Categorías
Relatos porno de Voyerismo
Voyerismo
Placer público

Vivo en un quinto piso, frente a mi departamento está la terraza del edificio de la otra vereda. No vivo solo, lo hago con mis padres, pero en variadas ocasiones ellos salen durante el día y quedo solo en casa y aprovecho para tomar sol en el balcón, desnudo, para que me observen las vecinas que van a colgar la ropa a la terraza.

No recuerdo como comenzó esta excitación por exhibirme, pero en una de ...
Leer relato erótico >

Voyerismo
Ventana, desayuno y ducha

Me despertó el roce de las sábanas contra mi piel.¿Qué día era?. Domingo, el reloj marcaba las 13h30, había salido la noche anterior y pese a haber bebido bastante parecía que no iba a tener resaca. Me removí en la cama y sentí que mi polla rozaba contra las sábanas y es que tenía una erección enorme. Me levanté fui al baño y meé a gusto, pese a lo cual mi empalmazo continuaba; me lavé la boca, y esperé a que aquello bajase, pero no había nada ...
Leer relato erótico >

Voyerismo
La mirona

Hola a todos, llevo mucho tiempo leyendo todos los relatos que acá en este sitio maravilloso publican, hoy me he decidido a contar mis vivencias que llamaremos relatos para evitar disgustos en unos y alegrías en otras. Les diré que tengo 32 años, mido 1,86 M, peso aproximadamente 92 Kg. Pese a eso se me nota delgado, tengo el cabello bien negro, ojos color café, y casi siempre ando vestido de negro. Esta vivencia me ocurrió hace ...
Leer relato erótico >

Voyerismo
Playa nudista

En esta ocasión fuimos a una playa en el pacifico mexicano, somos un matrimonio joven con espíritu aventurero, mi esposa es una mujer atractiva de estatura alta y muy buen cuerpo, siendo un poco más específicos tiene unas grandes y redondas nalgas blancas como la nieve y unos senos sensuales con grandes y antojables pezones. La historia comienza con uno de esos dias en los cuales decidimos salir a explorar nuevas playas, caminamos cerca de 2 ...
Leer relato erótico >

Voyerismo
Mi vecina me espiaba

Os voy a contar lo que me ocurrió un sábado que mi esposa no estaba en casa, ya que se había ido a trabajar temprano, y yo, que no trabajo los fines de semana, me había quedado en la cama. En primer lugar, os diré que tengo la costumbre de dormir desnudo, ya que me parece enormemente cómodo, pues el pijama se te acaba girando y resulta bastante molesto. Pues bien, me desperté mas o menos a las 10, y me dirigí a la cocina, a prepararme un ...
Leer relato erótico >

¿Ganas de SEXO? No desesperes, descubre quien más quiere sexo en tu zona!