Relatos Eróticos Zoofilia

Con Ghost | Relatos Eróticos de Zoofilia

Publicado por Memo el 22/06/2024

Hola! Comenzaré por describirme un poco, soy una mujer madura joven, mamá de dos chicos que justo están llegando a la mayoría de edad, soy mexicana, de Toluca, la capital del estado de México, me llamo Aracely, y no es por presumir pero tengo un buen cuerpo ya que hago mucho ejercicio, me gusta nadar, y caminar. Físicamente soy alta, muy blanca de piel, cabello castaño muy Clarito, y ojos miel muy grandes, mi boca es carnosa y mis pómulos enmarcan mi cara y acentúan mis facciones, mis tetas son grandes y bonitas, tengo unas piernas muy bien torneadas y un trasero que vuelve loco a cualquier hombre que me mira pasar… Quiero contar mi relato, es algo en lo que me encanta pensar y disfrutar, ya que el día que sucedió fue lo más excitante que me ha pasado enla vida, así es que espero que les guste. Comenzó la historia estando una tarde en casa, me llamó mi novio para ver si invitarme a su casa, me dijo que pasaría por mí dentro de una hora al acabar el trabajo, yo ya sabia que significaba, un buen polvo. Memo, aunque es algo gordito es bastante atractivo físicamente y es bastante bueno en la cama, cero quejas vaya… Bueno, me emocioné porque siempre está bien salir de la rutina, así es que enseguida le dije que sí, que me apetecía mucho verlo. Me fui a mi cuarto a elegir lo que me iba a poner, obviamente algo muy seductor yo ya lo extraña a después de varios dias de no vernos, así es que no podía dejar de pensar en lo que iba a disfrutar dentro de un rato, con solo imaginarlo me puse muy caliente, me deje caer en la cama y empecé a acariciarme por encima del vestido, me tocaba mis pechos, pellizcaba ligeramente mis pezones y frotaba sobre la tanga mi clítoris, mi respiración se aceleraba, en esas estaba cuando llegó por mí, acompañado de su perro, es un husky precioso, muy cariñoso, obediente y un buen perro. Salí después de un par de minutos besé a mi novio efusivamente y luego llamé a Ghost quien se acerco a mi, para saludarme, él ya me conoce y sabe que lo quiero y él a mí, tambien sé que le gusta que le acaricie, diciéndole palabras juguetonas, ¿Me extrañabas perrote? ¿Quién es buen perro? Beso volado… ¡Que guapo estás! ¿De dónde vienes?
Lo llevé a la estética a qué lo bañaran, ¿verdad latoso…? ☺ (Dijo mi novio)
Nos subimos a la camioneta y salimos rumbo a su casa, llegamos en un instante, ya que vivimos muy cerca uno del otro. No hubo más que llegar a casa, bajamos a Ghost, le dimos agua en su tazón y nos metimos a la casa. Acto seguido me quite el tanga (me estorbaba) y provocativa levante la falda de mi vestido hasta la cintura, jugueteando con Memo, una vez en la habitación me senté al borde de la cama, y quién notó que yo ya estaba lista fue Ghost, percibió mi olor y humedad de los toqueteos de hacía un momento… Acaricié su cabeza pero para él no fue suficiente, tenía curiosidad que era ese olor que emanaba de entre mis piernas, lo siguiente que hice fue sin pensar y a modo de juego deje que se acercara a mi vagina no me dio tiempo para reaccionar fue un instante, y sin dar crédito a lo que pasó él ya olfateaba mi coño, acercó su nariz fría y me hizo retroceder entre la sorpresa y el miedo, poco me resistí y de a poco empezó a usar su lengua y a lamer cada vez con más fuerza y más rápido, yo no tenía idea que estaba pasando solo sé que disfrutaba de sus lamidas, notaba su lengua pasando por mi clítoris, haciéndome gozar, con un giro de cabeza mire y vi que Memo se dio cuenta de lo que estaba pasando, pude notar por su erección que le estaba gustando lo que su cachorro me estaba haciendo, no hablaba, pero sonreía de una manera lujuriosa y pervertida esperando que yo dijera algo o hiciera algún gesto de rechazo, sin embargo por el contrario lo empecé a disfrutar Ghost ya estaba medio empalmado. Me levanté de la cama, me arrodillé junto a él y empecé a tocarle su polla, la sensación de tener una verga canina en la mano solo me calentaba más, tomé su capuchón y lo froté de atrás hacia adelante, como cuando le hago una chaqueta a mi novio, los movimientos de Ghost eran rápidos y continuos, se arqueaba y extendía repetidamente imitando el vaivén de un coito como queriendo aparearse pues con una perra, para este momento yo ya me había dejado ir y perder el control, me encantaba ver cómo salía un pene de ese prepucio, se comenzó a asomar primero una punta roja que escupía chorritos de lo que supongo que era semen ¡Ghost me estaba follando la mano! No lo solté y su falo siguió creciendo, era una cosa enorme de unos 23 cm, él ya no se movía, solo se veía su pito venudo, enorme como del color de un glande, con una bola enorme del tamaño de una pelota de tenis al fondo, era tibia y estaba muy dura yo la quería ver más de cerca, así es que hice lo necesario para acercarme y me tiré al piso con él para meterme su punta en la boca (me encanta mamar) así es que comencé a chuparsela, de vez en cuando me la sacaba de la boca y le pasaba la lengua por toda la pija solo para volver a metérmela en la boca, Memo cambio de actitud y después de vernos un instante, quiso unirse a nosotros me ayudó a levantarme y luego a desnudarme para enseguida entrelazarnos en un beso intenso, muy húmedo, pasional y caliente… Seguimos así por un momento besándonos, mientras me manoseaba, sin más me quito de un tirón el bra y la blusa que aún estaban a medio quitar, sus manos recorrían mi cuerpo acariciándome con ternura y calentura, tocando mis senos, mis pezones, todo mi cuerpo, me volvió a besar para después seguir hacia abajo y lamer mis pechos, tenia los pezones erectos y las tetas duras de la excitación, él no paraba de chuparlos y apretarlos con sus grandes manos, yo me tumbé en la cama, Memo en un momento se deshizo de su camiseta y vaquero, no llevaba mas ropa, pude ver como estaba ya estaba totalmente duro, se acerco a mí y fue directamente a meter su cara entre mis piernas, me pasaba la lengua por todos lados, lamía mis labios exteriores, rozaba los interiores y me succionaba el clítoris como queriendo meter entre sus labios para darle pequeñas lamidas mientras lo chupaba, se divertía en mi botoncito haciendo círculos con su lengua mientras introducía sus dedos en mi vagina, yo estaba loca de placer no podía más, ambos me estaban haciendo gozar mucho y además tenia el morbo de que apenas hace un momento era Ghost quien me lamía ahí mismo, no pude contenerme mas y tuve un orgasmo masivo mientras él no dejaba de lamerme y follarme con sus dedos. ¡Qué rico! Me encantó, le dije, se puso en pie, me sonrió, me dijo me toca, me arrodille frente a el y empecé masturbarlo con una mano suavemente mientras con la otra le acariciaba los huevos, me miraba fijamente y yo a el, y sin dejar de mirarle acerque mi lengua a su verga que cada vez crecía más y empecé a lamerlo, pasaba mi lengua por toda su polla y me decía:
Así chúpamela como tu sabes amor,
Fue entonces que comencé a golpear su pito en mi lengua con la boca abierta, metiéndomela de vez en cuando entera y hasta el fondo, no paraba de acariciarle los testículos mientras le succionaba su polla, noté como se le endurecía con cada mamada, así que aumenté mi ritmo de succión pero ahora ya no me la sacaba de la boca, Memo no pudo mas y entre gemidos se corrió en mi boca, no deje que se me escapara ni una gota me tragué todo su semen y relamí lo que quedo en su polla que ya se ablandaba tras correrse a pesar de que mi lengua seguía jugando con ella. Se sentó en la cama para descansar pero yo quería más, esa mamada solo me había puesta más caliente, necesitaba que me la metiera, me levanté, me separe algo de la cama, Memo me seguia con la mirada, y comencé a moverme de forma erótica tratando de llamar su atención y comencé a acariciarme, me masturbaba mientras él me admiraba, me sentía bonita, deseada y necesitaba que él estuviera otra vez duro cuanto antes, estaba completamente mojada y deseaba tener dentro de mí una verga. Apretaba mis pechos con las dos manos cuando Ghost que había estado todo el rato en la habitación, se levantó, y sin que me diera cuenta salto hacia mí, me empujó e hizo que me Memora hacia delante puse las manos para apenas detener la caída con la cama y quede a cuatro patas delante de Memo y en ese mismo instante Ghost comenzó a olisquear mi rajadita, lamía un poco y restregaba su nariz contra mi cola, se abalanzó sobre mi, estaba muy alocado y muy intenso , como nunca lo había visto, estoy segura que quería montarme, yo estaba indecisa, aunque muy caliente así es que deje de pensar y decidí que iba a dejar pasar lo que tuviera que pasar… Ghost seguía lamiendo mi cola, me empezó a gustar como pasaba su lengua áspera entre mis labios vaginales, era como una máquina, no paraba de lamer y lamer y lamer una y otra y otra vez, esa intención y la insistencia con la que repetía y no paraba me estaban llevando a un punto donde se me perdía hasta el habla, mis ojos se ponían en blanco y de mi boca escapaban pequeños gemidos que trataba de ahogar inútilmente, me estaba mamando un perro y yo me iba a correr en cualquier momento… En efecto fue glorioso!!! Ahhhhh Mmmfffgh gritaba por el mejor orgasmo del año gracias a una gran lengua… Me tire de rodillas en el piso y puse mis manos en el taburete quedando en pose para ofrecerle mi cola a mi nuevo amante quería sentir que más podría experimentar con Ghost y ahí estaba yo quieta y en espera hasta que por fin sentí de nuevo una nariz que empezaba a ser muy familiar y unos toquecitos de su lengua que intentaba identificar por dónde me iba a penetrar, en efecto después de una breve olisqueada sentí que se montó en mi espalda, yo temblaba porque lo primero que sentí fueron sus garras que me jalaban con firmeza hacia su verga, sentí también la punta de de su pito que torpemente chocaba contra mis nalgas, fue en el segundo o tercer intento cuando su cosa logro identificar donde estaba la entrada hacia mí útero, estaba empapada y yo sabía que me la iba a meter hasta el fondo! Y en efecto en un instante yo tenía el pito de un perro en mis adentros, me llenó de un solo golpe, yo deje ir un grito medio de placer y de dolor mire a Memo que tenia los ojos como platos, viendo como Ghost me convertía en su perra, como la polla del perro entraba y salía de mi coño con velocidad y fuerza. Solo acertó a decir: -
Que rico ver como te coje…

Yo le volví a mirar, no sabía como iba a reaccionar y al levantar la cabeza de nuevo vi como se estaba masturbándo.
¿Lo hace bien?
Respondí, sí entre gemidos, de placer con la mente nublada por lo irreal del momento, Ghost ya había cogido bien la posición y el ritmo, cuando entró su pito no se sentía del tamaño que había tenido en mis manos hace un instante, la sorpresa real fue como de un en un segundo sentí algo que no cabía, era el nudo de la base de su verga que quería entrar, su verga seguía creciendo en mis adentros y él quería empujar aún más su enorme pito que ya no cabía dentro de mi útero! Sentía que me iba a partir a la mitad, su cosa entraba hasta mi ombligo, pero Ghost insistía, presionaba, quería meter TODA su polla hasta el fondo con todo la bola, tardó un momento hasta que irremediablemente ¡Me la metió! Me dolía, yo estaba como en pausa, sin saber que estaba sucediendo, pero solo fue por un instante su vaivén me regresaba al darme tanto placer, me hacía gozar muchísimo, no puede más y grite de nuevo, tuve un gran orgasmo al sentir que me tenía atrapada, inmovilizada y a su voluntad yo solo gritaba, si fóllame muy bien, ¡Cógeme Ghost, no pares por favor! Él seguia follándome con su enorme fierro, Memo se acerco y poniendo al alcance de mi cara, me dio su verga una vez más para que se la chupara, yo me la metí en la boca y se la mamé desesperada, intensa, lo hacía muy fuerte incluso casi poniéndole los dientes apretándosela, lamiéndola, tragándomela, a cada embestida de Ghost me la tragaba mas y cada vez sentía más rico, tenía a mi disposición dos pollas cada instante más adentro de mi, mi coño estaba empapado hasta chorrear me venía una y otra y otra vez, eran tan intensos que tuve que sacarme la polla de Memo de la boca para poder gemir de placer. Después de quizá 20 minutos empalada, chorreando semen de perro por mis muslos y aún excitada y cachonda le dije a Memo, amor, follame tú también, ahora era Memo quien se colocaba detrás de mí, también me metió su polla de golpe y empezó follarme , yo estaba super caliente me encantó saber que me metían la verga mientras tenía lel semen de mi otro amante aún fresco y tibio en mi vagina, Memo me la metía muy fuerte se notaba que la situación le habia puesto a mil, notaba como sus huevos rebotaban contra mii, Ghost se quedo al lado nuestro, pero trataba de lamer los restos de semen que todavía salían de mis adentros, semen de ambos y yo estaba extasiada! Memo con la respiración entrecortada me ordenó
Hey, Ghost también tiene derecho a que se la chupes no?
Lo llamé y al colocarse al lado mío mientras aumentaba más el ritmo con el que me follaban le cogí la polla al perro y comencé a chupársela, Memo paso a follarme poco a poco para poder ver mejor como se la chupaba a su perro,
Que rico mamas!
Me decía mientras seguia follándome y sus dedos buscaban mi culito para penetrarlo, yo estaba totalmente empapada, de sudor, de mis fluidos, de los de Ghost y los de Memo quien saco sus dedos de mi culo (que ya estaba bien dilatado) para sustituirlos por su polla, y volvió a acelerar, su verga entraba y salía de mi culo cada vez mas rápido y yo se la chupaba cada vez mas rápido a Ghost, me saqué la polla de la boca y le grite a Memo, sí! follame así, más, no pares. Toma hasta el adentro me decía mientras me penetraba forzudamente. Yo no dejaba de acariciar con mis dedos mi clítoris que aunque medio destruido, estaba totalmente hinchado, yo seguía muy cachonda, mientras Memo se follaba mi culo, la tenia muy dentro de mí noté que iba a tener otro orgasmo, y en ese momento Ghost seguía disparando semen en mi cuerpo, se corrió batiendo mi boca y cara con su semen mientras yo tenia un orgasmo lleno de placer y morbo, mi novio al ver como Ghost se corría en mi boca y cara y con mis movimientos por mi orgasmo se corrió al instante dentro de mi culo, llenándome de su semen caliente

 

Relatos Porno
Los relatos eróticos más leídos

 

ENVÍA TU RELATO ERÓTICO

 

Más relatos eróticos

Relatos eroticos