Categorías

Relatos Eróticos

Sexo con maduras

Sexo con maduras

Publicado por Anónimo el 30/11/-0001

Los nombres por seguridad los he cambiado. Pero basta de texto y empecemos.

Por cuestiones de Trabajo tuve que realizar un viaje a un estado de la república mexicana, todo estuvo bien en la semana hasta que llegó el fin de semana ya que en los estados de la republica no existe vida nocturna como aquí en el DF, pero en fin llegó el viernes por la noche y estando solo, aburrido y sin conocer a nadie me dispuse a bajar al Bar del hotel.

Estando ahí al poco rato llegaron dos mujeres maduras muy elegantes y guapas se sentaron por suerte a dos mesas de la mía, durante el transcurso de la noche ellas bailaron pero los hombres que se les acercaban a invitarlas a bailar eran rechazados por una de ellas que llamaremos Laura, se negaba a salir a la pista con ellos, mientras que la otra amiga Berenice, se la pasó bailando toda la noche, se aproximaba el cierre del bar y con miedo le solicité al mesero me dijera que estaban tomando y que por favor les enviara una copa de mi parte, lo cual hizo y al llevárselas les indicó que eran de mi parte, Laura solo hizo gesto de gracias y Berenice me agradeció con una sonrisa, como Laura seguía sin hacer ninguna señal de algo, me dispuse a retirarme a mis habitaciones y sólo restó despedirme de ellas, cual fue mi sorpresa al hacer eso que me dijeron que porque me iba, les dije que estaba aburrido y que mejor me iba a dormir. Laura sonriendo me dijo que me quedara en su mesa y empezamos a conversar muy bonito, nos dio la hora del cierre del bar y pues apenas las conocía, les pregunté que como ellas eran de esa ciudad que si había un lugar que cerrara tarde a lo cual me respondieron que si y nos dirigimos a este que cerraba a las 8.00 AM, pasó la noche Laura y yo bailando conversando y poco a poco nos fuimos acercando más y más hasta que nos fundimos en un beso apasionado que duró varios minutos, tras cerrar el bar les pedí que si me podían dejar en mi hotel y accedieron Laura me acompañó al Lobby y le pregunté que si la podría volver a ver a lo que me dijo que mañana nos veríamos me dio un fuerte beso y se despidió.

Paso la noche y yo pensando en su cuerpo, sus pechos duros y ese gran culo que tenía era impresionante, al DIA siguiente pasó por mí y nos fuimos a conocer el estado que era pequeño, pero parecíamos pareja agarrados de la mano, besándonos apasionadamente, hasta el punto de tener casi sexo en el coche. Lo cual no sucedió ya que era muy temprano, pero paso el día y al llevarme a mi hotel le pedí que si me acompañaba a mi cuarto que quería entregarle algo, ella con gusto aceptó guardó su automóvil en el estacionamiento del hotel y nos dirigimos a mi habitación. Ya en ella platicamos de cosas triviales y no resistí me acerqué a ella la abracé y nos dimos un apasionado beso mientras yo acariciaba su culo duro y paradito, al principio se resistió pero mientras la besaba en su cuello y jugaba con sus pechos me empezó a desnudar ya mi instrumento estaba a mil mientras sus manos se encargaban de él, lo único que hice fue dejarme llevar por ella y no sabía lo que me esperaba, una fiera en la cama, me aventó sobre ella y se comió mi verga, metiéndosela toda, nunca me habían hecho una mamada tan espectacular que casi termino en su boca cosa que por su experiencia no me dejó y me dijo:

Cogeme cabron quiero tu verga en mi panocha.

La empecé a meter suave y me dijo duro cabron que me duela.

Se la metí de golpe y ella se retorcía del placer.

Mássssssssssssssssssssssssssssss

Cogemeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee

Soy tu puta

Mientras yo jugaba con su culo abriéndoselo ella me dijo que era virgen y que no quería cosa que seguí haciendo hasta que le metí mi dedo que es grande ya que tengo manos grandes y estaba extasiada hasta que me dije me vengoooooooooooooooooooooooooo y mojó mi verga con sus jugos, la cual se llevó inmediatamente a su boca y me la mamó otra vez hasta estar en su punto me dijo ahora vas a terminar lo que empezaste, rómpeme el culo cosa que me dio mucha excitación y sin preguntarle se la metí toda y ella gritando me dijo me rompes el culo, pero que rico se siente más soy tu puta. Terminamos al mismo tiempo y nos quedamos abrazados un rato y en la madrugada se fue comentándome que regresaría al día siguiente. Así fue en la mañana sin que me diera cuenta ya estaba en la puerta de mi habitación y fue la última vez que vi algo fuera de mi cuarto nos pasamos cogiendo, era una mujer insaciable y sin exagerar tuvimos 25 relaciones en todo el día completo.

A la fecha la tengo en mi mente siempre, fue el inicio de mis relaciones con mujeres maduras, el caso de Berenice es otra historia.

 

¿Ganas de SEXO? No desesperes, descubre quien más quiere sexo en tu zona!