Tuve sexo con mi perro Tom (Zoofilia)

Mi nombre es Miriam, tengo 35 años soy separada desde hace 3 años. Vivo en un departamento de 2 dormitorios, uno de los mismos tiene la ventana frente a la del vecino separada por un hueco de 2 mts. Es un edificio de 3 pisos y sin terraza, yo vivo en el ultimo piso. Trabajo en una oficina desde hace 10 años y desde que me separe, tanto los fines de semana como en mis vacaciones no estoy nunca en casa.

Ayer viernes comencé mis vacaciones y como salía para la costa el lunes, lleve a Tom al veterinario para su chequeo y a que lo laven y lo pongan lindo. Mientras hacían eso yo me dedique a correr varias cuadras como uno de mis ejercicios, al llegar a casa Tom se tiro a descasar mientras yo me duchaba. Me estaba secando cuando escuche unos ruidos del departamento de mis vecinos, mire por las rendijas de la ventana y me encontré con un espectáculo sensacional. Mi vecino estaba con su mujer en una orgía de sexo con todo, tanto el como ella se chupaban mutuamente, ella se le subía encima de el, el encima de ella, se hacían de todo.

Me entre a desesperar viéndolo y comencé a tocarme las tetas y la vagina, se mojaron mis dedos con mis flujos y cada vez me calentaba mas, me arrodille en una silla para poder ver mas cómoda y tocarme mejor. Estaba tan caliente que no percibí que Tom había entrado a la habitación, este se acerco y comenzó a pasarme su lengua por el culo y la concha. Salte del susto y le iba a gritar pero si lo hacia mis vecinos se darían cuenta que los estaba espiando y bajarían la persiana quedándome sin ver nada, así que me quede quieta mientras Tom seguía chupandome.

Al principio me pareció horrible pero recordé que una compañera del trabajo había contado en una oportunidad que su esposo que trabaja como electricista de obra varias veces vio a una mujer de otro edificio tener relaciones con su perro un ovejero Alemán. El mío es un Pointer que creo que es del mismo tamaño, me deje llevar por mi fantasía y deje que Tom siguiera con su tarea.

Tuve un orgasmo que me paralizo toda, Tom intento montarme pero estaba muy alta y con sus manos me rasguño la espalda, me baje de la silla y nos fuimos a mi dormitorio, al mirarlo a Tom vi que tenia toda la pija afuera de su capuchón, gran sorpresa la mía porque en casi 2 años que lo tengo es la primera vez que se la veía. Un pedazo de carne roja de casi 25 centímetros de larga y bastante gruesa, les digo que cuando la pude tener en mi mano no podía juntar mis dedos del grosor que tiene. Estábamos los dos calientes, al punto de querer que me meta esa tremenda pija, para que no me lastime le coloque un par de zoquetes en sus patas delanteras, me puse en cuatro patas y Tom me monto.

Le ayude a que me penetrara, sentí como la pija entraba toda hasta el fondo de mi concha, lance un grito de dolor pero al instante todo era placer, Tom comenzó a moverse con rapidez metiendola y sacándola con mas vigor que un hombre, yo al tocarme el clítoris tuve un orgasmo, sentía como crecía mas la pija dentro de mí, me estuvo cogiendo como 20 minutos hasta que se detuvo un instante para dar una penetración mas fuerte, pero a mi ya no me entraba mas, en ese momento sentí como si una manguera a presión echaba un chorro de agua, Tom había acabado dentro de mí su leche era abundante y esto lo repitió 3 veces, se movía un poco y al detenerse sentía latir la pija y acababa otra vez. Tom se quedo quieto y yo estaba rendida no podía sacarme a Tom de encima de mí, yo me movía y el me aferraba con sus patas. así estuvimos como 5 minutos hasta que Tom fue sacándome la pija y se bajo, una cantidad abundante de leche salía de mi concha parecía que estaba orinando, Tom se acerco y comenzó a lamerme la concha y las piernas limpiándome toda, luego se recostó y se guardo la pija. había tenido la relación sexual más hermosa de mi vida, podrán entender que esto lo empecé a repetir 3 veces por semana.

Al regresar a la oficina después de mis vacaciones, Natalia mi mejor compañera y amiga me pregunto que me pasaba ya que me notaba distinta, que ahora tenia un brillo en los ojos y antes de las vacaciones no, vos tenéis una pareja, estas saliendo con un hombre me pregunto, yo le conteste que si y que no. No te entiendo me dijo, cuando salimos de la oficina tengo que hacer las compras y después te espero en mi casa que te voy a explicarte todo. A las 2 horas Nati estaba en casa, bueno me dijo ya que somos tan amigas contadme que es ese si y no. Antes de contarte nada primero tienes que jurarme que lo que vas a oír no se lo vas a decir a nadie, si te lo juro me dijo, bueno tengo una pareja pero no es un hombre, no me digas que salir con una mujer me pregunto, no le conteste mi pareja vos la conoces, y quien es? Tom le dije, se quedo helada no me digas que tienes sexo con el perro? si le dije, te acordáis cuando en una oportunidad Alicia contó que su marido había visto a una mujer teniendo relaciones con su perro, si me dijo pero yo no lo pude creer, mira Nati es lo mejor que me paso y si quieres te lo puedo demostrar.

Natalia pensó que yo estaba loca pero accedió a ver, me desnude toda y me senté en un sillón del comedor, coloque una pierna en cada brazo y comencé a tocarme la concha, Nati asombrada me dijo te estas haciendo la paja? no estoy mojándome los dedos con mis jugos para Tom. Cuando estaban bien mojados llame al perro, este vino enseguida, le acerque la mano a su hocico y primero la olio y luego se puso a pasarle la lengua, me la moje nuevamente y otra vez la lamió luego se guió por su olfato y comenzó a lengüetearme la concha, con cada lamida mas flujo producía, y la pija de Tom fue saliendo del capuchón. Natalia estaba con los ojos desorbitados. tocándose las tetas y metiendose la mano en el pantalón para poder tocarse la concha, en ese momento me levante y le puse a Tom los zoquetes, una toalla en el suelo y me puse en cuatro patas, Tom me monto al instante le ayude a meterme la pija en la concha y este comenzó a moverse frenéticamente. Miriam me dijo puede Tom cogerme a mi? claro le respondí, desnúdate y abrirte los labios vaginales y acércate al hocico de Tom, este lo olio, se detuvo y comenzó a lamerle la concha a Nati. Estuvo así unos minutos hasta que le dije que se arrodillara sobre la toalla, Tom se la monto y comenzó a moverse a un ritmo que ningún hombre puede hacerlo.

Miraba la cara de Nati y esta estaba en otro mundo, en ese momento me arrodille y pude ver lo que sentía cuando Tom me cogía, veía esa tremenda pija como entraba y salía de la concha no podía creer que casi los 25 centímetros de carne pudiéramos resistirlo todo adentro de nuestros cuerpos. Tom seguía bombeando, y al rato se quedo quieto, al instante en que Natalia se movió. Que macana me mande me pregunto? porque me moví es que tuve un orgasmo, ninguna le dije y que sentís ahora?, que la pija esta latiendo y ahh... siento como un chorro de agua parecido a cuando te haces un lavaje vaginal con la pera de goma. Es que Tom esta acabando y lo que te parece un chorro de agua es la leche que esta eyaculando. Va a repetirlo una o dos veces mas, vas a notar como palpita la pija y un nuevo chorro de leche. Luego de unos minutos Tom se bajo y al sacarle la pija de la concha de Nati, esta empezó a derramar sobre la toalla y por las piernas abundante leche mezclada con los jugos de Natalia, esta se acostó en el suelo totalmente agotada mientras miraba a Tom que todavía tenia toda la pija afuera del capuchón y casi erecta. Este se acerco y comenzó a lamerle las piernas y la concha limpiándola, Nati estiro su mano y le acaricio la pija mientas me decía: Miriam vos me pediste no contarle a nadie de tu relación con el perro, ahora yo te pido lo mismo y algo más. Que es lo que quieres le pregunte?, que me prestes a Tom una vez a la semana para poder tener sexo con el. Por supuesto Nati que si, para eso somos amigas y a partir de ese día 1 vez a la semana se la cogía a Nati y 2 veces a mí.