Categorías

Relatos Eróticos

Zoofilia

Soy gay y me lo monté con cinco perros

Publicado por Alfre el 04/12/2015

tengo 52 años,varón y gay, hace un tiempo atrás conocí a un hombre de 50 años con el cual entablamos una relación amorosa, le gustaba mucho el sexo al igual que a mi.,aclaro que soy pasivo. Ramón,así se llamaba éste hombre,era activo.,bien activo,le gustaban las mujeres y los varones por igual pero también y eso me entusiasmo,le gustaba ver practicar la zoofilia.,algo que a mi me gusta practicar. Un día me ofreció ir a su casa quinta.,fuimos y cuando llegamos,nos recibieron cinco perros medianos y jóvenes moviendo sus colas muy contentos.,apenas entramos a la casa,me propuso la idea de cojer con los perros a lo que,muy entusiasmado,le dije que si. Fuimos a un galpón y una vez adentro,vi un colchón en el que dormían los perros.,le pedí a Ramón que trajera agua y una palangana.,al ratito volvió con las cosas.,me desnude y me lave la cola, luego, uno a uno le fui lavando la pija a los perros y mientras lo hacía, sentí en mi mano la dureza de sus pijas y de sus botones,esto,me provoco una gran calentura y mi ano se dilató rápidamente.,después me puse de rodillas en el colchón y le pedi a Ramón que me subiera uno.,lo hizo y entonces yo le agarré la pija y me puse la punta en mi ano y se la moví un poco.,eso bastó para que el perro me enterrara entera su pija y su botón,a la vez que se movía con la rapidez de un pistón.,luego se dio vuelta y quedamos cola con cola y bien abotonados..yo sentía los chorros de leche caliente dentro mío y la presión del botón parecía que me iba a reventar el ano.,al ratito se desclavo de mi con fuerza dejandome un dolor placentero en el ano y a la vez que una catarata de leche perruna se desbordaba por mi ano. Le dije a Ramón que subiera el segundo y así lo hizo,pero esta vez,se desnudo y poniendose de rodillas frente a mi,me metió su pija de 20x6 en mi boca.,primero,me la metía y sacaba suavemente,luego,empezó a hacerlo como un poseído.,su pija entraba y salía de mi garganta con una velocidad increíble.,como a los tres minutos,entre estertores y quejidos de placer,me inundo la boca y la garganta con su leche caliente,dulce y espesa, lo mismo que hacía el perro en mi recto y ¡oh,sorpresa! yo también estaba acabando sin haberme tocado la pija. Después, me cojieron los otros tres perros y obtuve el mismo resultado..mi recto inundado de leche y el ano un poco dolorido.,resumiendo, en unas cuatro horas de sexo,lo cinco perros me cojieron cinco veces cada uno,o sea, veinticinco polvos recibí de ellos.,aunque al último y por pedido de Ramón, lo hice acabar con mi boca la cual se rebalsó por tanta leche que largaba,pero a la vez,Ramón,me metía entera su pija en mi culo sin piedad.,la sentía como me chocaba en las entrañas y me provocaba dolor,pero lo aguantaba.,al rato acabó explotando de placer y júbilo.,después,nos quedamos adormecidos sobre el colchón y rodeados por los perros..a esa experiencia,jamas nunca la voy a olvidar !!!

 

¿Ganas de SEXO? No desesperes, descubre quien más quiere sexo en tu zona!