Categorías

Relatos Eróticos

Sexo con maduras

Algo inolvidable

Publicado por Anónimo el 30/11/-0001

Soy un joven de 25 años de edad y vivo en la ciudad de México, la verdad es que soy muy cachondo y caliente y la más mínima provocación me prende demasiado.
Les mando este relato, el cual me sucedió hace apenas 15 días y la protagonista junto conmigo es una señora de 55 años de edad.

Ella es amiga de la familia, al parecer mi padre la conoce de hace ya varios años y siempre a sido muy cariñosa con nosotros a decir verdad siempre nos anda chuleando, pero yo siempre la vi. como lo que es una señora muy madurita pero bien formada eso si eh.

El asunto comenzó así, yo llegue del trabajo y ella estaba en casa platicando con mama la salude y me senté a ver la tele como a los 10 minutos ella se despidió pero mi mama me pidió que la acompañara pues ya era algo tarde, acepte y nos fuimos a su casa de la señora en el camino me decía que que guapo estaba, yo solo sonreía y me decía que se sentía muy bien por ir acompañada por un chico así que en ese momento algunas chicas la envidiaban a lo que le dije gracias, llegamos a su casa y ahí iba a acabar todo pero me invito a pasar con el pretexto de tomarme aunque sea un refresquito, acepte y pasamos, me senté en su sofá cama de la sala, para esto ella llevaba un suéter que le llegaba hasta las rodillas pero ya estando ahí en su casa se lo quito y solo llevaba ropa muy ligerita y como les digo que la señora esta muy bien de cuerpo yo solo me le quede viendo como bobo, ella se dio cuenta y solo sonrió, se retiro por el refresco y yo me senté muy cómodo en ese sofá Ella regreso con los refresco pero se veía muy bien porque se soltó su pelo y como siempre la había visto con el pelo agarrado la vi. diferente, ella se sentó junto a mi y le pregunte por su esposo y sus hijos (tiene 3 hijos), ella me contesto que habían ido a ver a una tía de su esposo y que ella se había tenido que quedar por algunos asuntos, empezamos a platicar y la platica fue a dar a el tema de el sexo, yo como la vi. muy desinhibida en el tema pues le hablaba claro y como es, ella me pregunto que si ya tenia relaciones con mi novia y le dije que si, ella me dijo que su esposo pasaba mucho tiempo en sus oficinas y que se olvidaba de ella un poco en ese aspecto, yo me atreví y le pregunte que como le gustaba que le hicieran el amor y ella se puso roja al principio pero si me lo dijo.

Me dijo que le gustaba que le besaran todo el cuerpo y que la trataran muy rico que le hicieran todo lo que quisieran y a mi se me empezó a parar la verga y como traía un pantalón de vestir pues se notaba algo y ella se dio cuenta me dijo vamos a brindar por la vida, me rey y le dije que si y al dar el golpe con los vasos ella lo dio mas fuerte y como lo tenia lleno derramo la mitad encima de mi, me dijo que tonta soy discúlpame y se levanto y fue por unas servilletas regreso y me empezó a limpiar el liquido había caído en mis piernas y en la parte que cubre mi verga ella empezó limpiando mis piernas y yo las abr para que pudiera limpiar bien, entonces ella empezó a subir hasta que llego a mi la parte que cubre mi verga que para ese momento ya estaba a mil, ya estaba a todo lo que da y yo estire mis piernas y me deje llevar por sus caricias ella ya estaba respirando mas fuerte y yo la deje que hiciera lo que quisiera, la verdad es que nunca la había visto de una manera mas allá que una conocida pero esa noche no me salía de su casa sin haberla hecho mía.
Me dijo, mejor quitatelos y te los lavo ahorita y te presto alguno de los de mis hijos, pero cuando dijo esto ella ya me os había desabrochado la deje solo levante un poco las pompas para que pudiera sacármelos entonces ella se me quedo viendo en mi truza y al ver lo que se levantaba ahí me pregunto – yo hice eso? Y siguió – pues ahí que aprovecharlo, y se arrodillo abrí mis piernas y ella se situó en medio de ellas empezó a olerme por encima de la truza decía que olía muy rico y empezó a morderla hizo a un lado mi truza y salio mi verga desafiante ella la tomo y como un caramelo se la llevo a la boca y empezó a mamar muy rico, despacio como queriendo saborear cada centímetro de ella, me chupaba los huevos, me los acariciaba yo le agarre la cabeza y la hice que se la comiera toda ella se sofoco al principio pero no reclamo nada yo me recosté en el sofá y ella se acomodo para seguir mamando mi verga, se subió mis piernas en sus hombros y me la siguió mamando toda, muy rico, de pronto levanto mas mis piernas y me empezó a mamar mis huevos y siguió mas abajo hasta que llego a mi culito, que rico me lo mamaba sentí una descarga muy rica por todo mi cuerpo se estuvo un buen rato ahí y yo la deje, me dijo que estaba muy sabroso, yo me levante y la recosté a ella me le acerque y le metí la verga en la boca y empecé un mete y saca ella me acariciaba mis pompas empecé a hacer mas rápido mi moviendo y mas fuerte en algunas ocasiones se la dejaba toda adentro y ella con su lengua me chupaba los huevos y aprovechaba ella para picarme el culo.
Me decía que su mayor fantasía es ser sumisa ante un chico como yo, la levante y la puse de perrito, y me puse a mamar su concha le metía mis dedos en ella y mamaba y le empecé a mamar su culote, que rico que estaba ella gemía como loca y me decía que esa noche era toda mía para hacer lo que yo quisiera, le tome la palabra y le metí la verga hasta el fondo de su concha ella gimió y se lo empecé a hacer rápido y fuerte, después la tire a el suelo le levante la parte de atrás sobre el sillón y se lo volví a meter rápido y fuerte, la verdad es que ya estaba fuera de mi ya hacia las cosas por puro placer y ella lo gozaba como loquita, se la saque y así como la tenia se lo metí por el culo a pesar de su edad lo tenia muy apretadito me costo trabajo meterla pero cuando entro toda estuve ahí como 10 minutos, que rico apretaba para esto ella ya había terminado como 5 o 6 veces, acelere mis movimiento y ella gritaba de placer me Salí de ella y le dije que fuéramos a su cuarto y así lo hicimos solo que al llegar a las escaleras la agarre por la cintura y la tire de frente en ellas y ahí se lo volví a meter en su concha a ella le gusto mucho esa acción y me decía – así papacito hazme tuya por todas partes de la casa- se la saque y seguimos subiendo al llegar a su recamara entramos y tiene un pequeño mueble en donde se arregla por las mañanas y ahí la recargue y se lo metí por el culo rápido y de un solo golpe, que rico se veia que ella lo apretaba como queriéndolo dejar dentro sin sacárselo la lleve a la cama y la recargue en ella con sus piernas cayendo y seguí adelante, ella termino otra vez yo le agarraba sus pechos y se los apretaba la voltee y me subí sus piernotas en mi pecho y seguí sin sacársela le mame sus pechos y volvió terminar pero yo también ya no aguantaba mas y le dije que ya iba a terminar se la saque y se la puse en la boca y me la empezó a mamar muy rico otra vez y me vacié en su boca, ella se trago todo nada se le escapo, pero fueron alrededor de 2 horas las que estuvimos cogiéndonos, me dijo que una de las cosas que siempre había deseado era mamar el culo de un hombre y que yo se lo había cumplido, le di las gracias y le dije que me iba a vestir y que ya me iba, bajamos me vestí hasta se me olvido lo de el refresco y ella me dijo que cuando pudiera me iba a volver a invitar un refresco en su casa, yo me salí y al llegar a casa mi madre me pregunto que porque había tardado tanto y le dije que había encontrado a algunos cuates y habíamos estado platicando.

 

¿Ganas de SEXO? No desesperes, descubre quien más quiere sexo en tu zona!