Categorías

 

Relatos Eróticos Autosatisfaccion

Zuly y sus tanguitas

Publicado por Carlos Hernández el 23/03/2018

Hola soy divorciado de la madre de mis hijos ya desde hace tiempo, llevamos una relación normal para las circunstancias. Sin mucho preámbulo un buen día me citó en su casa para hablar de un tema de nuestros hijos. Mi ex es una mujer de 42 años bien conservada delgada, cabello largo negro lasio, senos operados y cuerpo esculpido por cirugía y rutina de gimnasio. Ese día al llegar a su casa estaba vestida de ropa de gimnasio porque recién llegaba de hacer su rutina de ejercicio, todo fue muy normal y jovial, hablamos de los temas a tratar todo en sana paz... ya agotados los temas triviales comenzó a caminar por la casa recogiendo cosas y organizando la casa mientras seguíamos hablando temas trillados, entre una cosa y otra entra a su cuarto y entro detrás de ella hablando.... tenía el cuarto un poco desordenado y con ropa tirada, entre esa ropa unas tanguitas usadas... por molestarla las recogí y le dije: tu sabes como me gusta verte en estas tanqguitas chiquiticas, recuerdo cuando te las compraba... como que estaba de buen humor y me responde: si, que recuerdos.... aún conservo muchas de las que me comprabas y va a una gaveta y comienza a sacarlas.... yo me estaba exitando de solo ver y recordar por lo que le dije en broma: deberíamos recordar viejos tiempos y me las modelas.... se rió pero me dijo: dale pues, pero me voy a duchar rapidito..... tomó varias de las tanguitas y se fue al baño....me dijo espara en la sala yo impaciente esperándola en un sofa de la sala ya que la casa esta sala.... al cabo de unos 15 minutos dejo de sonar la ducha y yo ansioso y exitado porque someramente aún deseo mucho a esa mujer ya que el sexo con ella siempre fue palcentero... pues ha salido mi ex recien bañada con su pelo suelto, maquillada con tacones altos y usando un conjunto de ropa interior de color leopardo que yo le había regalado, arriba solo era un triángulo que apenas alcanza a cubrir los pezones de sus tetas grandes operadas abajo una micro tanguita de tela muy suave semi transparente igual de color lepardo... que apenas alcanza a cubrir sus protuverantes y pronunciados labios vaginales, siempre toda depilada y bien cuidada, se daba la vuelta para modelarme y mostrar su hermoso culo adornado por ese hilito que se perdía entre sus nalgas solo sobre sale sobre sus nalgas formando una Y con sus tiras delagadas y mostrando su tatuaje en forma de murciélago que tiene en la parte baja de sus espalda..... una delicia visual para mi que ya de por si estaba ansioso y exitado.... siguió provocándone mostrando su cuerpo.... yo la tomé de las manos y la acaricie, le di un pequeño beso el cual me correspondió pero me hizo tomar distancia.... me dijo ya vengo que el desfile apenas comienza.....se fue y salió de nuevo, esta vez con otro pero un traje de baño micro bikini muy pequeño también color rojo vino brillante que le había comprado por Internet para una ocasión en la que fuimos a la playa.... siguió modelando y provocandome, me dijo lo recierdas???? Yo claro que si como olvidar ese viaje? La volví a tomar de las manos y la bese esta vez más profundo. . Fue un beso intenso que nos exito a ambos pero ella se apartó diciendo ya vengo que aún falta.... me dijo faltas tu, yo también conservo algo tuyo recuerdo de ese viaje y me entregó una tanga de hombre que ella misma me había comprado para nuestros juegos de alcoba.... yo dije vaya vaya que sorpresa, me dijo mientras voy a ponerme otra tu te pones la tuya. Yo estaba muy emocionado ya que estaba tomando un buen giro.... pues me desvesti rapidísimo y me puse esa tanga exótica que solo es de tiros a los lados y de corta bajo pero muy cómoda porque es muy suave y es como en forma alargada para que el pene y los testículos se acomoden muy bien suspendidos, atrás es hilo dental jamás la usaría en público solo la uasbamos para nuestros juegos eróticos cosa que era muy excitante volver a repetirlos luego de varios años separados.... en fin yo excitado con mi verga erecta dentro de la tanga esperandola sentado en el sofá, de pronto salió sinnada cubriendo sus tetas, solo con solo otra tanguita pero esta vez la más pequeña que le había comprado, es color morado tornasolado muy pequeño que ni cubre nada es solo para provocar, y que a los lados solo es hilito pequeños que ni se notan y atrás también un hilito muy pequeño que apenas se ve, yo ya demasiado excitado y extasiado de verla así, sorprendido por completo de todo aquéllo simplemente la tome, nos besamos embriagados de lujuria y deseo, mi verga quería salirse de la tanga que yo tenía recién puesta por lo que ella comenzó a tocarla y a masturbarme sin quitarme la tanga y yo la tocaba también sin quitarle la tanguita de ella la cuál ya estaba mojada por sus fluidos de la excitación.... así jugamos in rato hasta que me bajo mi tanga metiendo mi verga en su boca y dandome las mamadas que solo ella sabe darme, lamiendo y masturbandome al mismo tiempo cosa que casi me hace acabar por lo que pare para darme mi tiempo y que se me bajara un poco las ganas de acabar.... tocando todo su cuerpo acariciando sus tetas, nalgas, cuello, espalda, muslos hasta llevarla al cuarto y acostarla en la cama para lamer su cuca, toda depilada y con la marca del bronceado que le dejan sus micro bikinis que usa para tomar sol, toda una delicia visual y sensorial para mi, lamer sus labios vaginales, estimular su clítoris y beber sus jugos producto de la excitación todo sin quitarle la pequeña tanguita morada..... hasta que ella misma me apartó pidiéndome sin palabras que yo me acostada llevandome con sus brazos a la posición que ella le gusta que es yo boca arriba para ella montarse sobre mi, es su posición preferida y para mi también ya que me da mucho placer la forma como se menea sobre mi.... ya conociendo la vieja rutina alli estaba yo muy excitado y allí es cuando ella misma parada al borde de la cama se quita la pequeña tanguita toda mojada y viene hacia mi sobre la cama tomando mi verga mamandola suavemente para luego tomar posición sobre mi de piernas abiertas y tomando mi verga erecta para llevarla a los labios de su vagina para comenzar a frotarlos con mi verga, se confunden las secreciones de su vagina y las de mi verga erecta, lebtamente rozando hasta que decide ella misma penetrarse con facilidad por la excesiva lubricación de ambos..... una delicia sentir todo aquello y al mismo tiempo aúnincrédulo por lo que estaba sucediendo pero disfrutando al máximo.... así estuvimos un rato con movimientos lentos y suaves.... hasta que ella tomó un ritmo acelerado producto del frenesí.... gimiendo de placer, yo apretaba sus tetas, acariciaba su pelo, su cara, apretaba sus nalgas, conteniendome de no acabar de tanta excitación para esperar sentir que ella llegaba al orgasmo y prolongar el placer..... hasta que ella explotó con gemidos más fuertes, sentí sus espasmos intensos y allí fue cuando no aguanté más y acabé muy intensamente eyaculando bien profundo dentro de ella diciendole: "sacame la leche, dale como solo tu lo haces" una explosión de placer, que me dejó extasiado...... y por lo que sentí en ella también..... el sexo entre nosotros siempre fue bueno, nos separamos por problemas de convivencia pero el sexo siempre fue satisfactorio..... luego ella por un rato corto se quedo conmigo en la cama acariciandonos en silencio hasta que me pidió nos pararamos porque tenía cosas que hacer... se metió al baño y me pidió me fuera..... a lo que no me opuse si no que más bien obedecí de inmediato despidiéndome rápidamente con un beso ligero pero muy satisfecho por el placer que volví a sentir con ella luego del tiempo separados..... fue el principio de un serie de encuentros furtivos ocasionales pero igual de placenteros.

 

Después de leer este relato de sexo, descubre quien más tiene ganas sexo en tu zona!