Categorías

 

Relatos Eróticos Filial

Deseando penetrar el rico culo de mi madre

Publicado por Martín el 06/03/2018

Desde que empeze a entender las cosas me di cuenta que el hermoso culo de mi madre atraía las miradas donde quiera que mi madre anduviera a pesar que mi padre no le permitía usar pantalones ni ropa corta ni ajustada a pesar de su ropa larga y holgada se notaba un par de nalgas bien formadoras y paraditas sin ser muy alta sus piernas torneadas de bonitas pantorrillas le daban más forma a su rico culo en más de una ocasión escuché a varios cabrones decir que que ricas nalgas tenía mi madre me un amigo mayor que yo un día me dijo que.le preguntara a mi.maadre cuanto quería por coger con el lógico nunca se lo pregunté los celos de mi padre rompieron con el matrimonio y yo me quede con ela pasol mucho tiempo y mi madre no cambiaba en nada hace apenas unos meses mi madre se junto con Carlos su actual pareja y ahí nuestra vida dió un cambio radical pues al contrario de mi padre a Carlos le gusta que mi madre exchiba y luzca lo que tiene el primer día que ví a mi madre bien maquillada con un vestido rojo entallado de arriba y escotado y muy cortito y amplio de abajo me dejó con la boca abierta y la verga bien parada el vestido con trabajos cubría sus hermosas nalgas dejando a la vista todas sus blancas piernas lo escotado y entallado del vestido cubría a medias su tetas y remarcaba bonito la punta de sus pezones su cara maquillada le daba un aire de puta inocente fueron solo unos instantes que la ví así pues iban de salida pero fue suficiente para dejarme la sangre hirviendo y el fierro duro fue mi inspiración para hacerme una ardiente chaqueta ya muy tarde los oí regresar y me levanté a verla desde la oscuridad de mi cuarto casi me vuelvo loco cuando los viejos en la sala Carlos la manoseada y besaba lascivamente haciéndola estremecer excitado ví como el vestido de mi madre se deslizó al piso mi verga palpitaba con fuerza al ver a mi madre semi desnuda el delgado hilo dental de su tanga se perdía por completo entre el canal de sus hermosas y abultadas nalgas de las que Carlos se agarró con fuerza apretándose las y jugueteando Selas arrancando gemidos de placer de la boca de mi madre mientras un gran cosquilleo me cimbrar a mis testículos Carlos volteo a mi madre quien golosa repego sus nalgas en el mientras Carlos le besaba el cuello acariciando la punta de sus pezones y sopesando sus tetas como si fueran pequeños melones yo lleno de lujuria no perdía ningún detalla Carlos bajo delicadamente la diminuta prenda interior dejando a la vista un pepita gordita de lindos labios vaginales que Carlos frotó con las yemas de sus dedos Carlos se sentó y mi madre se inclinó a mamarmela al inclinarse sus nalgas se expandieron más y se separaron más dejando ver lo rasa de su canalito ver a mi madre así inclinada mamando verga me hizo vaciarme abundantemente mientras ella golosa y glotona degustaba su trozo de carne a pesar de mi vaciada mi calentura no cedía al contraria aumento cuando mi madre completamente abierta de piernas trepada en el sillón se empezó a dar de sentones una voz interna en el cerebro decía así así date más duro de sentones mientras el plafeo de sus nalgas al estrellarse exarcerbaban mis sentidos Carlos la levanto en vilo y la hizo empinarse en la mesa de centro ahí loco de morbo y placer pude apreciar en todo su esplendor el rimbombante y Hermos culote de mi madre que se bamboleaba y se movia firmando círculos con sus blancas nalgas el sonido de las nalgas que en ese momento Carlos le empezó a dar retumbaban en mis oídos mientras las nalgas de mi madre enrojrcian sin piedad Carlos le separó las nalgas y de una sola estocada se la dejo ir mientras mi madre gritaba de placer y de dolor Carlos arremetía más fuerte mientras yo me estremecía sintiendo escalofríos recorrer mi cuerpo sin sacarse la Carlos hizo que mi madre se girará para quedar boca arriba y con sus piernas el sus hombros que hermosa visión ver las tetas de ma madre sacudirse con fuerza mientras patas al hombro le daban sus arremetidas mientras chorros de jugos vaginales la mojaban cuando Carlos le saco de golpe la verga y empezó a chorrearse en su vientre y tetas de mi madre para después metérsela en la boca ya no me pude contener más y una dolorosa pero placentera venida sacudió mi cuerpo

 

Después de leer este relato de sexo, descubre quien más tiene ganas sexo en tu zona!