Categorías

Relatos Eróticos

Zoofilia

MI PRIMER PONY

Publicado por CAMILA el 05/06/2014

Hola amigos. Desde mi viaje por sudamérica me dedique a coger casi todos los días con tato, mi perro, que cada vez aprende mejor como atenderme y satisfacerme. Esto me hizo recordar mis aventuras en la finca de mis abuerlos. Les quiero contar mi primera vez con un caballo, fue con un pony.
Una vez que comenzamos a ir nuevamente a visitar a nuestros abuelos con mas frecuencia, despues del bochorno vivido (ver mi inicio sexual y el regreso), empezamos con algunos de nuestros primos nuestras andanzas.
Creo que nuestros padres no sospechaban porque en la finca siempre habia mucho trabajo y lo terminabamos haciendo (siempre las mujeres colaborábamos con todos ellos). Esto nos daba rienda suelta en determinados momentos. Me volví amante de mi primo Mario, nos tratabamos como novios en nuestra intimidad, cuando llegaba a lo de mis abuelos siempre lo buscaba para que realizáramos las cosas juntos, practicamentes nos estabamos viendo cada dos meses aproximadamente así que cogíamos como locos para recuperar el tiempo perdido.
Cuando llegó la primavera yo estaba próxima a cumplir 17 años, y aproveche que tenia jueves y viernes libre en la escuela y le propuse a mis padres que me dejaran ir a ver a mis abuelos ya que mi prima Juanita se encontraba ahí hace una semana.
Viaje el miercoles por la tarde llegando a la noche. Tuve mi primer polvo esa madrugada cuando Mario se fué a despedir por que viajaba a la ciudad a buscar unos insumos y volvería con suerte a la noche.
Manuel y Lorena llegaron por la mañana muy temprano, así que mi abuelo aprovecho y nos mando a todos a la finca para hacer las labores, que en esta ocacion no eran muchas; sus empleados habian hecho la mayoria y luego se dirigieron hacia otra finca de mi abuelo donde estan construyendo un estanque con bebederos para animales por que va a ser solo para hacienda.
No pasaron ni 40 minutos cuando Lorena le pide a Manuel que la regrese a la casa por que le llegó la mestruación y la muy tonta no tuvo la precaución de llevar sus insumos.
Por esto yo tenia como mínimo 2 horas sola en la finca, me propusieron ir pero yo preferí quedarme ahí. No lo hice por buena, sino que ví al hermoso semental de mi tio al que le chupe la pija cuando me inicié sexualmente. Al entrar al establo me llevo una sorpresa, veo tres ponys, mi abuelo no nos conto que los adquirió. Continué hacia Sombra, así se llama el caballo, y fuí directamente al grano, me quite la ropa para no ensuciarla y comencé a pajearlo logrando que rápidamente tomara forma su tranca. De inmediato la tomé y le dí lengüetazos, lograba meter dentro mi boca solo la punta. Su tranca alcanzó su máximo tamaño, era grandísimo, para mí la tenia mas grande que otros ejemplares, el bate de beisbol quedaba chico a la par de este; me incorporé y comencé a pajearme con su rabo, me tenia muy exitada. Giré, me agache e intenté introducirme ese pedazo de carne pero solo pude la punta. Sombra comenzó a moverse intentando penetrarme pero tuve que quitarme por que sus embestidas me hacian doler mucho lo que me produjo miedo a que me lastimara; pero me dedique a pajearlo con mi concha hasta que lo hice acabar. Sali de su box para dirigirme a limpiarme cuando veo al pony con su tranca afuera, era grande como a mí me gustaba, no dude ni un segundo en ir tras esa verga.
en cuanto entre, el pony comenzó a rozarme con fuerza e intentaba ponerse detras mio, me encanto que él tambien quiera ir al grano como yo, de inmediato me puse a cuatro patas, mi concha ardía y pedia verga a gritos, me rozaba la pija por la concha mientras intentabamos acomodarnos y eso me ponia mas loca. En esa posición me dirigí hacia el porton para lograr que el se apoyara y no cargar yo todo su peso. Se levanto en dos patas y comenzó a intentar penetrarme, con mi mano lo ayudé a ensartarla, empujo hasta que la introdujo toda. Ahí comencé mi parte, a mover mis caderas haciendo un hermoso mete saca. No podia moverme muy fuerte, su tranca era grande y cada vez sentía como su cabeza crecia mas y mas dentro de mí. Empezó a inquietarse, sabia que estaba por acabar y eso me exito mucho así que me moví de tal manera que entrara todo lo que mas pudiera, logrando así que terminemos juntos. Sentía como mi interior se infraba con cada chorro y luego desbordaba por mis paredes empapando mis piernas. El se bajo quitando su verga de dentro mío, al ver su pija con semejante cabeza, solo me imagine como se sentiría en mi trasero.
Giré mi cabeza para ver hacia a fuera y buscar a los perros, pero estaban alli, fueron los expetadores. Llamé a Pepe y lo hice entrar al box. El se destaca por su velocidad al momento de copularme, solo me coloque a cuatro patas frente al pony y el automaticamente me monto buscado mi agujero. Estaba tan abierta que en la primera estocada me la ensartó, lo deje que jugara y lubricara bien su pija, luego hice un movimiento para que salga y la ensarte en mi trasero, lo cual fue de inmediato dejandolo que me la diera con fuerza. No le permití que nos abotonemos ya que mi intensión era otra. Solo hice que su bola estire bien mi esfinter, y en esa posición comencé a mamarle al pony nueavamente poniendosela bien dura, por querer hacer ambas cosas me abotoné con pepe, pero duró poco la situación ya que lo insté a que nos desacopláramos. De inmediato tome un fardo de pasto, lo coloque debajo del pony y me recoste sobre el abriendo bien mis piernas y levantando el trasero. Acomodé su pija en mi trasero y solo basto un leve movimiento para que entrara. El empujaba logrando que mis tripas cedieran ante su tranca. No se cuanto logro introducir pero no podia moverme comodamente como el polvo anterior. Solo movia un poco mis caderas, luego lo abracé tanto con mis brazos y mis piernas logrando un poquito mas de libertad para moverme haciendo un mete saca corto pero rápido. lo estuve estimulando así como cinco minutos hasta que se vino dentro. una hermosa experiencia.
Me costó hacer que la saque. El se fué hacia un lado y yo me quedé ahí ventilando mi trasero mientras era limpiado por pepe que me lamia el ojete y la concha logrando que yo tuviera otro orgasmo.
Tuve que descansar como media hora hasta que sentí mi ano quería tomar forma de nuevo. Me fuía a la ducha, y una vez lista me recoste a dormir para recuperar energías antes que llegaran mis primos. Teniendo conmigo un hermosos sueño con el burrito de la finca, realidad que tardó como 8 meses en concretarse. Despues se las cuento.

 

¿Ganas de SEXO? No desesperes, descubre quien más quiere sexo en tu zona!