Categorías

Relatos Eróticos

Zoofilia

Sobrina miedosa, amante ardiente, como follaba

Publicado por Ana Laura el 20/09/2016

Ser la mas chica de los hermanos tiene sus pros y contras, y mas cuando te llevan varios años, el divorcio de mis papas acabo por complicar todo y asi poco a poco me fui voviendo una sombra por la casa todos tenian que hacer y mi mama empeso a trabajar por lo que pasaba mucho tiempo sola, lejos de ser bueno empese a sentir mucho miedo y me resultaba un trauma cada que todos se iban o cuando regresaba de la escuela y toda la casa a obscuras, afortunadamente a mis 15 años encontre el gusto por la lectura y llego a mis manos un libro que tenia relatos muy eroticos, cuando lo lei uncalorcito muy rico llego a mi puchita y me estrene en el vicio de la masturbacion, asi agradecia que me dejaran sola, pero un dia la cosa se complico pues mi hermana mayor llego con su novio, me espio si estaba dormida y se bajo a la sala, al poco rato me asome y pude ver como ella incada estaba chupandole su pene, nunca habia visto uno y se me hacia muy grande, me calento y sin dejar de verlos me empese a masajear mi cosita que ya estaba bien mojada, ella traia vestido asi que el la levanto y la inco sobre el sillon, le quito la pantaleta y le empeso a meter su pene, estaba paralizada viendo como mi hermana la amargoza estaba tan docil mientras el se movia metiendo y sacando su pene, me vacie como 3 veces hasta que el se salio y la giro, instintibamente se lo metio en la boca y empeso a gemir y gesticular muy feo, yo sabia de sexo en libros y en la revista pero verlo en vivi era algo tremendo y mas siendo tu hermana a la que se lo hacen, por aquellos dias un tio se mudo cerca de la casa, nos llevabamos muy bien y de algun modo era el hombre con el que mas cercania tenia aparte era muy atractivo y no tenia empacho en mostrarlo, me llevaba regalos y me invitaba al cine por lo que lo adoraba, me sentia rara cuando me abrazaba y me besaba en la mejilla o frente,, me ponia nerviosa sentir su piel pero lo buscaba mucho,mi mama tenia mucho trato con el y hasta podia percibir cierta atraccion lo cual me daba celos, un dia fallecio un pariente en el pueblo de mis abuelos y teniamos que ir, yo tenia tarea y me tenia que quedar, mi mama no queria pero se me ocurrio decirle que me quedaba con mi tio, lo cual a ella parecio gustarle y me dejaron, mi tio llego de trabajar y se fue a la casa se baño y andaba muy comodo con short y playera, me gustaba su cuerpo y la verdad sentia cierta excitacion verle sus brazos y piernas, cenamos y en lo que me apuraba a mis tareas el estaba viendo tele, termine y nos fuimos a acostar, me asome a su recamara y estaba sin playera, sus musculos bien marcados me llamaron la atencion, el como si nada me abraso y me dio mi beso de las buenas noches, intentaba dormir pero la verdad estaba muy nerviosa, me levante y el me hablo preguntandome que pasaba, le dije que no podia dormir, salio y me dijo que si tenia miedo me acostara con el, acepte y me acurruque con el empese a dormirme y sin querer le toque su bulto, me gire y le di la espalda, senti sus brazos y luego pego su cuerpo a mi, al sentir en mis nalgas su bulto casi me desmayo, el seguia muy tranquilo aunque sentia que le estaba creciendo, sin saber porque empese a moverme de tal forma que rozaba mis nalguitas con su pene el se repego mas y me tomo por la cintura, empese a moverme mas y luego el ya con su pene bien duro me lo empeso a tallar, me pregunto si no me asustaba eso, le dije que se sentia rico, me pregunto si habia visto uno y haciendome la inocente le dije que no, tomo mi mano y la puso sobre su bulto, era enorme y estaba caliente y durisimo, se bajo la piyama y pude sentir su piel hervir, docil deje que acomodara mi mabno y empese a acariciarselo, nos vimos y sin mas me beso, era el segundo beso que me daba un hombre pero en nada se parecia a la del bobo de mi primer novio, sus labios me ahogaban y me pusieron la piel chinita, ya sola seguia masageandole su pene que cresia mas y mas, senti sus manos en mis pechos y poco a poco me fue quitando la blusa para empesar a besarlos, lo solte y el se acosto sobre mi, abri mis piernas casi instintivamente mientras el disfrutaba de mis virginales pechos casi con miedo los besaba y acariciaba, nunca me los habia visto tan grandes mis pezones, empeso a restregarme su pene en mi entrepierna y aun con pantaleta podia sentir como vibraba la cabeza de su enorme miembro, me seguia besando y la verdad me pedi, me acariciaba por todos lados y me dejaba simplemente, , empeso a bajar besando mis pechos luego mi ombligo, su mano empeso a tocar mi sexo y brinque de la emocion, le dije que era virgen y que no podia hacerlo, el tierno siguio y me bajo mi pantaletita de niña, se maravillo al ver mi sexo, ya tenia mucho vello y empeso a besarmelo, abri mis piernas para que pudiera hacermelo su lengua se movia como serpiente y repentinamente senti que quedaba en blanco, una explocion en mi cabeza, grite y le regale un rico orgazmo, seguia el haciendo lo suyo y yo disfrutando, me vacie varias veces hasta que el me dijo que era mi turno, se levanto y yo incada en la cama obediente me tomo de la cabeza y me dio a chupar su pene, apenas podia metermelo en la boca pero me agradaba sentirlo, empese poco a poco y como buena alumna rapido le tome ritmo y gusto dandole lo que el llamaba una rica mamada, me dijo que no me hiba a coger pero que me daria un regalito, se acosto sobre mi, ya desnudos podia sentir su pene en mi chochita, empeso a restregarmelo, tocando mi clitoris, era increible la sensacion, por un momento dude en decirle que me lo metiera pero el sabia su juego y paro un momento asi abierta de piernas empeso a masagearselo y al mismo tiempo me metia sus dedos en mi boyito, me jalo la mano y me hiso que me masturbara, sus gestos eran de placer cuando me estaba vineiendo vi como empeso a salirle una cosa como leche de su pene, estaba caliente y toda me cayo en el vientre, nos fuimos a bañar y nos acostamos juntos, dormimos abrasados y al otro dia muy temprano el se levanto dandome un rico beso, me toco mi sexo y avente las cobijas al suelo,y ahi desnuda desidi ofrecerle mi tesoro, lo dudo un poco pero se le paro muy rapido y reiniciando la ceremonia se concentro en darme una rica chupada en mi sexo, asi se acomodo sobre mi y empeso el show, poco a poco empeso a acomodarme su fierro y a metermelo, la vrdad me estaba doliendo pero me aguante, el atento a mi me preguntaba si estaba bien, llegado el momento me lo metio ya sin piedad, me desgarroy grite de dolor, permanecio un momento quieto disfrutando la sensacion de mi puchita virge decia, para luego iniciar sus movimientos, se me hacia increible que eso fuera placentero pues sentia su miembt¿ro demaciado grande aunque vastaron unos movimientos de meter y sacar para que empesara a sentir rico, el estaba sudando disfrutando de una virgen caliente que lo adoraba,no tarde mucho para empesarme a vaciar, era riquisimo y el seguia dandome con fuerza su pene, me volteo y rapido me lo metio,, senti que me entraba mas y era increible la sensacion, duraba mucho haciendolo y paro un momento, se puso un condon y me sento sobre el, solo me levante y el se movia metiendomelo todo, gritaba del placer y el finalmente se vacio, nos quedamos asi un buen rato hasta que finalmente nos fuimos a bañar, estabamos desayunando cuando mi mama me hablo diciendome que tardarian en llegar, no hacia falta, estaba ya incada dandole a mi tio una mamada y preparandolo para otra batalla, por mi podian venir mañana le dije y colgue, ya mi tio solo me cargo y me llevo a la cama, mi recamara de niña estaba siendo estrenada al igual que yo

 

¿Ganas de SEXO? No desesperes, descubre quien más quiere sexo en tu zona!