Categorías

Relatos Eróticos

Zoofilia

Un fin de semana inolvidable

Publicado por Anónimo el 30/11/-0001

Hola, mi nombre es Valentina, tengo 18 años, tengo un cuerpo muy armonioso auque soy un poquito flaca tengo muy buen abdomen y nalga, con unas piernas firmes que me quedaron de practicar patinaje y la historia que les voy a contar sucedió hace poco.

En mi familia acostumbramos a ir a la finca todos los fines de semana, pero por esos azares de la vida, hace mas o menos un mes apenas pudimos ir mi hermana y yo, porque mis padres se fueron a pasear a la costa, pero mejor porque así invitamos a unas amigas a pasar la noche con nosotras.

Mi hermana se llama Catalina y es mayor que yo por 3 años, y la verdad tiene un muy buen cuerpo, yo siempre la vi a ella como un ejemplo, ya que se levanta muy temprana y va y cuidar las pesebreras, es mas desde hace un tiempo a ella le gusta mucho pasar tiempo sola en la finca pero nunca supe porque.

Pero vaya sorpresa fue la mía cuando una mañana que me levante temprano y pase por las caballerizas la vi a ella y a unas amigas siendo penetradas por semejante animal, primero para emocionarlo le lamieron el miembro y luego se lo metieron a Catalina, mientras unas tenían manso al animal, también entre ellas se excitaban dando tiernos besos y masturbándose mientras mi hermana gemía y se movía desenfrenadamente, pero para mala suerte mía me caí he hice mucho ruido el cual las ahuyento y mostró mi presencia, pero mi hermana no disimulo y me pregunto: ¿Que hacia ahí?, yo me quede callada sin saber que responderle, luego me pregunto que si me había gustado y si quería probar, yo me quede de una sola pieza pero anonadada le respondí que si.

Así que ella cogió al caballo y lo estimulo con su boca dándole unas lamidas que me pusieron la carne de gallina, mientras sus amigas cogían al animal, ella me dijo que me acostara y que me relajara, pero antes de meterme ese miembro también me lamió mi clítoris con lo cual me calentó aun mas, luego me metió tremenda polla en mi vagina, y eso me partió en dos, no sabia que hacer estaba gritando pero una de las amigas de mi hermana me puso su coñito en mi boca para que me callara, en lo que pude ver mi hermana se masturbaba con una de sus amigas al verme, confieso que eso me excito mas, pero la verdad estaba llorando del dolor pero eso no parecía afectarlas, de pronto el caballo entro con mas fuerza y me penetro hasta el fondo, en ese momento sentí toneladas de liquido dentro de mí, escurrían por mis piernas.

Catalina cogió el miembro del caballo el cual todavía escurría semen y lo puso en mi boca no sin antes pasarlo sobre todo mi cuerpo bañándome en semen, eso me gusto pero no había terminado, Catalina y sus amigas me lamieron y me hicieron correr otras dos veces, ese día quede molida sin ganas de hacer nada mas, pero con la satisfacción de ser toda una mujer.

Desde ese día acompaño mas a menudo a mi hermana a la finca, y debo decir que estoy muy experimentada del sexo con animales y con mi hermana.

 

¿Ganas de SEXO? No desesperes, descubre quien más quiere sexo en tu zona!