Categorías

Relatos Eróticos

Zoofilia

Desquintada por perro gran danes, sexo con un perro muy especial

Publicado por Gigante el 25/04/2016

Hola a todos ! mi nombre es julieta les voy a contar como me des quinto un perro gran danes de 2 años, todo comenzó con la mascota del vecino y su perro gran danes de nombre gigante, era negro con manchas blancas grandes y le gustaba jugar con las pelotas de esponja, y cuando lo sacaban a jugar a la calle, de vez en cuando yo salia para jugar con el, para esto yo tenia 14 años pues resulta que los vecinos iban a salir de viaje y le pidieron a mi mamá que si ella se podía hacer cargo de su mascota unos días en lo que regresaban de su paseo de una semana, solo le tenían que dar de comer y hacerle su limpieza, ademas los vecinos le tenían confianza a mi familia por que siempre convivíamos con ellos y ya le aviamos cuidado la casa en alguna ocación, pues resulta que me tocaba darle de comer al perro por la tarde cuando regresaba de la escuela y me quedaba a jugar un rato con el perro, para esto ya se me estaba quitando la regla pero el olor atraía al perro a mi entrepierna y me empezaba a olisquear metiendo su trompa entre ms piernas y como traia la falda de la escuela se metía por debajo de ella., al principio lo empujaba y le decía que no pero me empezó a gustar y empece a dejarlo que me lengueteara por encima de la panty y al perro le gustaba, como estábamos solos decidí quitarme mi panty y que el perro empezara a comerse mi rejita, claro que me empezó a gustar ya que nunca me habían comido mi rajita y solo me masturbaba de vez en cuando, para mi era super y me empece a mojar y a excitar demasiado, decidí voltearme para que el perro se lengueteara mi culito y si que lo hacia muy bien y eso me puso como loca y recargue mi cabeza sobre el sillón mordiéndome los labios pero me descuide y el perro me monto de inmediato y empezó a querer meterme su enorme verga , yo no me podía mover del sillón por que el perro no se movía y solo quería penetrarme y mi calentura empezó a decirme que si quería que me cojiera ese enorme perro pero sentía miedo por que nunca me avían cojido, de repente sentí como me atravesaba su enorme verga una y otra vez, mi panocha se abría de tal manera que me espante pero el perro no dejaba de moverse con tanta rapidez que ni siquiera me podía mover, estaba aterrorizada y sentía mucho dolor, pensé que me iba a morir, empece a sentir grandes cantidades de liquido corriendo dentro de mi rajita, no sabia si era liquido del perro o era mi liquido de lo excitada que estaba, derrepente senti un dolor insoportable y sentí un caudal de liquido entrando en mi rajita y dejo de moverse el perro, trato de quitarse pero los 2 estábamos pegados eso me causo terror, pensé que asi me quedaría con el perro y pense en mi familia en lo que dirían cuando me vieran pegada con el perro y empece a llorar de la desesperación de que no me podía safar del perro, asi estuvimos como 20 minutos o mas para mi fue una eternidad después de un rato pudimos separarnos y me calme un poco, el perro se acerco y empezó a lamer nuevamente mi rajita que estaba sorprendente mente abierta y decidí regresar a mi casa y bañarme inmediatamente, me puse a pensar en lo rico que me avía cojido y decidí que al dia siguiente me cojiera nuevamente. y así me inicie en la zoofilia, ahora ya tengo a mi mascota personal y cada vez que tengo ganas que me penetren buso a mi mascota que también es un gran danes con un muy buen pene.

espero les allá gustado mi relato

princesajulietaguten.outlook.com

 

¿Ganas de SEXO? No desesperes, descubre quien más quiere sexo en tu zona!