Categorías

Relatos Eróticos

Zoofilia

Caperucita y el lobo

Publicado por Anónimo el 30/11/-0001

Hola, soy Jazmín. Paso a contarles un relato, o mi historia, o como quieran llamarlo, soy nueva en esto, y es la primera vez que escribo. Me pareció bueno lo que escribí como para mandarlo a la página. Esto trata de como me inicié en el sexo, ese simpático mundillo de sensaciones. Para que se den una idea de como soy, soy morocha, mi cabello es de un negro azabache, a pesar de que el resto de mi familia (menos mamá) es de rubios y castaños. Mis ojos son verdes (oscuros), mido 1.65 mts, y mis medidas son 93-58-91, de espalda chiquita, bien proporcionada, lo que se dice. A pesar de que sé que tengo un buen físico (mis padres me mandaron a estudiar danza clásica, cosa que sigo haciendo), y una carita de nena bonita (esto me lo dicen todos, no es algo mío) no soy de "provocar" a los hombres con él, es más, hasta hace poco, me vestía muy holgada, con ropas sueltas, nada que llame la atención. Ah, también, me olvidaba, tengo 17 años, y estoy cursando él ultimo año de la secundaria.
Bueno, ahora si la historia, yo era muy jovencita cuando esto pasó, y poco a poco me fue cambiando la vida. No era de esas chicas que andaban todo el día de joda, era mas recatada, callada, pero tampoco una nerd. Nunca había dado un beso, más que mis padres recién a mis 16 años me dejaron ir a una fiesta. Hay un dicho, "las mas calladitas son las peores" y vaya si tiene razón ese dicho. Me ponía muy nostálgica al ver a mis amigas y compañeras teniendo sus primeros noviecitos, verlas dándose besos con chicos lindos, como comenzaba a vestirse más provocativas, que iban a boliches y se transaba a tal o cual, incluso algunas ya hablaban de sexo, cosas de la cual yo mucha idea no tenia.
Yo no sé porque era recatada y tímida, no pregunten porque ni yo sé. Pero si sé que hizo que me picara el gusanillo de la curiosidad. Una de mis compañeras, en un recreo, hablaba con sus amigas, mientras yo escuchaba, sin intención, que le había hecho un "pete" a su novio, y que se había tragado la "leche". No pregunté que era eso que había hecho, pero me intrigaba saber que era, yo solo tenía idea de los besos, y que para tener hijos una mujer debía introducirse el pene del hombre, pero hasta ahí llegaban mis conocimientos. En casa no iba a preguntar, cosas referidas al sexo pues eran tema de escándalo en casa.
Por las noches pensaba "pete", leche"¿Qué eran esas cosas?.. Hasta que unas semanas más adelante, y esto juro por dios (aunque no creo en él) que paso así, como que fue una coincidencia, una gran casualidad que pasara. Mis padres salían a cenar a un restaurante, mis hermana Julieta, de en esos momentos tenia 17 años, salía con sus amigas, y Luciana, mi otra hermana de 19, se iba a estudiar a no sé dónde. Era un viernes, y mis padres dijeron que me iba a quedar sola por unas horas, hasta que ellos regresaran. Podía pedir pizza, invitar a una amiga (cual?,No tenia ninguna de confianza como para invitarla a dormir) y alquilar unos videos para no aburrirme.
Fui al video club sola, era la segunda vez que me dejaban hacerlo, y alquilé dos películas, una de Men Ryan (Sintonía de amor, que no había visto) y otra que tampoco había visto, pero tenía ganas tremendas de verla, Scream. Esta cuando la pedí, justo llega un tipo viejo de anteojos para devolverla, junto con otras que se había alquilado. Yo me fui contenta con mis películas, las de terror me encantan, y sabiendo que la vería sola, mejor, me encanta sentir miedo.
A las diez de la noche se fueron mis hermanas, y al rato mis padres, que me sermonearon, era la primera vez que me quedaba sola en casa, que los llame a tal teléfono, que esto y lo otro, y que llegarían pasadas las tres, cuando seguro yo estaría dormida.
Pedí pizza, la pizza comprada me encanta, además de que tengo la facilidad de comer de todo y no engordar. La comí mientras veía la peli de Meg Ryan, que al final estaba más o menos. Yo sabía que estaba sola y tenía que aprovecharlo, y había algo que nunca me dejaron hacer y ahora podía, tomar alcohol. Fui hasta el barcito que tiene papá en el living, y me serví un vaso de Wiskey. Tenía una gran curiosidad de saber que le encontraban a esa bebida para tomarla como si fuera lo mejor del mundo. Cuando la probé, casi la escupo, era agria, fuerte, me quemaba la boca. Recordé que mi tía le ponía 7-up, y así lo hice, mitad y mitad, seguía siendo fuerte, y puse mas 7-up, tenía ya el vaso lleno, y era bastante pasable la bebida así mezclada.
La de Meg Ryan terminó mientras hacía esto, y me dispuse a cambiar por la peli que seguía. No sé porque, cosas de chiquilinas pienso, me entró un escalofrió al ponerla en la video cassetera. Recordé que estaba sola, la casa con la mayoría de las luces apagadas... Me entró un miedito, cuando de pronto escucho un golpe en la puerta, y salté, grité y me quedé paralizada... era mi perro Lobo (se lo puso papá el nombre), rasguñando la puerta para entrar, Lobo es un manto negro enorme, lo cuidamos mucho y es muy minado, a mi en esa época me pasaba la cintura, y si se paraba en dos patas, me sobrepasaba. No dude en dejarlo entrar, me sentía más segura con él cerca de mí, mi Lobo me protegería.
Lo lleve al living, donde estaba mirando las pelis, y el se acostó en la alfombra frente al sillón. Jugué un rato con él, haciéndole cosquillas, que a él le encantan, y me llenó de baba con sus "besos cariñosos". Yo estaba vestida con una remera corta, que me dejaba el ombligo afuera, y se ajustaba en mis pechos, que a pesar de mi edad, estaban bastante desarrollados, y un short suelto, con dibujos de ositos (de nena). Luego me acurruqué en el sillón, agarré el vaso con 7-up y wiskey y bebí un poco, estaba más rico que antes. Puse play con el control remoto, y me dispuse a mirar la peli de miedo.
Bien, cuando empezó, me llamó la atención que la cinta era de mala calidad, y no vi ningún aviso clásico de "no a la piratería" y esas cosas que ponen en los videos. Siempre dejo que pase la señal de colores y los adelantos, y mientras pasaban, dejé de mirar la tele y me puse a jugar de nuevo con Lobo, que se acostaba boca arriba para que le acaricie la panza. Ahora empezaban los adelantos, y escuchaba la voz que tiene estos, el tipo ese con la voz gruesa que comenta los trailers, hasta que escuché un jadeo.

-Ooohh, goodd!!...- inmediatamente miré la pantalla y me quedé dura, a pesar de que el trailer tenía una edición rápida, veía claramente las imágenes, una mujer mamando un pene, yo sabía lo que era un pene, pero no sabía que se erectaban, mi cabeza maquinaba ¿porqué es tan grande? ¿Porqué lo chupa?. Luego otra imagen, otra chica, recibiendo un pene de negro por el ano, yo al verla hice una mueca de dolor e impresión ¡eso debía doler!... las imágenes pasaban como en un video clip, una chica mamando y enculada al mismo tiempo, otra con dos penes, uno en su vagina y otro en su ano, y lo que más me impresionó, era cuando muestran una parte de una acabada en la cara de otra chica. Pensé que era orina del hombre, pero era blanca... El trailer terminó y pasaban unas propagandas de un sexshop (que yo no tenía idea de que era eso, ni lo que vendían)... eso era sexo, había oído hablar de las películas porno, pero no tenía idea de eso, nunca había visto siquiera una revista erótica, y hasta ese momento
Pensé, muy ingenuamente, que como la peli era de terror, daban trailer para adultos. Pero cuando comenzó la película, me di cuenta de que no era la que alquilé, el título, ese título que después de verla entendí porque se llamaba así, "sex animal" ( mucha idea del inglés no tenía). La grabación me pareció de poca calidad. Lo primero que vi fue a una señora que se estaba desvistiendo en un campo, la señora era fea, y cuando estuvo desnuda caminó, la cámara era en mano, y llegó hasta un pony. Comenzó a acariciarle la entrepierna al animal, y en poco tiempo vi como algo crecía, el pene del animal se alargaba y chorreaba jugos. Yo estaba hecha un bollito, agarrándome las piernas, y miraba con los ojos sin pestañear y mi boca semiabierta, estaba totalmente impresionada. La mujer chupo el largo pene del animal, a su vez que subía y bajaba sus manos por él. El pony relinchaba, hasta que la mujer se atraganto, y comenzó a escupir una cosa blanca a borbotones.
Hubo una escena de diálogo, que mucho no entendí, hablaban de "coños" y "pollas", así estaba subtitulada. Creí que era eso solo, cuando me disponía a retroceder la cinta, apareció una chica sentada en un sofá, mirando no sé que, y se tocaba la entrepierna. La chica era rubia y bastante bonita. Mostraron que estaba mirando el video de la señora y el pony, y la chica se tocaba la entrepierna por encima de la bombacha (tanga). Se desnudó, y vi que tenía unos pechos enormes, y lo primero que pensé era que los míos no eran tan grandes. Ya desnuda, de tocaba su "cosita", yo no entendía porque, menos porque gemía y suspiraba con una sonrisa, yo no tenía idea de lo que era masturbarse.

-Mmmmaaahhh....- Los jadeos que salían de la Tv. Me erizaban la piel, no entendía porque mi respiración se agitaba, pensé que era por nerviosismo, por si llegaban mis papás. Tenía la boca seca, y tome la bebida de mi vaso. La chica se metió dedos dentro de su "cosita" ¿no le duele?..No, no le dolía, parecía estar disfrutándolo mucho.
Se me cruzó por la cabeza probar lo que hacía la chica, sentía curiosidad de saber porque le gustaba tanto tocarse ahí. Metí mi mano entre mis piernas y toqué mi cosita por encima del short. Fue como si recibiera una descarga eléctrica. Apreté mi mano con las piernas, y de nuevo la sensación. "Guau!" Pensé, y sin dudar froté mi mano como lo había hacho la chica.

-Aaahhh...- Me hacía cosquillas, unas cosquillas deliciosas, me encantaban. Me froté mi entrepierna más rápido...oohhh... cerré los ojos y suspiré largamente, era una sensación que nunca había sentido. Miré la pantalla, la chica estaba desnuda, y luego de pensarlo, me saqué el short y mi bombachita, emocionada de sentir mi mano en contacto con mi propia piel.

-Aaayyy...aaayyy....- No entendí como nadie me había explicado esto, era lo mejor que había sentido, mejor que las caricias de papá y los juegos con mi mamá, esto era distinto. Me abrí de piernas para hacerlo como la chica.

-Aaahhh!!!...- No sé que toqué que me había hecho gritar, era el botoncito, mi clítoris. Dios, que sensación... noté que mis dedos se mojaban con un líquido que salía de mi vagina, y que facilitaban mis frotes contra ella. Me metí con cuidado un dedo, pero luego de sentir lo que pasaba, metí otro dedo dentro de mí...

-Aaahh. aaahhhh....- cerré los ojos y recosté mi cabeza en el sillón, con una mano me tocaba el botoncito, y con la otra me mandaba dos deditos rápidamente. Gemía sin parar, mi respiración se agitaba y esta transpirando. Mi cintura se movía no sé porque, contoneaba mi cuerpo.. Sentí la necesidad de tocarme más rápido, sentía que si iba rápido iba a explotar, quería explotar.

-Aaahh..aaahhh..aaahhh!!!...- Arqueé mi cintura y exploté, una sensación indescriptible, grité y apreté los dientes... luego caí como desinflada, jadeando y con una sonrisa...¿qué fue eso?...dios, quería probarlo de nuevo sea lo que sea...
Miré la Tv, la chica ahora se metía en la boca el pene de un hombre, me di cuenta de que no había mirado la película, pero no me importó, la chica chupaba eso como si fuera un helado, sonreía y le gustaba, sabía que le gustaba... Miré hipnotizada la pantalla, si lo anterior me había encantado, lo que hacía ahora debía ser mejor, pero... no tenía a un pene cerca de mí...

-Son novios..- dije, son novios y están haciendo cosas de novios, eso es lo que hacen... lo que hace mi hermana cuando no están mis papás y ella trae a su novio. Esa era mi conclusión, que sin un novio yo no podía hacer eso. ¿Mis compañeritas harían estas cosas con sus novios?, Algunas lo tenían. Mientras pensaba esto, la chica se sacó el pene de la boca ¿cómo se tragó todo eso?.. el hombre se puso todo colorado y su pené escupió una cosa blanca, eran chorros viscosos que daban en la cara de la chica, y ella abría la boca para tragarlos, se desesperaba por tragarlos... Ahí comprendí (esto suena a visión divina), "pete", "leche", eso era la leche, y mamar el pene era hacer un pete (eso me sonaba gracioso)... quería un novio para probar eso, si me daba la sensación de antes....
Comencé a tocarme de nuevo, y la misma sensación... mmmm... lo hice mas despacio, así miraba la peli, no me daba cuenta de como respiraba, dificultosamente, y que mi remera estaba pegada a mí, por la transpiración. Lobo me miraba con la lengua afuera, yo le sonreí, era todo un juego para mí. En la peli pasaron mas diálogos, y luego otra escena de "pete", pero con otra chica, más joven y senos más pequeños... Me mordía el labio inferior y me relamía mirándola ¿qué se sentiría tenerlo en la boca?... la chica se tocaba y mamaba al mismo tiempo... guau, debe de disfrutarlo mucho, pensaba... si tuviera un novio, pero los chicos de la escuela no me miraban siquiera, mis padres me vestían recatadamente, y no tenía amigos varones... ahora que lo pensaba, si lo tenía, o eso creía, el hijo de mis profesora de danza, Javi, tenía 16 años, y hablaba con el de vez en cuando, pero él también era tímido, y... nada, nunca había pensado en el cómo un novio, pero era lindo...aaaahhh.. .. otra vez....

-Mmmmaaaaahhh.....!!!- de nuevo la sensación electrizante, la explosión... es lo mejor que hice, pensé, jadeando, mientras tomaba más de mi vaso, tenía mucha sed. De nuevo perdí el hilo de la peli, no había mirado la Tv. Mientras me tocaba y pensaba, pero lo que vi me dejó dura. La chica recibía el pene por la vagina, y gritaba como lo hacía yo cuando explotaba. Así que así es como se hacen los hijos, pensé, y parece que explota a cada rato,... también quería probar eso, si solo tuviera un novio... no, no quiero hijitos, no podía hacer eso.

-Aaahhh!!!:- La chica gritaba, ahora se la estaban metiendo en la cola ¿eso no le duele?.. Parece que tampoco, ella lo disfrutaba más o igual que lo anterior... comencé a tocarme de nuevo, pero justo ahí el hombre sacó el pene y escupió su leche en la espalda de la chica.
Esperaría otra escena de eso a ver que hacían. Tomé más de mi vaso, y me di cuenta de que no había más. Corrí a prepararme otro, igual que le anterior, wiskey y 7-up, antes de que pasara algo en la peli. Me senté y bebí un poco, ahora entendía porque le gustaban esas bebidas a los grandes, uno no podía parar de tomarlas. Pensé que entendía más el mundo adulto, por la bebida y la peli, me sentí más madura.. Aprendo sola, nadie me explica, soy más grande, pensé.
Lobo salió del cuarto y fue a no sé dónde, la Tv mostraba a una chica, que hizo lo mismo que las otras, mamó un pene, luego vino otro hombre, y ahora mamaba dos.. ¡Se puede eso! Dos al mismo tiempo, y luego vi a otra chica, la de pechos enormes, sentaba en un sillón mirándolos a los otros tres, mientras se tocaba. Tenía en su mano una cosa parecida a un pene, pero de plástico. Y se lo metía en su "cosita", jadeaba y miraba a los otros, que ahora uno le metía su pene en la boca a la otra chica, y el otro le metía su pene en su "cosita". Debe ser la mujer más feliz del mundo pensé, tiene dos novios para ella.

-Aaahh....- La otra chica sé metía el pene de plástico, tal vez eso si lo podía hacer... tal vez en la cocina habría algo parecido a eso de plástico. Fui a la cocina y busqué, revolví todo, pero nada... abrí la heladera y vi algo, un pepino, eso se parece... me lo llevé al sillón.
Ansiosa traté de metermelo de una, pero no entraba. La chica de la Tv se lo frotaba, hice lo mismo...aaahhh... eso si estaba bien... estuve un buen rato haciéndolo, frotando el pepino por mi cosita. La otra chica ahora tenía un pene en su cosita y otro en su ano... guau... eso me puso a mil, tenía que meterme el pepino ya...

-Aaaayy...- Logré meter la punta, se sentía bien, y despacio, mientras jadeaba, lo iba introduciendo...ay... me dolió un poco, sentía que el pepino era grande para mí, y eso que era delgado. Pero seguí, lo quería dentro, cerré los ojos y seguí empujándolo, hasta que llegó a un tope, y no lo había metido ni la mitad.

-Aaaay....¿qué pasa??...- Pregunté jadeando y bañada en transpiración, con mis cabellos pegados a la cara. Intenté meterlo más, pero me dolía, y tuve que desistir. Me conformé con eso y comencé a meterlo y a sacarlo, como había hecho a chica..

-Aaaay...aaahhhh...- Me dolía un poco, pero luego de un rato ya no, y me gustaba, más que antes, era delicioso, sentirlo dentro de mí deslizándose, ojalá pudiera meterlo entero... pero....aaahhh..aaahh... no podía parar, me lo metía más y más rápido, y comencé a temblar, curve mi cuerpo, apreté los dientes y comencé a tener algo así como convulsiones.

-Aahh!!..Diooosssss!!!!...aaaahhhh!!!!!...- Exploté más fuerte que antes, parecía no tener fin, me moriría de placer, como si mil hormigas me recorrieran el cuerpo, pero distinto, no se como explicarlo... hasta que pasó y quedé jadeando con los ojos cerrados, parecía que acababa de correr una maratón, estaba cansada, pero con ganas de más...
Lobo volvió y se eché en la alfombra, se acurrucó y se durmió, o eso creí. La peli estaba ya por el final, y ahora estaba la chica de senos enormes en una alfombra, sola. Ahora debe venir el hombre pensé, pero no, ella silbó y lo que vino fue un perro, parecido a lobo, creo que era un policía. La chica comenzó a jugar con él...¿qué ira a hacer ahora?, Pensaba. La chica con su mano tocaba a entrepierna del animal, lo tocaba como si fuera un hombre. ....como el pony del principio, pensé, y me dispuse a mirar atentamente.
La cámara hizo un zoom, y vi como el pene del perro crecía, y salía de algo así como una funda, el pene no era como el de un hombre, este era toda rojo, lleno de venas, grueso y chorreante de jugos. Luego se agachó y comenzó a mamarlo, como si fuera de hombre. Se lo metía entero en la boca, y lo chupaba con placer. Si darme cuenta comencé a tocarme, que bueno tener un perro para hacer eso, pensé...
El perro comenzó a mover sus caderas, y la chica dejó de chuparle el pene, se puso en cuatro patas, y el perro la montó. La cámara mostraba como el pene del perro arremetía contra la cola de la chica, sin metersela.... me tocaba más rápido... metéesela... metéesela!!... gritaba por mis adentros...

-Oooooh...yeeessss...- Gritó la chica cuando se la metió, y el perro comenzó a clavársela a una velocidad increíble... guau.... yo quiero hacer eso... si tuviera... pero si tenía a Lobo frente mío... me llené de dudas, ¿podría hacerlo con el? La chica lo disfrutaba mucho, y también quería hacerlo.
Me armé de valor, noté que temblaba de la emoción, tenía un pene para mí y no lo había notado...
Lobo me miró sacando la lengua, parecía sonreírme, yo le sonreí cariñosamente. Me senté a su lado, en la alfombra, y comencé a acariciarlo. El se tiró boca arriba, como siempre hace. Lo acaricié, bajaba mi mano a su pene lentamente, tenía miedo. La chica de la Tv jadeaba como una condenada.... Sin pensarlo, agarré el pene de Lobo de golpe, y él se quedó quietito. Comencé a masajear su pene, no sabía exactamente que hacer. Estaba caliente, y sentía como se endurecía... ahora si podía chupar un pene, y probar que se sentía...
Soltaba risitas nerviosas, y miraba concentrada al pene rojo que salía de la funda de pelos de Lobo. comenzó a largar un líquido viscoso transparente, y no paraba de crecer... Me relamía los labios pensando en lo que podía hacer...
Lobo sacaba la lengua como cuando hacía mucho calor, su pene era grueso, mi manito apenas lo contorneaba, era largo, de unos 18 cm.... subía y bajaba mi mano por esa barra de carne caliente y roja... mi otra mano fue a mi entrepierna y comencé tocarme.... sentía que ardía por dentro, no aguantaba más, quería chuparlo, mamarlo, metermelo hasta donde podía...

-¿Estate quietito, sí?...- le dijo a Lobo sonriendo y acerqué mi cabeza a su pene. Olía fuerte, pero no me molestaba. Me agarró miedo de nuevo, tipo pánico escénico... cerré los ojos y saqué la lengua, y con la punta de ella probé su gusto... agrio, pero no mucho... ya estaba ahí... abrí la boca lo más que pude y lentamente lo fui introduciendo.
Sentía que hervía en mi boca, apenas me entraba. Cuando tuve un buen trozo dentro, lo aprisioné con mis labios, y lo degusté con la lengua... no estaba mal, comencé a mamarlo, moviendo mi lengua.. Lobo comenzaba a inquietarse... comencé a tocarme de nuevo, y recordé lo que hacían las chicas del video, movían las cabezas... y eso hice...

-Mmm...mmm...mmmm...- Emitía un sonido que me ponía loca, descubrí que era lo que tanto gustaba de chupar un pene, era como tomar el wiskey de papá, no podías parar de hacerlo. Con una mano me sostenía el pelo, con la otra masajeaba la base del pene de Lobo, no sabía hacerlo, pero no tenía duda que lo estaba haciendo bien...

-Shhmplst...- La saliva y sus jugos hacían ruiditos... con razón mamaban con tanto ahínco esas chicas, mamar me ponía loca, no quería parar de hacerlo jamás... sentir esa barra de carne ardiendo dentro de mi boca, sentir sus venas, tragar sus jugos....aahhh...
Mis labios iban y venían, me lo tragaba hasta donde podía, sentía cuando tocaba mi garganta, como se deslizaba en mi lengua... Lobo trataba de pararse, y movía sus caderas, estaba excitado... lo saqué de mi boca y comencé a pasarle la lengua, mientras movía mi manita por su largo pene, lo chupaba como a un helado que se esta derritiendo, era lo mejor que había probado en mi vida... yo jadeaba y suspiraba, sentía que podía explotar sin necesidad de tocarme como antes...

-Aahhh... Lobo...- cuántos años sin saber que él me daría tanto placer. Yo estaba perdida en emociones, con los ojos cerrados y pasando mi lengua, cuando Lobo se levantó de golpe, se paró en dos patas y se tiró arriba mío. Me abrazó con sus patas delanteras por el cuello, y comenzó a mover sus caderas a gran velocidad... su pene me golpeaba como un martillo a percusión en el estómago. Yo me reí, Lobo sacaba la lengua y su saliva chorreaba en mi cabeza, sentía su gran peso encima mío...

-Lobo... abajo!.... Lobooo...- Trataba de calmarlo, pero él seguía y seguía.. Yo no aguanté la situación, agarré su pene y sin que las moviera, él con el movimiento de sus caderas, entraba y salía de mis manos cerradas en torno a su pene... que grande que era eso.. Noté que era más grande que antes, y me dieron unas ganas bárbaras de chuparlo, pero Lobo era demasiado pesado para mí, y de un empujón me hizo caer de espaldas en la alfombra..

-Auu...- No había sido fuerte el golpe. Miré a Lobo, daba vueltas alrededor de mí, como estaba acostada no podía montarse... Lo miré con curiosidad, quería ver que hacía, me gustaba tenerlo desesperado. Me olfateaba, y sin mucho trabajo llegó a mi entrepierna...

-Aaahhhh.. Lobooo!!!....- Al sentir su hocico, su respiración, y luego su áspera lengua lamiéndome mi cosita, comencé a gritar de placer... Su lengua era larga, me chupaba sin cesar, tomaba mis jugos como su fueran la mejor bebida para él.

-Eso Lobo...aaaahhh..Así..... Lobitooo.... Abrí mis piernas y comencé a retorcerme en el piso, esto era demasiado... Dios, comencé a explotar una y otra vez... jadeaba y respiraba como si quisiera acaparar todo el aire del mundo, arqueaba mi cintura y aferraba mis manos a la alfombra.. Creí que si Lobo no paraba me iba a matar del gusto...pero, si era así quería morir..

-Aaahhhh!!...Loboo!!..aaahhhhhhhh!!!:..- Eché mi cabeza hacia atrás y abrí los ojos, me encontré con el Tv al revés, y vi que la chica de la película estaba en cuatro patas, y el perro se la montaba, como si fuera un hombre... ella jadeaba, su cara reflejaba el máximo placer... no lo dudé, quería eso, quería probar eso, quería a lobo dentro de mí....

-Lobo... para Lobo... Lobo...- Intentaba pararlo, él chupaba mi cosita si dar signos de cansarse, y cada lengüetazo me hacía dudar si debía dejarlo o pararlo... miré su pene, grande y rojo colgando entre sus piernas... lo quería dentro, no tenía novio, pero Lobo era lo más cercano de uno... Me levanté con esfuerzo, y como vi que no paraba de meter su hocico en mi entrepierna, me di vuelta de golpe, quedando boca abajo.

-Para Lobo...aaahhhh...- Él comenzó a pasar la lengua por mi cola.. y sin pensar demasiado, si lo hacía me podía quedar así tirada toda la vida, atraje mis rodillas, elevando mi cola hasta dejarla a su merced...
No hizo falta decirle nada a Lobo, que se me tiró encima y comenzó a mover su cintura, pero sin acertar su pene en mi cosita.. sentía como me pegaba en la cola, era un martillo sin fin, me reía, estaba totalmente traspirada, me reí de nerviosa que estaba, por lo que iba a hacer...
Mire la Tv, la chica seguía siendo montada por su perro... vamos Lobo, decía por mis adentros. Apoyé mis codos en la alfombra, y quedé a cuatro patas, pero de pronto sentí un empujón seguido de una oleada de dolor...

--Aaayyyyy!!!!!...- Lobo había acertado, dio en el blanco, mi estrecha cosita... me hizo perder el equilibrio, y apoyé mi cabeza en la alfombra, pero eso no era lo peor... me dolía, sentí como si me hubiera desgarrado por dentro... me rompió, me rompió y ya no sirvo... pensaba. Me caían lágrimas, que se mezclaban con mi transpiración... gimoteaba como cuando era chiquita y no me compraban un dulce... dolía, quería que parara, me estaba partiendo en dos...

-Aaaayy!!.. Lobo...!! sácala...aaayy!!!...- Rogaba haciendo puchero, ya no lo quería dentro mío, su pene me taladraba, se metía en lo más profundo de mi ser, salía y volvía a entrar... entraba y salía muy rápido, era como si me estuviera penetrando una máquina a toda velocidad...

-Aahh!!...para Lobo!!... duele!!..aahh!!..- Pero Lobo seguía, no hacía caso a mis llantos, intenté pararme, safarme, pero el peso de lobo apenas si me dejó levantar la cabeza... Me resigné, pensé que moriría si seguía así, pero no podía hacer nada... cerré fuertemente los ojos, apreté los dientes, y me dispuse a aguatar hasta donde podía...

-Ahh!!..hufff... para Lobo... te lo pido por favor... aaayyy... - no sé que pasaba, si era que me acostumbraba o que, pero el dolor poco a poco menguaba, desaparecía, y volvía la sensación de como cuando me tocaba... pronto fue una mezcla de dolor y placer. No le pedí más a Lobo que me dejara, solo me callé, y dejé que sugiera con sus embestidas contra mí..

-Aaah...huff...aaahhaahh...aah...- Me quejaba y gemía a la vez, el sudor corría por mi frente, parecía que me hubieran tirado un balde de agua.. Mis pechos se fregaban contra la alfombra, por las fuertes arremetidas de Lobo... Ahora me da mucho morbo pensar en esa imagen, el de aquella chica, junto a su perro, haciendo cositas los dos... guau.. me hubiera gustado verlo desde afuera, pero de adentro era mejor...

-Aaahhh... así...siii!!...Loboo...aahhh...- cuando me di cuenta ya estaba pidiéndole a Lobo más y más, ya ni me acordaba que me había dolido como un demonio, sólo era un placer que crecía, cada vez más y más... Ahora sentía de nuevo, con mas claridad, a su pene recorriendo mis adentros, como me llenaba totalmente, como me llegaba hasta el fondo para luego salir, y volver a meterse, en un vaivén sin fin... dios, era increíble, valía la pena pasar la prueba de dolor para llegar a esto...

-Así Lobo...máss!!... así Lobito!!...aaahh... Lobooo....- él no daba muestras de cansarse, es más, parecía que cada vez arremetía con más fuerza, me volvía loca eso, no quería que terminase eso, que siguiera hasta desfallecer...

-Aaahh... Lobb... Lobbb... Loboooooo!!!! aaaaaahhh!!!...-Exploté más fuerte que ninguna de las otras veces... y después exploté de nuevo, y otra vez más... por dios, era demasiado para mí, solo era una chica aprendiendo cosas que no debía...Lobo empujaba más y más, su pene se infló, o eso pensé, se agrandó, y me llenaba... oh oh... es demasiado grande para mi, me va a reventar, pensé asustada...

-Para Lobo... duele... es demasiado grande...ayyy....hufff.. ¿Queéme estás metiendo???...-me quejaba arrugando mi carita, comenzó de nuevo el dolor, el placer y el dolor... me gustaba y no me gustaba... me desgarrada, me habría en dos... algo enorme le creció a lobo y pujaba con fuerza por entrar dentro de mí...

-Aahh!!...aahhyy...Lobo!!! aahhyyy!!! duele!!!...- Hasta que sentí que eso entró, y quedó aprisionado dentro de mí, creí que eso ya no podía salir más... cuando lobo me agarró fuertemente de la cadera con sus patas, y sentí como algo caliente entraba dentro mi aliviando un poco el dolor...

-Aaahh--aahh..aaahhhhhh...- Era caliente, me llenaba, pero no había más espacio... esta orinando dentro de mí... hay como duele... pensé... Tenía la carita arrugada y llena de lágrimas de nuevo... y chillé de dolor, más doloroso que antes, cuando lobo empezó moverse, se bajó de encima de mí y comenzó a tirar...

-Noo..aaayy!!.Quieto...duele!!...aahh!!!:..- Lobo se quedó quieto, teníamos la cola contra cola.. Estábamos pegados, Oh no... Oh no... y ahora.. ¿Si llegan mis papás?? ¿Cómo me despego?? Dios, duele, pero ya no tanto, pero duele igual... ¿qué pensarán mis papás??? Si me ven así... me echarían de casa... ¿a dónde voy?? Ay, duele..pero ya menos que antes...

- Quieto Lobo... así cachorro... bien... aaayyy...- poco a poco dejaba de dolerme, pero el miedo que sentía de no saber si me podía despegar de él me aterrorizaba... pero.. Oh oh... la sensación.. esto se estaba poniendo bueno... ya no duele... No sé cuanto tiempo había pasado, pero ya no estaba tan preocupada, y sentir esa cosa dentro de mí me hacía cosquillas... me gustaba...
Pasé mi mano entre mis piernas y comencé a tocarme el botoncito, aahhh... ahora sí... esto era lo que quería... comencé a tocarme rápidamente.. Comencé a jadear... Tenía los pelos sobre la cara, toda despeinada y transpirada, llena de lágrimas.. No podía parar de tocarme..

-Aaah...aaahhh..aaahhhhh!!!...- exploté, y seguí tocándome, era distinto a antes, ahora tenía una cosa dentro de mí llenándome... pensaba en lo que se sentiría tener a un hombre así...¿se pegara a mí como Lobo? ¿Siempre me iba a doler?.. Pero valía la pena, eso si... no dudaba que lo iba a repetir.
Exploté no sé cuantas veces más, hasta que Lobo pegó un tirón, el cual me asustó, pero escuché un plop! Y salió caminado, se acostó en la alfombra y comenzó a lamerse su pene. Yo quedé ahí, cola en pompa, algo viscoso salía de mi cosita y se escurría por mis muslos, quedé con los ojos cerrados y una gran sonrisa dibujada en la cara.. Había valido la pena. Miré a Lobo, me arrastré hasta él, lo acaricié y si más me metí su cosa en mi boca, limpiándolo y lamiéndolo, recompensándolo por haber sido tan bueno conmigo...

-buen perroo!!...- le dije acariciándole la cabeza, y cuando me paré, sentí un mareo y un terrible sueño, además de un dolor en mi cosita.. No me importó. La película hacía rato que había terminado, tendría que alquilar otras como esta, así aprendo, pensé. Miré el reloj, ya eran las tres de la mañana, dentro de poco llegarían mis papás.
Limpié todo sin ganas, estaba muy cansada, pero si hubiera sabido que tenía más tiempo, habría repetido la noche que pasé, sin duda alguna. Encontré mi vaso, y bebí su contenido, estaba caliente, pero me lo tomé todo de una y ahí me di cuenta de la sed que tenií. Fui hasta el barcito de papá, agarré la botella de wiskey, y tomé un largo trago del pico, me ardió dentro, pero me gustó, fue el inicio de una larga amistad. Cuando todo estuvo ordenado, llevé la película a mi cuarto, algo me decía que si se enteraban mamá y papá no les gustaría, mejor no correr el riesgo. Lobo se durmió en la alfombra, y lo dejé ahí.
Me acosté cansadísima, pero sonriente, había sido la mejor noche de mi vida, me sentí más adulta, más madura, sabía cosas ahora... tenía que buscar un modo de repetirla, aprender más.. Y buscar un novio, quería probar un hombre como las chicas del video.
Bueno, espero que les halla gustado lo que escribí, recibiré todo tipo de comentarios, y prometo contestarlos a todos, soy nueva en esto y no sé si lo hice bien, creo que es demasiado largo, denme su opinión. Más adelante escribiré que pasó después.. Ah, acá les dejo mi dire para que me escriban

 

¿Ganas de SEXO? No desesperes, descubre quien más quiere sexo en tu zona!