Categorías

Relatos Eróticos

Sexo con maduras

Mi vecina Doña Juanita - Parte II

Publicado por Luis el 26/05/2016

Como les comente en el relato anterior con mi vecina Doña Juanita, ya nosotros se puede decir que eramos pareja, pues cada vez que podíamos, nos encerrábamos a tener relaciones sexuales cada vez que se podía, de seguro eran como 4 veces por semana.
A mi como me encantaban las maduras pues cada vez lo disfrutaba más y más, y ella no se diga hasta los vecino la miraban cada dia más alegre, platicadora y risa y risa de todo, nadie se imaginaba que yo me la estaba cogiendo, como su hijo era transportista (solo vivía con el, pues era divorciado).
Cada vez que teníamos relaciones, le insinuaba que me gustaría cogérmela por atrás y se asustaba decía que por ahí no, que eso no era sexo, yo le decía prueba y si no te gusta, pues ahí le dejamos, no quiso, en fin, la enseñe a que me la mamara bien, pues solo me besaba los huevo y la verga, le dije saca la lengua y pasala por todos lados, asi lo hizo hasta que se enseño y me daba unas chupadas tremendas que al principio se enojaba por que se los echaba en la boca y ella los escupía y me decía que ya no hiciera eso, pero yo la besaba y le dije, mira si yo también me los como de tu boca y ella se enojaba más, yo me reía y le decía, no tiene nada de malo.
Nos bañamos y la acosté en la cama y la empecé a mamar toda, primero los senos y me fui bajando poco a poco hasta su clítoris, le bese los labios vaginales y comenzó a estremecerse, aproveche y le metí un dedo suavemente en su ano y seguía chupándole su vagina, como estaba gozando, no se dio cuenta que casi tenia todo mi dedo dentro, cuando se corrío me apretó el dedo con mucha fuerza y se lo saque, entonces me dijo. Sentí bien rico cuando me tenias el dedo dentro de mi culo, le dije ves, todo se vale en el sexo, el chiste es disfrutar, me dijo otro dia, a ver si me decido, pero no quiero por ahí, pero si sentiste rico que te cuesta probar, te prometo que lo voy a hacer suave, te lo prometo.
Pasaron 3 dias y quedamos de vernos el miércoles, llegue a su casa, pero ahí estaba su hijo, al cual salude efusivamente, le mentí, supe que estabas a qui y te vine a saludar, platicamos un rato y me tuve que ir a mi casa, estaba solo pues mi esposa tiene guardia nocturna, me fui a la planta alta y me fumaba un cigarrillo como a las 11 pm, vi que salio de su casa Juanita y venia a mi casa, que pasó le dije, me dijo tenemos oportunidad en tu casa, mi hijo esta bien borracho y se quedo dormido, pasale le dije y nos comenzamos a besar, ella agarrándome la verga dijo, te voy a dar una mamada como nunca, sobres aquí la tienes, me la saque y ella de volada se la metío en su boca y dale y dale hasta que me vine en su boca, mi sorpresa fue que se los trago todos, me la dejo limpiecita, le pregunte por que lo hiciste, contestó es que no saben tan feo como imagine, ahora sigo yo y me baje hasta su parte lengüetazo al clítoris y labios vaginales y le volví a meter el dedo, pero esta vez se lo metia y sacaba hasta que se vino en mi boca y me comi todos sus jugos pero segui con el dedo adentro de ella, sacaló me dijo, lentamente lo hize y sentí que se estremecío, le gusto.
Después de un baño, estábamos en acción otra vez, la puse en cuatro patas y le mordí las nalgas, las piernas y le empeze a mamar el ano y jadeaba le estuve besando y le ponía mi dedo por fuera y se lo acariciaba y luego le metí la lengua , se lo chupaba, cuando de repente me dijo, sabes que Luis, haz lo que quieras con mi culo, acto seguido se lo ensalibe, me escupi en mi verga y le apunte, le di unos empujoncitos leves y sentí como iba entrando, despacio, pero estaba entrando, se movía y yo me acomodaba mejor, grito suavemente, me duele mucho, pero siento rico, empeze a darle mas rápido pero nomas con lo que le había metido (6 cms), segui, despacito le estaba entrando mas y mas, sin darme cuenta ya la tenia toda adentro, no mido mucho 16 cms. Pero bien grueso, le agarre las mejillas y me mojo las manos, estaba llorando pero no grito, entonces lo que hice fue darle muy rápido para aminorar el dolor y si lo logré, ella empezó a moverse de arriba abajo y corriéndose, yo gozando sintiendo como estaba de apretado ese culo hasta que le avente todo mi semen y grite de placer , pero ella también grito, diciéndome que se sentía bien rico el semen calientito en su culo.
Terminado el trance, dijo ella, como me gusto que me la metieras por detrás, duele mucho, pero es muy rico por atrás, le dije cada vez te va a gustar más, por que ya no te va a doler tanto, eso espero dijo y se quedo a dormir conmigo hasta las 5 am
Ese es mi relato por hoy, esperen pronto los siguientes encuentros con Doña Juanita.

 

¿Ganas de SEXO? No desesperes, descubre quien más quiere sexo en tu zona!