Categorías

 

Relatos Eróticos Gays

Todos me penetraron, no lo podía creer, yo allí desnudo

Publicado por Zivin el 27/04/2018

Había quedado con Harry en encontrarnos frente al sauna hacía tiempo que no íbamos lo espere a la hora convenida, ya pasaba mucho tiempo, ingrese al local espere en la recepción y Harry no llegaba, lo llame pero su móvil no respondía, suponiendo que ya estaría en camino y era mucho tiempo q estaba en espera ingrese al sauna.
Ya estaba listo desnudo aprecio frente al espejo del privado mi cuerpo desnudo no hay duda me dije tengo un rico cuerpo les es apetecible a muchos, mi piel blanca lo hace más apetecible, no puedo con mi vanidad , me volteo doy las espaldas frente al espejo me inclino así adelante veo mis nalgas me gusta apreciar mi hermoso y apetecible culo, separo un poco mis nalgas y veo un hoyo oscuro es mi ano abierto de las tantas veces que ha sido penetrado, creo que no hay pasivo que no le guste ver que tan abierto tiene su culo, esto viene a ser los galones ganados en las luchas amatorias con otros hombres. A mí en lo particular me gusta ver cuán abierto tengo mi culo.
Bueno paso a la sala 1 y veo a seis hombres, había una pareja que conversaban muy juntos los otros conversaban algunos otros no, me ubico en un lugar más apartado de ellos espero a Harry, la pareja que estaba ubicada al frente se besan y acarician con frenesí, verlos me excita están desnudos como todos, procuro no mirar más pero el ojo jala y no podía dejar de verlos, estoy excitado siento una erección soy el único q está con toalla siento el efecto del calor del sauna estoy sudando, en eso se sienta a mi lado uno de los que estaban presentes, me saluda le contesto me pregunta, es tu primera vez en el sauna ? le digo no le miento no quiero que se dé cuenta de mi timidez le miro a los ojos, son de color marrón, bonitos ojos pienso, sus rasgos son finos de buena pinta se le ve simpático su tez clara calculo debe tener unos 35 años cuerpo bien formado miro a los enamorados, sigo excitado de tanto ver cuerpos desnudos con ese brillo en la piel que produce el sudor de la cámara caliente, con mi acompañante conversamos sobre el sauna, a que nos dedicamos de mi de él , sigue mi erección la tengo cubierta con la toalla, en un momento siento la mano de mi acompañante q la desliza por mi espalada primero la posa sobre mis hombros lo miro no le digo nada, sigue otra vez desde los hombros recorre toda mi espalda me excito más, cada vez más, lo dejo, me gusta, me siento bien que lo haga, ahora soy yo, poso mi mano sobre su muslo lo siento fuerte tiene poco vello, me gusta sentir la piel de hombre con poco pelo, recorro su muslo hasta sentir su pinga erecta dura como un palo, es gruesa abre sus piernas ahora la puedo ver la sobo con frenesí el sigue recorriendo todo mi cuerpo, piernas, espalda, pecho, nalgas me besa el cuello lo sigo dejando, me gusta, su dedo busca mi ano, nos abrazamos nos besamos, ahora somos observados por el resto, no me preocupa, tengo su pinga en mi manos, chúpala me dice, y lo hago me inclino hacia su sexo paso me lengua por la cabeza abro la boca se la chupo con gusto nos mira el resto sigo chupando, su dedo al fin encontró mi hoyo la tengo dentro hurga en mi ano el fondo, percibo ahora q alguien se acerca y también acaricia mi cuerpo, siento una mano por mi espalda, también siento otras manos y otros labios en todo mi cuerpo, sigo chupando, otro dedo quiere entrar en mi ano, vamos a otra sala me dice y fuimos a sauna a vapor, nada mas entrando me toma con fuerza me lleva contra la pared siento su pinga dura en mis nalgas, me besa el cuello, los hombros, la espalda, me tiene contra la pared, su pinga encuentra la entrada de mi culo siento que presiona, nuestros cuerpos húmedos de nuestro sudor la fricción de nuestra piel es indescriptible lo que siento, siento que penetra en mi cuerpo, despacio le digo, despacio me gusta sentirla cuando entra le repito, pero no me hace caso es más fuerte que yo me tiene contra la pared su pinga ya está toda dentro, le da una y otra vez, entrando y saliendo gimo de placer siento mi ano expandido por todo el grosor el miembro me tiene así, me da duro metiendo y sacando, siento los golpes en mis nalgas y yo contra la pared sin poder moverme me dejo hacer le sigue dando con fuerza al culo es una bestia culeando cada vez más y más fuerte en eso siento que ingresan los otros, son los que estaban en la otra sala, se nos acercan, me besan unos, otros acarician mi cuerpo, ya no aguanto más, me sigue dando duro contra la pared una y otra vez entra y sale dándome duro siento su respiración en mi nuca, besa mi cuello, lame mi cuello muerde mis orejas, por momentos siento q muerde mis hombros me está cachando con toda su fuerza golpea mis nalgas una y muchas veces con su pinga dentro de mí, siento su miembro más grueso se va venir la va dar adentro brama como un toro grita, me está llenando de leche, sigue un rato más y de pronto me deja, ha terminado, siento que mi culo late esta que quema , sin embargo uno de los que estaban cerca me toma también me la quiere meter no me resisto , me inclino apoyo mis manos en un asiento, varias manos acarician mi cuerpo, siento labios y manos en mis piernas, espalda, nalgas, me lamen el culo, varias lenguas lamen mi culo, mis nalgas, dedos que me penetran una y varias veces me retuerzo de placer, de vez en cuando volteo y veo un grupo de hombres al mi alrededor, son cuatro, todos quieren mi culo, todos quieren penetrarme, todos estamos arrechos y sudorosos, todos tiene pingas grandes y gruesas todos me van a cachar.
Estoy camino a mi casa, recuerdo lo que ha pasado, no lo puedo creer, mi culo está que arde es el mismo infierno , de lo irritado que estará de tantas veces que fue penetrado hace unas horas, lo que ocurrió ha sido increíble e indescriptible, me dieron duro por el culo por casi dos horas, fueron todos los que estaban. Y Harry nunca llegó.

deseoportunidad@yahoo.com

 

Después de leer este relato de sexo, descubre quien más tiene ganas sexo en tu zona!