Categorías

Relatos Eróticos

Zoofilia

Sexo en cutral co en vivo y en directo

Publicado por Anónimo el 19/07/2012


Hola les cuento que soy de una ciudad que subsiste del petróleo, y a raíz de eso hay mucho trabajo.
Yo soy albañil y en mis ratos libres cuido viviendas de quienes salen de vacaciones.
Un día de enero después de volver del trabajo me dirigía a una vivienda en la cual sus dueños querían hablar conmigo para acordar precio y días.
Me dieron la dirección y concurrí hasta allí, eran casa de un plan de vivienda, frente a ellas hay una plaza y dos de ellas no poseían los números o se habían borrados pero se encontraban una al lado de la otra. Me atreví a golpear en una de ellas donde me atendió una joven de por lo menos 26 años de tez blanca, pelo negro y un cuerpo espectacular, yo diría muy bien esculpida esa obra de arte; bueno consulte por aquella familia que buscaba y me contesto que era al lado. Agradecí su Cortez atención y me retire.
Golpee las manos y me atendió un hombre de por lo menos uno 40 años casi como yo y entre charlas acordamos precio y días en los que le cuidaría la casa; comenzaría el lunes próximo así que me quedaba un día para disfrutar sin responsabilidades.
Ese lunes me entregaron las llaves, la pareja con sus hijos se retiraron y yo me acate a cuidar la casa. Por ratos hacia zapping y por otros buscaba algo para pasar el tiempo, por lo cual cuando Salí al patio escuche de la casa de al lado (donde vivía ese Bombón) que se abre y golpea la puerta, me asomo por encima del paredón y la observo a ella, con una vestimenta sencilla que sale a barrer el patio, yo de este lado observo que cuando se agacha se le mete el short en ese hermoso culito haciendo volar mis ratones (me tome la pija y la apreté con fuerza suspirando hondo imaginándome que lo metía dentro de ese apretadito agujerito), hasta que apareció su perro, mestizo de color blanco con marrón, que percato mi presencia, ladro haciendo que me escondiera y me retirara rápidamente.
Al día siguiente volví a intentar verla en varias ocasiones pero fue en vano.
El día miércoles, que por cierto era soleado y calurosa, escucho nuevamente la puerta corrí a mirar pero no era ella, era un muchacho casi de su misma edad, poseía vestimenta de jean y botas petroleras por encima de la manga del pantalón, buscando quien sabe que en el patio…. Media hora después llega una camioneta que toca bocina, el joven se despide de esa princesita y se retira en la camioneta.
No sé porque, pero el hecho de haberla visto levantaba en mi tantas sensaciones y me obsesionaba mirarla, que hasta pensaba pasarme de patio para espiarla pero me lo impedía el hecho de que su perro estaba suelto.
Y así pasaron dos días sin verla hasta que llego el viernes. Eran las 15 cuando escucho la puerta de su casa, salgo al patio, me asomo por el paredón y allí estaba, hermosa como el primer día que la vi, pero ahora estaba de pollera una de esas deportivas y un top azul; estaba bañando su perro, recuerdo que le hablaba, enjabonaba y reía junto a su perro como si este entendiera todo, en eso me pareció ver q su mano agitaba el pene del perro en un par de ocasiones, pero no le di importancia, pensé que era imaginación mía.
Luego del aseo a su mascota ella se retira hacia el interior de su casa y yo pensé que no volvería a verla por el resto del día, pero me equivoque!! Apenas ingreso volvió a abrir la puerta de su casa, con la puerta entre abierta llamaba a su perro en voz baja casi silenciosa, el obediente, y agitando su cola se acercó e ingreso al interior de la casa, me invadió la curiosidad y ya sin el temor de que me atacara el perro ya que se encontraba en el interior de la vivienda, trepe el paredón y cruce hacia el otro lado, observe por una ventana y no vi nada, me dirijo a otra que daba al living y allí estaba sentada sobre la alfombra jugueteando con su mascota, lo acariciaba, empujaba, frotaba sus orejas, y en un determinado momento ella se quita la pollerita quedando en bombachita, de color rosa clarito y veo que en ese momento el perro comienza a impacientarse y dirige su hocico a su entrepierna, comienza a dar languetones, ella acaricia las orejas de su mascota, cierra los ojos como disfrutando la chupada de concha que le da su fiel amigo, mueve su cabeza de un lado al otro con pasión, parece complacida su necesidad de tener cariño de alguien y yo pudiendo complacerla me encuentro aquí afuera, viendo como le come la concha atravez de la bombachita que en poco tiempo despojo de su cuerpo, mantuvo a su perro lambiéndole la concha hasta que tomo el pene de este y comenzó a masturbarlo, mientras que este no paraba de lamer su concha ( yo desde este lado me encontraba anonadado y a la vez mojando mi calzoncillo, esto me excitaba y a la vez era raro para mí, era la primera vez que veía algo así).
Así estuvieron por unos minutos hasta que ella decide ponerse en cuatro patas y golpeándose palmaditas en la cola el envidiable perro se sube sobre ella tomándola de la cintura y realizando el movimiento de vaivén trata de penetrarla.
Yo cómodamente ubicado podía ver todo lo que sucedía pero a mí nadie podía verme ya que estaba detrás de un arbusto.
Aparentemente introducir el perro su pene, ella decide ubicarse boca arriba en el sillón dejando sus piernitas abiertas y dando palmaditas sobre su pecho el perro la monta y comienza a moverse, al parecer ahora si logra meterla porque ella comenzó a gemir y tomo con fuerza al perro de su cuello, monto sus piernas sobre el perro apresándolo y así copularon hasta que el perro paro su trabajo, bajo y se lamio el pene que por cierto lo note más grande que el mío, ella agitada se toca la vagina, se mete dos dedos, acaricia su zorra y a la vez toma la remera de arriba del sillón y se seca la transpiración de la frente.
El perro se vuelve a acercar y en esta ocasión ella se vuelve a colocar en cuatro patas y se golpea la cola, el can la monta y comienza a moverse en una forma rapidísima q parecía querer meterse dentro de ella; ella suelta un haaaaaaa! Quedándose completamente quietita dejando que el animal haga todo, ella solo dice la puta madre partime todaaa, no pares te lo suplico, no pares!!!!
Yo del lado de afuera no me percato del correr del tiempo, pero si noto que el sol comienza a esconderse, asi que deben haber sido como las 18hs y en eso veo que el animal baja hacia un costado de ella, pasa una de las patas por encima de ella y queda cola con cola pegado a ella.
Estuvieron asi como veinte minutos o tal vez menos pero tardaron en despegarse, para esto ella solo dice aaaaaayyyyyyy si lléname de leche bonito!!!!! Y lléname la concha de esa bola carnosa que me desgarra….. La puta madre sí que me haces correr..Aaaaaagggg.
Cuando logran desprenderse ella cae recostada sobre la alfombra boca arriba, el perro lambe su pene que ahora de mayor tamaño que antes y cuando termina de guardarlo en su funda se acerca a su dueña y limpia la concha de su perra humana. Ella rendida en el suelo parece dormir. Pero en minutos más adelante retoman la guerra sexual, en este caso ella toma un consolador a bolitas y mientras se acaricia la vagina comienza a meter bolita tras bolitas en su hermoso culo, que de recordar esta imagen aun me levanta la pija…
Logro meter la última y de mayor tamaño dentro de su culo y comenzó a meterlo y sacarlo una y otra vez hasta que en un determinado momento vuelve a llamar a su amante canino y fue entonces cuando comenzó nuevamente la acción; ella se encuentra arrodillada con la mitad del cuerpo apoyado en el sillón, el perro la toma de la cintura y comienza a moverse; ella aprovecha de guiar con sus manos la pija del perro hacia la entrada de su culo, en ese momento parece que entra ya que ella grita, parece dolerle pero continúan, ella dice ¡!si papi, siiii!! Mas dame más!!!, el perro parece entender porque le da a toda máquina ya que hasta levanta sus patas traseras del piso; ¡! Sí que Rico!! Dame más!! Continua diciendo y en eso emite un grito, comienza a gemir más y más, recoge su pelo y lo corre hacia un costado (yo del lado de afuera me toco la tronca que esta más dura que la mierda y los ojos más grandes que una lechuza para no perder detalle) el perro se gira quedando abotonado a ella, ella grita de dolor pero parece que le gustara, grita y sigue gritando un aaaaaaaaaaaaaaa, aaaaaaaaaaaaa a viva voz parece no importarle que se escuche desde la calle yo por las dudas miraba a mis alrededores que no venga nadie y volvía a mirarla a ella alii abotonada cola con cola rasguñando o apretando la tela del sillón, asi continúan hasta desprenderse, ella se toca el orto y con la boca abierta toma aire que pareciera faltarle, el perro se vuelve a lamer la pija y ella se acerca a él, le acaricia la cabeza como en forma de agradecimiento y recoge las prendas del suelo y se dirige para el baño, supongo que a ducharse y yo aproveche para volver a saltar el paredón hacia la casa que tenía que cuidar, siendo para esto las 19:50 pm, sacando cuenta fuero casi 5 horas de sexo en vivo y en directo.
Espero les haya gustado esta historia real y sin inventos que viví.

 

¿Ganas de SEXO? No desesperes, descubre quien más quiere sexo en tu zona!