Categorías

 

Relatos Eróticos Infidelidad

Mi yerno me coge me exhibe y me humilla

Publicado por Julieta el 22/03/2018

Todo iba bien en mi vida feliz con mi hija, con mi esposo y con mi amante con el cual pasaba dos tardes a la semana disfrutando en un pequeño hotel a las afueras de la ciudad todo cambio cuando mi hija de veinte años se junto con su pareja la forma de hacerlo no me cayó nada bien menos cuando mi esposo admitió que mi yerno viniera a vivir con nosotros desde que nos vimos la primera vez note que era muy morboso pues me barrio morbosa mente de pies a cabeza posando su mirada en mis senos y en mi entrepierna podía sentir su morbosa mirada centrada en mi trasero cuando me volteaba haciendo sentirme muy incómoda más mal me caía cuando delante de mí manoseada descaradamente a mi hija o la cogía haciéndola gritar a sabiendas que yo la escuchaba en las mañanas temprano mi esposo lleva a mi hija a la universidad y de ahí se va a su trabajo mientras yo acostumbro hacer ejercicio en mi patio pues como mi trasero es grande y mis piernas gorditas procuro tenerlos en forma corriendo y pedaleando bicicleta estática hasta en esos momentos el morboso de mi yerno me espiaba de verdad ya no lo soportaba me sentía vigilada morboseada a todas horas mi disgusto se lo hacía saber desdeñando lo y hasta cierto punto humillando lo cuando se iba a trabajar me sentía liberada pero iba a suceder algo que daría un giro completo a mi vida como todos los martes y los jueves me veía con mi primo armando quien era mi amante sin imaginar que mi yerno estaría en ese lugar arreglando unos climas entre como siempre confiada de la mano de Armando después de pasar un buen rato salimos sentí que el mundo se me venía encima cuando me topo de frente abrazada con mi amante saliendo del cuarto un burlón buenas tardes salió de su boca fingiendo no conocerme yo quería que la tierra me tragara nerviosa regrese a casa que cara le iba a poner o que le iba a decir estaba aterrada y desesperada si mi esposo se enteraba capaz que me mataba las horas pasaron el como si nada hubiera visto pero no sabía lo que me esperaba al quedar solos como yo no salía el fue a buscarme sales o entro a sacarte con voz autoritaria me dijo me estoy bañando dije nerviosa me vestí y abrí la puerta dejándolo pasar así que la suegrita resultó tremenda zorra me dijo burlón me lo imaginaba esas pinches nalgotas que tienes no las llena el suegro solo a mí se me antoja ron y desde que te ví decía mientras apretaba la punta de mis nalgas encuerate cabrona quiero verte totalmente encuerada no por favor suplique débilmente te encueradita o te encuentro a chingadazos por puta sin opción me quite la ropa el me miraba lascivamente sobando su pene así encuerada me saco a empujones de manera humillante al patio ordenando me hacer los ejercicios que yo hacía diario pero encuerada sabes pendeja cuántas veces te imagine así corriendo encuerada y montada en la bicicleta yo casi llorando de humillación corrí y luego me monte en la bicicleta así a pelo pedalea duro quiero ver esas nalgas moviéndose más rápido y que se te bambolien bonito las tetas incitaba mi yerno mientras me daba de nalgadas este momento es algo muy difícil de describir porque no sé si fue por el roce de lo duro del del asiento entre mis nalgas y mi vagina por las palabras y las acciones humillantes de mi yerno o por las nalgadas que me daba que mi cuerpo empezó a temblar sin control mi estómago me hormigueaba y mis jugos vaginales escurrían mojando el asiento y mis piernas sin control alguno empeze a gemir mientras un placer malsano se apoderaba de mi mente sigue culera sigue más rápido decía mi yerno mientras aumenta la fuerza de sus nalgadas enrojeciendo mis nalgas como una loca pedaliee hasta que mis fuerzas me abandonaron agitada caliente y bien chorreada le suplique a mi yerno me la metiera una vez más a empujones me subió a la recamara y me metió a bañar delante de él haciendo que me la cara bien mi culo porque me apestaba según el tomo el jabón y me lo paso duramente entre mis nalgas mientras me chupeteada la parte de atrás de mi cuello mi cuello me metió parte del jabón en mi vagina arrancandome gemidos de placer cuántos han pisado está cucarachita pregunto la respuesta salió sin.pensar solo mi esposo y mi.primo como que es tu propio primo tu otro matador tan puta eres culera y cuántos te han reventado aquellito pregunto señalando mi culo ninguno papito conteste más excitada aún y de quién va a ser a partir de hoy ? Tuyo papaíto tuyo empinarse voy a checarte lo y si me mientes la vas a pasar muy mal separe mis nalgas y deje que me revisara a placer de verdad en todos mis años de casada mi esposo nunca me quiso coger por ahí y me había hecho creer que eso era cosa de jotos mi yerno me hizo desnudarlo y ahí comprendí porque mi hija se había enviado con mi yerno 10 años mayor que ella un lindo garrote dejo a la vista no era exagerado pero de buen tamaño y sobre todo bien grueso quise mamarselo y el me empujó con desprecio tienes que pedir permiso pendeja antes de hacer algo aquí el que manda soy yo hincate y súplica me hinque suplicante no me pidan que le expliqué que me movía a prestarme a tales humillaciones solo sé que cada humillación aumentaba mi calentura mi yerno golpeaba con su pene mi frente y mi cara mientras me escupía luego con la punta extendía su saliva en mi cara mientras me pedía abriera bien mi boca para meterla toda hasta la garganta ya adentro me tomaba por la nuca con una mano y con la otra apretaba la nariz hasta casi ahogarme luego me la sacaba de golpe me daba dos cachetadas y me la volvía a meter de un solo empujón así me tuvo un rato hasta que de manera brusca me acomodo de a perrita de quien dijiste que era este culo putita tuyo papito tuyo grite gritarlo más fuerte de quién es este culo tuyo papito tuyo grite enloquecida de placer mientras mi yerno me iba rompiendo una a una las ligas de mi culo causandome el dolor más placentero que en mi vida había sentido me dolía muchísimo perno no quería que me la sacará al contrario fui pidiendo que me lo metiera todo ni mi esposo no mi primo me habian hecho gozar como mi yerno a quien desde ese instante decidí sería el dueño de mi vida y de mis actos sometiéndose a su voluntad y a sus caprichos esa mañana me hizo descubrir que soy una masoquista de closet después de reventar sin compasión mi culito y darme palo hasta para llevar saciando sus más bajos instintos conmigo me besó de una forma tan tierna y empezó a lamer mi culito herido por sus arremetidas pasando su lengua suavemente por todas mis nalgas enrojecidas de tantas nalgadas para luego voltearse y mamar mi vagina suavecito muy suave para luego penetrarme de una manera suave sutil llevándome al otro extremo lleno de ternura que hizo que las lágrimas brotarán de mis ojos me le entregué completa después de volverme loca de ese placer malsano que te produce el sexo fuerte y humillante ahora me elevaba al cielo con su ternura dejándome confusa sin saber cómo reaccionar con la única seguridad que el sería mi prioridad , después de esa primer cogida me prohibióvolver a coger con mi primo cosa que gustosa acepte de mi dinero rente un pequeño apartamento donde damos rienda suelta a nuestras bajas pasiones y dónde en ocasiones me ha hecho encuerarme delante de sus amigos o servirles las copas luciendo mis nalgas vestida con hilo dental y dos pequeños adhesivos en mis pezones y zapatillas altas eso le excita mucho a el excibirme ha habido ocasiones que estando mi hija y mi esposo en sus recamaras el me coge vestida en la cocina o en la sala haciendo que la adrenalina aumente mi libido la verdad creo que ya me estoy quedando loca de sexo por eso decidí hacer público esto para desahogar todas las emociones que traigo adentro

 

Después de leer este relato de sexo, descubre quien más tiene ganas sexo en tu zona!