Categorías

Relatos Eróticos

Sexo con maduras

Conchi, esa madura

Publicado por Anónimo el 30/11/-0001

Mi nombre es Julian soy originario de Tampico Tamaulipas aunque actualmente vivo en Salina Cruz, Oax. Mexico tengo 35 y les voy a contar una vivencia que hace poco me paso.

Soy militar y por lo cual tenia casa donde vivir pero después surgió la necesidad de habitar la nuestra y decidimos construir y en la esquina por donde vivo actualmente de siempre a vivido una persona llamada consuelo (mejor conocida por el rumbo como la maestra conchita), una persona de aproximadamente 60 años ya que actualmente ya esta jubilada del magisterio; cuando era pequeño ella me dio el parbulito (tipo kinder) y nunca le conoci persona alguna y una de esas veces me le escape de la clase y mientras ella tendia ropa en una barda yo desde abajo le miraba el bulto de pelos en su entrepierna. Actualemente sigue impartiendo el parbulito y por lo cual volvio a existir el contacto con la maestra consuelo para enseñar a mi hija de 5 años. Ella me dio clases de historia en la secundaria y la verdad tenia una nalgas bien ricas y sobre todo el morbo mio y de mis compañeros era sus pantorrillas llenas de pelo por lo cual muy poco usaba falda y nos deciamos si asi esta el ca! Mino como estara el pueblo.


Al llevarle a mi hija nacio esa amistad de nuevo por haber sido su alumno y ese morbo.


En vacaciones de semana santa pasado me la encontre y me dijo que queria platicar conmigo con respecto a mi hija y asisti.


Estando en casa despues de ofrecerme una cerveza o agua y decidi cerveza y ella tambien tomando como escusa la calor, me comento que mi hija era hiperactiva (cosa que ya sabia) y me lanzo la primera "piedra" diciendome que mi hija era asi por que muy seguramente la habia concebido asi" cosa que nos causo risa a ambos, despues la segunda piedra al comentarle yo que sabia que ella no bebia y me contesto que preferia probarla aunque sea por una vez y como le gusto lo iba a seguir haciendo y la tercera piedra y definitiva vino que al estar platicando prendio la television y pasaban un reportaje de rasputin el monje loco y comento que para recibir el perdon hay que pecar. Al recibir la tres rectas entendi sus intenciones y me aboque a que me platicara sobre su vida porque cuando era pequeño la iba a visitar mucho una persona; y me contesto:


- era una persona que queria tronarme los huesitos pero no se le hizo-


Y le preguinte - hasta ahorita no se los han tranado maestra conchita?-


No, no, lo he cuidado muy bien pero tampoco quiero que se lo coman los gusanos.


Ese comentario me puso supercaliente y le pedi que me dajara pasar a su sanitario, ya estando adentro me acomode bien la verga ya que al estar bien parada me jalaba los vellos.


Al regresar note que ambos ya habiamos tomado tres cervezas y la maestra conchita habia servido la caminera.


Para terminar me sugirio que brindaramos y se sento a mi lado y senti que noto que la verga la tenia bien parada y me comento la anecdota mia cuando le mire la concha y me dijo.


- crees que no me di cuenta, verdad?


La verdad si.


Te gustaria verla de nuevo?




Me sonrroje, traje saliba y le dije que si.


Se quita el shot y se queda en calzones blanco con escajes y veo atonito el tremendo bulto entre sus piernas y la cantidad de pelos pubicos que saltan del calzon y me dice lentamente al oido.


-pu puedes agarrarlo no te va a comer pero no te vayas a perder.


La paro lentamente y se abraza y la bajo el calzon dejando mi mano derecha sobre aquella concha descumunal de doña concha.


No me aguanto mas la desesperación y me bajo para verla de cerca.


La tenia a 10 cm de mi cara y veo una tremenda concha gordota y peluda y le comento.


Consuelita si que tiene una buena vagina.


Se riee y me dije - dilo como es ,que me caliento.


-concha tiene usted una super ponocha grande, gorda y sobre todo peluda.


Y comenta y el que se metio la ultima vez fue hace 35 años.


Acto seguido la acoste sobre su mesa y mame su conchota como loco y me decia senor julian ya metalela.


Se separa de la tremenda vagina y con dos dedos de mi mano derecha abri los pliegues vaginales de su ponocha y decidi tallarle mi verga sobre su clitoris y escuchaba como bramaba y vi como escurria liquido viscoso de su vagina y considere que era el momento de penetrarla.


Le dice-


Maestra concha abra bien su concha que le voy a meter mi verga y se la dejo ir con furia.


Senti como topo algo duro y cedio y aunque no hubo sangre (por la elasticidad que tienen una vagina ya adulta) estaba estrecha.


Arremeti con fuerza y le decia al oido sienpre soñe con cogerla maestra. Y ella me decia -yo vi en usted y persona decidida.


Y segui arremetiendo vigorozamente a esa fenemenal panocha y despues de un rato de estar cogiendo apasionadamente la deje caer todo mi semen al interior de su panochota.


Feliz regrese a casa y me pregunto mi esposa que que queria la maestra consuelo y le dije que queria que le arreglara un asunto, y nada mas.


La sigo viendo ocasionalmente para devorarme esa tremenda panocha peluda y gorda.

 

Después de leer este relato de sexo, descubre quien más tiene ganas sexo en tu zona!

Sexo Gratis

 

Relatos Porno
Los relatos eróticos más leídos

 

ENVÍA TU RELATO ERÓTICO

 

Relatos de sexo

Más relatos eróticos

Relatos eroticos