Categorías

Relatos Eróticos

Sexo Virtual

Mi amante cyber

Publicado por Anónimo el 30/11/-0001

No se que quieres que te cuente si lo viviste todo conmigo. Pero intentaré. Por las dudas no te levantes enseguida de la compu cuando termines de leer. Una aclaración hay un poco de imaginación.
Mientras esperaba mi amante ciber... y aún húmeda del baño con un tapado de paño negro sobre mi piel, lo único que me cubría, comencé a acariciar mis pechos. Mis pezones como siempre y casi de inmediato se pusieron duros, tensos como si quisieran salir del lugar, esperando una mano masculina, suave que jugasen con ellos. Comencé a sacarle fotos, acariciándolos, suave sustituyendo esas manos de hombre fuertes que producen hasta dolor al acariciarlos. Continúe con la exploración de mi cuerpo, acariciando, hurgando, sintiendo la humedad del placer y no ya la del agua que minutos antes me había humedecido. Mi vulva está húmeda con deseos de ser poseída, penetrada, con ganas de disfrutar ese pene que tanto le gusta y que lo siente tan profundo, tan duro tan deseoso de poseer.
Seguía sacando mientras me acariciaba las fotos, me excito cada vez más, sigo con las fotos y mi amante ciber no aparece. Decido continuar un rato más ya no aguanto más estoy por acabar pero... me aguanto, continúo con las fotos, busco la pose, acomodo la luz, mientras me penetra un consolador. No puedo continuar y decido retirarme, de pronto mi amante aparece. Sigo aún muy caliente, con muchas ganas con un consolador en mi concha y acariciándome las tetas.... Siento que necesito penetrar mi culito, busco otro consolador, más pequeño, lo meto, aaaaaaaaaaaaah, me imagino que mi amante me está penetrando, suave, está tan duro. Le envío las fotos, las disfruta, se le pone duro, lo siento, penetrando mi concha, suave primero, luego más fuerte, estoy a punto de estallar. Me voy a la cama, con un consolador en mi vagina, otro en mi culo, acariciando mis tetas, y con la voz de mi amante hablándome al oído, diciendo que me necesita, que me quiere, que se acaba para mí.......Y de pronto los dos estallamos en una ola de placer, nuestro cuerpos quedan exhaustos con la respiración entrecortada, satisfechos de haber disfrutado otra vez del sexo, del amor, aunque estemos lejos. No podemos vivir uno sin el otro, pero aun a lo lejos nos disfrutamos, nos queremos, nos satisfacemos.
Hasta pronto. Del otro lado de la línea: He tenido, uno de esos días tranquilo, he quedado con una mujer para encontrarnos en el chat, se que ella es muy ardiente y adora el sexo ciber, pero realmente no me siento dispuesto, no se hubiera preferido pasar el fin de semana con mi esposa pero, por motivos de trabajo debí pasarlo lejos.
Cuando abrí el messeger, ella ya hacía un tiempo que estaba, por lo que sin mas preámbulos me dijo que estaba caliente y como prueba me envió fotos de sus pechos desnudos, sus pezones se notaban duros y excitados, realmente tiene unos hermosos pechos, y me ha contado que toma sol sin sostén por lo que no tiene marcas y eso la hace aún mas deseable, le seguí la corriente, pero casi por compromiso, mi mente estaba a kilómetros de distancia, deseando estar en mi cama con mi esposa. Recibo otra foto, está jugando con un vibrador entre sus pechos, mi pene da un brinco, deseando una paja a la rusa, y la cosa cambia, me interesó mas la conversación, me dice que esta muy mojada, a lo que le respondo que desearía comer sus jugos, eso la excita aún mas, y me envía otra fotografía de su coñito, donde su dedo se pierde en el interior, imaginé que la próxima fotografía sería mientras chupaba ese dedo, pero no esa nunca llegó. Me pregunto si estaba "duro" a lo que le respondí que si, y ella me dijo estar muy pero muy caliente, y que deseaba tener algo entre las piernas, como tienes algunos juguetes sexuales, imaginé lo que vendría, pero...me quedé corto en la imaginación. La siguiente imagen me permitió ver uno de esos vibradores color marfil hundido en su coño, y me dijo que le lo sentía como si fuera yo, a lo que me preguntó si estaba muy duro, a lo que le respondí que sí y realmente estaba tan duro que debí quitarme los pantalones y el slip, inmediatamente me dijo mira ahora... la imagen que recibí, me excito al extremo era una verdadera doble penetración, con un vibrador en la vulva y otro mas pequeño en el culo, te...tengo dos me dijo, o escribió, ya no se por que a mi me parecía oír su voz y sus jadeos y no sólo leer sus frases. ¡Quiero correrme! Escribió, yo también respondí, mientras pajeaba mi pene con una mano, hagámoslo ahora, no aguanto mas... volvió a escribir, y yo muy excitado, por lo que veía pero también por lo que imaginaba... la imaginaba conmigo y con su esposo o con otro amante en un verdadero trío donde los tres gozábamos yo penetrando su ano, mientras ella cabalgaba el pene del tercer "partener", además me prometía a mi mismo que en la primer oportunidad la haría tener una experiencia real con dos hombres; se lo merece por ser tan mujer y tan buena amante, por lo que mi excitación creció al tope en el momento que mi amante cibernética decía, me vieeeeeennnnnnnneeeeeeeee, meeeee cooooorrrrrrrrroooooo, ahhhhhhhhhhh, yo tambiénnnnnnn, me vieeeeennnnnnnneeeeeee, ahhhhhhhhh, y explotamos simultáneamente, un chorro de semen se escurrió por mis manos absolutamente caliente, diría que hasta quemaba, desee que la boca de mi amante lo degustara, pero, eso será en la próxima.

 

¿Ganas de SEXO? No desesperes, descubre quien más quiere sexo en tu zona!