Categorías
Relatos porno de Gays
Gays
El celador nocturno

Estas características contrastan con su varonil y atlético cuerpo, tornándolo misterioso y atractivo.. Juan me anda buscando en la piscina, donde voy a nadar muy tarde de la noche. Espera a que yo salga del agua y se oculta entre los matorrales del jardín para espiarme mientras me ducho desnudo. Al principio lo miraba de reojo y observaba cómo disfrutaba masturbándose mientras me miraba. Una noche de luna llena, le seguí el juego ...
Leer relato erótico >

Gays
Hermosa noche en el campo

Hola a todos, mi nombre es Damián y les contaré mi experiencia en el campo de la provincia de Chaco, en Argentina. Trabajo para una ONG y tenia que viajar a un lugar alejado en medio del monte chaqueño a donde no llegan buses ni ningún medio de transporte rentado, pero de otra ONG me habían ofrecido llevarme en una camioneta 4x4 porque pasarían por esa zona, pero no volverían por mi hasta el día siguiente, así que tenia que dormir en alguna ...
Leer relato erótico >

Gays
Culturista en acción

Me inscribí en el gimnasio, un poco por seguir a mis amigos y, la verdad, al principio no me agradaba demasiado la rutina de las pesas, pero, poco a poco le fui agarrando el gusto, sobre todo cuando empecé a notar como crecían y se marcaban los músculos de todo mi cuerpo.. Siempre había tenido un cuerpo bien formado, gracias a la natación y a mi afición por correr olas pero, luego de unos meses en el gimnasio mis hombros, mi pecho, mis brazos ...
Leer relato erótico >

Gays
Una experiencia inesperada

¿No has sentido nunca envidia de tu mujer? Sí, me refiero a esos momentos en que la tienes debajo, cosiéndola a pollazos, y ella húmeda, chorreante, con los ojos en blanco, ahogando los gemidos con la almohada para no dar espectáculo a los vecinos...¿No tienes la sensación de que ella se lo está pasando cien veces mejor de cómo te lo estás pasando tú? ¿No te apetecería cambiarte aunque solo fuera una vez por ella y sentir lo que se siente cuando ...
Leer relato erótico >

Gays
Recuperando tiempo perdido

¿No has sentido nunca envidia de tu mujer? Sí, me refiero a esos momentos en que la tienes debajo, cosiéndola a pollazos, y ella húmeda, chorreante, con los ojos en blanco, ahogando los gemidos con la almohada para no dar espectáculo a los vecinos...¿No tienes la sensación de que ella se lo está pasando cien veces mejor de cómo te lo estás pasando tú? ¿No te apetecería cambiarte aunque solo fuera una vez por ella y sentir lo que se siente cuando ...
Leer relato erótico >

¿Ganas de SEXO? No desesperes, descubre quien más quiere sexo en tu zona!