no estoy agotada, jamás sentí algo así

- Amo-Busca: vamos seguí otro poco, frótate el clítoris.

- Eva: estoy agotada, otro día... aaahhh... realmente estoy cansada y muy realajada. Fue estupendo, gracias.

- Amo-Busca: Eva es tu verdadero nombre?

- Eva: sí!!

- Amo-Busca: quiero hacerlo real Eva, quiero iniciarte en esto.

- Amo-Busca: ahora estoy en el interior por trabajo, cuando regreso nos vemos?

- Eva: no

- Amo-Busca: Por qué?

- Eva: estoy en pareja

- Amo-Busca: te gusta engañarlo?

- Eva: virtualmente, sí; en la realidad, no, lo amo demasiado

- Amo-Busca: quiero verte, puedo iniciarte, te gustó

- Eva: sí, es verdad, pero no puedo

- Amo-Busca: miedosa

- Eva: no, lo quiero virtual, podemos encontrarnos otra vez.

- Amo-Busca: Yo lo quiero real, puedo enseñarte todo y hacerte gozar como nadie, ni nunca antes gozaste.

- Eva: no; virtualmente sí, si no adiós.

- Amo-Busca: chau Eva.

Eva jamás disfrutó tanto virtualmente como con él. Es el día de hoy que aún lo recuerda cuando hablamos por teléfono. Tal es así que me contó que luego le siguió la calentura por largo rato; y pensando en ello chateo nuevamente en dicha sala con un jovencito de 20 años con quien alcanzó otro orgasmo. Pero nada como los experimentados con su “Amo-Busca” del chat. Me comentó, cómo hizo el amor con Jorge a la mañana siguiente cuando regresó de su trabajo. Le pidió que le tapara la boca con un pañuelo y atara sus muñecas a los barrotes de la cama recordando aquel momento que un extraño le había proporcionado de intenso placer. Jorge al parecer se sorprendió, pero luego aceptó ya que es un hombre de mente abierta y le gusta explorar los placeres de la carne. Le resultó altamente afrodisíaco. Ella sentía como ese extraño la penetraba por todas partes en cada una de las embestidas de Jorge. Quizás vuelvan a encontrarse en el chat, para bregarse mutuo placer, quizás, no. Pero lo que sí oí de sus labios es que jamás olvidará tal experiencia. Tampoco yo por escucharla.

Espero que te haya gustado. Comentarios: marianarod24@yahoo.com.ar

 

¿Ganas de SEXO? No desesperes, descubre quien más quiere sexo en tu zona!