Categorías

 

Relatos Eróticos Filial

Yo y mi hermana la pelirroja

Publicado por Anonimo el 09/10/2017

Me llamo david y tengo 18 años,
Soy alto, delgado, de piel clara y un cabello cafe oscuro.
Mi madre primero se junto con mi verdadero padre y luego se separaron hasta que mi madre se unio a un hombre pelirojo y despues de una noche de ajetreo salio mi hermana peliroja.
Claro que todo eso paso cuando yo era pequeño y casi ni entendia pero cuando creci no le tenia tanto aprecio ni a mi madre, ni a mi padrastro, ni mucho menos a mi hermana que apesar de que ella me queria mucho yo no la queria tanto.
Cuando madure y llegue a mis 18 años no me la pasaba mas que estudiando o indagando sobre un tema.¿Qué me la casque? Que se la casquen los pervertidos yo no.
Obiamente no podia evitar que se me erectara mientras dormia o por las mañanas cuando me despertaba, en esos momentos la tenia como garrote pero ni le prestaba atencion y solita se bajaba.
Una mañana mi hermanita peliroja de 19 años se monto encima mio tratandome de despertar con una sonrisa grande.
Me fui despertando solo para verla encima mio.
Ese no era el problema si no que como les dije, se me empalma casi todas las mañanas asi que no tardo en darse cuenta y lo tomo por encima de mi short con sus manitas.
Ella me pregunto que tenia yo debajo.
Y por primera ves se me desperto el instinto y le dije rapidamente que era una paleta y la aparte.
Ella me dijo que queria verla pero le dije que se saliera de mi cuarto.
Cuando por fin salio, me di cuenta de que mi corazon latia a mil y que me encontraba mas exitado de lo comun, y sabia que una pequeña parte de mi decia que tenia que hacerla mia. Parte pequeña que crecio y crecio hasta que no pense en otra cosa mas que en eso.
En el desayuno me puse a pensar mientras yo le veia la carita blanca y muy mona que tiene.
Cuando finalice de comer espere pacientemente a que nuestros padres salieran a hacer las comoras de finde semana.
Ellos se fueron y llame a mi hermana a mi habitacion donde al entrar ella me pregunto que pasaba y yo sin chacharear le dije que si queria probar la paleta de la mañana.
Ella me dijo que si y en ese mismo momento me saque mi miembro mientras ella lo tocaba y miraba intrigada.
Al final lo comenzo a lamber hasta que se lo comenzo a meter a la boca y yo aumentaba la intencidad con mi mano sobre su cabeza.
Ella decia dificilmente.
-Da...ñield...
Pidiendome que parara pero ya estaba tan extaciado que segui y seguia hasta que no aguante mas y me separe para terminarle y su carita.
Ella cayó rendida en mi cama con toda su carita llena de mi semen y con algunos hilitos que pasaban sobre su tiernos labios.
Mi pene estaba empapado de su saliba y unos pequeños restos de semen.
Ella comenzo a lamber y a tomarse el poco semen que alcanzó a llegar a sus labios.
Ella me dijo un poco cansada que le habia gustado.
Yo le lave la carita y nos quedamos en la sala hasta que ella se durmio y yo le acaricie su cuerpo.
No me sacaba la imagen de su carita llena de mi semen.
Ya de ahy llegaron mis padres y la lleve a recostar a su cama.
En la noche cuando mis padres ya estaban acostados mi hermana me pidio si le podria dar mas paleta.
Yo le sonreia perverso y volvia repetir lo mismo solo que por mas tiempo hasta que estalle y le volvi a llenar la carita de semen, solo que esta ves le tome una foto mientras ella estaba con la carita llena de semen.
Le lave la cara y de ahy nos dormimos.
Unos dias despues la desvirgue, pero eso sera para la segunda parte.
Un saludo y gracias por leer.

 

Después de leer este relato de sexo, descubre quien más tiene ganas sexo en tu zona!