Categorías

Relatos Eróticos

Zoofilia

Jamas lo imagine

Publicado por Anónimo el 30/11/-0001

Hola, antes que nada debo confesar que nunca imagine estar aquí, contándoles esta historia que es tan personal, algo tan mío que nunca pensé compartirlo con nadie. Tengo 23 años, pero todo esto sucedió hace algo de dos años.

Un día estaba curioseando varias paginas pornográficas, cuando veo la palabra zoofilia, hasta ese entonces ni sabia lo que significaba, pero al ver su contenido, pero sobre todo las fotos... no podía creer lo que veía, simplemente no entendía como una mujer pudiera hacer esas cosas con un perro, pero aun asi me quede mas de tres horas viendo diferentes paginas del mismo tema.

A pesar de que tengo un labrador "Rock", nunca pensé si quiera imaginarme con el en ese momento. Luego de varios dias y de seguir viendo diferentes paginas, no podía sacarme de la mente a todas esas chicas gozando con sus respectivos perros. Mas aun, cuando leía todos esos relatos, me daban unas ganas locas de experimentar por mi cuenta. Pero como en mi casa vivo con mis padres y un hermano, nunca tenia la oportunidad de experimentar.

Luego, cuando ya casi ni pensaba en ese tema, un domingo todos planean ir a la playa, a la casa de una de mis tías, y ese paseo duraría dos dias. Mis padres y mi hermano partirían primero, luego yo los alcanzaría recién al día siguiente, les dije que tendría que terminar un trabajo y ni podría postergarlo. Para abreviar un poco, les diré que cuando se fueron todos, aun tenia mis dudas, espere como hasta las 7 de la noche, para confirmar que estaban bien lejos los llame al celular, y me dijeron que llegaron bien y todo estaba ok.

Asi que tenia toda la casa para mi, puse una película de zoofilia para calentarme un poco, a los 15 minutos llame a Rock y lo empecé a acariciar... la película me puso muy excitada, asi que no espere mucho y le tome su pene, lo empecé a acariciar, rápidamente Rock se puso medio raro, movía su cola rápidamente, y luego se quedaba quieto, yo continuaba con el mete saca, luego de su capucha iba saliendo su pene, estaba bien rojo, pero como me calentaba, casi dudando me lo metí a mi boca, al comienzo con un poco de temor, pero luego ya ni me conocía, estaba como loca chupándole toda la verga, Rock empezó a moverse como si estuviera montándose a una perra, ahí me decidí a quitarme el pantalón, junto con mi mojado calzón, ni bien me sacaba el calzoncito Rock me empezó a lamer mi conchita, que placer que sentía... les cuento que no soy virgen, pero nunca sentí tanto placer que me dio esa lengua, me llevo a dos orgasmos riquísimos. Teniendo como base todos los relatos que ya habia leído, sabia mas o menos como debía comportarme.

Asi que me puse como una perra súper calentona, me puse en cuatro, y Rock rápidamente me monto, me sujeto con sus patas delanteras y empezó con su bamboleo, solo sentía como su pene me rozaba mi conchita, Rock no lograba introducirlo, yo seguia como loca solo con tenerlo asi, en esa forma, me sentía tan dominada, tan perra, luego tome con mi mano su pene y lo puse en la entradita de mi concha, eso fue suficiente para Rock, de un solo empujón me la metió, a pesar de que yo estaba toda mojada, sentí mucho dolor, pero claro que fue solo al comienzo, luego con su mete saca, pero a una velocidad y sintiendo que su verga se ponía más grande cada vez, creo que tuve varios orgasmos, no se cuantos, pero estaba en el cielo, como gozaba.

Luego sentí como Rock me introducía su bola, esa enorme bola, tambien sentí dolor al comienzo, pero luego aun más placer, no lo podía creer, luego de un rato Rock giro su pata y quedamos pegados, pero sentía su vergaza dentro de mí, y luego como se vaciaba mi perro dentro de mí, les digo que sentía litros y litros de semen que me inundaban, nunca habia tenido tantos orgasmos ni tan ricos como ese día, luego de 15 o 20 minutos sentí como se salía esa verga tan grande, de verdad era súper grande, no sabia como tremenda cosota me habia entrado. Rock se encargo de limpiar los líquidos que me salían de la concha, que estaba totalmente dilatada. De ahí me di un buen baño y se fui a dormir.

Ahora, después de dos años intento hacerlo con Rock cada vez que es posible.

 

¿Ganas de SEXO? No desesperes, descubre quien más quiere sexo en tu zona!