Categorías

Relatos Eróticos

Voyerismo

Mi primita me vuelve loco

Publicado por Anónimo el 30/11/-0001

Mi prima Ana ha tenido que venirse a vivir a mi casa por problemas de trabajo, ya que en su ciudad no podía encontrar y mientras se establece y ahorra algo le dije que podía quedarse. Ella tiene 19 añitos, bajita sobre 1,55, unas tetas realmente apetitosas y un culo algo grande, pero por la edad que tiene bien durito y redondito. Hacía mucho tiempo que no nos veíamos pero enseguida congeniamos y estábamos siempre con bromas, besitos y abrazos. Es muy cariñosa y eso junto a su carita de niña buena la hace una persona de lo más morbosa.

Llegaba el veranito y poco a poco empezábamos a ir con menos ropa por casa y cada vez que la veía con esos pantaloncitos de pijama tan finos que siempre se le transparentaban las braguitas y los tangas, cuando llevaba, tenía que hacer grandes esfuerzos para que mi polla no se pusiera durísima. Por las mañanas era lo mejor del día, los dos entrábamos a la misma hora a trabajar y prácticamente compartíamos el baño. Ella siempre salía con una toalla enrollada que prácticamente no llegaba a cubrirle todo el culito y alguna vez entraba así a mi habitación para despertarme y al agacharse para darme el besito de los buenos días tenía ganas de agarrarla tal como estaba y echarle un polvo ahí mismo.

Yo me estaba poniendo muy malo con mi primita hasta el punto de entrar en su habitación cuando no estaba y buscar la ropa interior sucia y ponérmela en la cara oliéndola e incluso a veces masturbándome mientras lo hacía. Después de varias semanas así decidí ir más allá y compré una serie de cámaras para ponerlas estratégicamente en su habitación y en el baño. Como ella tenía que ir a menudo a su ciudad los fines de semana para ver a su familia no me fue muy difícil buscar tiempo para poder hacer la instalación. La noche antes de que ella llegara estaba súper excitadísimo y tumbándome en su cama con varias piezas de ropa interior de ella me masturbé hasta correrme encima de sus sábanas. Cuando me disponía a cambiarlas pensé en dejarlas así como estaban pensando que la noche siguiente ella dormiría con mi semen.

Cuando llegó el domingo por la noche y mi primita ya estaba en casa me fui a su habitación y comprobé que todas las cámaras estuvieran encendidas y me despedí diciéndole que me iba a dormir. Esperé sentado delante de mi ordenador con la polla totalmente tiesa pensando en lo que iba a disfrutar esa misma noche. Después de esperar una media hora leyendo algún relato de marqueze para ponerme a tono oí como se dirigía a la habitación y me puse las cámaras en la pantalla.

Al principio lo único que hacía era ordenarse un poco la ropa para finalmente dejar unos pantaloncitos finos y una camiseta de tirantes ajustadita con la que solía dormir. Poco a poco empezó a desprenderse de la ropa, primero sacándose la ropa de abrigo hasta quedarse
en ropa interior. Ese día llevaba unos sujetadores blancos elásticos que le daban una forma redondita a las tetas y un tanga que le cubría el poco vello púbico de su coñito y al darse la vuelta pude ver por primera vez su culito…ummm era precioso, bien redondo y blanquito y con la tira del tanga que casi no se le veía. En esos momentos yo estaba con la polla tiesa y masturbándome como un loco. Sabía que a veces dormía con las braguitas pero esperaba que ese día se lo quitara todo y así fue.

Primero se desabrochó el sujetador mostrando las tetas con unos pezones pequeñitos pero bien redonditas. Luego se quitó el tanga mostrándome el culo y algunos pelitos asomando entre las piernas, me imaginaba cogiéndole por la cintura y metiéndosela en esa posición. Estaba a punto de correrme pensando que ahí acabaría la cosa cuando hizo algo totalmente inesperado, se sentó en la cama y sacando del cajón una cremita para el cuerpo empezó a ponérsela por todo su cuerpo lentamente. Empezaba a brillar a causa de la crema y eso yo ya no pude aguantar más y tuve una de las corridas más increíbles de mi vida que no pude controlar y manchó parte del teclado y la pantalla del ordenador.

Después de comprobar que había conseguido grabarla desde todos los ángulos posibles esa noche dormí con un niño imaginando lo que iba a disfrutar el resto de las noches y más aún sin saber lo que ocurriría posteriormente……

 

¿Ganas de SEXO? No desesperes, descubre quien más quiere sexo en tu zona!

Sexo Gratis

 

Relatos Porno
Los relatos eróticos más leídos

 

ENVÍA TU RELATO ERÓTICO

 

Relatos de sexo