Categorías

 

Relatos Eróticos Gays

Como me gustan las vergas, Parte 2

Publicado por Don Follote de Vergas Largas el 04/09/2018

Como conté en mi anterior relato me gustan muchísimo las vergas desde que era niño. Después de sacarle la leche haciéndole una paja al amigo de mi abuelo hubo más veces, la segunda vez que fui a su casa fué mejor ,desnudos los dos menee la gran verga y mi pensamiento me decía "métete la poya en la boca y chupala como un caramelo -.El no lo esperaba,agachè la cabeza rápidamente y cogí la verga con la boca, más bien la punta,
el capuyo se hallaba dentro
-Uuuooohh,uuummmm -,fué como un gemido y un no lo esperaba. Descapuye la poya sintiendo su capuyo desnudo en mi lengua y lo lami ,chupeteè la verga hasta que tuve su sabor por toda la boca, -Como mamas niño, así, así, sí, la chupas bien, te la tragas casi entera, los güevos, comeme los güevos bien comidos.-me decía todo cachondo, yo no paré de chupar todo el rabo y los cojones. Ni siquiera me saqué el cipote duro cuando soltó toda la leche caliente y espesa en mi boca, regando mi garganta. Me encantó el sabor, tuve ese sabor hasta los quince que aparte de ése sabor de mamarle el rabo me llegó el momento de dejar de ser virgen del culo .Aquel día después de menearle la verga y chuparsela el estaba que se salía de cachondo, mientras chupaba el se puso como loco a acariciar todo mí cuerpo como siempre, pero esta vez chupaba sus dedos ensalibandolos y me los restregaba por el ojete del culito, me metió de golpe un dedo, me dolió ya que tenía dedos largos y gordezuelos, pero no lo sacó, lo movió follando mi ojete, luego otro dedo y otro, yo estaba gozando -Ponte como un perrito y levanta el culito pequeño guarro -me gustó que me lo dijera con aquellas palabras, me sentí más cachondo, con más ganas de sentir su verga enorme follando mi ojete. Me coloqué como me dijo, se colocó detrás y poniendo sus manos en las cachas de mi culo abrio la raja, noté su aliento en la entrada de mi ojete y su saliva caer caliente guarreandome el agujero. Después puso su gordo capuyo y empujó abriendo paso por mi ojete hasta tener todo su rabo dentro y empezó a sacar y meter, meter y sacar -Era ya hora de reventar éste ojete pequeño y prieto chaval, ufff, uufff, que gusto da follarte chico-decía follandome y jadeando-Sí, al principio me dolió igual que cuando metiste el dedo pero como antes gozo de tu follada tío -.Llevaba rato ya dándome por culo y me saltó -Me canso, espera que coja aire -.Me sacó la verga y se tumbó boca arriba, pero yo no iba a esperar, estaba caliente como una puta así que me subí encima y agarrando su cipote tieso y duro lo fui metiendo despacito en mi ojete abierto hasta tenerla toda dentro, me hallaba sentado con la verga dentro y comencé a cabalgarla -Joder guarro como te gustan las pollas, me vas a vaciar los güevos jovencito, sigue así no pares , pronto te voy a dar la leche cerdito -, -No pararé ,me gusta mucho estar arriba follando tu verga, uf,uf,uf,ah,ah ah joder que gusto me da follarte la poya -,-Ya me viene la leche, me voy a correr chico uuuumm -sentí un poco de lefa caliente caer dentro de mi ojete y me la saqué rápidamente para poner a mamar como una puta loca tragando su ansiado semen , espeso,caliente y pegajoso. Chupe poya y güevos tragando y limpiando bien todo de la leche derramada por el gordo capuyo. Después de aquella follada hubo más y me ofreció tomar más poyas ya que él conocía a tíos que les gustaría darme sus vergas. (Continuará ).

 

Después de leer este relato de sexo, descubre quien más tiene ganas sexo en tu zona!