Adictas a la verga (Zoofilia)

A Vanessa la conocí gracias a esta página, ella leyó un relato mío y me mando un mail. Nos hicimos muy amigas por que a las dos nos gusta coger como locas y cuantas mas pijas tenemos para nosotras mas putas somos.
Ella es de Uruguay yo soy Argentina, creo que mas que nada por eso se dilato nuestro encuentro, las dos lo esperábamos con muchas ganas ya que nos moríamos de ganas de hacer muchas cosas de las cuales habíamos hablado en nuestros mails y en el chat.
Vane es bastante mas alta que yo, tiene el pelo largo, es morocha, muy buenas tetas, tiene un cuerpo que cualquier mina envidiaría, además tiene un mirada que creo que cautiva a muchos hombres, ya que en esos ojitos se puede ver fácilmente lo puta que es.
Mi cuerpo es un poco mas voluptuoso ya que soy mas bajita que ella (mido 1.57) tengo ojos verdosos, tetas grandes, la cola bien parada y la conchita bien depilada.
Nos encanta chupar porongas, a mi las que mas me gustan son las cabezonas y venosas, y si están bien duritas y tienen mucha leche me gustan mas. A ella le gustan muchísimo las pijas bien sudadas con olor y gusto a macho, que estén un poquito sucias, hasta las que recién mearon, le calienta muchísimo limpiárselas con la boca, que la meen encima después de haber acabado y acabe cubierta de semen y meadas sintiéndose la más puta. Si fuese por nosotras nos pasaríamos los 7 días de la semana cogiendo sin parar, chupando pijas y tragando mucha leche. Ella dice que es ninfomana, pero yo creo que no porque las ninfomanas no disfrutan... aunque pensándolo bien... si ella es ninfomana yo también, por que a las dos nos gusta garchar como locas y que nos hagan de todo... me parece que somos bien putas, nos morimos por las vergas ¿esta mal eso?.
Somos bien putas y nos encanta que nos digas cosas bien chanchitas cuando nos están bombeando. Nos pajeamos todos los días, no podemos dormir sino acabamos por lo menos una vez al día.
Ella se calienta mucho con los tipos feos, dice que le gusta por que le da asco y eso la calienta, además dice que se siente mas puta con un tipo bien feo que con uno lindo, porque los feos están muy calientes y a la vez enojados con las minas sexys que cuando cogen las tratan mal y se sacan toda la leche que tienen en la pija.
A las dos nos encantan las dobles penetraciones y las gang bangs... yo la máxima cantidad de tipos que había tenido para mi fueron 8, y esa situación de tener muchas vergas para una sola putita nos pone muy calientes, esta buenísimo pajearte mientras los machos que te estaban garchando te acaban encima del cuerpo y te llenan toda de leche.

Con Vane nos calentamos mucho leyéndonos, y siempre se nos ocurren cositas para hacer, siempre imaginábamos como iba a ser el día que nos conociéramos, yo la perra porteña a la que le encantan las pijas gorditas y cabezonas y ella la puta uruguaya a la que le encantan las pijas sucias y con olor a macho. Parecía que nuestro encuentro no iba a llegar más, hasta que ella decidió viajar para Argentina en sus vacaciones.
La fui a buscar y cuando nos vimos sentimos que había esa química y esa piel que tanto nos habíamos imaginado y que tanto juguito nos había hecho desparramar.
Fuimos a tomar algo a un Pub y después le dije que nos fuésemos para mi casa, que se quedara a pasar la noche ahí total yo estaba sola y no había problemas.
Llegamos a casa y nos pusimos a hablar de su viaje, de nuestros mails, de nuestras vidas, hasta que llegamos a nuestras cogidas. Mi calentura era impresionante, me había puesto un shorcito de algodón y una musculosa y como no uso ropa interior ya sentía que el short se estaba mojando, ella tenía puesto un camisón de seda negro muy cortito y sexy que dejaba a la imaginación ese par de tetas y ese culito parado que ama las vergas. Le miraba las piernas y tenia muchas ganas de tocarla, cada vez la calentura era mayor.
Fue ahí cuando la mire a los ojos y vi que me tenía tantas ganas como yo... me moría por tocar, chupar y penetrar con mis dedos y mis juguetitos esa concha y ese orto.


- Vane... - dije abriendo las piernas y dejando ver la humedad de mi shorcito
- ¿Qué pasa putita? ¿Estas calentita?
- Muy calentita... ¿vos no?

Se acerco y me empezó a besar, mis manos tocaban sus tetas que estaban duritas y con los pezones bien parados, me desvestí rápido y ella hizo lo mismo. Le puse mi concha en la cara y con mi boca fui bajando hasta llegar hasta su concha, estaba depilada y tan caliente y mojada como la mía, se la empecé a chupar mientras ella me succionaba el clítoris y me metía un dedo en el orto...


- Que bien que chupas putita... cogeme el culo con los dedos... asiiiii mamita, dale dale dame mas!... te voy a chorrear toda la cara hija de puta - le decía mientras le chupaba la concha y se la cogia con los dedos.

Me pare y traje uno de mis consoladores, la puse en cuatro patas y me la empecé a coger...


- Cogeme pendeja, no sabes lo caliente que me tenes... haceme sentir bien puta
- me gritaba y me pedía mas... así que le mande tres dedos en la argolla mientras seguía culiandola con el consolador... me lleno la mano de leche.
Me acosté boca arriba en la cama y me empezó a chupar las tetas, me metía en consolador entre las tetas y yo le pasaba la puntita de la lengua, me estaba pajeando mientras ella me chupaba las tetas y mi otra mano estaba en esas tetas tan lindas que tiene.
Me garcho la concha con el consolador y cuando estaba por acabar me la chupo. Me hizo que le acabe en la boca... se trago todos mis juguitos, nos dimos un beso dulce y nos quedamos dormidas abrazadas.

Al otro día (sábado), yo no tenia nada que hacer así que nos quedamos en la cama un rato largo, después comimos y le dije que tenia una sorpresita.
Llame por teléfono a Daniel y le pedí que viniera, Dani es un amigo de mi papa que tiene un ovejero alemán que quiere cruzar con mi perra.


- Hola Dani... negro te llamaba porque Mayra (así se llama mi perra) esta en celo.

- ¿Queres que te lleve a Morrison (así se llama su perro)?
- Dale tráemelo... besos

Al rato llego a casa Daniel con el perro, Vane se había ido a comprar unas cosas, le dije a Daniel que yo le llevaba el perro al otro día que lo iba a cuidar bien. Se fue de casa y deje al perro en el jardín de casa.
Cuando llego Vane yo estaba poniendo la pava, tomamos unos mates mientras hablábamos (obvio de sexo).


- Te acordas de lo que te conté una vez, que tengo la fantasía de coger con un perrito... vos me dijiste que te calentaba mucho esa idea de ser marchada por un perro ¿no?
- Si... me pajeo mucho pensando en eso y en chuparle la verga a un caballo... me encantaría saber como es el gusto de la leche.

- ¿Te animas?... tengo un perro en el jardín.

-¿Hacemos que nos coja a las dos? - me respondió rápidamente...

Entre al perro a la pieza, ella se desnudo y le pase mermelada de frutilla por la concha, el perro le empezó a oler la concha y a chapársela.
Vane estaba tirada en el piso con la lengua del perro en la argolla, le pedí que me pasara mermelada por el culo que me llenara bien el agujerito con mermelada... le puse el culo al perro y me lo empezó a chupar mientras yo le chupeteaba toda la argolla a mi amiga que ya había acabado con la lengua del perro, me mande la mano así en cuatro patas como estaba y me puse mermelada en la concha para que Morrison siguiera chupando.
Ella se paro y le empezó a manosear la pija al perro, ya la tenia media para afuera, se ve que nuestro olor a hembras calientes y putas lo calentaba, ella pajeaba al perro mientras yo los miraba y me tocaba la concha, mis dedos se movían rápido ya había acabado dos veces seguidas con esa imagen, tenia una calentura encima que nunca había tenido con ningún hombre... cada vez que me acuerdo me caliento, incluso ahora... me estoy metiendo los dedos en la concha de la misma forma que lo hacia esa tarde para traer la imagen y contarles como paso todo.
Mi mano izquierda en el clítoris y dos dedos de la mano derecha adentro de mi concha, cogiendome como si fuesen la mas rica de las pijas.
Se empezó a meter la pija del perro en la boca y yo seguía con las manos en la concha, me miraba mientras se la chupaba y me decía que era muy rica.


- Quiero probar, acá vos sos mi puta así que me tenes que obedecer déjame chuparle la pija a Morrison - le grite.
Me mande la pija del perro en la boca y se la empecé a chupar, ahora era ella la que se pajeaba mirándome como la chupaba...


- Chupa putita... que lindo que es verte con una pija en la boca, se nota que sabes chupar puta - me decía - chupala así que quiero acabar mirándote, mírame...

Le dije que se pusiera en cuatro, que ahora iba a sentir al perro la verga del perro adentro, se puso en cuatro y con la mano apunte la pija del perro a su culo, las patas del perro estaban en su espalda y el hijo de puta la culiaba como nunca nadie se la había culiado.


- No sabes como me esta dando, me duele... aaaaaaaaaaay que liiiiiiiiiindo que rápido me garcha pendeja... veni para acá ahhhhhhh, siiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii que vergaaaa linda...- me decía - sacamela que se la quiero limpiar con la boca... ahora te va a coger a vos...

Me costo separar al perro del culo de mi amiga, se ve que le estaba gustando cogersela. Me puse en cuatro y la chota del perro entro en mi culo, me cogia con un ritmo impresionante yo quería que parara porque me estaba haciendo doler, pero el perro de mierda no me daba pelota. Le gritaba a mi amiga que me dolía y ella me decía que me tranquilice que cuando pasara el dolor me iba a gustar mucho y que iba a gozar como nunca, y así fue... me empecé a concentrar en lo que me estaba haciendo y mi concha se empapo en un segundo y acabe como nunca... de golpe sentí la leche del perro que me llenaba el culo, le avise a mi amiga y ella lo desabotono de mi orto, la leche me chorreaba por el culo y ella se la estaba tomando mientras me limpiaba el culo, le pedí que pusiera un poquito en su lengua y en sus tetas que yo también la quería probar, quería saber como era...
El perro se quedo echado a los pies de la cama, nosotras nos metimos en la cama y nos empezamos a tocar, repetimos todo lo que habíamos hecho la noche anterior y le dije que fuéramos a bañarnos así salíamos por ahí.
Nos fuimos a bañar las dos juntas, mientras nos tocábamos y nos besábamos no sabíamos si el agua que caí por nuestras piernas era de la ducha o eran nuestros jugos... me chupo la concha y me pidió que le mee la cara.


- Dale perra, llénale la cara de meo a tu puta... dale conchuda quiero que me mees encima... haceme sentir bien puta, pendeja... - me decía

Le mee la cara, acabamos, nos terminamos de bañar, nos cambiamos y salimos a la calle.
Yo me puse una pollerita cortita negra y una remera blanca ajustada, no me puse corpiño así que mis pezones se transparentaban y dejaban que todos los tipos que pasaban por mi lado se calentaran mucho mirándome las tetas. Ella se había puesto una pollera de jean y una remera azul bien ajustada y transparente.
Nos subimos aun colectivo bien lleno y yo me puse delante de un pendejo que debería tener unos 17 años, ella se paro al lado mío y delante de un viejo barbudo que estaba medio borracho.
En una curva tenia al pendejo apoyándome la pija en el culo, y sentía como iba creciendo mientras yo le movía el culito para que se calentara mas... ella estaba haciendo lo mismo que yo, pero el viejo la tenia agarrada de las tetas, nos mirábamos de reojo y sonreíamos. Le mande la mano en el pantalón al nene, para ver lo que tenia y no era mucho, pero igual me calentaba saber que estaba caliente conmigo.


- ¿No queres tocar lo que hay acá? - escuche que le decía al viejo, llevándole las manos a la concha...
El borracho se prendió de la concha de mi amiga desesperadamente mientras ella le manoseaba la pija.
Yo tenia la mano en la pija del pendejo y disimuladamente, se la empecé a tocar de arriba hacia abajo, agarre la mano derecha del pibe y se la lleve a mi concha que estaba muy mojada. No tenia ni idea de cómo se tocaba una concha, pero por instinto supongo que se dejo llevar y me la empezó a tocar muy bien.


- ¿acá hay un telo, no queres que bajemos? - me dijo el pibe Me reí y le dije que no... que mi idea no era cogermelo, sino hacer eso que estábamos haciendo.

- Yo ya tengo que bajar, te anotó mi teléfono, cuando quieras coger me llamas - le dije.
Le di mi teléfono y le dije a Vanessa que bajáramos...
Estábamos muy calientes las dos, así que le dije que fuéramos a un bar donde estaban unos amigos mios que siempre estaban dispuestos a ensartar conchitas calientes.
Llegamos al bar y pedimos unos tragos, no había nadie conocido, así que como era temprano todavía decidimos cenar ahí y ver que pasaba.
Cenamos y nuestro calor ya se había calmado un poquito aunque seguíamos un poco mojadas. después de hablar un rato... decidimos ir a bailar...
En la puerta del boliche, vi al hombre mas lindo, era imposible que pase desapercibido, alto, de piel blanca, ojos marrones, carita de bebe, un cuerpo impresionante bien formado, una presencia muy importante, era hermoso... y le dije a Vane al oído: - Quiero a ese hombre y hasta que no lo consiga no me voy del boliche.
Entramos y nos pusimos a bailar... se nos acerco un grupo de pibes, y uno de ellos mientras bailaba me apoyaba la pija en el orto, yo me hacia la tonta y le movía peor el culo.
Fuimos a buscar algo para tomar y nos quedamos sentadas en una mesa... el chico que había visto en la puerta de la disco paso por la mesa, y cruzamos miradas, le sonreí, me sonrió. A los minutos volvió a pasar con un amigo (que no era muy lindo... realmente era feo, bajito, tenia barba y su cara no era algo particularmente hermoso).


- ¿Vamos a la pista? - le dije a Vane al oído
- Bueno, vamos.

Entramos a la pista y el estaba bailando con una gordita y su amigo estaba bailando con otra chica. Nos paramos atrás de ellos y empezamos a bailar, como quien no quiere la cosa, le apoye mi cola contra la de el, el se dio vuelta y me agarro la mano. Me dio un beso en el cachete y me pregunto si quería bailar con el.


- ¿Vamos los cuatro a sentarnos a alguna mesa?...así tomamos algo y podemos hablar mejor. -dijo el chico con el que estaba bailando...

Accedimos y ahí estaba yo... a veinte centímetros de esa boca... empezamos a hablar, el se llamaba Lucio y el otro chico Damian.
Me estaba muriendo quería que me bese!, no aguantaba mas... necesitaba esa boca urgente.
Vane se había ido con el chico, supongo que a los reservados... ya les conté que es tan puta que le encanta cogerse a los tipos mas feos ¿no?.


- Che Azul... ¿no tenes pensado besarme? - me dijo Lucio al oído
- ¿y vos?
- Mmmmm...esa carita, es tan linda que me quedaría horas mirándote sonreír, sos la nena mas linda de todo el boliche - diciendo esto se beso dos dedos y los paso por mi boca, yo instintivamente la abrí y le bese los dedos que el se llevo a su boca.

- ¿Volvemos a la pista? - le dije
- ¿Que pasa? ¿No te gusta hablar conmigo?
- Me encanta como bailas... y quiero bailarte un poquito ¿te parece mal?

Me agarro de la mano y fuimos a la pista, estábamos bailando Salsa... me apoyaba y me daba besos en el cuello, para esto mis pezones estaban ya erectos y con ganas de que los chupe. Suavemente me llevo contra la pared, y me dio un beso bien largo en la boca.
Le agarre la nuca con las manos y metí mi lengua dentro de la boca demostrándole que yo también sabia besar. Me agarro de la cintura y nos seguimos besando. De a poquito sus manos fueron subiendo por mi panza hasta que me agarraron las tetas, los pezones estaban durísimos, con sus dedos los toco como pidiéndome permiso para apretarlos sin parar de besarme.
Cuando no podía mas de la calentura, le dije que parará que no era un lugar muy cómodo y que estábamos dando un espectáculo a la gente que estaba bailando.


-¿Vamos a los reservados? - me dijo.

- Dale vamos, Vane seguro que esta ahí.

Llegamos a los reservados y ahí estaba mi puta uruguaya haciéndole una paja con las tetas a David. Le hice una seña con la mano, mientras nos sentábamos. Cuando termino se acerco hacia donde estaba yo y le dije:


- Vane ¿Qué te parece si vamos a casa?
- ¿Con los chicos?
- Obvio, tontita - le respondí Le preguntamos a los chicos si querían venir, accedieron rápidamente. Llegamos a casa, serví unos tragos, lo agarre de la mano a Lucio y me lo lleve para una de las piezas. Vane se había quedado en la cocina con David. así que volví a la cocina y le dije al oído:


- Si vas a cojertelo, te conviene que lo hagas adelante mío, sino no te presto a ningún amiguito ¿ok? además, me calienta tanto ver coger a mi puta!...

Lucio estaba acostado en la cama fumando un cigarrillo. Me acosté encima de el y empecé a besarlo, cuando me quise dar cuenta estaba desnuda y con su boca en mi pezón derecho.


- Que lindas tetas que tenes... que grandes que son, no sabes como me gusta mordertelas! - me decía.

- Te quiero tocar la pija, papito... déjame tocártela.

Le agarre la pija y se acostó boca arriba al lado mío, empecé a pajearlo con mucha fuerza... la cara de goce de el era espectacular.


- Sentate en mi cara que te quiero chupar la concha, quiero tragar ese juguito - me dijo Le obedecí como si fuese mi amo, me senté en su cara y me mande la pija en la boca, se la chupaba con fuerza, era rica... muy rica... no era extremadamente grande, pero era rica igual. Cuando estaba por acabar entro Vanessa con David, él se acostó en el piso y ella se sentó en su cara, y le empezó a chupar la pija... le estaba haciendo una mamada espectacular. Me calienta muchísimo mirarla chupando pijas... me vuelve loca.


- Chupamela papito!... ahhhhh asiiiiiiiiiii dale... lu...chupame la concha... mordeme el clítoris, dale que te acaboooooooo aaaaaaaaaaaaaaaaahh siiiiiiiiiiiiiiiii tragate todo mi jugo hijo de puta. - le gritaba.

- Te doy la leche, ahí sale mamita...uuuuyyyyyyyyyyyy aaaahhh asiiiii chupá Me lleno la boca de leche, pero me agarro de la cintura, llevandome mas hacia su cara e impidiendome que moviera mi concha de su boca.


- Ponete la pija en la concha, puta de mierda - le grite a Vanessa- Ya que sos tan puta, conchuda cogetelo... Quiero ver como esa pija te parte toda la concha, quiero escuchar como le pedis que no pare de cogerte la conchita.
Vanessa agarro la pija del pibe y se la puso en la concha, empezó a cabalgar bien fuerte, cogia como una desesperada... me miraba mientras se lo garchaba cosa que me calentaba mas.

- ¿Te gusta, mamita como me lo cojo? - me decía - vos también sos re putita, mira como te están chupando el agujerito del culo... ¿te gusta no, perra?
- Me encanta como me están chupando el orto... ¿vos no tenes ganas de tener un par de deditos en el culo?... Quiero que te metas dos dedos en ese culito hermoso... NO!, David metele tres dedos en el orto a mi amiga.


- Puta, te quiero coger... - me dijo Lucio.

- Cogeme... por favor cogeme... me muero de ganas por tener esa verga en la concha, quiero que me la muevas toda adentro.

Agarro la poronga y me la clavo en la concha, se empezó a mover bien rápido, me estaba dando con un ritmo impresionante... queria que me clave toda...Vanessa gritaba:


- Cogeme, pelotudoooooo!... rompeme el orto con los dedosssss...ahhhhhhhhh me gustaaaaaaaa ayyyyyyy como me gusta tu verga garchame bien fuerteeeee daleeeeeeeee dale que soy tu putaaaaaaaa... ahí te lleno la pija de juguito de concha...aaaaayyyyyy ahhhh asiiiiiiiiiiii...

- Te acabo... te lleno de leche mamita... abri la boca que te voy a llenar de guasca toda la cara - le dijo Damian La leche de Damian se estampaba en la cara de mi amiga, era espectacular ver como tenia toda la cara llena de leche... era la mas puta de las dos, por lo menos en ese momento.


- Apúrate boludo, que dejaste a tu novia clavada en el boliche y te va a matar - le dijo Damian a Lucio...

- así que tenes novia ... mira vos... ahora por eso, me vas a hacer acabar y pero antes, quiero que la mees a Vanessa, mejor dicho: Que le acabes en la panza, que la llenes de leche a mi amiga y que después los dos, la meen en la cara...- le dije a Lucio.

Una vez que yo había acabado, el se pajeo arriba de mi amiga (que no paraba de gritar y de sacarse y meterse los dedos en la concha), y le lleno la panza de leche tal como yo le pedí... después Damian saco su verga del pantalon y le apunto a la cara, Lucio hizo lo mismo...


- Si!, píllenme la cara... ahhhhhhhhhh ayyyyyyyy asiiiiiiiii...mmmmm... como me gusta el meo calentito... ayyy ahhhh... Azul acabo... ahhhhh - gritaba Vanessa.
Cuando terminaron de pillarle la cara... ella como buena puta, les limpio las pijas con la boca. Ellos se fueron y nosotras nos quedamos tocándonos, mientras mirabamos una pelicula porno. Vane se fue a bañar y yo me quede dormida.

Me despertó el ruido del teléfono a las 11 de la mañana. Todavía adormecida, atendí.

- Hola
- ¿Dormías, hermosa? Soy Sebas
- Si, papi. Me despertaste.

- ¿Cómo estas?
- Bien ¿vos?
- Muy bien, por eso te llamo.

- ¿Tenes algo armado para hoy? Por qué yo quiero proponerte algo, pero nos tenemos que encontrar en algún lugar ¿puede ser?
- Bueno en la puerta del bar al que vamos siempre el que esta en la esquina de Rivadavia y Nazca, dentro de media hora ¿ok?
- Listo, me cambio y voy para allá.

Corte el teléfono y sin hacer ruido, para que Vanessa no se despertara me cambie y me fui para el bar. Llegue y estaba Seba esperándome, le di un beso y entramos. después de pedir nuestros tragos de siempre (exprimido de naranja para mi y café irlandes para el), le conté lo que tenia pensado, sonrió y acepto. Nos saludamos, pase por el supermercado y compre un par de cosas antes de llegar a casa, cuando volvi Vane estaba bañándose, así que entre a la ducha la salude, tocándole la concha... que como siempre la tenia mojada.
Fui para la cocina y prepare la comida, almorzamos y le dije que fuésemos a andar un rato en bicicleta, así veía que lindo que era mi barrio. Agarre el celular y me lo colgué en el pantalón. Anduvimos un rato largo en bici.
Cuando llegamos a casa, le pedí si por favor no me iba a comprar una tirita de aspirinas que estaba media mareada y no me sentía muy bien. Entre a la cocina y Sebas me estaba esperando, tal como lo habíamos planeado. Volvió Vane y le presente a Sebastian.

- ¿El chico del relato? - me dijo al oido.

- Si - le respondí bajito.
Sebastian saco de su bolsillo un pañuelo rojo y le tapo los ojos a Vanessa
- ¿Qué me van a hacer?
- Seguro que te va a gustar... así que no te preocupes y disfruta - le dije.
La lleve de la mano hasta la cama y le pedí que no se sacara el pañuelo hasta que yo se lo pidiera. Las manos empezaron a recorrerla, yo decidí sentarme arriba de Sebastian en una silla y dejar que me tocara la concha, disfrutando del espectáculo.
La tocaban y ella se retorcia de placer...

- Chupame la concha, azul - decía. ¿Quién esta tocándome? Ya le habían sacado la ropa y tenia una lengua en la concha, y una boca en cada teta, la tocaban por todos lados... yo tenia la concha a full y sentía el bulto de Sebastian en el orto.


- Cojansela - grite - Llenenla de pija por todos lados...
Ella apenas manoteaba las pijas y trataba de tocarlas, Mariano la sentó en su pija y se la mando toda adentro de la concha, Vanessa gritaba...

- Siiiiiiii que linda pija que tenes!... como me gustaaaaa... cogeme toda, rompeme la argolla, haceme mierda, papito...
Martin le abrió el culo con las dos manos y le inyecto la pija adentro del orto...


- Ahora vas a abrir la boca, porque te vas a comer la pija mas linda que conozco - le dije.
Le pedí a Sebastian que se parara y que sacara la chota del pantalón que quería ver como mi amiga se comía su terrible poronga.
Ella bien obediente, abrió la boca y empezó a atragantarse con el palo de Sebas... Ya no gritaba, Sebastian le cogía la boca con la pija, de una manera ruda, demasiado ruda. Me saque la ropa, y me acerque a la cabeza de mi amiga... le saque la venda de los ojos y la deje mirando el cuadro...

- ¿Queres algo mas? - le dije Sebastian le saco la pija de la boca para dejarla responder.

- Quiero verte coger... quiero tener mas pijas, ¿de donde sacaste tanto macho...? había muchos hombres en la pieza, todos dispuestos a coger, desnudos y con la pija en la mano... mirando a dos indefensas mujercitas que se morían de ganas de pija.
Sebastian se acostó en el suelo y yo me metí su pija en la concha, le pedí a Javi y a Carlos que se acercaran a la boca de Vanessa que ella sabia lo que tenia que hacer con esas vergas...
Mi culo estaba siendo atravesado por la pija de Manuel, Vane tenia la pija de Javier en la boca, la de Carlos en una mano y en la otra el tubo de Ignacio... la seguían llenando de pija por la concha y por el culo... la miraba coger y mas me calentaba...
Ignacio le coloreo la cara con un chorro de semen y se corrió como dejando pasar a otro... entonces Vane le agarro la pija a Marcelo y se la empezó a sacudir. Javier estaba por acabar... yo lo sabia, pero ella no... así que se llevo una gran sorpresa cuando mi amigo empezó a largar leche bien espesa adentro de su boca.
Acabamos las dos juntas mirándonos, mientras Javier le llenaba la boca de leche... Se mando la pija de Carlos adentro de la boca y la empezó a mamar, Daniel estaba preparado para hacerle el culo... quería cogersela... Martin ya había acabado así que era justo que Daniel le meta el caño en el orto.
Le hice una seña a Ignacio, el gringo tenia la pija dura de nuevo, así que se la empecé a chupar... se acerco Ale, así que le agarre la pija con la mano y lo empecé a pajear...

Ya habían acabado todos por lo menos una vez, y se habían ido unos cuantos... quedábamos Vane, Sebas, Ignacio, Mariano, Alejandro, Facundo y yo.
Asi que le dije a Vanessa...

- Elegí a los dos que mas te gusten
- Sebastian y Mariano - me respondió.

- Elegí a otro mas
- Alejandro
- Ahora acostate boca arriba... dale putita no tengas miedo, agarra dos pijas que yo te voy a ayudar...
Empezamos a pajear a los pibes... Facundo se sacudía la chota con su mano ya que no nos quedaban mas manos para pajear... la leche empezó a caerle en el cuerpo... la estaban llenando de leche... Una vez que acabaron, se fueron, los acompaño hasta la puerta Sebastian. Vane se fue a bañar y yo me lo lleve a el, a la pieza para que descansara, le hice unos mimos y lo deje durmiendo en mi cama.
Ella salió de la ducha, tan linda como siempre. Me abrazo fuerte.

- Gracias, Azul. Te quiero - me dijo dulcemente mientras me daba un beso en la boca.

- Yo también te quiero, putita mía...
Le dije, devolviéndole el beso.