Categorías

Relatos Eróticos

Sexo Virtual

Mi ciberamigo

Publicado por Anónimo el 30/11/-0001

El otro día tuve una “ciberexperiencia” única. No era la primera vez que tenía cibersexo, para nada. Es algo que me resulta más fácil de lo que nunca pensé... Pero esto fue increíble. Fue con un chico con el que ya lo he hecho un par de veces, y al que no conozco más que por foto, igual que él a mi. Realmente, hemos hablado pocas veces y, aunque intentamos que nuestras conversaciones sean “normales”, ya me entendéis, nunca lo conseguimos por más de cinco minutos. Enseguida acabamos hablando de sexo y de follar sin parar. Hace unos meses “desapareció” y casi me había olvidado de él. Pero hace un par de semanas volvió a aparecer. Y, como siempre, no pudimos estar demasiado rato sin hablar de lo “nuestro”...

Devil: que llevas puesto, cariño?

Becki: un camisón

Devil: dime cómo es y que llevas debajo... mmm... ponme cachondo

Becki: tirantes, rojo, muy, muy cortito. Debajo? un tanguita blanco... te gusta?

Devil: ufff... me encanta... No sabes cómo me estás poniendo la polla, joder... necesito verte en persona, tú sabes lo que seria? Hacer en persona lo que hacemos por aquí... ufff...

Becki: ya hemos hablado de eso

Devil: Imagina... habitación en un buen hotel, dos días los dos juntos, follando como locos.

Devil: mil posturas... algunos juguetitos, para que me folles el culo a mi, con velas, cremitas...

Becki: mmm... me estás poniendo muy malita, cómo m calientas, ufff...

Devil: estás cachonda? estás mojada?

Becki: ufff... muchísimo, sigue...

Becki: quiero que me folles sin parar, como nunca

Devil: Llegaríamos al hotel, la habitación...

Devil: ya totalmente calientes... lo sé, es que no puede ser de otra manera, diosss...

Devil: te apoyaría contra la pared, te subiría la falda, apartaría tu tanga, y sin quitarte nada de ropa, te metería la polla, tan dura, en tu coño... en tu chorreante coño, empujando más y más... cada vez más fuerte. Te gustaría?

Becki: ahhh... ohhh... siiii... métemela másss, másss... jódeme sin parar

Devil: joder, cariño... tendrías que ver mi polla y mis huevos ahora. Desde que te conozco creo que la tengo más grande. Y nunca me he corrido como contigo, no es normal, nena

Becki: Te pongo muy cachondo, eh? Eso me encanta. Estoy mucho más salida desde que follo contigo por aquí... Me paso el día imaginando situaciones, posturas... chupando tu pollón... cuánto mide?

Devil: Espera... ahora mismo... mmm... 22 cm.

Becki: Joder... la quiero! Dámela... Imagina... tú en tu PC, escribiéndome... abre las piernas, anda... déjame sitio

Devil: ya está, dime... me la estoy tocando, ahhh que gorda está

Becki: ufff... estoy arrodillada entre tus piernas... las acaricio con mis dedos, subiendo desde tus pies y llego a tu entrepierna, siénteme... mmm, te rozo con un dedo... se acaba de despertar, va creciendo... parece un buen palo, tan dura, tan tiesa, tan gorda, toda para mi... mmm... que calentón m está entrado, madre mía

Devil: y a mi... no pares ahora, me estoy haciendo una buena paja mmm...

Becki: La cojo por el mango, por abajo, con una mano. La otra mano, trabaja tus huevos. Que gordos están, deslizo un dedo entre ellos, suave... muy suave

Devil: Joder, tía, eres una verdadera calentorra, ufff...

Becki: tu polla cogida por mi mano, empiezo a chuparla... cómo la tienes, joder... que capullo rojo, brillante, gordo. La punta de mi lengua en su agujerito, lamiendo el líquido, mmm...

Devil: Dios!!!... así la tengo, mírala, espera... Toma una foto

Becki: coño... ohhhh... así la tienes ahora? Ufff...

Becki: Sí, creo que tenemos que quedar, que polla. Como ha de follar!!! Ahhh... Es tan larga y tan gorda, quiero sentirla en mi boca, mmmm...

Becki: Me acaricias el pelo. La mojo toda con mi lengua, dando grandes lamidas. Te gusta ver la saliva entre mi lengua y tu palo cuando me separo, verdad? Como chorrea. Que morbo... mmm...

Devil: Si... nunca he conocido a ninguna mujer como tú, tan calentorra y abierta. Sigue, sigue... cómela toda, es tuya, ahhh...

Becki: mi lengua ahora en tus huevos y mi otra mano acariciando tu culito, lubricándolo bien con mi saliva... meto un huevo en mi boca... lo trago entero, mientras mi mano te hace una gran paja... que delicioso

Devil: Becki... no sé cuanto voy a aguantar de como me tienes

Becki: siii... córrete tranquilo... podemos seguir follando luego más, no tengo prisa

Devil: Eres insaciable, coño... ohhh...

Becki: pero quiero que te corras en mi boca, beber tu leche, tragarla toda, sin dejar una gota. Te meto un dedo en el culo... Que bien entra!!! Y meto toda tu polla en mi boca... Si, está a punto de reventar. Empápame toda... Córrete... con mi dedo follando tu culo y tu polla follando mi boca

Devil: me... corroooo...

Becki: no escribas, solo lee... dame tu lechita. Ohhh... cuánta, mmm... Cómo sale, joder. Entra en mi boca... La tengo un rato dentro, saboreándola... Es tanta que se me escapa un poco por las comisuras de los labios...

Becki: Y la trago, toda... ufff que calentón, mientras miro tu cara de recién corrido... Gimiendo sin parar. Sin parar de moverte... mmm. Me miras y entonces, paso mi lengua por mis labios para chupar el semen que se ha salido. Que rico está. Y te doy un beso. Mi lengua en tu boca, para que lo pruebes tú tambien.

Devil: Joder... que corrida, tía... que guarra eres!!! Cómo me gustas. Lo he puesto todo perdido... hasta me he mareado un poco

Becki: mmm... Lo sé, cielo... me has llenado todita, mmm...

Devil: Tía, esto se está poniendo duro otra vez...!!! Esto no es normal, en serio. Quiero verte, yaaa...

Devil: Voy a darme una duchita... y a limpiar esto un poco. Me esperas? Tengo que compensarte, mmm...

Becki: claro... aún tengo hambre. Estoy demasiado excitada y mojada como para no esperarte.

Devil: cinco minutos y vuelvo.

Becki: Te espero, hasta ahora...

 

¿Ganas de SEXO? No desesperes, descubre quien más quiere sexo en tu zona!