Categorías

Relatos Eróticos

Sexo con maduras

Mi amada puta Alejita, de 45 años

Publicado por El Putasote el 27/09/2015

Alejita, mi amor, te dedico esto que escribo porque sos muy especial para mí, desde aquella tarde que te mandó para mí la señora que me entregaba putitas en la calle Corrientes, te acordás? Sos la más divina puta que ha entrado en mi vida y TE AMO!
Aquella tarde bajaste y te me apareciste en la vereda con tu sonrisa simpática, una remerita corta que me dejó ver parte de tu hermoso cuerpote de diosa, especialmente tus caderas anchas y tu pancita carnuda de Mamita. Yo todavía no sabía que eras Mamita de dos hijitas, pero al verte te imaginé preñada, y todo eso hizo que me gustaras inmediatamente y te llevé al hotel.
En el taxi te pregunté tu nombre, me dijiste “Alejandra”, y ahí mismo yo te bauticé Alejita y aceptaste ese nombre para usarlo conmigo, además me encantó tu piel, de ese color tan especial, que tenés, y aunque me contaste que te decían “Morocha”, yo te llamé también Marroncita, y desde ese momento te llamé Alejita, mi Marroncita.
En el hotel Valentino, en el que tantas tardes te cojí y te hice de todo, empezamos a conocernos, me gustabas cada vez más, y en una de esas veces que me comías la pija haciéndome gozarte como la Diosa que sos, te grité: “Alejita, de amooo!”, te acordás? Ya me estaba enamorando de vos, pero en ese momento de la divina mamada con saliva que me hacías, me enamoré completamente de vos.

ME ENAMORO DE ALEJITA
Y desde entonces fuiste y siempre sos mi amada Alejita, y también Alejita mi Puta Hermosa.
Cuando te empecé a llamar así, fue una tarde que me habías comido toda mi pija, te sonreíste con un costadito de tu boca al estilo Titi y no dijiste nada, pero creo que te gustó que te dijera así. Llamarte Puta, Mi Puta Hermosa, es el piropo más grande que le puedo decir a una hembra, es el máximo elogio que le puedo decir a una mujer, y vos sos la más hermosamente hembra y divina puta que he conocido y tenido en mi vida, y mirá que he estado con muchísimas! Vos no sos una mina, sos una tremenda hembra, Alejita, única, y para mí, la más adorable puta que he conocido. Por eso TE AMO, Alejita!
Así que, Alejita, mi Puta Hermosa, te dedico esto que escribo porque jamás estuve con una hembra que me gustara tanto como vos, y por eso me enamoré de vos. Con vos, cojerte y hacer de todo con vos es lo máximo, te adoro! Sos una Hembra, una Mamita, una Puta divina!
Hemos hablado varias veces de que fueras mi mujer, o mi amante, o mi novia, y siempre me contestaste que no, porque sos muy independiente y que no aceptarías hombre que te sujetara, y si yo te tuviera para mí, no te dejaría, te cojería día y noche hasta que se me gastara la pija. Además tenés a tus hijitas adolescentes y tenías miedo de que yo te las cojiera, no? Pero te entendí, y aunque no pueda vivir con vos, sos mi Amante, mi Novia, mi Puta Hermosa, mi Hembra, mi Mujer, aunque nos vemos cada tanto y siempre me quedo con las ganas de hacerte un preñe... porque tu hermoso cuerpo de hembra me pide a gritos que te preñe... pero de eso hablo en seguida, porque una hembra bien preñada, con una tremenda pansota llena de pendejitas, me hace parar la pija como ninguna otra cosa, y preñarte a vos es lo que más deseo en mi vida, verte preñada, globotuda, pansotasuda, con un preñe descomunal hecho por mi Pija...
Nos conocemos mucho y a fondo, en todas las tardes que ibas a encontrarnos en el hotel para que te cojiera, te he contado cosas mías que nunca le dije a nadie, y siempre recibiste y escuchaste mis secretos, como cuando me la cojí a la divina pendeja Romina de 14 añitos, la hijita de mi amante Ana la Carnotuda, o mi asunto con la Titi a la que me cojí gracias a vos y le hice un preñe a los 54 añotes, o mis cojidas con aquel pendejito hermoso al que le puse como nombre Alejito porque era para mí un hembrito y quería llevártelo una tarde para cojernos entre los tres. Alejito me dio su divina pijita para comérsela y yo le enterré mi pija haciéndolo gritar agarradito de las sábanas porque era estrechito, y le entregué mi cola gozándolo adentro mío, y vos, Alejita amada, me lo entendiste como nadie lo habría hecho, aceptaste que yo fuera Putasote porque Alejito me encantaba para cojérmelo y que me cojiera a mí. Por todo eso, porque cuando estoy con vos, mi amada y adorada Alejita, sé que te puedo contar y escribir todo tal como lo siento, por eso soy tu Putasote, no tengo límites para con vos, yo te gozo en mil maneras, estamos como desnudos de cuerpo y alma y no te extrañan todas las cosas mías que te digo o te cuento o te hago, y las compartís conmigo sin vueltas, y por eso soy tu Putasote. Si vos sos mi Puta Hermosa, yo soy tu Putasote, y te encanta llamarme así!
Te desnudaste para mí aquella tarde por primera vez en el hotel, y al verte toda en bolas mostrándote orgullosa de tu cuerpote de diosa, superaste todo lo que yo imaginaba. Te cuento? En realidad ya sabés todo lo que me gusta de vos y todo lo que pienso, pero te lo voy a decir de nuevo, porque creo que te gustan las cosas que te digo, son los mejores piropos que te puedo decir. Con vos puedo ser un Putasote, tu Putasote sin límites y sin avergonzarme de nada, porque me entendés. Vos sos la que me hace Putasote, Alejita! Me emputeciste a mí, cosa que ninguna otra hembra consiguió!
Lo primero que me gusta de vos, es que tenés un hermoso cuerpote carnudo y firme de carnes, sos ancha y dura de caderas, lomuda y espalduda, derecha y elegante con tus tetitas de pendeja adolescente en tu pecho macizo de tremenda hembra que mostrás cuando estás parada en bolas o caminás vestida, tenés lindas piernitas y una cola dura de diosa, una figura de Hembra, sos increíble de hermosa!
Otra cosa de vos que me encanta es tu hermoso pelo ruludito color cobre, que te hace una tremenda hembra deseable, te agarro de esos rulotitos para mirarte de frente a los ojos cuando te cojo y me parás la pija como una estaca! Me gusta cuando te bañás después de cojer y te mojás todos tus rulotitos cobrizos, estás hermosa así!
Me ponen reputasote tus tetitotas como de pendeja adolescente, pequeñitas, pero pezonudas y preciosas, que también son tetitas de Mamita joven, y son hermosas! Te encanta que te las chupotee y te las mame, y cerrás los ojitos y empezás a gemir para acabotiarte, Puta mía!
Sigo para abajo: adoro tu panzotita pulpuda por tus preñes, carne de mamita, de hembrota para preñar, con ese ombligote hundido que adoro, porque tus preñes te hicieron más hermosa todavía de lo que habrás sido cuando eras virguita. Muchas veces te imagino como una pendeja adolescente de 14 añitos, virgotita, inocente pero putita latente, que viene contenta al desvirgazo, y que yo te cojo por primera vez, desvirgándote, haciéndote gritar para mí con tu duro virgo crujiendo, roto y destrozado, partido a embestidas descomunales con mi pijota y haciéndote el primer preñe de tu vida...

LAS PATITAS PUTAS DE MI ALEJITA
Amo también tus ásperas Patitas Putas, las adoro, cuando te las llamé así te extrañó, pero a mí me encantan, te las fotografié, y en la última tarde que te cojí te las agarraba y palpaba con mis manos, te las apretaba, marroncitas y divinamente ásperas, con tus dedotitos retorciéndose aplastada debajo mío contra la cama, mirándote tus divinas Patitas Putas y uñudas, mientras te acababa encima de tu cuerpote, acostado sobre vos aplastándote, mirándotelas y tocándotelas... adoro tus Patitas Putas, Alejita! Por qué te las llamo así? Porque me excitan, te las miro o las recuerdo y se me para la pija... y amo las pajotas que me sabés hacer agarrándome y apretándome la pija entre tus dedotitos o amasijándomela con las plantas de tus Patitas... te voy a comprar unas sandaliotas altísimas de puta para que me mostrés tus hermosas y ásperas Patitas Putas Sandaliudas con las uñas pintadas de rojo! Todo de vos, mi Alejita, me hace parar la pija y se me pone al repalo en instantes! Y eso es un piropo para vos, sos una hermosa hembrota, te deseo y me excitás como ninguna otra hembra que me haya cojido (como las primeras veces que me la cojí a la Titi, mi Puta Blandita, vos perdoname esa infidelidad, amada Alejita mía! Pero no sos celosa de la Titi, no? Hace mucho que no voy a cojérmela a la Titi, me habría encantado llevarte conmigo a la casita de ella en la playa y que hubiéramos cojido los tres un fin de semana entero de esos en que yo iba y la amasijaba a la Titi hasta que la preñé, te gustaría mi Titi, mi Puta Blandita, ella te habría chupotiado entera riéndose hasta ponerte muy muy puta y hacer que te acabotiaras tu hermosa conchota en su puta bocotita salivuda con gusto a vinito... la Titi se mama con vinito y se pone reputísima, te le habrías entregado para que ella te hiciera su amante, que te lamiera las tetitotas, el vientrote ombligudo, tu conchasita tierna y jugotuda, te habría agarrado tus Patitas Putas para chupártelas, y te habrías acabotiado para ella... y serías otra amantita hembra de la Titi, que tuvo varias pero ninguna como vos... le habrías gustado a la Titi porque es una tremenda Puta Blandita y salvaje que ama las minonas como vos...
Y a vos, mi adorada Puta, mi Alejita, te amo y te deseo poner re-preñotuda como estabas aquella tarde que me dijiste por teléfono: “Putasote, no me vas a reconocer!”, y viniste al hotel hecha una Pelota Humana y te me mostraste orgullosa de ser una Preñuda Descomunal, eras un Globote Panzal, carnotasuda como ninguna hembra en el planeta, eras mi Ventrotuda Espantosa! Sos la Preñuda Espantosa! Y porque te amo, quiero hacerte yo tu próximo preñazo, ponerte hecha mi Puta Globotasuda para reventarte contra el piso haciéndote sudar como mi Yeguasota y bramar y tirarme escupitotiadas a cada reventazo, que tu salivota burbujuda me escupitotee y me empape todo hasta que te retuerzas desesperada y te contorsiones en medio de una acabotiada infernal, estampillada contra el suelo, crujiendo todo tu divino cuerpote bajo mis Aplastotiadas Espantosas que solamente vos, mi adorada Puta Hermosa Preñotuda, sos capaz de regalarme cuando te cojo o te mamo tu conchotasa profunda y jugotuda! Y cojiéndote así, sin piedad, a pija pelada, te quiero hundir toda mi pijota en tus entrañas fértiles para hacerte mi Alejita la Repreñota!

ALEJITA ME TRAGA LA PIJA
Y tu bocotita? Tenés una bocuchita tragona, salivotuda... cuando te acostabas encima mío y yo sentía tu hermoso cuerpote duro aplastándome y te pedí por primera vez que me escupitotiaras tu salivota burbujuda en mis pesones, me lo hiciste y me ponías loco! Porque cuando me comías la pija como una diosa y se te llenaba la bocucha con el jugo de mi pija, ibas corriendo al baño para escupirlo, pero entonces te dije: “Alejita, no tirés mi jugo pijal, vení y escupímelo a mí, dámelo junto con tu salivota!” Desde entonces adoro tus besos salivudos con que me entregás tu lenguotita salivuda y te la como saboreándote... amo tus besos chupones salivudos, apenas te encuentro en el hotel, me prendo de tu boca abriéndotela y mamándote tu espesa salivotita rica... Y te acordás la primera tarde que te pedí que me tragaras la pija? Me miraste y dijiste: “Voy a tratar, nunca lo hice, vos tenés una pija tremenda... no sé si voy a poder!”. Pero dispuesta a entregarme tu bocotita y tu garganta, te me acostaste encima y me mirabas a los ojos mientras te metías de a poco mi pija en tu boca sin las manos, saboreándola, y yo te contaba cómo la diminuta putita Fabiana me hizo por primera vez en mi vida una Garganta Profunda hasta que toda mi pija le desapareció en la garganta y me la aguantó hasta que le tiré la acabada casi adentro del cuello, con mis 22 centímetros de pija al palo hundidos en su puta bocuchita. Cuando estabas comiéndote mi pija, te pedí que me tiraras escupitotiadas en mi pija mientras tratabas de tragármela, porque las primeras veces que me comías la pija, tu bocotita se te llenaba de saliva y te levantabas corriendo y te ibas a escupirla en el baño, hasta que yo te pedí que me la dieras ensalivotiándome a mí, que no desperdiciaras tu salivita espumuda... Lo aceptaste, como todo lo que yo te pedía, y desde entonces me bañabas la pija y mis pesones con tu espesa salivota haciéndome CHUFFF hasta empastarme mis huevos... tus escupitoteos son reputasos haciéndome esos CHUUFFFF que me encantan... Estabas tan divinamente puta comiéndote mi pija y escupitotiándomela, que te amé aún más, mi Puta Hermosa, sos la que me hace gozarte como jamás me gocé a una hembra! Mi adorada Alejita mi Puta Salivotuda!
Esa primera tragada de pija no me la pudiste hacer entera, aunque trataste con ganas de ser mi Puta Tragota y Engargantota, y cuando te agarré de la cabeza y traté de metértela toda, te saltaron lágrimas de los ojos y te sacudiste ahogándote, y me regalaste una vomitotiada haciendo AAAGGGG, yo te dije que me la tragaras toda aunque me vomitotiaras encima porque no me importaba, no pudiste comérmela toda esa vez, pero estabas dispuesta a hacerme la Tragada, y por eso me dijiste, ronca por la pijota que te raspó la gargantita: “Mañana vengo en ayunas, Putasote, a ver si así puedo tragármela...”
A la tarde siguiente, apenas nos encontramos en el hotel, me dijiste con tu sonrisa estilo Titi: “Hoy vine en ayunas, Putasote! Te la quiero comer hasta tragármela toda!”
Y esa tarde sí que te la comiste entera, casi me vomitotiaste varias veces, te sacudías pataleando en la cama con mi pija embocotándotela hasta atravesártela en la garganta, yo te agarraba de la cabeza empujándote para hacerte tragarla entera, y me arañabas como una gata desesperada, pero fuiste buena puta y seguiste tragándomela, haciéndome cojerte por esa bocotita amada, y sujetada por la cabeza, sometida por la bocuchita, y te acabotié bien adentro en la garganta por primera vez hasta llenarte con mi acabote. Te ahogaste, tosiste, me pegaste, llorabas, pero me la aguantaste como mi Puta Hermosa, mirándome fijo y con lágrimas en los ojos, agarrándote de mis pesones y tironeándomelos como yo te pedí. Adoro cuando te me prendés de mis pesones arrancándomelos con furia, como me hacía aquella putita divina y reflaquita Yamila, que se me colgaba de los pesones y yo la arrastraba por el suelo prendida de mí, con cara de putita feroz... Alejita, en esa primera tragotiada que me hiciste, de tu bocuchita desbordó mi lechotazo, espumudo y mezclado con tu divina salivota pastuda, y te amé más todavía convirtiéndote en mi Puta Tragotita... cuando te desclavé mi pija de tu amada bocotita y pudiste respirar, me miraste a los ojos con tu divina cara de puta acabotiada y me ofreciste tu lenguotita con tu saliva y mi acabotazo diciéndome, ronca: “Lo querés, mi Putasote? Te doy tu acabote empastado con salivita de tu Puta Alejita?” Te adoré más todavía llena de mis acabotiadas en tu bocuchita, toda empastada con mis lechotazos, ya eras mi amada Puta Engargantota!
Y desde entonces, cada tarde que venías a que te cojiera, me entregabas tu puta bocotita acostada encima mío prendida de mis pesones mirándome con esa cara de puta hermosa, hacías AGGGHH y te tragabas mi pija entera...

A ALEJITA LA APLASTO
Y te acordás cuando te hice por primera vez la Aplastada, Alejita divina mía?
Te dije: Alejita, acostate boca abajo, no sabías lo que se te venía, pero como mi buena Puta Hermosa, aceptaste lo que te hiciera, te pusiste boca abajo en la cama y esperaste. Me elevé sobre tu grupota y me arrojé con alma y vida contra tu cuerpote carnudo, duro y hermoso.
Sonaste como una explosión, aplastada, reventada, hundida y enterrada en el colchón, el aire te salió de los pulmones en un estertor haciendo AGGGGGHHHH y escupitotiaste salivota espumuda salpicando el colchón y rebotando en la cama.
Antes de que pudieras hacer ni decir nada, te volví a aplastar, esta vez desde más altura, y me tiré sobre tu hermoso cuerpote carnudo como una aplanadora, hundiéndote en la cama, reventada como una estampilla estampotiada y de tu bocotita puta salieron salpicaduras de tu hermosa salivota, tu adorado cuerpote crujió, reventada como jamás te hicieron, mi pijota al palo azotó tus muslotes mojándote con mi jugo pijal. Sonaste como una bomba aplastada, una y otra y otra vez, te sacudí Estampotazos infernales durante más de una hora, tus manos aleteaban en el aire, tus Patitas Putas se retorcían desesperadas, tu hermoso vientrote de Mamita quedaba desparramado en la cama, mientras yo te daba reventazo tras reventazo...
Me arrojé una y otra vez sobre tu grupota, tus carnudos muslotes, sobre todo tu hermoso cuerpote de Mamita Carnuda, y a cada estampazo rebotabas contra la cama, sonando diferente según te aplastaba los muslotes, la cola o todo tu cuerpote, manotiando en el aire, espantosamente sometida a mis aplastazos, y tu sudado cuerpote chocaba contra el mío en el aire a cada estampazo, desesperada, hacías AAA ...GGG... OOO pero no podías hablar ni gritar ni impedirme que te reventara como mi Animalotita, y aceptaste sumisamente mis Estampotazos y te me entregaste esclava y sumisa como mi adorada Puta Hermosa, sometiéndote a mis reventadas descomunales, mojada en sudor salado que salpicaba toda la habitación.
Así te aplasté más de una hora, pero ya te gustaban mis Estampotazos y cuando podías emitir alguna palabra, me decías: “MÁS, MÁS, PUTASOTE, ME GUSTAN TUS APLASTAZOS, HACEME MÁS, MATAME ASÍ, QUE SOY TU PUTA!!!!”
“Ahora de frente, Alejita, date vuelta que te aplasto de frente!”, te dije, y aunque sabías que te iba a hacer remierda, te pusiste boca arriba, toda sudada, y me miraste esperando la Aplastada Espantosa, diciéndome: “Hacémelo de frente, Putasote, me gusta! Estampotiame toda, haceme crujir! Haceme remierda!!!”
Y desde esa tarde, mi amada Alejita, hermosamente en bolas te ponías acostada de frente para recibir mis aplastotazos sobre tu cuerpote, tus muslotes y tu vientrote, cada vez más fuertes, que te hacían crujir y te saltaba salivotita con espuma de la bocotita y me la escupitotiabas en la cara y en todo mi cuerpo, hasta que quedabas agotada, sometida y emputecida cada vez más. Tu foto de aquella tarde en que, más divinamente carnuda que nunca por tu último preñe, recibiste mis estampotazos de frente como mi Puta Hermosa y Aplastazota, te muestra con tu divina cara de Puta Acabada, toda sudada y feliz de ser mi Hembra Reventota.
Y así sos, mi divina Puta Hermosa Alejita! No hay palabras para describirte, se me para la pija como una estaca pensando en que pronto voy a tenerte toda desnuda para mí, siempre dispuesta a que te reviente contra la cama, a que te haga tragar mi pija al palo hasta engargantártela, a que te mame tus tetitotas de pendeja adolescente, a que te mame y te saque jugo conchal chupotiéndote tu conchasota de Mamita Diosa hasta que con los ojos cerrados, me entregues tu boca conchal y te acabes para mí, gimiendo despacito hasta saciarte con las lenguotiadas de tu Putasote, o cuando te agarro tus ásperas Patitas Putas ... y quedar despatarrada en la cama, agotada y feliz, toda salada y sudada... tus acabadas son de diosa, de Puta Diosa como ninguna!
Esa última tarde que te fotografié desnuda como una fruta, te había aplastado acostado sobre tu cuerpote de Mamita Puta con mi cara al lado de tus hermosas Patitas Putas, y mientras te las miraba y te las agarraba, apretándotelas, putamente ásperas, con tus dedotitos retorciénose en el aire y divinamente putos como sos toda vos, me acabotié sobre tus muslos, mojándote con mi lechotazo oyéndote resoplar aplastada y hundida en el colchón, y cada vez al mirar tu foto quiero hacértelo de nuevo, viendo tus Patitotas Putas lascivas y tus dedotitos...
Y así mi Alejita sumó el ser mi Puta Aplastasota a sus otros nombres: mi Puta Hermosa, mi Puta Ruludita, mi Puta Marroncita, mi Puta Tragasota, mi Puta Estampota, mi Puta Patitas Putas... pero le faltaban algunas cosas para ser mi Puta Completa: ser mi Puta Entripota, y lo máximo, ser mi Puta Preñota.

ALEJITA ALOJA PIJA POR CULO
Una tarde, cuando ya me la había cojido a Alejita tres veces, le pregunté: “Alejita diosa puta mía, me entregás tus tripitas?”, y ella me dijo: “Tripitas? Cómo es eso?”
“Alejita, entregar las tripitas es que yo te ensarte mi pija por culo, hacerte el Entripe, Entriparte! Es mucho más puto y perverso entriparte que cojerte por culo, es llenarte de pija y leche! Lo has hecho?”
Y ella, poniéndose colorada, miró al suelo y me confesó: “Sí, Putasote, entregué mis tripitas, como vos decís, la misma noche que me partieron el virgo! Tres veces! Tenía 14 añitos y quedé abierta como un tulipán!”
“Y te dolió? Te gustó? Seguiste entregando tus tripitas?”
“Sí, mi amor, tenía entonces tres novios que me cojían, y cuando uno me partió por culo, los otros me lo hicieron también, no me pude negar porque los tres eran mis machitos! Y desde entonces, como vos decís, me entriparon miles de veces! Por eso lo tengo marrón, de tanto alojar pijas que lo estiran, se pone cada vez más oscuro, más marrón!”
Alejita me miró con su hermosa cara de puta acabada y me dijo: “Putasote! Esta tarde me cojiste como nunca, me hiciste tu Puta Animalota, estoy destruida, desfondada, pero te voy a mamar tu tremenda pijota tirándole mi salivota y escupitotiándotela toda, para ponértela al palo de nuevo y que ahora me la incrustés por culo!”
Y así hizo mi divina Puta Mamita Alejita, me montó en bolas y se comió mi pija hasta que casi le partió la bocotita de tremenda que me la puso, se dio vuelta y me abrió su caverna tripotal y me dijo: “Ahora, Putasote mío, cojete a tu Puta Alejita, haceme el Entripotazo Infernal! Haceme gritar y aullar trepanada por culo, que soy toda tuya, mi amor! Llename las tripas de pija y acabotiate en mi agujero, inundámelo de acabotazos bien pastudos!”
La ensarté en una sola embestida, Alejita aulló y bramó y pataleó invadida infernalmente por mi pijota, mientras yo le palpaba el vientrote lleno de porongota y lo sentía pulsar y crecer a medida que mi pija se le clavaba en las tripotitas, las ensanchaba y me le metía pija a fondo, más que nunca, con Alejita a los bramidos debajo mío.
Alejita bramó como mi Perra Puta, como mi loba destrozada, pero se aguantó toda mi pijota que le ensanchaba las tripotas hasta que se la enterré a fondo, la sacudí contra la cama, y le tiré un acabotazo descomunal que le salió a chorros del culo abierto como un caño.
Alejita se me sometió gustosa, yo ya la había convertido en mi Puta Entripota Completa, y desde entonces me entrega sus tripotas para que la empale a fondo, se agarra de la cama para aguantármela toda gritando de dolor para mí, porque goza siendo mi Tremenda Puta y haciéndomelo saber con sus alaridos y sintiéndose mi amada Puta Hermosa Completa.
Adoro ensartarte por culo, por tu caliente culo profundo, llenándote tus tripotasas de Hembrota Putasa que ensancho y estiro clavándote mi pijotasa haciéndote mi Amada Puta Hueca que se aloja mi espantosa pija al repalo como ninguna otra hembra puta me la haya aguantado!
Llena de mi pijota por culo, quiero oírte reputiarme por clavarte así, y quiero sentir tus uñotas arañándome y clavándose en mi cintura cuando te trepano por dentro hundida en el colchón, y hacerte caer de la cama y rodar por el piso en un Ensartazo Infernal! Quiero hacerte quedar desmayada en el suelo en medio de estertores agónicos al ser inundada de mi pija y mis acabotes, y sin desenterrarte mi colosal pijotasa, que revivas toda sudada pidiéndome roncamente que te clave más y más!
Mi Puta Amada, mi Hembrotasa Adorada, ya sos mi Puta Hermosa, mi Puta Tragasota, mi Puta Aplastota, mi Puta Reventota, mi Puta Masticotiada, quiero hacerte también mi Puta Preñota Globotasuda, para que mostrés a todos tu Vientrote Descomunal orgullosa de ser capaz de estar llena de mis acabotiadas pastudas y ser la Preñotuda más putasotasa del planeta, toda mía!

ALEJITA PREÑOTA
Hace más de 7 años que me la cojo a Alejita, divinamente puta, cada día más, y me la gozo entera todas las tardes que me espera en el hotel dispuesta a darme sus besotes salivotudos. Pero desde aquella primera tarde en que la vi toda en bolas con su cuerpote duro y sus caderotas de Mamita, deseaba tremendamente hacerle un preñe, un preñazo espantoso, porque ella me contó que cuando estaba de preñe de sus pendejitas, aumentaba más de 25 kilos y se ponía tremendamente Pansotuda.
Por eso, su hermoso cuerpote de Mamita, cada vez que la veo toda desnuda, me incita a preñarla para poder cojérmela con su hermosa pansota ombliguda y bien globotuda, llena de pendejitas mías, convertida en mi Pelota Humana, divinamente ventruda, montármela así, reventarla hasta hacerla sudar y gritar como mi adorada Perra Puta Preñuda, y lucirla desnuda y marcada por mis dentelladas en las tetitotas para hacerla desear. Quiero llevarla a la casita de la Titi en la playa para mostrársela toda desnuda, divinamente puta y repreñuda y que se trencen las dos en un chupoteo de conchotas hasta acabotiarse sudando y bramando. Alejita se mostraba por la calle con su airoso cuerpote duro, espalduda, orgullosa de sus formas de Mamita Madurota, y cosechaba piropos reputísimos y acabotazos de las pajotas que se hacían muchos machos con una mano en el bolsillo mirándola cuando caminaba, así que yo desde el principio quise hacerle un preñazo. Y quiero llevarlas a las dos, a la Titi y a mi Alejita a la playa, apenas con unas tangotitas diminutas que se les entierren en la raja del culo y entre los labios de sus conchotas para que se luzcan, tremendamente putas, cosechando acabotes de los pijudos que las vean y se pajoteen con las pijas debajo del agua dedicándole tremendas pajotasas.
Pero Alejita no quería que me la cojiera a pija pelada, me decía: “Putasote, mis hijitas van a pensar que soy puta porque ando haciéndome cojer a cada rato, la verdad es que soy eso, muy puta, pero Puta de mi Putasote solamente! Y si me hacés un preñe, vas a querer venirte a vivir conmigo para cojerme noche y día, y como sos tan Putasote, me las vas a agarrar a mis pendejitas para cojértelas también, y como ya andan alzadas deseando pija, me las a desvirgar y a preñar como a mí!”
Y por eso, a pesar de mis pedidos que le hacía todas las tardes que me la cojía en el hotel para que se dejara cojer a pija pelada, Alejita solamente me entregaba su bocota tragotuda, sus tripotas y su divino cuerpote duro para los aplastazos descomunales. Me los aguantaba de frente y por detrás, al reventarla infernalmente le saltaban espumas salivotudas que cuando la aplastaba de frente, ella trataba de escupitotiármelas en mi boca, la sometía como mi amada Puta Hermosa Completa, estampotiada y crujiéndole los huesos, aplastotiada como una estampilla en la cama y también cuando la arrojaba contra el piso y la reventaba tirándomele desde más de un metro de altura, y Alejita se me entregaba así, toda y reputa, para que me la gozara a lo animalota. Cuando podía, me reputiaba para que la sometiera más y más. Otras veces me pajotiaba con sus divinas Patitas Putas y me sacaba acabotazos que la salpicaban en la cara, los ojos, las tetotitas, el vientrote... y quedaba como mi Mamita Novia Puta Blanca, toda acabotaciada.
Pro no le podía enterrar pija pelada a mi Alejita, porque me decía que era muy fertilota, que apenas su conchasota olía pija, se preñaba... y me decía: “Putasote, tu pijota es muy lechotuda y preñotiadora!”

perdido como mi Puta amada, una mañana me llamó para encontrarnos en el hotel, y me dijo: “Hola, mi amor! Soy tu Alejita! Nos vemos ahora? Pero te aviso que no me vas a reconocer, Putasote mío!”
“Allá voy, mi amor!”, le contesté, con la pija ya poniéndoseme como una estaca para mi Alejita, deseando ver cómo estaba ahora.
Y así fue. Cuando Alejita se me apareció en el hotel esa tarde, vi entrar una tremenda pansotasa y detrás venía ella, mi Alejita Preñotuda! Apenas pudiendo caminar, bamboleándose sobre sus Patitas Putas: mi Alejita era un Globo Humano, una Pelota Humana! Estaba REPREÑOTUDA! Estaba divina y más hermosamente puta que nunca, jamás había visto un preñe semejante, estaba hecha mi Puta Colosal, con un aumento de más de 32 kilotes y todos en su pansota dura como una pelota.
“Alejita, diosa preñuda mía! Quién te llenó el vientrote de pendejitas?”, le dije, mirándola y adorándola, repreñuda como yo la había deseado desde siempre.
“Ay, mi Putasote, perdonala a tu Puta, me agarraron una noche y me cojieron tres pijotudos durante tres días seguidos, me tuvieron atada y no me pude escapar y me metieron pija hasta por las orejas, quedé llena de leche, me salían las acabadas de la concha como de una fuente, me inundaron mis tripotas de acabadas, mis tripotas que son tuyas, me cojieron amarrada, porque si no, no me habría dejado cojer y preñar así! Vos querías preñarla a tu amada Puta Hermosa Alejita, y yo, por pelotuda, te negué durante estos años mis entrañotas porque soy muy fertiluda, y como te dije, temía que preñotiada te ibas a venir a vivir conmigo y en cuanto pudieras me ibas a cojer a mis dulces pendejitas! Fueron otros pijudos los que me hicieron este preñazo descomunal, cuando yo habría querido que fuera tu Pija amada la que me llenara de pija y leche y me fertilizara!”, me dijo mi amada Puta Hermosa llorando, “Soy tan fertilota que mis entrañas apenas huelen pija, se preñan! Por eso no te dejaba cojerme a pija pelada, aunque la deseaba así acabotiándome lechuda bien adentro mío! Pero apenas largue a la pendejita que llevo adentro, mi Putasote, voy a venir para vos hermosamente puta pidiéndote tu preñe, me voy a entregar toda entera, toda la noche, todo un fin de semana, para que me llenés de tu lechota preñotiadora y me hagás TU PELOTA HUMANA! Con cada preñe que tuve, aumentaba cada vez más, así que para vos voy a estar como un globo, para que me enterrés pija y más pija, me montés por atrás y por delante y me reventés haciéndome bramar y tirándote mis escupitotiadas burbujudas que te ponen la pijotasa al repalo, mi amor!”
Y esa tarde, Alejita se me entregó completa por primera vez a pija pelada, le hundí mi pijota en sus mojadas entrañas, mi pija estaba espantosa, estirándole las entrañotas por adentro de su hermosa pansota globotuda, y Alejita retorciéndose en la cama, me regaló siete acabototes jugotudos gritando ronca y desesperada: “Putasote! Enterrámela más, haceme hueca para alojarme tu Pijota Hermosa!”
Fue un ensartazo descomunal, yo la había deseado ver a Alejita preñada por mí, pero estaba tan infernalmente hermosa con su panzota llena, que aunque ese preñe no se lo había hecho yo, me la cojí siete veces hundiéndola en el colchón, sus Patitas Putas se sacudían en el aire, los dedotitos torciéndose cuando ella se sacudía en espasmos de animalota y aullaba hasta quedar ronca, sudada y destruida. Nos habíamos juntado a la tarde, pero pasamos la noche entera reventándonos hasta que se hizo de día. Alejita, hecha remierda pero feliz, dijo que sus pendejitas la estaban esperando, pero que no la jodieran, y pedimos algo para comer y seguimos cojiendo como desesperados hasta que llegó de nuevo la noche. Alejita chorreaba acabotes míos por culo también, se le abría como nunca, y mi pijota le estiraba por dentro las tripotas y la embestía sin piedad, como ella me pedía a los gritos.
Cuando se hizo de noche, Alejita me dijo: “Me voy, Putasote mío, amo tus lechotazos adentro mío, así que no me voy a bañar, quiero seguir llena de tus lechotas pastudas hasta que mañana vuelvo a alojarme tu pijota, que está espantosamente grande, me parece que yo te la hice crecer, no?”
La acompañé a tomar un taxi agarrándola de la pansotasa, porque Alejita, entre el preñazo descomunal que tenía y mis embestidas que la habían hecho crujir en la cama, no podía caminar, pero lo mismo se me prendió con u besotaso chupotudo dándome su lenguota puta y su saliva bien espumuda, diciéndome: “Tomá salivota de tu amada puta, mucha, para que te dure hasta mañna, porque mañana vuelvo!”
Apenas pudo entrar con su globote panzal en el taxi, tenía una cara tan hermosa de puta acabotiada que me volvió a parar la pija, y casi la bajo del taxi para seguírmela cojiendo.
A la tarde siguiente, ya Alejita estaba esperándome en el hotel, y en medio de un chupón salivudo, me dijo: “Hoy estoy en ayunas, Putasote, quiero tragarme toda tu pijota, hasta ahogarme con tus acabotiadas, adoro tu Pijotasa Lechotuda!”
Alejita se empezó a poner en bolas en el ascensor, no se había puesta nada más que una remera y una pollera que le hacía una montaña a su hermosa panzota de hembra preñada, así que a la habitación ya entró desnuda como una fruta, prendida de mi lengua y dándome la de ella.
Volvimos a pasarnos hasta la noche siguiente cojiendo como animales, esa vez Alejita me hizo su Tragotiada Infernal: se acostó con su pansota encima mío y fue tragándome la pija ahogándose, los ojos se le salían casi de la cara de puta que me ponía, me vomitotiaba pero se la volvía a enterrar traspasándole la garganta, hasta que mirándome con espanto, consiguió enterrársela hasta el cuello, yo se lo palpaba y sentía que mi pija se lo engrosaba y pulsaba con mis embestidas, mi adorada puta quería hacerme su Tragotiada Espantosa y esa noche me la hizo tres veces, llorando y agarrándose de mis pezones. Clavada por el cuello, se ahogaba y se asfixiaba, se me puso azul, yo la veía a Alejita montada encima de mí desesperada mirándome y llorando con los ojos que se le salían de la cara, porque se asfixiaba, me empezó a golpear con las dos manos, me pateaba y me arrancaba los pesones, me enterraba las uñas y se retorcía como una víbora, porque trataba de desclavarse mi pija del cuello y la tenía tan calzada que no le salía, se puso azul y apenas alcanzaba a emitir unos ruidos gorgoteantes, pero aunque yo también trataba de desenterrársela del cuello, no le salía, mi pija y su cuello estaban como soldados, tan profunda era la intrusión cuellotal que le había hecho.
La agarré de las tetotas y se las apreté hundiéndole mis uñas y mis dedos en sus carnotas y empecé a sacudirla con ferocidad para acabotiarla otra vez y así vaciarme adentro de ella, como la única manera de que mi pija, espantosamente dura y enorme, se me bajara y pudiera desenterrársela, el encuellotazo era descomunal, espantoso, pero mi Alejita me lo había pedido y ahora, atornillada y ensartada cuellotalmente, debía sacársela para no matarla.
Pronto le tiré una acabotiada lechuda que la sacudió retorciéndola en la cama, Alejita era una masa carnuda que se debatía, hasta que se desmayó, y de su bocota le saltaban chorros de mi lechotazo, con los que me regaba entero.
Tuve que acabotiarla una vez más hasta que mi pija se le vació de nuevo adentro, ya con Alejita desmayada como una enorme bolsa de carne preñada, y tirando hacia afuera, pude desclavarle mi pija del cuello.
Alejita se me desmayó arriba mío, sin poder respirar, y entonces la sacudí agarrándola de sus tetotasas de preñuda, se las mordí con furia y se las mastiqué dejándoselas marcadas a dentelladas para hacerla sufrir y revivirla del dolor. Ella adoraba esas masticadas infernales, le gustaban y se me acabotiaba a los alaridos, y esa vez la conseguí revivir a masticotasos, tuvo un espasmo de animalota salvaje, se retorció como un resorte, de su bocucha saltaron vomitotiadas de acabotes, a chorros, me bañó con esa mezcla de sus espesas y amadas salivotas junto con mi pastuda lechota, tosió tirando más vomitotasos y por fin abrió los ojos y me miró.
El cuello le pulsaba, lo tenía ensanchado, y en un ronquido animal, pudo por fin decirme: “Putasotaso, hijo de remil putas, me encuellotaste, por fin me lo hiciste, yo lo quería, aunque me mataras te lo quería hacer! Fue infernal, descomunal, soy la única Encuellotota del planeta y te hice el Encuellotazo! Ahora ya me lo vas a hacer cada vez que me cojás, adoro tu Pijasotasa Encuellotadora! Y sé que te la aguanto! Por fin, soy tu Puta Perfecta, la que te entrega todo, mi amor!”
Le desclavé la pija y revivió, y ronca, apenas pudiendo hablar, me dijo: “Putasote! Me la comí toda, entera, y eso que esta noche la tenés descomunalmente tremenda!”, y se volvió a desmayar, sacudiéndose en espasmos colosales.
Nunca vi ni veré a una hembra con un preñazo como el que tenía mi adorada Alejita esa tarde!!!
Alejita estaba con 8 meses y medio de preñe, pero lo que no sabíamos era que la estaba preñando de nuevo, Alejita la Fertilota es ahora Alejita mi Superfetota y al mes siguiente quedó superfetada de 5 pendejitas mías, y cada mes se fertilotiaba de nuevo y la preñaba con más y más pendejitas cada vez.
“Pero estás DIVINA así, puta mía adorada! Te amo más que nunca, Preñotasa mía! Hagamos de cuenta que fue mi Pijota de Putasote la que te preñotió, amada mía! Y ahora, entremos a la habitación, que nos vamos a internar ahí, y ponete toda en bolas que quiero verte pansotuda como te he deseado siempre! Y avisales a tus pendejitas que no vas a volver a tu casa hasta por lo menos tres o cuatro días, porque te voy a cojer hasta que estés nadando en un charco de lechotazos míos!”
“Sí, Putasote mío! Tenía miedo de que no me quisieras más por haber entregado mis entrañotas a otras pijas! Pero me amás así también, no es cierto? Y te la vas a cojer a tu Puta Alejita la Preñotuda?”
“Sí, sí, amada Puta Hermosa mía, estás espantosamente preñotuda y te adoro, ponete toda en bolas, quiero verte desnuda como una fruta y reventarte a pijazos! Mirame la pija, diosa mía, se me va a reventar!”
Y Alejita, desnuda como su madre la parió, se acostó en la cama boca abajo, con su vientrote que le rebalsaba los muslotes, y me dijo: “Putasote, atacame, ensartame pija y reventame!”
Con la pija como un árbol, me le tiré encima, aplastándola contra la cama, y mi Alejita emitió un rugido de loba puta al ser enterrada en el colchón, y mi pija la taladró enterrándose en su pulpuda conchotasa carnuda en una sola embestida.
Y mi Alejita aulló, atornillada, invadida de pija hasta el fondo de sus entrañotas de Puta Hermosa.
Me la cojí siete veces esa tarde, a la noche pedimos comida y cerveza y me la seguí cojiendo toda la noche, cinco acabotiadas más, en medio de los aullidos de Alejita que se me acabotaciaba sudando como mi Yegua Puta en medio de un charco de acabotazos mío y jugotaso conchal de ella. Del hotel llamaron a la puerta pensando que yo la estaba degollando a Alejita, pero ella, Puta Divina, les gritó: “Me está cojiendo mi Putasote, no jodan, soy su Puta y me está dando Pija como ninguna ha recibido nunca y voy a gritar y aullar pata que todos sepan cómo se coje!”
Entre cojida y cojida, Alejita me tragaba la pija engargantándosela como nunca, ahogándose con mis acabotiadas y dándomelas con su puta lenguota salivotuda mirándome a los ojos, feliz de ser de nuevo mi Puta Hermosa y ahora, mi Puta Preñota.
Había salido el sol cuando Alejita, empastada de acabotes, abrió las cortinas de la ventana y se mostró toda en bolas, con su divina pansotasa apoyada en el borde de la ventana, luciéndose como una Pelota, como mi Diosa Globotuda, y al verla, varios se pajotiaron mirándola. A ella, mi Hermosa Puta Amada, le encanta mostrarse así, haciéndose ver como un globotaso panzal, y ver cómo cuando camina por la calle, pone las pijas al repalo y le dicen cosas reputísimas y le dedican pajotas espantosas que ella agradece y luciéndose así, cosecha acabotiadas tras acabotiadas!


 

¿Ganas de SEXO? No desesperes, descubre quien más quiere sexo en tu zona!