Categorías
Relatos porno de Fantasias
Relatos eróticos de Fantasias
Esto esta rico, muy rico, quiero más sexo

El está ahí sobre la mesa. Esperando a entrar en tí, en tu boca. Lo miras con deseo, tienes hambre, mucha hambre... sabes que es una delicia, ese sabor inigualable, sin empalagar... rico, rico. lo agarras entre tus manos, está terso, rígido y duro, su forma alargada te exita y esa pequeña curvatura lo hace más atractivo... como a tí te gusta, quizá un poco más blando te desagrade, pero éste es duro. Con dos dedos lo agarras por la punta. Con ...
Leer relato eróticos >

Relatos eróticos de Fantasias
Emulando a Henry

Cada lunes después de cenar, de terminar de recoger un poco la cocina y ordenar la cabeza para el día siguiente se iba a la habitación. Hacía la obligada parada en el baño y comenzaba la pesada ceremonia de desmaquillarse. Era un acto tan poco reconfortante, tan desolador como recoger adornos de Navidad en febrero. Tanto derroche de color y fantasía... ¿para qué? En los últimos días, en cambio, movía el algodón sobre sus mejillas con otro ...
Leer relato eróticos >

Relatos eróticos de Fantasias
El Tatuaje

Era de noche. Las cuatro o las cinco de la mañana. Yo volvía para mi casa y ella estaba en la parada del autobús. La vi de lejos. Iba vestida de forma estrafalaria. Zapatos de suela alta. Pantalones azul brillante. Camiseta naranja fluorescente. Pelo rubio platino, muy corto. Me miraba. Cuando estaba a cinco metros de ella me sacó la lengua. Yo podía haber pasado de ella, desde luego, pero no lo hice. Al contrario, me acerqué más. Me puse ...
Leer relato eróticos >

Relatos eróticos de Fantasias
El discreto encanto de las horas punta

Hacía mucho, mucho calor. Cuando sudaba tanto, mi sexo olía siempre de una forma especial; aunque acabara de salir de la ducha. Olía a almizcle, a hendidura salada en la piel, una sal casi dulce brotando entre rizados pelos desde poros recónditos, zumo de mi cuerpo, una humedad íntima y penetrante que excitaba mi deseo. Me gustaba olerme cuando estaba solo en casa y el bochorno se cerraba sobre la ciudad. Hubiera querido poder abrir mi bragueta ...
Leer relato eróticos >

Relatos eróticos de Fantasias
El calor de un amor en un bar

Empuje la puerta verde y esta cedió sin apenas resistencia dejando paso a la penumbra. Caminé en dirección al trozo de barra que aunque mal aparecía iluminado. Al son de "To love somebody" me mantenía erguido y me sentía el blanco de todas las miradas que partían de la oscuridad. Miradas que una vez que examinaban al recién llegado y comprobaban su escaso interés desaparecían en el espacio. Tiré del banco de madera y me senté, los pies me ...
Leer relato eróticos >

Después de leer un buen relato porno, descubre quien más tiene ganas sexo en tu zona!