Categorías

Relatos Eróticos

Zoofilia

Sorpresa zoofilica

Publicado por Anónimo el 30/11/-0001

Les quiero comentar que esto me sucedió hace poco tiempo, quede muy sorprendido al ver estas escenas. ¿No sé si a alguien la haya sucedido lo mismo?. Entro a Internet y encuentro muchos relatos de sexo, algunos un poco exagerados, por eso me atrevo a relatarlo, ya que Uds. comprenderán no es fácil ir donde un psicólogo o psiquiatra a contar estas experiencias.

Les contare, que por mi trabajo viajo frecuentemente, vivo en un municipio de clima templado muy agradable en una quinta con buen solar. Para cuidar adquirí un perro labrador dorado. Mi esposa es según mi parecer bastante atractiva, alta, buen cuerpo, mona, ojos azules, unas tetas no muy grandes pero bien formadas, duras, con pezones claros, no muy grandes, unas nalgas paradas, firmes, redondas, acariciables y mucho más, la cuquita rosada no muy amplia bastante deseable. Muchos tipos la desearían. Casados hace algunos años, Me consideraba un conocedor del sexo, por algunas cuantas aventuras, ( no soy un santo) pero me doy cuenta ahora que me hace falta conocer mucho más.

En uno de mis desplazamientos a una ciudad no muy retirada pero tampoco muy cerca del municipio donde vivimos, por aquello de la casualidad en esos días era nuestro aniversario, yo con una genialidad quise sorprender a mi esposa y celebrar esta fecha, regrese sin avisarle. Llegue como a eso de las 9 pm, sin hacer ruido, entre por la puerta trasera, pasando por la cocina, las luces de la casa estaban apagadas pero la sala tenia un toque romántico, se apreciaba una luz tenue como de vela, un olor agradable a flores me acerque un poco más, y escudaba unos quejidos o jadeos. Me erice, o mejor me emberraque, pensé que mi esposa me estaba colocando los cachos, con algún tipo; me acerque un poco mas en completo silencio, cuando veo a mi esposa en cuatro patas y el perro encima de ella.

De inmediato pensé en matar al perro y golpear a mi señora, estaba disgustado, sorprendido, sin saber que hacer. Pero en ese aturdimiento veía y escuchaba como mi esposa se deleitaba y gozaba con esta, como les diré, relación sexual, morbo, depravación, y la curiosidad me abordo, por lo tanto seguí mirando el espectáculo, no sabia porque pero me estaba excitando, quise entrar y participar, pero me abstuve y espere que esto terminara.

Momentos después mi esposa grito como complacida, escuche un susurró y me pareció que decía, “Que delicioso es el sexo con este perro, me has hecho venir como seis orgasmos, gracias mi amante perruno, luego se levanto y con la espalda hacia mi vi como le escurría un liquido por si culo y sus piernas, se acaricio las nalgas y beso al perro.

En ese momento salí de la casa en silencio, no sabiendo que pensar ni como actuar. Comprenderán es algo inesperado que nunca creí que me fuera a suceder una situación semejante, y nunca sospeche que a mi esposa le agradara este tipo de actividad sexual. Ahora comprendo porque mi esposa ha variado con el sexo nuestro, y porque apareció con unos rasguños en las caderas hace algunos días.

Así me desperté de gran vivencia sexual tanto de mujeres como de hombres, esta experiencia me hace imaginar que debo liberarme sexualmente; pero no sé si podré participar con la zoofilia, como en algunos relatos que he visto.

 

¿Ganas de SEXO? No desesperes, descubre quien más quiere sexo en tu zona!